Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 abril 2014 4 24 /04 /abril /2014 11:37

LA IGLESIA DE SAN JULIÁN DE NAGORE

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (24-04-2014)

 

P7291778-1---copia.jpg

Como para el próximo día 24 de Mayo, la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa, ha programado un “Recorrido Románico” por los valles de Arce y de Lónguida y como antes hay que preparar convenientemente estas visitas, me acerqué unos días antes de la Semana Santa pasada junto con mi compañera de asociación Saray para tomar nota, como buenos profesionales, de lo que en cada lugar vamos a visitar. 

 

Uno de esos lugares, que normalmente no se visita porque no responde al epígrafe “románico”, pero que hemos optado por incluirlo en el recorrido, es la iglesia de San Julián de Nagore, pues tiene detalles medievales muy interesantes y además porque ya que estamos por esta zona no nos vamos a privar de ampliar nuestros conocimientos con lo que aquí se nos muestra. 

 

No es la primera vez que me acerco por Nagore, aunque sí sea la primera que pueda acceder al interior de la iglesia al contar con la colaboración del Señor alcalde, D. Francisco Huarte, quien nos atiende muy amablemente y nos explica e informa orgulloso  del patrimonio de su iglesia… y la verdad que ha merecido la pena visitarla y tanto Saray como yo mismo coincidimos en incluirla entre los hitos que se mostrarán en próximo día 24. 

 

Su talla de la Virgen, su Crucificado medieval, sus pinturas murales, su hermoso retablo de San Julián, su reja delante del presbiterio o sus estelas nos llaman y les prestamos atención.

 

 

EL CRUCIFICADO: 

 

P4090360-1---copia--800x600-.jpgSi nos remontamos a los orígenes de esta iglesia lo primero que nos llamaría la atención al entrar en ella sería la gran cruz que presidía, colocada en la cabecera recta de la misma, de la que hoy en día quedan sus huellas, en la que este crucificado, ya muerto pero que mantiene un rostro sereno, nos invitaría seguramente al recogimiento. 

 

Por su gesto, si nos centramos en su parte superior, cabeza levantada y ligeramente ladeada hacia su derecha, brazos casi horizontales, el estilo de su barba, da la impresión de mantenerse aún vivo y recuerda en algo a los Cristos anteriores catalogados como románicos, pero el cruce de piernas, los tres clavos que lo sostienen, su corona de espinas y la abundante sangre, así como los moratones de sus pómulos nos conducen a la realidad  del tormento y nos indican que ya estamos más metidos al menos en el siglo XIII, donde la idea del Cristo rey vivo o muerto que impera desde la cruz ha dado lugar a otra nueva expresión de la realidad del calvario.  

 

P4090351-1---copia--800x600-.jpgAcompañando la soledad de este crucificado, quizás para resaltarlo, se realizaron posteriormente unas pinturas en todo el frontis de la iglesia y podemos pensar por los restos que se conservan en el interior del lado sur, que toda ella estuve decorada. 

 

Afortunadamente se han conservado en gran parte in situ, se han restaurado con las obras del siglo pasado y hoy nos podemos hacer idea de la hermosura interior de esta iglesia tan floreada y estrellada.

 

 

LA TALLA DE LA VIRGEN: 

 

P4090340-1---copia--800x600-.jpgNo es lo primero que llama la atención del visitante, pero sí pudiera ser la pieza más antigua de la iglesia, si no contemporánea del mismo Crucificado anterior. 

 

Esta talla de la Virgen con el Niño mantiene en parte el hieratismo o rigidez de las clasificadas como románicas, con la mirada directamente hacia el espectador, pero aunque la madre porta en su mano derecha la fruta de la vida y el niño bendice con su derecha y sostiene el libro con su izquierda en su regazo, por el tipo de coronas, el ropaje, los pies de la madre y sobre todo por el movimiento que se aprecia en el brazo izquierdo de María, que protege a Jesús y del cuerpo del niño ligeramente desplazado hacia la rodilla izquierda de la madre e inclinado hacia ese lado, se aprecia el nuevo estilo de modelo mariano. 

 

En este caso la madre sigue siendo el trono de Jesús, pero hay ya algunos movimientos de relación entre ambos personajes. 

 

Si nos fijamos en los pies del niño veremos cómo descansan sobre un pliegue artificial del regazo de la madre completamente antinatural en los movimientos de su vestido. Parece como si fuera una especie de cojín que sirve de escabel al niño. 

 

La hornacina en la que se encuentra esta talla de la Virgen con el Niño pudiera ser algo posterior. Bajo la talla se escribe en letras góticas: 

 

“AVE MARIS: STELLA: DEI: MATER: ALMA

ATQUE. SEMPER. VIRGO: FELIX: CELI: PORTA” 

 

Que pudiera traducirse como: 

 

“SALVE ESTRELLA DEL MAR, MADRE DE DIOS QUE ALIMENTA

Y SIEMPRE VIRGEN FECUNDA, PUERTA DEL CIELO” 

 

Aunque la policromía no es la original, estamos ante una hermosa pieza medieval, Santa María de Nagore, hoy conocida como en muchos otros lugares, como la Virgen de Rosario.

 

 

EL RETABLO DE SAN JULIÁN EL HOSPITALARIO Y SANTA BASILISA: 

 

P4090341-1---copia--800x600-.jpgCon las obras citadas se recuperó el retablo hispano-flamenco, que es lo que hoy llama más la atención del espectador una vez franqueado el paso de la verja.  

 

Al contemplarlo de cerca se aprecia la calidad del mismo y la belleza del estilo, muy a tono con la estética flamenca. 

 

En el banco ocupa el lugar central la Virgen medieval ya comentada y a sus lados están los cuatro evangelistas: de izquierda a derecha, según miramos se representa a San Lucas, San Juan,  San Marcos y San Mateo. 

 

Ocupa el centro del primer piso el matrimonio formado por San Julián y su mujer Santa Basilisa, ricamente ataviados con sus nobles vestiduras, como el resto de los personajes. A sus lados se representan a los santos preferidos por la comunidad de Nagore. Santa Catalina, San Juan el Bautista, San Sebastián y posiblemente Santa Eulalia. 

 

Remata el retablo unas escenas incompletas de la vida de San Julián, el hospitalario, cuyo centro lo ocupa la escena en que Julián da muerte a sus ancianos padres. El relato del escritor francés Gustave Flaubert (1823-1880) nos da a conocer la leyenda de este santo, según cuenta al final de la narración, siguiendo las escenas de una vidriera de la iglesia de su pueblo.

 

 

LA VERJA FORJADA: 

 

P4090388-1---copia--800x600-.jpg 

 

Se conserva aún la verja de hierro forjado que se colocó en el siglo XVI. Sigue la moda de la época de separar la nave de la cabecera de la iglesia manteniendo por una parte el “misterio” de esta zona, a la vez que protege del expolio. 

 

En la comarca también se conservan las correspondientes a Alzórriz en el valle de Unciti o la de Santa Fe en Urraúl-Alto, por ejemplo.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en VALLE DE ARCE
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens