Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 octubre 2013 4 24 /10 /octubre /2013 12:10

RETA - LA ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (24-10-2013)

 

 

Los montañeros que asciende a la Peña de Izaga desde Reta, uno de los lugares del valle de Izagaondoa, se suelen parar a contemplar, sea en la ascensión sea en el descenso, la finca de Javier Zandueta. Llama su atención, y ya tiene fama entre estos aficionados, el arte al aire libre que se extiende por el denominado "Parque de las Mariposas". También hacen comentarios sobre la casa que en su término se levanta, pues desde el comienzo de la ascensión de las primeras rampas se divisa, así al menos lo parece, la silueta de una moderna torre a modo de castillo medieval. 

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--10----copia--800x600-.jpgLos montañeros que en estos días otoñales ascienden a la Peña de Izaga desde Reta, tienen un nuevo motivo de contemplación y de comentario poético. Estos días pueden admirar la fachada norte de la casa del artista Javier. Más de un pintor amante del impresionismo gozaría plasmando en sus lienzos los colores otoñales de la gran enredadera que la cubre. Paleta viva de ocres, amarillos, verdes, rojos, morados, naranjas..., de todos los grados y matices, a los que la luz misteriosa de estos días les da su máximo esplendor antes de que emprendan el vuelo y se arremolinen por el suelo.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--3----copia--800x600-.jpgQuien tiene el privilegio de gozar todos los años con la vista de esta efímera pintura impresionista es, sin duda, mi amigo Valeriano, de la saga de los Zandueta, pues su parcela y casa lindan con la de su hermano Javier. Es una casa construida en los primeros años de la década de los noventa del siglo pasado. Adquirió este solar a la vez que yo me hice con la Abadía de Reta, pues con el fin de poder sacar un dinero para arreglar la cubierta de la iglesia, se pusieron a la venta por parte de la Diócesis de Pamplona. Valeriano se ha encargado de añadir más color si cabe a esa fachada vegetal lindante y ha logrado que lo exótico del “maracuyá” o “fruta de la pasión” arraigue en su jardín, siendo su flor y su fruto un motivo más de admiración, prodigiosamente, aún en estas fechas de Octubre. 

 

¿Qué es lo que ocupaba antiguamente este lugar? Pues, como con toda seguridad dirán las escrituras, aquí se levantaba la ermita o basílica dedicada a San Bartolomé, uno de los doce apóstoles de Jesús y una de las muchas ermitas que antiguamente se desparramaban por el valle de Izagaondoa. Pasado su momento de rendir beneficios, quedaron en el olvido y sus piedras y sillares sirvieron en muchos casos para levantar nuevas casas, construir escuelas, allanar caminos, cambiando de función y viajando por el tiempo de un lugar a otro como en el caso de las que la fuente medieval de Reta acogió en su última reforma. Piedras sabias y santas, pues antes fueron escuela y mucho antes una de las ermitas de Turrillas. 

 

-Tú que investigas estas cosas, me dice Valeri, ¿sabes algo o tienes alguna referencia de la ermita que aquí hubo? 

 

-Me acuerdo que alguna vez que fui al Archivo Diocesano para documentarme sobre la Abadía que había adquirido, D. José Luis me dejó consultar las fichas referentes a Reta y alguna de ellas hacía mención a la ermita, pero si quieres ya miraré con más detalle y si encuentro algo ya te diré. 

 

-Es que quería poner una placa en la pared indicando que aquí estaba la ermita de San Bartolomé y si podía poner la época y demás detalles, sería interesante.  

 

-¡Que buena idea! Ya te voy a mirar. Aunque dar con la fecha de su construcción será un poco difícil, pero nunca se sabe. 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--7----copia--800x600-.jpg

Han pasado por lo menos cuatro años desde esta conversación y poco más se ha avanzado en el tema y me he dicho que ya es hora de escribir sobre ese tapial de piedras perfectamente colocadas al estilo romano, que marcan el arranque de la hermosa enredadera de la fachada de la casa de Javier, de cuya vista disfrutan los de casa Valeriano. Quizás al hacerlo alguno más pueda aportar nuevos datos o fotografías antiguas de sus restos. ¡Pero sí! de la ermita de San Bartolomé quedan algunos restos. 

 

Afortunadamente cuando el nuevo propietario del solar se planteó levantar su vivienda respetó estas huellas de un pasado que nos remonta, al menos que sepamos, 321 años atrás teniendo en cuenta el único testimonio escrito que he encontrado hasta el momento. Esto es lo seguro pero, analizando los restos del tapial conservado, bien pudiéramos remontarnos a épocas más lejanas en el tiempo. ¿Qué queda de la ermita de San Bartolomé de Reta? ¿Qué se sabe de ella? 

 

ERMITA-DE-SAN-BARTOLOME--RETA--CROQUIS-DE-LOS-RESTOS--800x.jpgLo que nos queda de la ermita es este lienzo de muro correspondiente a gran parte de su fachada sur y el arranque de la fachada oeste, donde se abriría la entrada a este recinto. El muro sur tiene 16,67m. de largo y 1,47m. la parte del hastial oeste, con una media de 0,67m. de grosor.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--8----copia--800x600-.jpgLlama la atención la existencia al menos de dos de los contrafuertes primitivos de 0,90m. de ancho, sobresaliendo de la fachada 0,53m. el más occidental y el anterior 0,90m.. Este último coincide al exterior con un pequeño estrechamiento de la nave en su interior, perfectamente definido y escuadrado. 

 

Las cuatro hiladas que aparecen a la vista en este entrante nos hablan de un trabajo bien realizado y trabado, como podemos observar. Aunque no todos los sillares de lo que se conserva presentan esta calidad de trabajo, bien se puede deducir que ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--5----copia--800x600-.jpgfue una construcción sólida y realizada para perdurar. Los contrafuertes nos hablan de ello. 

 

Como con otros muchos restos de edificios de cantería podemos observar pedagógicamente la manera de contruir, que se remonta a los romanos. Sillares trabajados y escuadrados en cinco de sus caras, las de encuentro con otros sillares y la cara vista, mientras que la cara interna no se trabaja. No es necesario perder el tiempo en ello pues va oculta. Una vez asentados los sillares a nivel en su hilada correspondiente definiendo el grosor de sus caras vistas, el interior se rellena con masa y restos de cascotes y piedras irregulares. Así una hilada tras otra cuidando de cumplir con la ley de la traba que evitará que los muros se agrieten. 

 

¿Qué sabemos de esta ermita de San Bartolomé, por la documentación conservada? 

 

Ya he dicho que poca cosa, pero algo hay y lo que en este momento tengo lo expongo a continuación. 

 

En el  Catálogo del Archivo  Diocesano de Pamplona, cuando consulté las fichas correspondiente a Reta encontré una que decía: 

 

“D. Miguel de Abínzano, abad de Reta, contra Melchor de Iriarte y su mujer, vecinos de Urbicáin y herederos de D. Juan de Izco, último abad de Reta; éste administró varios años las heredades de la ermita de S. Bartolomé sin haber dado cuenta de ello; además hizo donación de sus breviarios al demandante, sin que los herederos quisieran entregarlos.

-Pendiente- 27 fol.

Ollo – C/ 971 Nº 8

Año 1692” 

 

Esta es la ficha que nos informa del documento que menciona a la ermita de San Bartolomé de Reta. 

 

Leyendo muy por encima en su día este pleito, anoté que se inicia tal en “la ciudad de Pamplona a 26 (o 25)  de Enero de 1692”. Los demandados son los herederos del fallecido D. Juan de Izco, anterior abad de Reta y no son otros que “Melchor de Iriarte y Graciosa de Izco, su mujer”, que por su apellido sería pariente directo del señor abad. 

 

Por otro trabajo que se dio a conocer el año pasado sobre el Molino de Urbicáin, ya conocemos a estos dos personajes, Melchor y Graciana, como los propietarios de la famosa casa Melchor y dueños del también famoso Molino. Como se dice en el documento “los herederos que han aceptado su testamento...deven dar cuentas... pero se escusan de hacerlo de un día para otro sin causa ni motivo”. 

 

Que esta ermita era importante parece deducirse de los beneficios que reportaba al abad que la administraba. 

 

No hay duda de que los restos que hoy se conservan en la finca de mi amigo Valeriano corresponden a la ermita que se menciona en este proceso en el que se afirma que es “la hermita de San Bartolomé, sita en los terminos del Monte en el descenso de Izaga...” 

 

De todas formas, cuando tenga más ganas, me pasaré por el Archivo para leer con más detalle el documento por ver si nos aporta alguna información sobre su origen o nos da alguna fecha anterior a la de 1692. Que ahora sirva este primer avance para dar a conocer al público en general y a los izagaondoarras en particular sobre unos restos más de la historia del valle.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--9----copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--6----copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA---copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--2----copia--800x600-.jpg-Esto es lo que te puedo contar hasta el momento, Valeri. Espero que te anime a poner tu placa.

 

“AQUÍ SE CONSERVAN LOS RESTOS DE LA ANTIGUA ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ, DE RETA, DE CUYA EXISTENCIA TENEMOS DATOS YA EN EL AÑO 1692".

 

Compartir este post

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens