Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 febrero 2012 5 17 /02 /febrero /2012 17:27

 

LA PORTADA DE LA IGLESIA DE SAN MARTÍN DE IZCO

Por Simeón Hidalgo Valencia (17-02-2012)

P6031087--800x600-.jpg

 

¡De hoy no pasa!, me he dicho a mí mismo esta mañana, pues desde hace más de año y medio, en concreto desde el 3 de Junio de 2010, tengo el material preparado para escribir sobre esta iglesia, una más, dedicada a San Martín.

¡Me cae simpático este santo!

P6031060--800x600-.jpgFue en ese día cuando conocí a Saray, joven inquieta en cuestiones culturales, que me hizo de guía de su iglesia. Mientras la esperaba para que me abriera la puerta me entretuve contemplando los exteriores del edificio y explayando mi vista por el entorno que se divisa desde este lugar en alto de la Sierra de Izco, de donde toma el nombre. ¿O es a la inversa?

La Peña de Izaga, y en ella San Miguel, que hace de imán que atrae hacia él todas las miradas y rezos de las gentes de estos infinitos lugares que en altos y valles moran, se perfila dormida con su cumbre ondulada.

Para ganar tiempo empecé a trabajar en la portada de la iglesia realizando el reportaje fotográfico de sus capiteles, que con su aire popular  me recuerdan a  Petrus de Guerguitiáin, aunque estamos ya inmersos en el siglo XIII.

P6031062-1--800x600-.jpgNo le asignamos, por más que le apreciemos, este trabajo, pero sí pudiéramos estar ante un discípulo de la siguiente generación, que conjuga los dos estilos.

La parte superior de la portada, desde la línea de arranque de sus arcos, se construye en gótico.

La parte inferior, las cuatro columnas sobre plinto, con basa, fuste y capitel, parecen seguir el estilo constructivo y decorativo de la etapa anterior. Basas, fustes, capiteles y los mismos cimacios, están dentro de la manera de hacer del románico.

Merece la pena destacar la decoración de los capiteles cuyos motivos están acordes en dar a la Naturaleza su protagonismo habitual en iglesias de la zona, como San Martín de Guerguitiáin, la Purificación de Vesolla, Santa Eulalia de Lizarraga de Izagaondoa, San Pedro de Iriso, la Asunción de Urroz-Villa o San Clemente de Idocin, aunque desde el punto de vista del estilo decorativo parecen tener más relación con los capiteles de la portada de la desaparecida iglesia de Sengáriz, hoy día emigrada a la iglesia de San Martín de Tours en la población de San Martín de Unx. 

P6031014-1 [800x600]Los capiteles del lado izquierdo según miramos hacia la portada presentan una base decorativa que recuerdan a los de la iglesia de Sengáriz, anteriormente mencionada y algunos de los capiteles de Guerguitiáin.

En el del exterior se trazan gruesas líneas, que a manera de tallos de espiga se rematan en diez círculos, bolas o panes. En el eje de simetría del capitel se talla  lo que se puede asemejar a una piña. Su forma así lo sugiere, más que un racimo de uvas. El lenguaje está en el símbolo. Para el hombre medieval estos símbolos eran muy fáciles de comprender y alverlos leían lo que en ellos se quería comunicar.

P6031020-1 [800x600]En el capitel interior se repiten los motivos de la piña, ahora en número de seis y el de los tallos de espiga.

Visto en su conjunto, en este lado de la portada tenemos siete piñas.

Tallos de espigas, diez panes y siete piñas.

P6031045--800x600-.jpgLos capiteles del lado derecho de la portada son muy ricos en motivos y su denominador común con los anteriores es también la piña, que aparece dos veces en el capitel del interior y también estaba presente en el capitel exterior al menos una vez, aunque se haya perdido como se puede apreciar.

El capitel exterior es el más deteriorado de los cuatro, pero su riqueza simbólica se mantiene.

En él se talla en su cara interior una estrella de seis puntas dentro de un círculo y en el centro de esta estrella, también inscrita en un círculo, la flor hexapétala o nueva estrella de seis puntas.

En la cara exterior, a pesar de su deterioro, se pueden observar aún las formas en bajo relieve de dos flores de lis, que es el motivo que define a los capiteles de este lado.

P6031031--800x600-.jpgEl capitel interior derecho es para mí el más completo. En su cara exterior se representan tres flores de lis. En la interior una gran flor de lis, una estrella de seis puntas que es el sol y a su derecha la luna en creciente. En el encuentro de las caras se colocan dos piñas. Además en los dos capiteles aparecen líneas onduladas.

Líneas onduladas, piñas, flores de lis, estrellas de seis puntas insertas en círculos, el sol y la luna.

Como en los capiteles de la derecha los símbolos están presentes.

¿Intentamos comprenderlos?

¿Qué se puede leer en esta portada de San Martín de Izco?

Recordemos una vez más que la portada de una iglesia es la pizarra que empleaban en muchas ocasiones los maestros canteros para plasmar el mensaje que se quería comunicar a los hombres y mujeres medievales. No eran simples adornos.

Desde nuestro punto de vista ellos eran analfabetos,  pero no era así porque sabían leer, quizás no las letras y palabras, pero sí los signos y los símbolos.

Si mientras estuviéramos contemplando esta portada llegara un peregrino, viajero en el tiempo desde el siglo XIII, seguro que leería sin dificultad lo que en esta portada se dice y se extrañaría, a la vez, de nuestra propia ignorancia por no saber leer estos mensajes en la piedra.

Nuestra mentalidad de hombres modernos llegaría a lo sumo a identificar las formas. Haría juicios sobre lo bien o mal realizados que están. Incluso pasaríamos sin detenernos al no llamarnos la atención.

-¡No tienen valor artístico!, nos oye decir.

Entonces, se nos acerca. Con acento extranjero nos lee y explica estos símbolos, porque los analfabetos somos nosotros. Nos informa de lo que aquí se dice. 

 

P6031047--800x600-.jpg-En esta portada se habla al creyente, y a todo el que quiera escuchar y recibir su mensaje, de la alianza, del pacto, que Dios hace con los hombres.

Mira esta estrella. Verás que está dentro de un círculo, que es el símbolo de Dios, como totalidad.

La Estrella es de seis puntas y está formada por dos triángulos equiláteros que se acoplan, como el hombre y la mujer, como la materia y el espíritu, como lo humano y lo divino, como el fuego y el agua. Lo que fueron dos elemento opuestos se transforman en uno.

Esta es la marca de la alianza de Dios con su pueblo elegido. El pueblo judío. Esta es la Estrella de David, éste es el Sello de Salomón.

Pero este símbolo antiguo nos habla también a los cristianos, el nuevo pueblo de Dios, pues fijaos, noble señor, cómo se ha grabado en el centro de la gran estrella otra más pequeña, también de seis puntas a manera de una flor. Como la gran estrella está inscrita dentro de otro círculo protector.

-¿Qué significado tiene esta parte? En estos tiempos ya no comprenden su mensaje, pero antiguamente era uno de los símbolos identificadores de los cristianos, que perseguidos, vivían en la clandestinidad y para reconocerse entre ellos dibujaban un pez o hacían este dibujo de la flor o la estrella de seis puntas y entendían que allí había miembros de la nueva religión, seguidores de Jesús, el Cristo.

En muchas iglesias está grabado este símbolo de una u otra forma. Es el anagrama de Jesús que ve en la simple estrella de seis líneas o flor hexapétala la intersección de las letras griegas X e I que propician la lectura Iesus Xristos y que servía de clave secreta de su condición de fiel de la nueva religión.

Así pues, lo que yo leo en este dibujo es la antigua promesa de Dios con su pueblo elegido y la renovada alianza de Dios con la humanidad a través de su hijo, nuestro salvador, Jesús.

P6031033--800x600-.jpg 

-En ello hemos de creer para poder entrar en el recinto sagrado, al traspasar esta puerta y para llenarnos de la vida. Vida representada en el antiguo símbolo de la flor de lis, que surge de la runa de la vida o pata de la oca, tantas veces trazada en la ruta jacobea. Aquí aparece en los capiteles de la derecha repetida varias veces, que a su vez representa a Jesús. Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

 

 

 

Cuando el visitante oye esta explicación se acuerda de las hermosas patas de oca labradas en las basas de San Martín de Guerguitiáin y de las flores de lis que ha visto grabadas en varios lugares de la zona, como en la portada de la iglesia de Iriso, en la representación del mes de Abril en las pinturas de la iglesia de Ardanaz de Izagaondoa, en la actual ermita de Santa Bárbara en lo alto de la Higa de Monreal, en la pila bautismal de Zuazu, en la pila bautismal de Cemboráin, en la de Najurieta, en la de Rípodas… estas últimas en clara sintonía con la vida espiritual otorgada al cristiano por las aguas bautismales.

 

P6031072--800x600-.jpg-Ves aquí, en la zona superior derecha de la flor de lis comentada, una nueva estrella de seis puntas o flor de seis pétalos, pero no es tal, sino que por contraposición a la luna en creciente representando las fuerzas nocturnas, hay que interpretarla como al sol, que representa las fuerzas diurnas. Sol y luna eran considerados antiguamente como los dioses que regían en la oscuridad como diosa o en la luz como dios. Como ves se vuelve a repetir el anagrama de Cristo, el nuevo sol que ilumina la vida de los creyentes y nos saca de las tinieblas.

 

El visitante no puede menos que relacionar este capitel con el exterior izquierdo de la iglesia de Guerguitiáin donde aparecen también el sol y la luna.

P6031014-1 [800x600]

 P6031020-1 [800x600]

-Los dos capiteles de la izquierda nos ponen las condiciones para participar de esta alianza y de la vida que hemos visto en los dos capiteles de la derecha. Ahora se nos recuerda, como hizo Moisés en el Antiguo Testamento, el compromiso que cada persona ha de formular. Cumplir los diez mandamientos de la Ley de Dios, simbolizados en forma de bolas o panes en la parte superior de los tallos de las espigas. Este es el alimento que os dará vida. Recordad que Jesús dice en el evangelio de Mateo 19, 16-17: “En esto se le acercó uno y le dijo:”Maestro, ¿qué he de hacer yo de bueno para conseguir vida eterna? Respondióle: “Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.”

La vida eterna también está representada en las piñas de los cuatro capiteles. En total suman también diez, reforzando el mensaje anterior. Para entrar en la vida eterna el cristiano ha de cumplir con los diez mandamientos.

Si aceptas este mensaje, amigo visitante, puedes traspasar el umbral de la puerta y penetrar en el recinto sagrado de la iglesia.

 

Precisamente en ese momento llega mi cicerone Saray y el viajero en el tiempo sigue su camino silencioso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Ibargoiti
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens