Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
27 noviembre 2013 3 27 /11 /noviembre /2013 20:01

EL CRUCIFICADO DE ZUAZU

 

Por Simeón Hidalgo  Valencia (27-11-2013)

 PB171492-1---copia--800x600-.jpg

 

 

 

Zuazu es un lugar del Valle de Izagaondoa.

    

En la actualidad pocos son los vecinos que lo habitan a diario, aunque como pasa en el resto de los pueblos de Izagaondoa es en los fines de semana de buen tiempo cuando se nota más vida en él. El resto del año sus gentes hacen su vida en Pamplona y su comarca.

Pero Zuazu, aunque pequeño y casi solitario tiene un algo que cuando se conoce te atrae y a mí me gusta de tiempo en vez hacer una parada en él antes de llegar al vecino Reta y pasear hasta su coqueta fuente medieval, escuchar el correr del agua, ver su arbolado florecer en primavera y hasta remojar mis pies en el agua fría del abrevadero.

De vuelta, me paro delante de la iglesia medieval románica, quizás la más olvidada de la zona, pero que en silencio nos muestra, como Villaveta o Artáiz, sus canecillos tallados por expertos canteros medievales y sus dos alargadas ventanas, románica una con caballero a la grupa de su corcel y gótica la segunda.

Si tengo la suerte de encontrar sus puertas abiertas, las menos de las veces, entro dentro. Como normalmente está cerrada, en alguna ocasión he pedido la llave y el señor Felipe me ha acompañado.

Lo primero que me llama la atención siempre es su Cristo Crucificado, pues está frente a la entrada. También la preciosa pila bautismal, de la que ya he hablado en otra ocasión. Son joyas singulares de Zuazu y exponentes del arte medieval, que de alguna manera nos hablan de la categoría que tuvo este lugar.

Además, si es época invernal, me encuentro con el Criadico que, al resguardo de los fríos de la cumbre de Izaga, espera el momento de subir otra vez a la ermita-basílica de San Miguel. Aunque no es tan artístico, al decir de los entendidos en esa materia, si es de sobras el más celebrado.

 

P8112103-1---copia--800x600-.jpgPero a pesar de todo lo dicho hoy quiero detenerme y llamar la atención de los vecinos y visitantes sobre el Cristo Crucificado.

Su Cristo, como ellos dicen.

Aunque a punto de dar el último suspiro todavía se le ve vivo.

Sus ojos entornados parecen mirar a quien a sus pies le reza y su boca suspira el “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” o le promete al buen ladrón el paraíso, o pide un poco de agua porque tiene sed, o habla a su madre María y a su discípulo Juan, “Madre ahí tienes a tu hijo”, “Hijo, ahí tienes a tu madre”, o da su último grito y dice: “Todo se ha cumplido”, “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Son los dramáticos momentos del final de su vida.

El paso del tiempo, el humo de las velas de siete siglos lo habían oscurecido por lo que, a la vez que se arregló y compuso el retablo, se restauró y limpió el Crucificado.

 

Salió entonces de su casa y en el taller se le dio su aspecto actual.

Algún vecino comentó al verlo rejuvenecido que parecía otro.

Algún otro, también vecino, temió que al llevárselo ya no volviera y en su momento tuvo que oír la pública reprimenda del párroco de turno, por sus sospechas.

Pero no le faltaba cierta razón al vecino en cuestión para preocuparse, pues como en otros lugares del valle, no todo lo que ha salido para ser restaurado ha regresado.

Es lo que personalmente llamo “el Patrimonio Emigrado”.

 

Pero el Cristo sí regresó restaurado, pero para volver a salir con la promesa de que al año volvería a Zuazu.

Salió prestado por la parroquia para ser expuesto en la exposición que el Museo Diocesano ha montado en la catedral de Pamplona titulada “OCCIDENS”.

Por desgracia no han tenido buen tino al colocarlo, pues al estar en zona de paso, los visitantes pasan de largo y si el guía no se detiene ante él, ni lo aprecian ni admiran, y menos, claro está, le rezan.

Allí en el museo ha estado un año entero fuera de su casa, arrinconado y solitario.

 

El año ya se ha cumplido.

La pared de la iglesia de Zuazu está vacía.

Esperemos que el Arzobispado cumpla con lo pactado y devuelva el Cristo Crucificado a la parroquia, donde le esperan para rezarle los feligreses y visitantes, pues es su Cristo, al que rezan siguiendo la estela de sus antepasados.

Ya le echan en falta.

 

Cuando regrese habrá que hacerle un buen recibimiento.

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Gótica
Comenta este artículo
25 noviembre 2013 1 25 /11 /noviembre /2013 16:31

ARTÁIZ - IX - DE MÚSICA Y FIESTA

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (24-11-2013)

 

P8253118-1---copia--800x600-.jpg

 

SE PREPARAN LAS FIESTAS DE ARTÁIZ - 2012 

 

Todo empezó a comienzos del año. Recibo una llamada telefónica invitándome a participar en las fiestas de Artáiz en Agosto. 

 

-Ya que has escrito sobre la iglesia de San Martín y tienes el tema reciente, ¿Estarías dispuesto a colaborar? Además uno de sus capítulos se ajusta como anillo al dedo en el enfoque que queremos dar a las próximas fiestas en torno a la iglesia. En cuanto he leído el enunciado "De música y fiesta", he pensado en ti. 

 

-¿Y qué me propones, Carlos? 

 

-Pues que hagas una visita guiada dentro de las fiestas que con el Concejo estamos preparando para este año, porque queremos que giren en torno al patrimonio. Habrá desde conciertos hasta charlas sobre los instrumentos medievales, exposición de los mismos y hasta un espectáculo de música y proyección.  Pero bueno, aún está todo por definir. Ahora estamos buscando los colaboradores y hemos pensado en ti como experto. 

 

-Bueno, ya sabes lo que digo siempre en estas circunstancias en que se me proponen proyectos a tan largo plazo. En principio te digo que sí, pero no sé cómo estaré... Si todo va bien, pues sí, pero si hay contratiempos... 

 

-¡Hombre, no te preocupes! ¡Todo irá bien!... pero ya sabes que la colaboración sería voluntaria, pues esto de la crisis no nos permite gratificaros como merecéis. 

 

-Nada, Carlos, que ya me conoces como pienso. Por eso no te preocupes. Yo lo hago desinteresadamente. Al fin y al cabo es algo que me gusta y disfruto con dar a conocer lo mucho y bueno de nuestro patrimonio rural, tan abandonado y orillado en las altas esferas.  

 

-Pues nada, Simeón, cuento contigo y ya te iré informando puntualmente del programa a medida que se vaya definiendo. 

 

-Venga, Carlos, ya me dirás y gracias por contar conmigo. Es un honor colaborar. 

 

En estos términos, más o menos, transcurre la primera conversación en la que se me informa de las próximas fiestas de Artáiz, que según he podido imaginar serán fuera de lo normal y romperán con los actos tradicionalmente programados.  

 

Durante los próximos meses se sucederán las comunicaciones. Borradores, email en uno y otro sentido, pensar en hacer una visita guiada atractiva y sugerente, pedir ayudas para realizar el "disfraz" del personaje en el que me encarnaré para la misma y alguna reunión que otra para perfilar al detalle el programa y los criterios a la hora de ponerlo en marcha, para que cuando llegue el día todo salga como tiene que salir. Desde luego que no son fiestas al uso y ello obliga a los organizadores a prepararlas con tanto tiempo de antelación, como todo lo interesante e importante en la vida.  

 

...

 

SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XII 

 

Hasta el lugar de Arteyz han llegado mensajeros desde la capital del reino. El gran señor de Pamplona, el sabio y poderoso obispo Pedro, que gobierna cual rey en sus vastas tierras, ha dictado mandatos muy claros para los maestros tallistas contratados, que junto a los maestros mazoneros y carpinteros  levantan la iglesia de San Martín. 

 

El maestro de obras les ha conducido hasta la misma logia donde trabajan sus maestros tallistas. Allí podrán observar si el trabajo encomendado se ajusta a los deseos de su amo y señor. Allí les comunicarán, de viva voz, sus nuevos deseos  y se asegurarán de que no haya excusa ni objeción posible para no ejecutarlos al pie de la letra.   

 

Como es de rigor la pena de excomunión pende sobre sus cabezas, por lo que los maestros están muy atentos a lo que los delegados del obispo les comunican. 

 

-Nuestro Señor os manda que seáis fieles cumplidores de su voluntad y ejecutéis puntualmente las tallas que él desea luzcan en la portada de su iglesia, para que a su vista, los fieles cristianos y peregrinos hacia la casa del Señor Santiago, conozcan las verdades de nuestra verdadera religión y abandonen los ritos y creencias antiguas y paganas y contemplen los peligros que les acechan si no lo hacen. 

 

-Nuestro Señor os manda que en la puerta figure en sus capiteles la imagen del misterio de la Santa Trinidad. 

 

-Nuestro Señor os manda que esculpáis en el tímpano de la portada el anagrama cristiano de la manera y forma que se acostumbra y que todo el orbe gire en torno a Él, principio, fin y eje de la vida. 

 

-Nuestro Señor os manda que se vea en la portada las consecuencias del mal y del pecado para que al verlo grabado en la piedra los fieles cristianos y peregrinos hacia la casa del Señor Santiago, aspiren al bien, luchen y eviten los suplicios que les espera a quienes sigan al mal. 

 

-Nuestro Señor os manda que esculpáis escenas devotas recogidas en las santas escrituras y en los dichos de los santos padres de la Iglesia, para que su visión anime a caminar por el recto sendero a todos los que esto vean. 

 

Así siguen relatando los deseos del Señor obispo de Pamplona y los maestros toman buena nota de todos ellos. No ha especificado al detalle cada una de las escenas que deben realizar, así que se ven con la libertad de plasmar esos deseos por medio de las imágenes que ellos mismos elijan. 

 

006-1---copia--800x600-.jpgLos mensajeros han contemplado la marcha de las obras y revisado el trabajo de talla ya realizado y no han manifestado nada en contra de lo que han visto ya preparado para sostener la cubierta de la fachada, antes al contrario lo han alabado y aprobado en nombre de su Señor. Informarán de que realmente se cumplen sus deseos y según ordenó se trabaja con las formas y el estilo de la gran catedral del apóstol San Pedro de Jaca.  

 

Han comprobado cómo están ya realizados los canecillos de los músicos que expresamente tocan algunos de los mismos instrumentos que su señor Pedro vio tallados en el hermoso y gran capitel del rey David, colocado en el parteluz de la portada occidental de la catedral de Jaca, cuando visitó a su hermano en el episcopado, Esteban de San Martín. 

 

-Nuestro Señor ve con buenos ojos la fiesta, la música y las manifestaciones de alegría entre sus gentes y como el rey David, que bailó y entonó canciones acompañándose con el arpa, anima a bailar, a cantar y a hacer música y fiesta en honor del Señor Jesús, que también participó de la alegría de sus amigos en las bodas de Caná de Galilea, y está en contra de aquellos herejes que renuncian a toda alegría en esta vida y, en su afán de pureza suprema, consideran todo lo de este mundo como obra del diablo.  

 

...

 

12 DE MARZO DE 1750 

 

“Edicto en que se prohiben los bailes publicos, y danzas, uso de los Instrumentos profanos en Yglesias, y funciones Ecclesiasticas y se persuade a las personas Ecclesiasticas el mayor cuidado, y vigilancia sobre la Extirpacion de estos desordenes, y abusos.” 

 

“Don Gaspar de Miranda, y Argaiz, por la gracia de Dios, y de la Santa Sede Apostólica, Obispo de Pamplona, del Consejo de su Magestad, etc.

 

A todos los fieles de nuestro obispado, hacemos saver que estando alta y duramente reprendidos, los bailes publicos, y las danzas por los Santos Padres, Sagradas Escrituras, y prohibidos por los Sagrados Canones, Concilios, y por Santos, y Sabios Arzobispos, y Obispos, en estos y en demás Reynos; y por grandes, y piadosos Príncipes, Reyes, y Monarchas, Sus Consejos, y Reales Tribunales, por estos con grandissimas penas, y así mismo continuamente reprendidos, y reprovados por los mas savios, y zelosos Misionistas Apostolicos, aun siendo los bailes de aquellos antiguos siglos de hombres, ô de solas megeres; aora por la injuria de los tiempos, y por la infeliz, y común relaxacion de las personas de ambos sexos, se ha introducido esta mezcla de hombres, y megeres, tanto mas nociva, y perjudicial a las almas, con la libre, y desenfrenada vista de los jóvenes, proximo trato, y comunicación de unos, y otros, con escandalo publico, sones y sainetes los mas sucios, carreras, y encuentros libidinosos, y repiques, que llaman de fuga, infernales, provocativos, y llenos de un mortal y executivo veneno, en acciones, ademanes, movimientos, y tocamientos impuros, paradas, refrescos, y Arcos por donde pasa el Demonio en danzas, assi en los pasages publicos, como en los Encubiertos, Portales, Zaguanes, y transitos estrechos, que de proposito, y con poco motivo se solicitan, profanando frecuentemente los Sagrados Templos, Hermitas, sus Atrios y Cementerios, de día, y de noche, en plazas Públicas, y en los caminos, y despoblados: en que no pocas veces, y con mucho dolor nuestro, se mezclan personas Ecclesiasticas, y aun los pretendientes de Ordenes al mismo tiempo, que las solicitan, de que hay vastantes exemplares, y aun de ser alguno, ô algunos Maestros de Danzas y de tener por officio el enseñarlas â personas de ambos sexos:... 

 

...y mandar como mandamos en fuerza de precepto Ecclesiastico, y pena de Excomunion mayor bajo setencia, en que ipso facto incurran, y de cinquenta ducados, aplicados conforme â concesiones Apostolicas, y con apercivimiento de que procederemos â lo demas, que aya lugar, que ningunas personas, de qualquiera estado, sexo, condicion, y calidad que sean, exerzan, ni executen dichos bayles publicos y danzas de hombres, y megeres, al tiempo de la Missa, Divinos Officios, ô de noche, como si en otro tiempo alguno en Atrios, ô Cementerios de Yglesias, Santuarios, Basilicas, Hermitas, ô en sus contornos, ni en caminos, despoblados, ni fuera de la Plaza, ni en cubiertos, Portales, Zagoanes, transitos, lugares ocultos, ni en pasages retirados, ô estrechos... 

 

...Mandamos tambien, baxo dichas penas, y Censuras, no dar en las Iglesias, ni en Letanias, Procesiones, funciones de Cofradias û otras Eclesiasticas de Juglares, ni  otros instrumentos profanos que sirven para los bayles, y son contra la disciplina Ecclesiastia por tales esta prohivido el uso de ellos en las Iglesias, y Choros de ellas por las Sagrados Canones, â excepcion de las festividades Corpus Chisti, y del Nacimiento de Nuestro Señor Jesu Christo, en estas Solamente se permiten dichos instrumentos profanos, y las danzas de Solos hombres, segun el uso commun, y universal de los fieles.

 

Asi mismo mandamos â dichos Abades, Rectores, Curas, Vicarios, y sus sirvientes, bajo las mismas penas, y Censuras, lean, y publiquen este nuestro Edicto en el primer dia festivo al tiempo de la Missa Pascual, para que ninguno pretenda ignorancia de lo en el prevenido, mandado, y en caso de contravencion, publiquen por Excomunion y eviten de los Divimos Officios â los transgresores, y que cada uno de los referidos ponga una copia a la letra de este Edicto en los libros de la Yglesia, despues de los Mandatos de Visita, y la lean y publiquen annualmente el primer dia de Pascua de Resurreccion de Nuestro Señor Jesu Christo, y en los dias festivos, que juzgaren conveniente, ô necesario. Dado en la ciudad de Pamplona a 12 de Marzo de 1750= Gaspar Obispo de Pamplona= Por mandato de Su Señoria Ylustrisima, el Obispo mi Senor”. 

 

... 

 

AGOSTO - 2013 

 

-Debajo del alero están los músicos de Artáiz que amenizan con sus canciones la fiesta y nos invitan a gozar de la vida y a compartir la alegría, comenta el particular guía en la visita programada dentro de los actos de las fiestas. 

 

P6271060-1---copia--800x600-.jpg-Cuando construí la iglesia hace más de ochocientos años, prosigue, yo, de quien las crónicas dicen que fuí  el sabio y poderoso obispo Pedro de París o Pedro de Artajona, ni imaginar podía que llegaran los días en que se prohibiera la fiesta, la música y la alegría en la vida de las gentes. En que, como la antigua herejía que combatimos en nuestros dominios, hubiera en la iglesia cristiana quien considerara que la música, la fiesta y los bailes, fueran obra del Diablo. 

 

-¿Cómo iban a serlo si en los mismos escritos sagrados la música está presente en todas las celebraciones y hasta el gran rey David se puso al frente de su pueblo bailando, cantando y tocando el arpa? ¿Cómo iban a ser cosa del Diablo cuando en nuestros tiempos no había ni pequeña iglesia como la de Artáiz o gran catedral como Jaca, Santiago o Pamplona que no mostrara la alegría terrena y la celestial a través de la música y la danza? 

 

-Por eso mismo hoy estoy aquí y he dejado por unos instantes mi puesto junto a los dioses y he querido hablaros y mostraros mi obra, pues he visto pasar los tiempos y desde mi puesto privilegiado me he dado cuenta de cómo cambia la vida, la mente y las costumbres de las gentes. 

 

-Cuando envié mensajeros con mandatos para los canteros que para mí trabajaron, les orienté para que en medio de tanta lucha que hay en la portada de esta iglesia hubiera quien nos dijera que en este valle de lágrimas, que es la vida en este mundo, también hay sitio para la alegría de la fiesta, para la música y para el baile. De lo contrario, además de valle de lágrimas, nuestra vida sería del todo insípida y triste. Por eso podemos ver a los músicos tocando sus instrumentos y entonando canciones. Son hombres y mujeres que celebran y cantan a la nueva vida que nace, aunque esta vida esté llena de peligros que nos acechan constantemente mientras caminamos por esta tierra. 

 

-¿Y cuáles son los instrumentos que tocan, Señor?, le pregunta una niña, que está impresionada con este personaje que les habla y que viste igual que el obispo de piedra que hay en la pared de la fachada. 

 

-Son instrumentos que había en mis tiempos, hace más de ochocientos años. Ahora no se ven apenas, pero todavía hay quien los construye y toca, como he podido escuchar esta mañana, pero son muy pocos, aunque antiguamente eran los que más se tocaban en las fiestas y celebraciones.

 

Pues bien, en la parte superior y a la izquierda de esta gran fachada, tenemos a la vista a un grupo formado por tres hombres con instrumentos y a una mujer, que es la que canta. El de la esquina toca una especie de arpa de doble cuerda. Está sentado y se la apoya sobre sus rodillas. Toca con las dos manos.

 

009---copia--800x600-.jpgLuego está la mujer. Es una chica joven. Tiene larga cabellera bien peinada y... 

 

-Señor, ¿A que está cantando una jota?, dice la niña de antes. 

 

-¡A que sí!, le contesta el señor obispo bajado de lo alto. El maestro que hizo esta talla la esculpió con las manos sobre sus caderas, como se ponían entonces para cantar. Lo mismo hacen en estos tiempos, por eso es a la que mejor se la reconoce de los cuatro.

 

-Pero no ha sido así siempre, dice dirigiéndose al nutrido grupo que le escucha con atención. Yo, desde mi altura y a lo largo de los tiempos, he escuchado explicaciones muy extrañas sobre esta mujer. He llegado a escuchar que era una mujer de mala vida y a los curas ponerla como ejemplo del pecado y de la encarnación del Diablo que tienta  a los hombres y no sé cuántas barbaridades más. Yo, en mis tiempos, también lo pensé de las mujeres, pero los años hacen a uno más comprensivo ante la vida que pasa delante y por experiencia sé que la moral y las costumbres cambian. Así que mejor veamos lo positivo de las personas y no entremos a juzgar, pues me he dado cuenta de que no nos corresponde a nosotros hacerlo.  

 

011---copia--800x600-.jpg-Veamos al siguiente de los músicos. Ahora está en parte mutilado y no se aprecia muy bien qué instrumento toca. Está sentado con las piernas cruzadas y sus mofletes están hinchados, pues el aire es muy necesario para hacer sonar el instrumento que toca. Es el alboque o la alboka, como siempre he oído decir en su lengua a mis siervos. Cuando demos la vuelta a la iglesia veremos un canecillo de la parte del ábside que la reproduce de nuevo en solitario. No es muy frecuente verla grabada en las iglesias de mi tiempo, por lo que estas dos de Artáiz tienen un valor muy grande, que hacen a mi obra única entre las demás de la época. 

 

Uno de entre el público, que es vecino del lugar toma la palabra y dice a los asistentes: 

 

P8253093-1---copia--800x600--copia-1.jpg-En la Sala de Interpretación de la Escultura Románica tenemos este instrumento expuesto, por si hay alguno que no ha visitado la exposición. Al final de la visita la pueden ver y los que han estado esta mañana en el concierto han podido escuchar la riqueza y los matices de sus sonidos. 

 

-Así es, dice el guía, y al escucharlos desde lo alto, he vuelto a vivir en mi época y a recordar a las gentes de los pueblos viniendo en romería a venerar al santo patrón, san Martín, y hacer música y bailes en su honor, a niños escuchar las historias de sus mayores y a jóvenes amantes jurarse amor eterno, mientras los ritmos de estos músicos de piedra acompañaban las historias sobre héroes legendarios, de misterios y milagros de santos peregrinos o mecían secretos amores. ¡Eran otros tiempos!, dice con tono de nostalgia. 

015---copia--800x600-.jpg

-El cuarto personaje de este conjunto de músicos es un señor respetable que luce barba y bigotes bien definidos y que toca uno de los instrumentos de cuerda más populares en mi época. Se trata del rabel o de la giga. Este instrumento aparece en muchas de las iglesias de mi época y hasta al rey David se le representa tocándolo de la misma manera que hace este músico de Artáiz. 

 

-Pero les voy a enseñar algo que muy pocos ven si no se les indica, pues hay algún músico e instrumento más, pero hay que verlos desde su lugar apropiado. Salgamos por la puerta frontal de la explanada del templo y miremos a los canecillos que hay sobre la portada. 

 

 

092---copia--800x600-.jpgMás de sesenta personas se desplazan hacia el lugar indicado y miran atentas. Bajo el alero de la cubierta de la iglesia descubren unos canecillos que normalmente pasan desapercibidos para el visitante. Allí está otro de los músicos de Artáiz. Entornan los ojos forzando la visión y poco a poco un rumor se extiende en el grupo al descubrirlo. Los recuerdos infantiles de algunos de los asistentes afloran al descubrir de qué instrumento se trata y ven a la figura del afilador gallego que venía por los pueblos para afilar cuchillos, navajas, tijeras y toda clase de elementos de corte por unos reales. Los vecinos sabían de su presencia al escuchar el sonido inconfundible del chiflo que tocaba. 

 

-¡Ya esta aquí el afilador!  A ver, Paulino, lleva las tijeras de la costura y este cuchillo para que los afile, que tengo el puchero a la lumbre a punto de hervir y no lo puedo dejar.  

 

Carpeta-8 2134-1 - copia [800x600]Al sonido ascendente y descendente de la música van saliendo de sus casas niños, hombres y mujeres a dar trabajo al afilador y miran al cielo precavidos por si se ven ya nubes grises, pues es tradición popular asimilar al afilador y su música con la llegada de las lluvias. 

 

 

-Ahora desplacémonos hasta la cabecera de la iglesia para ver otros instrumentos musicales. A ver quién ve antes la representación de la alboka y cerca de ella el olifante o cuerno, les dice el obispo Pedro, que por un día hace de humilde y voluntario guía turístico a pesar del atuendo ceremonial y solemne que viste...

   

 

106 - copia [800x600]104 - copia [800x600]... A fin de cuentas es el que mejor conoce el edificio ya que él lo patrocinó y ha tenido tiempo además de aprenderse de memoria lo que tantas y tantas veces ha escuchado desde ahí arriba, junto a los dioses.

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
22 noviembre 2013 5 22 /11 /noviembre /2013 18:55

GUERGUITIÁIN – UN AÑO DESPUÉS

Por Simeón Hidalgo Valencia (22-11-2013)

 

P8254091---copia-1---copia--800x600-.jpg

Estimado Señor Director del Diario de Navarra: 

El domingo pasado, día 17 de Noviembre su periódico publicó un reportaje sobre “Inscripción de ermitas y parroquias” en el que se le hacía una entrevista a José Luis Morrás Etayo, Portavoz de la Diócesis de Pamplona-Tudela.

En un momento de esa entrevista el señor portavoz dice lo siguiente sobre la iglesia de Guerguitiáin: “El Gobierno debe defender el patrimonio de Navarra, faltaría más. Lo que el Gobierno no va a usurpar es el patrimonio a la Iglesia. Nosotros no tenemos ninguna mala voluntad. Cuando se restauró la ermita de Guerguitiáin, en Izagaondoa, nosotros pasamos el usufructo al concejo del valle. Allí no había ya culto, ni fieles, era algo cultural. Nosotros siempre nos hemos entendido con todos desde la tranquilidad y no tenemos ningún problema.”

Tras leer lo anterior, la sociedad Navarra puede entender que los habitantes y simpatizantes de Izagaondoa disfrutamos ya de este edificio medieval y que el Ayuntamiento lo puede gestionar libremente por su cuenta, lo que no es así.

Es lo que entendimos los presentes el 24 de Noviembre de 2012, en el acto de la reinauguración, cuando el señor José Luis Morrás comunicó el deseo de la Diócesis de ceder la iglesia al Ayuntamiento de Izagaondoa y nos dijo que le hubiese gustado hacer la entrega de los papeles en ese acto, pero que por algún pequeño detalle no podía ser.

Empeñó su palabra ante unas sesenta personas que asistimos al acto presidido por él y por la Sra. Presidenta de Navarra, sin mencionar la palabra usufructo.

Pues bien, eso que entonces entendimos no es tal, pues aunque el Ayuntamiento tenga el usufructo, siendo el dueño legal  el Arzobispado, es decir la Iglesia, es ella, según me han comunicado, quien ha de dar el visto bueno en cada una de las actividades que el Ayuntamiento de Izagaondoa u otro ente cultural quisieran  realizar en su recinto.

Cualquier ente cultural que quiera realizar alguna actividad en la iglesia de San Martín de Guerguitiáin ahora lo tiene peor que cuando estaba en estado de ruina, pues al menos en esos momentos se disponía de la llave, pues era el Ayuntamiento y algunos vecinos quienes velábamos por su conservación y trabajamos por su restauración, sin que los dueños legales hiciesen nada por paliar su deterioro. Antes al contrario. No les hubiera pesado lo más mínimo que la iglesia se hubiera desplomado.

El hecho es que por orden del Arzobispado, según me comunicó el actual párroco, una vez restaurada, se dio la orden de que mientras tanto no se hiciese la entrega oficial no se permitiera la entrada a nadie al recinto de la iglesia. Parece ser, según palabras del portavoz que esa entrega oficial ya se ha realizado, algo que las gentes y simpatizantes de Izagaondoa desconocíamos, pero el edificio ha estado cerrado al público durante todo el año transcurrido y lo único que te dicen desde el Arzobispado es que “se está negociando”. ¿Qué hay que negociar si según el Arzobispado ya tiene el usufructo el “concejo del valle”, aunque no las llaves?

Cuando estaba en ruinas no se preocuparon. No había que pedir permiso al Arzobispado para realizar actividades. Ahora que se han invertido más de 300.000€ de los dineros públicos y se les ha hecho el regalo de arreglar la iglesia, sí se preocupan por Guerguitiáin y reivindican su propiedad, y a ellos se ha de acudir para solicitar su consentimiento. ¿Qué tipo de usufructo es éste?

Esta es la realidad y mientras “negocian” San Martín de Guerguitiáin sigue cerrada a cal y canto.

Por otra parte se ha realizado ya la señalización para que los turistas puedan llegar y visitar San Martín de Guerguitiáin, pero cuando lleguen se encontrarán sus puertas cerradas. ¿Es esto de recibo?

Desde estas líneas deseo instar a las partes que negocian, especialmente al Arzobispado para que llegue a un generoso entendimiento con el Ayuntamiento y la sociedad en general, en respuesta a la generosidad de la misma sociedad con el Arzobispado, para que San Martín de Guerguitiáin vuelva a tener vida.

Quienes nos hemos preocupado por su rehabilitación y el mismo maestro Petrus se lo agradeceríamos.

Muchas gracias por publicar esta carta para el conocimiento de la sociedad Navarra.

Atentamente: 

Simeón Hidalgo Valencia DNI 15230080-D

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Opinión
Comenta este artículo
20 noviembre 2013 3 20 /11 /noviembre /2013 20:34

ZAY, MI FIEL AMIGO

Por Simeón Hidalgo Valencia (20-11-2013)

 

SAY--9---800x600-.jpg

Zay, porque así te llamas, aunque al pronunciar tu nombre diga Say.

Esta es tu imagen.

La he escogido entre muchas de las tuyas.

Estás ante la vida, la naturaleza y el viento, vivo, desafiante, libre y fiel.

Desde cachorro me has acompañado.

No te has perdido ninguna de mis salidas al monte.

Me has guiado y en ocasiones me has salvado.

Te hiciste la sombra de mis paseos.

Vigilabas mis sueños.

Me defendiste siempre.

Entre tú y yo nos entendíamos.

Hablábamos el mismo lenguaje.  

Zay, porque así te llamas, aunque al pronunciar tu nombre diga Say.

Trece años y medio juntos.

Me has cuidado.

Te he curado.

Has vivido lleno de vida.

Has gozado en plenitud.

Me has hecho muy feliz en este tiempo.

Has sido, tú, igual de feliz.

Siempre contento, siempre dispuesto.

Me recibes entre sonoros ladridos y saltos de alegría.

Me despides con ganas de venir conmigo a la que fue tu casa.

Pero sabes que vuelvo y me esperas. 

Zay, porque así te llamas, aunque al pronunciar tu nombre diga Say.

Hoy me dicen que te has ido.

Has muerto por pretender a tu dama.

Otro más joven y fuerte te ha vencido.

Por primera vez has perdido.

Tu dama te hecha en falta.

Cuando suba a visitarte buscará tu tumba y te añorará.

También yo te recuerdo con un nudo en el corazón.

Me quedo con lo mucho y bueno que me diste al andar los caminos juntos.

Conoces muy bien Izagaondoa.

Aquí has vivido como un rey durante seis años.

Izaga, Leguín, Urbicáin, Zuazu, Ardanaz, Mendinueta, Guerguitiáin, Vesolla,… 

Me has ganado a la carrera y otra vez te toca esperar.

No te olvido, ya lo sabes.

Cuando vaya te haré una visita y estaré contigo.

Tú harías lo mismo… y en silencio hablaremos.

¿Vale, Say? 

Un beso, mi fiel amigo y gracias por todo lo que me has dado.

 SAY--10---800x600-.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Opinión
Comenta este artículo
18 noviembre 2013 1 18 /11 /noviembre /2013 11:29

LA CAMPANA DEL CONCEJO

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (18-11-2013)

 

 

2008_072815diciembre20080350-1---copia--800x600-.jpgHaber sido dueño y vivido unos años en la misma abadía de Reta, Izagaondoa, y haber tenido en mis manos algunos papeles de cuando ejercía esta casa como tal y sus párrocos aquí residían, me llevó a interesarme por su historia y acudir a los archivos para conocer más sobre ella en particular y sobre Reta en general. 

 

Así es cómo me enteré de algunas cosas curiosas sobre pleitos antiguos entre abades colindantes, de rentas y diezmos, de denuncias de carpinteros por impago de algún abad presto a hacer muebles para la abadía y la iglesia y tardo en pagarlos, de algún otro que no rendía cuentas de los beneficios de alguna ermita del lugar, de uno más que no atendía la iglesia de Guerguitiáin por su lejanía de Reta, … así me enteré, digo, de detalles curiosos y sucedidos novelescos de acusaciones de brujería y de venganzas rastreras. 

 

Entre las fichas que en su día tuve entre mis manos había una que copié porque ilustraba palpablemente el dicho que al poco de llegar a mi nueva propiedad escuché de los mayores. 

 

“Cuando las campanas se rompen son del concejo, cuando el concejo las arregla ya son de la iglesia”, sea esta la versión o alguna otra con ligeras variantes. 

 

El hecho es que repasando mi cuaderno de notas la encontré y aquí os la dejo, porque andando el tiempo he “emparentado” de alguna manera con la persona que presidía el concejo de Reta cuando se restauró una de sus campanas. 

 

Cito textualmente: 

 

“ Niviembre 1963

CONSEJO ADMINISTRACIÓN

Punto 6 – Reta: Refundición de Campana

11.500 pts. Paga el Concejo” 

 

Para reforzar el punto 6 sobre el que el Consejo Administrativo de la Diócesis de Pamplona tenía que decidir, seguía una carta petición del abad de entonces, de feliz recuerdo en Reta, según he oído a los vecinos que le conocieron. 

 

La carta dice así: 

 

“Gregorio López Goicoecheandía, Cura párroco de Reta, a V.S. con el debido respeto  

 

EXPONE:

 

Que, necesitando una de las campanas de esta parroquia una refundición por fractura, y estando el Concejo dispuesto a abonar la operación, por la cantidad presupuestada de 11.500 pts., 

 

A V.S. SUPLICA: 

 

Se digne conceder la necesaria autorización.

 

Reta 8 de Marzo de 1963. 

 

Gregorio López  

 

Ilmo. Sr. Vicario General  PAMPLONA” 

P5250904-1---copia.jpg

En varias ocasiones he oído a mi cuñado hablar orgulloso de esta campana y comentar que, como era costumbre, en la misma consta el nombre de Joaquín Zandueta Villava, que ostentaba la presidencia del Concejo de Reta en ese año y cada vez que tañe le trae a su memoria la presencia de su padre y su carácter afable , muy conocido y recordado en el valle y en la comarca por ejercer de vendedor ambulante por los pueblos de los alrededores. 

 

Un ejemplo nada más de una retahíla que se pudiera poner de cómo el pueblo ha colaborado y participado en las necesidades de su parroquia. 

 

No digo nada más, quede por escrito, para el conocimiento de todo el que esto lea.  

 

La campana la pagó el Concejo.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo
15 noviembre 2013 5 15 /11 /noviembre /2013 19:20

16 DE NOVIEMBRE – DÍA DEL PATRIMONIO

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (15-11-2013)

 

El día 16 de Noviembre se celebra en todo el mundo el día dedicado al Patrimonio.  

Desde el Valle de Izagaondoa quiero levantar la voz y animar a todas las personas que han nacido, viven o son simpatizantes de este hermoso lugar para que trabajemos por conservar, restaurar y dar a conocer las riquezas heredadas de nuestros mayores. 

Es algo importante la unión en este terreno y con unión y empeño se han conseguido conservar hitos que hoy son referencias para los que visitan el valle. En cada uno de nuestros pueblos hay joyas que hay que dar a conocer. 

Tenemos mucho y muy bueno. Afortunadamente no han faltado personas sensibles que han trabajado y trabajan con tesón para conseguir su conservación.

PB152022-1--800x600-.jpgPongamos como ejemplo la Ermita de San Miguel en lo alto de la Peña de Izaga, rehabilitada gracias al empeño de unos pocos que durante más de diez años trabajaron para que se restaurara. Este edificio, que se remonta a épocas románicas, con sus tres naves es, desde mi punto de vista, la mejor de todas las iglesias de Izagaondoa. Hoy día sigue muy bien conservada gracias a la concienzuda rehabilitación que en su día se hizo con el dinero público. 

05-ARDANAZ-19-05-2013--800x600-.jpgPongamos como ejemplo la iglesia de San Martín de Ardanaz. También hubo en su momento quien movió los hilos para conseguir que Príncipe de Viana hiciera obras de remodelación y gracias a esas obras se descubrió algo que en la memoria de las gentes de Ardanaz y del resto de los pueblos estaba completamente olvidado y que fue un gran descubrimiento: Las Pinturas Góticas con su singular Calendario Medieval, único en su género en Navarra. También el dinero público estuvo presente.

P6281125-1--800x600-.jpgPongamos como ejemplo las Fuentes y Aljibes Medievales. Gracias al interés de los vecinos y consistorios sucesivos se han ido arreglando a lo largo de los últimos años y hoy están en el circuito de las visitas guiadas que se ofertan. Citaré entre otras las de Turrillas, Reta y Zuazu. Restauradas igualmente con dinero público. 

PB152010-1--800x600-.jpgPongamos como ejemplo la iglesia de San Martín de Guerguitiáin. Románico popular donde el maestro cantero Petrus dejó su firma, pero que también trabajó con su escuela por lugares de los valles circundantes. Muchos hemos contribuido a su restauración y con dinero público asimismo se restauró, después de seis años de insistir. Tan interesante se considera esta construcción que ya está señalizada para que se pueda llegar hasta ella sin problemas.  

P8254091-1--800x600-.jpgLástima que al llegar nos la encontremos cerrada a cal y canto, pues su dueño legal, el Arzobispado, aunque dio su palabra de cederla al Ayuntamiento, un año hará este 24, todavía no la ha cumplido. ¿Tendremos que seguir dando la vara seis años más para que se devuelva a la sociedad lo que la sociedad ha realizado? 

Otros hitos no han tenido tanta suerte por ahora: Castillo de Legin, Fuente de Los Moros, Fuente de Idoate, Puente Románico de Ardanaz, Crucero Gótico de Ardanaz, Molino de Urbicáin, Torre de Mendinueta, Coro Gótico de Turrillas, Iglesia de Urbicáin, Nevero de Induráin, entre otros. Pero todo se andará y se conseguirá. Hay trabajo para no cruzarse de brazos en este terreno. 

Día 16 de Noviembre. Día internacional del Patrimonio. He puesto algunos ejemplos concretos, pero no me olvido de: La Lengua; Las Costumbres y Tradiciones; El Patrimonio Natural; El Patrimonio Humano… 

Todo ello configura nuestro ser. Todo ello se puede convertir, si nos empeñamos, en el motor de nuestra propia subsistencia.  

Si no lo cuidamos, lo mejoramos y se lo transmitimos con cariño a nuestros hijos, se perderá. Izagaondoa quedará solitaria y vendrán unos y vendrán otros y se llevarán, cual aves de rapiña, la herencia que los mayores nos dejaron. 

¿Es eso lo que queremos?

P6301138-1--800x600-.jpg

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Patrimonio
Comenta este artículo
14 noviembre 2013 4 14 /11 /noviembre /2013 18:52

LAS CLAVES DE IZAGAONDOA – TURRILLAS

Por Simeón Hidalgo Valencia (14-11-2013)

 PB011971-1--800x600-.jpg

La Gran Enciclopedia Navarra dice de este lugar del Valle de Izagaondoa que es “antiguo lugar de señorío nobiliario, documentado ya a comienzos del siglo XII”. 

En la “Documentación medieval de Leire (siglo IX a XII)” recopilada por Ángel J. Martín Duque, se recogen tres documentos que hacen alusión a un tal “senior Lope Semenones de Turuilla” (año 1090), “senior Lope Exemenones in Turrillas” (año 1109) y a “Lop Exemenones de Torrellas” (año 1131). 

De la categoría de esta rama señorial nos habla el que figura como uno de los testigos del testamento de Alfonso el Batallador, rey de Aragón y de Pamplona, en 1131. 

Aunque es un lugar pequeño, como casi todos los de Izagaondoa y comarca, siempre me ha llamado la atención por la riqueza de las piezas medievales que hasta hoy nos han llegado, que demuestran que quien aquí señoreaba fue persona poderosa al menos económicamente hablando.  

Su fuente o aljibe medieval catalogada como románica, al estilo de la de Artáiz, su iglesia también con base románica que se remonta a finales del XII o comienzos del XIII, su desaparecida Virgen gótica, su preciosa pila bautismal gótica, su singular coro de madera tallado con motivos góticos y platerescos, emigrado a los rincones del Museo Diocesano a la espera de su restauración y vuelta a su lugar de origen, así como su Cristo de marfil, nos hablan de ello.  

Quizás tanta muestra artística se debe a los poderosos señores y familias que aquí tuvieron parte de sus dominios.  Destacando el tronco generacional de los palaciegos y a sus nuevas ramas de los Hualde, Los Ripalda o los Bayona. 

03-TURRILLAS-2--800x600-.jpgActualmente en Turrillas existen cuatro puntos en los que se localizan sillares labrados, ya sean claves o escudos.  

LA IGLESIA DE LA ASUNCIÓN: 

TURRILLAS-01--800x600-.jpgTURRILLAS-4-1--800x600-.jpgLa iglesia de la Asunción ve la luz hacia finales del siglo XII y como casi todas las iglesias de esta comarca se inicia en románico. Junto a la Fuente Románica posiblemente sea la construcción más antigua del lugar. 

En su portada, de comienzos del XIII, la clave del arco ojival está tallada con un pequeño crismón, cuyo diseño se sale de lo común. En el Valle de Izagaondoa, además de la iglesia de Turrillas, sólo la Sanjuanista de Induráin posee no uno sino dos crismones. Este detalle les da cierta prestancia a ambas iglesias. 

El crismón de Turrillas se sale del diseño habitual pues la letra griega Ji “X”,  toma la forma de dos semicircunferencias. El resto del diseño sigue en líneas generales al tradicional. Ya sabemos que el crismón alude simbólicamente a Cristo como Alfa y Omega, principio y fin de los cristianos. 

EL ANTIGUO PALACIO: 

TURRILLAS--78---800x600-.jpgDel antiguo palacio de Turrillas sólo queda este edificio, que como se ve, ha venido muy a menos de su antigua gloria y linaje. La imaginación puede ayudarnos a levantar la torre que algunos de nuestros mayores llegaron a ver, pero que PALACIO-DE-TURRILLAS-2--800x600-.jpgsiguiendo las modas del siglo pasado se desmochó como otras tantas de la comarca. 

También hemos de imaginarnos su fachada adornada con el escudo. Armas y cuarteles que aparecen ya en el  “Libro de Armería del Reino de Navarra” de 1572 y que redescribe como “un escudo en campo colorado y en el dos cruzes y otras dos copas”.  Cuando los condes de Ripalda vendieron sus propiedades de Turrillas a finales del siglo XIX consigo se llevaron sus armas, por lo que en este caso echamos mano del mencionado Libro de Armería. 

Para conocer un poco más de este palacio de Turrillas, que no llegó a ser de “cabo de armería”, agrego a continuación los datos que me pasa Xabier Ituláin Irurita, conocedor donde los haya del devenir de las casas de Izagaondoa.

Durante el siglo XV el palacio de Turrillas perteneció a los palacianos de Yárnoz.

Así lo manifiesta en su testamento de 1429 María Ruiz de Uriz (hija de un caballero famoso, Rodrigo de Uriz), viuda de Lope de Yárnoz. En 1450 pertenecían ambos palacios (el de Turrillas y el de Yárnoz) a su hijo Charles de Yárnoz y a principios del siglo XVI al nieto de éste, que tenía su mismo nombre. Este último Charles de Yárnoz lo venció a su hija Graciana de Yárnoz y su marido Martín Ibañes, hacia 1522. 

En 1537 dichos Martín Ibañes de Turrillas y Graciana de Yárnoz, su mujer, hacen donación de los bienes que poseían en Turrillas en favor de su hija María Martín de Turrillas, al casar ésta con Joan Miguel de San Vicente, natural de San Vicente. Entre los bienes donados está el palacio: “el qual dicho nuestro palaçio es en medio del lugar de Turrillas que se afronta de las tres partes con los caminos reales de la quarte parte se afronta con su huerto y hera”.  

A fines del siglo XVI los palacianos de Turrillas (Gil de Reta y Catalina de San Vicente) siguieron pleito contra los de casa de Hualde (Juan de Hualde y María Joan Ibañes de Turrillas, su mujer, junto con Pedro de Sada y Catalina de Hualde, yerno e hijas de éstos) para que se determinase a cuál de los 2 solares le correspondía la dignidad de llamarse ‘Palacio’.

En primera instancia el tribunal de la Corte les dio la razón a los primeros en la decisión de ser su casa el Palacio de Turrillas, aunque precisaron que no era de Cabo de armería: “Declaramos no ser la dicha casa de cauo de armeria ni tener ni deber gozar las preheminencias y exsemptiones que tienen y gozan las demas casas y palacios de cauo de armeria deste nuestro reyno”.

La sentencia la ratificó el Real Consejo en 1595 determinando: “Declaramos la casa contenciosa de los dichos demandantes ser el palacio del dicho lugar y no serlo la casa del dicho Juan de Hualde y su muger y poderse llamar los demandantes en propriedad dueños del dicho palacio”.

Sin embargo, en revisión de sentencia de 1597 se les hizo una concesión a los de Hualde, el que pudiesen llevar las preeminencias en la iglesia del lugar: “açerca de los honores y prelaçiones de la yglesia del dicho lugar que en quanto a eso la reuocamos y adjudicamos los dichos honores en propriedad a los defendientes a los quales y sus subçesores declaramos deuen preferir a los dichos demandantes y a sus derecho y causa hobientes y a los vezinos del dicho lugar segun y de la manera que asta ahora han preferido”.

En los testimonios recogidos en el proceso Gil de Reta y Catalina declaran las armas del palacio: “un escudo en campo colorado y en el dos cruzes y otras dos copas”.  

Una descendiente de esos palacianos (Juana de Reta y Almorabide) casó a mediados del siglo XVII con Miguel de Ripalda, vecino de Murillo de Lónguida. Con él nos aparecerán los Ripaldas como dueños del palacio y, también con él, veremos que, definitivamente, dejan de residir en Turrillas.

En 1661 don Miguel de Ripalda daba en arriendo “el dicho palacio y a una con el otras dos cassas que tiene en el dicho lugar perteneciente al dicho su palacio”. 

Un nieto de Miguel de Ripalda y Juana, Juan Luis de Ripalda, casó 1724 con una pariente suya, Jerónima de Ripalda, condesa de Ripalda.

Los Condes de Ripalda serán los dueños del Palacio de Turrillas durante los siglos XVIII y XIX. Como con el tiempo fueron acumulando diversos títulos, en la documentación nos aparecen con uno u otro: barones de Tamarit, Marqueses de Campo Salinas,… 

En 1839 y 1853 el Palacio todavía pertenecía a los de Ripalda. Sin embargo, en 1875 Juan Antonio Mugueta, vecino de Turrillas y dueño de casa Mugueta, señala que es de su propiedad y que tiene caseros en él. En 1893 al hacer inventario de bienes los dueños de casa Mugueta incluyen entre los mismos:

“Una casa denominada el Palacio, sita en la calle de Santa María, señalada con el número nueve (…), lindante por derecha con dicha calle, por izquierda con campo del Señor Conde de Ripalda y por espalda con callejon que no tiene nombre”.

 

CASA HUALDE: 

TURRILLAS-05--800x600-.jpgAunque hubo en Turrillas dos casas con referencia Hualde, la presente es la que ha mantenido el nombre. Parece ser que una descendiente del Palacio se casó con un Hualde, que descendía del Valle del Roncal y formaron una nueva rama señorial. Tan señorial como el tronco originario, pues todavía el edificio actual conserva la estructura palaciega antigua, aunque por sentencia judicial no se le catalogó como tal. 

Por matrimonio llegan a esta casa los Sada, poderosos igualmente, que se hacen con el lugar de Izánoz y el Palacio de Cabo de Armería, este sí, de Reta.

También los Bayona moran en este solar y siguen siendo dueños a su vez de Izánoz y del Palacio de Reta. 

Con el tiempo vendieron sus posesiones a los Caseros que atendían las labores de la casa y descolgaron sus armas de la fachada, aunque no se las llevaron consigo. Casa Hualde ha mantenido el nombre aunque la habita en la actualidad una rama de los Mugueta. 

“La actual Hualde perteneció en el XVIII final y en el XIX a los Bayona, una de las estirpes nobiliarias más importantes de la comarca, con centro en Aoiz. En 1668 pertenecía al propietario del Señorío de Izánoz: `el casero de la Casa de Hualdearena cuyo dueño es don Juan de Sada cuyo es el dho lugar de Yçanoz”, Comenta Xabier Ituláin Irurita en su estudio sobre “Los nombres de las casas en el valle de Izagaondoa, 1600-2001”, pág. 106. 

TURRILLAS-06-2--800x600-.jpg

Como se puede ver el escudo es idéntico al registrado en el “Libro de Armería del Reino”, pues la Casa Hualde se forma por el matrimonio de la heredera del Palacio de Turrillas con Juan de Hualde, proveniente del Roncal y en el pleito mantenido con el Palacio de Turrillas hacen constar que la Casa Hualde luce también sus armas en la portada de la casa que estan esculpidas en una piedra muy antigua las armas del dicho palaçio que son un escudo con dos cruzes y otras dos copas o potes en el cuello de azul en campo de gules. 

Esta piedra que se menciona no es otra que la gran clave del portalón de la casa que aún hoy, como se ha dicho, se conserva, aunque no colocada en la facha del edificio. 

Veamos lo que mi informante me envía a propósito de la Casa Hualde: 

El nombre de la casa proviene de Juan de Hualde, que fue su dueño en la segunda mitad del siglo XVI. Estuvo casado con la heredera de la casa, María Juan Ibañes de Turrillas. Esta, seguramente, descendería de los Ibañes que se hicieron con el Palacio de Turrillas a principios del siglo XVI.

Juan, de origen roncalés, era escribano y en 1561 y 1563 “comisario de la val de Roncal”. 

Antes del proceso contra los del Palacio que hemos visto antes, ya existían querellas entre ambos solares por la pretensión de ser los palacianos del lugar. Cuestión que quedó resuelta con las sentencias de fines del siglo XVI. 

A los del solar les pertenecía, al menos desde fines del siglo XV, la mayor parte del lugar de Izánoz. En 1589 su procurador declaraba que “los dichos mis partes y los demas sus predeçesores arriba nombrados tamuien an sido dueños y posesores de los palaçios lugar y terminos de Yçanoz a lo menos de las tres partes de quatro del dicho lugar”[1]. Con el tiempo se habrían hecho con todo el término[2].

En la misma declaración de 1589 indicaban que en la portada de su casa “estan esculpidas en una piedra muy antigua las armas del dicho palaçio que son un escudo con dos cruzes y otras dos copas o potes en el cuello de azul en campo de gules”. Esta piedra esculpida será la que hoy tienen los de Hualde en la frontera de su casa. 

La hija de Juan de Hualde y María Juan Ibañes, Catalina de Hualde, casó con Pedro de Sada en 1571.

Este fue síndico del reino. El matrimonio hizo testamento de hermandad en 1615, declarando en el mismo ser señores, también, del lugar de Izánoz y del palacio de Reta, que compraron en 1604. 

A mitades del siglo XVII las pretensiones de ser el palacio de Turrillas ya estaban olvidadas, y así en 1663 un labrador de Turrillas declaraba que “la casa de Hualde que es sita en el dicho lugar de Turrillas y la pose don Joan de Sada nunca se a nonbrado por palaçio ni el testigo jamas a oido tener titulo de palaçio sino siempre se a llamada la casa de Hualderena”. 

A fines del siglo XVIII, y no sé muy bien cómo, la casa estaba en poder de los Bayona (dueños también de Izánoz y del Palacio de Reta). 

En 1853 se menciona como casero en casa Hualde a Bernardo Mugueta, antecesor de los actuales propietarios.

CASA URNIZA: 

TURRILLAS-07--800x600-.jpgEn el extremo noroccidental del lugar de Turrillas se asienta la actual y deshabitada cada Urniza.

TURRILLAS-08-1--800x600-.jpg

Por encima del dintel de su entrada tiene un escudo en el que se puede leer: VRNIZA. 

El único motivo que se repite hasta trece veces es una cruz de San Andrés. En su escudo partido se pueden ver en su cuartel superior seis y en el inferior siete. 

De esta casa nos dice Xabier Ituláin, en su obra citada, lo siguiente: Urniza es el apellido de una familia que poseyó esta casa ya desde el segundo tercio del siglo XVIII -2n 1730 Granciasco de Urniza era vecino de Turrillas y dueño de Miguel de Orozena- y durante el siglo XIX –hasta 1884-. En referencia de este último año se dice que la casa era “conocida en lo antiguo con el nombre de Miguel de Orocena y hoy con el de Urniza” (PR URR C. 270). En 1816 al referirse a Miguel de Orozena se nos dice de ella que tenía “el Escudo de Armas en el frontis correspondiente sus dibisas al apellido y Varonía de Urniza” (PR URR C. 193)

En 1636 Miguel de Oroz era vecino de Turrillas.

LA QUE FUE CASA IRIARTE: 

PB210061--800x600-.jpgPoco queda de esta noble casa de Turrillas. Ruinas.

Murillo--2--1.jpgSegún investigación de Xabier Ituláin Irurita se sabe que Pedro de Yriarte era vecino de Turrillas en 1588. 

En fechas recientes se desmontó el escudo de esta casa y se lo llevaron sus dueños, pero cuando Xabier Ituláin realizó el estudio sobre “El nombre de las casas del valle de Izagaondoa” parece ser que todavía lucía en su fachada, pues nos describe que la casa está “hoy semiderruida. Con escudo de gran tamaño en portada, incluyendo figuras de jabalí con gran árbol” 

El escudo que aquí se reproduce son las armas de la casa Iriarte de Turrillas, pero es un escudo que pertenece al cercano San Vicente, en el valle de Urraúl Bajo.

...

 

Llama la atención que en este lugar tan pequeño hubiera residido tanta nobleza, lo que, como se ha dicho al principio, pudiera explicar la importancia de las piezas patrimoniales que han llegado hasta nuestros días, pero que desgraciadamente, algunas de ellas, han emigrado con falsas promesas de restauración a mediados del siglo pasado, léase: el Coro Gótico de Turrillas y la Virgen Gótica que parece que se “perdió” camino del Museo Diocesano. 

 

CORO-008--800x600-.jpg

Parte del Coro Gótico a la espera de su restauración.

 

escanear0001-1---800x600-.jpgVirgen Gótica de Turrillas (desaparecida)



[1]E n 1574 unos vecinos de Grez tenían una casa en el lugar.

[2]En 1647 a Pedro de Sada (dueño de la casa) le pertenecía el lugar por entero, donde había 4 casas habitadas por caseros.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Heráldica
Comenta este artículo
11 noviembre 2013 1 11 /11 /noviembre /2013 10:43

 

    ARTÁIZ - VIII - EL EMPAREDADO

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (11-11-2013)

 

Agosto del año de 2013. Visita guiada.

 

VISITA-GUIADA-ARTAIZ--16-06-2013--5--1---copia--8-copia-1.jpg-Pasemos ahora, después de conocer al constructor de esta iglesia, a ver al emparedado de Artáiz - comenta con voz misteriosa el guía que dirige la visita guiada al grupo de interesados, que han acudido al reclamo de la actividad veraniega titulada "ARTÁIZ TE ESPERA EN AGOSTO". 

 

Entre los asistentes se escuchan  comentarios de sorpresa y como siempre, al oír sus reacciones, al guía de la visita se le nota una pequeña sonrisa y cruza con alguno de los mayores miradas de complicidad. Ha captado su atención y la de los niños.     

 

-¡Jo, tío! ¡Qué guay! ¡Un  hombre emparedado en la iglesia de Artáiz! ¡Como en las pelis!, dice espontáneamente uno de los niños. 

 

-¡Qué interesante se pone esto!, comenta una señora de mediana edad. 

 

-¿De verdad hay un muerto entre los muros de esta iglesia?, asevera un señor con cierto aire de escepticismo. 

 

-¡El pobre estará en los huesos!, como yo, ironiza un joven alto y realmente delgado que bien pudiera dedicarse al baloncesto. 

 

-¡No! !No! ¡Está enterico!, contesta el guía. 

 

Niños y grandes siguen al guía deseosos de ver lo que detrás de la puerta se esconde y escuchan con atención expectante la historia y los posibles motivos por la que se cerró hace ahora 468 años, en torno al 1545. 

 

-Necesito ayuda para abrir la puerta, pues no puedo hacer esfuerzos, dice el guía. 

 

Al momento hay voluntarios dispuestos a abrirla para ver lo que detrás se esconde. 

 

Cuando la abren aparece el hueco del antiguo paso de la iglesia a la abadía. Los vecinos desmontaron en su día solo el muro exterior porque el que da al interior de la iglesia tenia una sorpresa que supuso un gran descubrimiento, que muy pocos contemplan en la actualidad. 

 

P6293004-2---copia--800x600-.jpgLos ojos de los visitantes ven en un principio sólo unas garrafas de gasoil y una pared de ladrillo raseada.  Al momento, alguno de los más observadores lanzan al viento gestos y frases de admiración. Han descubierto un pequeño ventanuco horizontal en la pared de ladrillo reseada. Cuando el guía ilumina con la linterna en el interior del ventanuco aparece la sorpresa. Los visitantes, con los niños en primer lugar, se agolpan ansiosos, pero tienen que hacer cola para mirar de uno en uno y ver al emparedado de Artáiz. 

 

Ahí está. Ante sus ojos. Como ha dicho el guía está muy bien conservado y aparece con ropa y todo. Cuando los visitantes miran por el ventanuco descubren que el emparedado es de piedra. Quizás, después de los 444 años que estuvo ahí escondido hasta que se descubrió por los vecinos, haya sufrido una metamorfosis y su carne se haya petrificado. ¡Quién sabe! 

 

Siempre hay alguien que se fija con más detalle y describe ante los que esperan su turno lo que ve. 

 

-¡Pero si parece un canecillo! Lleva zapatos. Está como sentado y viste de sotana. La cara está muy bien conservada. No hay muestras de momificación. ¡Anda! ¡Pero si lleva un libro sobre el pecho!  

 

Esto último hace que los que están a la cola tengan aún más ganas de verlo por sus propios ojos y apremian al que les relata la autopsia a que deje paso a los demás. Así van pasando y cada cuál emplea unos segundos para observar y fijarse en el personaje emparedado en su día y hacen preguntas sin parar. Que quién es este personaje, que si pone algo en el libro, que dónde estaba antes, que por qué se le emparedó, que qué es lo que hay escrito... Así, mil. 

 

El guía, que ya sabe que esto pasa, les relata y aclara entre supuestos, los interrogantes a los que ha podido dar respuesta con cierta seguridad, pues algunos todavía pertenecen al grupo de  los misterios sin resolver. 

 

-Pues bien. Esta puerta comunicaba la iglesia con la vivienda del rector o párroco del pueblo y ya sabemos, porque además lo hemos visto los más mayores, que aunque los sacerdotes hacen voto de castidad, es decir de no casarse y mantenerse sin relaciones sexuales de ningún tipo, no por ello dejan de sentir lo que sienten todos los hombres. 

 

-También hay que tener en cuenta que antes era habitual que algunas mujeres se encargaran de la iglesia como  sacristanas. Eran las sorores y seguro que a más de una le gustaría el Abad o párroco que habían elegido en el lugar y recíprocamente al señor rector, que era hombre al fin y al cabo, también le atraería alguna de las mozas del lugar o señoras que colaboraban como sacristanas. La existencia de un paso discreto entre la iglesia y la casa parroquial favorecían encuentros gratificantes para el abad aunque poco, entre comillas,  edificantes para sus feligreses. Aunque ya sabemos que era habitual y un secreto a voces consentido entre las gentes.  

 

-Al fin y al cabo es un hombre como los demás y tiene sus necesidades como todos, justificaban algunos vecinos.

 

-¿No lo hacen hasta los abades y abadesas, obispos y cardenales y hasta el papa? Decían otros. 

 

-Mejor fuera que se les permitiera casarse y tener hijos como antes. ¿No tuvo Jesús apóstoles y discípulos que estaban casados? ¿No había curas y obispos casados hasta que llegó a ser papa Gregorio VII? comentaban los más eruditos. 

 

-Otro hecho a tener en cuenta, que pudo motivar la orden de cerrar estas puerta en las iglesias, puede estar en los nuevos tiempos que se avecinaban para la Iglesia católica, prosigue diciendo el guía a su grupo. Me refiero a que precisamente a finales del año 1545, unos días después de la visita que hizo el inspector de la diócesis a esta iglesia, como se ve por su libro de cuentas, se convocó el concilio de Trento, que entre otros asuntos trató sobre los sacerdotes y su adecuada formación, pues debían ser modelos de vida para sus feligreses y para su correcta formación se crean los seminarios. Ya saben que el concilio de Trento fue el concilio de la denominada Contrarreforma, en oposición a la reforma eclesiástica que defendieron los denominados Protestantes, con el famoso Lutero al frente. El obispo de entonces de Pamplona, Pedro Pacheco, fue convocado al concilio y quizás, quizás digo, atisbando por dónde se iba a caminar y para crear buena impresión entre los poderosos de Roma, pues aspiraba a ser nombrado cardenal, se adelantó a estas reformas y mandó cerrar estas puertas. 

 

-Bueno, les dice. Ya tenemos la orden y como es bajo pena de excomunión, que era la mayor pena de todas y más para un clérigo, el Abad se apresuraría a cumplir con el mandato. 

 

-¿Por qué se emplea este canecillo para tapiar la puerta? pregunta una señora. 

 

-Parece ser que en un momento determinado, posiblemente en fechas muy cercanas a aquella visita de 1545, parte de las zonas altas de los tapiales norte y sur se desprendieron. Lo pueden comprobar si se fijan en el alero, pues en esas zonas ni hay canecillos ni el alero sigue la estructura del resto. Tenían el material a mano para cerrar las puertas  indicadas y echaron mano de él, quizás no sin cierta intención de ocultar en concreto este canecillo. Seguro que si ahora abriéramos los huecos cegados en el siglo XVI encontraríamos nuevos canecillos ocultos.  Pero este en concreto pudo ser ocultado bajo la esperanza de que no volviera a ver la luz, por lo que en él está escrito. La respuesta la podemos tener en el mismo canecillo. 

 

-Fíjense en los detalles. Se trata de un clérigo a juzgar por la vestimenta talar. Con dignidad sus manos sostienen un libro abierto como hacían los diáconos lectores. Y lo más importante. Hay algo escrito en el libro, así que todo aquel que supiera leer y no fuera ciego, podía comprender el mensaje que aquí se escribe.

 

Desde mi punto de vista esta es la talla más importante de la iglesia de Artáiz porque es el único, hasta el momento, que nos comunica un mensaje por escrito, y lo escrito, como bien se dice, escrito está. Lo que me extraña es que se contentaron con ocultarlo en la esperanza de que no se volvería a abrir la puerta y no lo destruyeran e hicieran pedazos y con ellos rellenaran el hueco. Ya ven. La vida da muchos cambios y resulta que sí se abrió y gracias a ello, ahora, podemos visitarlo y comentar toda la historia que hay detrás. 

 

P6292979-2---copia--800x600-.jpgUn niño, impaciente, mientras el guía da la anterior explicación, ha estado levantando una y otra vez la mano para preguntar. Por fin cuando se le da la palabra dice: 

 

-Tengo una pregunta. ¿Qué pone en el libro? 

 

-Muy buena pregunta, le dice el guía, que ha notado que sigue la visita con mucho interés lo mismo que su hermana mayor y otro niño más pequeño. Han venido con sus padres, que les han acostumbrado a visitar museos y acudir a exposiciones y eventos culturales. 

 

Al guía, que ha sido maestro de niños y jóvenes a lo largo de su vida laboral, le caen muy bien y en muchas de las explicaciones se dirige directamente a ellos, pues no es muy frecuente ver tanto interés en gente joven. De hecho, suelen acudir  personas de mediana o avanzada edad, cuya espontaneidad está muy mermada y temen responder a las preguntas que se les formula a lo largo de la visita, por miedo a meter la pata. Los niños, sin embargo, son pura intuición y su mente limpia de prejuicios suele atinar claramente con la respuesta e interpretar la simbología mejor que cualquier docto estudioso del tema. 

 

-Muy buena pregunta, porque, ¡Mirad!, dice mirando a los niños. Lo que pone en el libro pudo haber sido el motivo por lo que aprovechando que se cayó, alguien que no estaría de acuerdo con lo que en él está escrito lo ocultó aquí, en lugar de volverlo  a colocar en su sitio original. El alero. 

 

Y el guía muestra a todos los presentes la fotografía del libro y lo que pone. Para que se vea bien y se pueda leer sin dificultad con el Paint ha marcado en rojo las letras y así se ve perfectamente. 

 

Los visitantes se arremolinan para leer. 

 

P6293029-4---copia--800x600-.jpg-Veis, está escrito en latín, pero es un latín muy popular y sin saber mucho de esta lengua se puede comprender fácilmente. Pone lo siguiente: 

 

IS       RE

MEI    DEVS

EO     NDV 

 

Pero observad cómo en la parte superior derecha se ha roto el libro y posiblemente falta una X a continuación de RE. El verbo está sobreentendido y después de REX vendría EST. También está sobreentendida la partícula IN delante de EO. Además  hay que interpretar la última palabra NDV que sería la abreviatura de MVNDV, por lo que la lectura todo seguido sería: 

 

“IS RE(X)  (EST)  MEI  DEUS  (IN)  EO  (MU)NDU” 

 

-¿Alguno se atreve a traducirlo al castellano? Es fácil. 

 

-Este...rey...mi...Dios...del mundo, van completando entre todos los que se atreven. 

 

-Así es. “ESTE REY ES MI DIOS EN ESTE MUNDO”  dice el guía e invita a los asistentes a regresar hacia atrás en la Historia para ver de tratar de situar esta aparente declaración de fe, pero que en realidad es una reivindicación política, en su posible contexto.  

 

-Para ello tenemos que ir a una época en que ni existía la iglesia de san Martín de Artáiz y salir de las propias fronteras del reino de Navarra. Hagamos el viaje en el tiempo.

...

 

Corre el año de 1073. Hildebrando Aldobrandeschi es elegido Papa.  Toma el nombre de Gregorio VII. Enrique IV es el emperador del Imperio Romano Germánico que, heredero del imperio Carolingio, se extiende por tierras alemanas e italianas cuyos príncipes, sean civiles o religiosos, le han jurado vasallaje. Frente al poder del emperador está el poder del Papa de Roma, que domina políticamente como un rey más sobre sus Estados Pontificios. Además como Papa de la cristiandad impone su autoridad por toda la Europa cristiana y es el que corona al emperador. Ambos, el Emperador y el Papa, son muy poderosos y como poderosos dominan grandes tierras y tienen o contratan sus propios ejércitos.  

 

Pues bien, Gregorio VII inicia una fuerte reforma de la iglesia empezando por prohibir el matrimonio de los clérigos. También dicta normas para acabar con la simonia, que consistía en comprar títulos religiosos como el de obispo, y reclama para sí el derecho del nombramiento e investidura de los obispos otorgándoles el báculo y el anillo. El emperador lo ve como una clara injerencia en sus asuntos,  pues considera también a los obispos vasallos suyos, porque le han prestado juramento de fidelidad y de obediencia al comprometerse a dirigir el feudo entregado por el emperador. Considera que estos altos cargos de la iglesia han de ser nombrados e investidos por él y se ve también con poder para destituirlos. 

 

Para que se entienda más fácilmente esta situación parece que tanto el emperador como el papa hace la siguiente reflexión. 

 

El emperador  viene a decir: 

 

-Yo soy emperador por la gracia de Dios y por Él he sido elegido para gobernar sobre todas los reinos, principados, marquesados, ducados de mi imperio y sobre todos mis vasallos de cualquier condición. Por ello estoy por encima de ti que eres rey de tus estados y me has prestado vasallaje. Tú, aunque seas el papa o seas obispo, eres mi vasallo, pues al ser el jefe de tierras sobre las que tengo poder como emperador, me debes obediencia. 

 

A ello el papa, que busca la separación de los poderes, le contestaba: 

 

-¡Que te lo has creído!, y hace llegar sus embajadas ante el emperador para decirle que aunque  Enrique IV sea el emperador está sujeto a su obediencia como cristiano e hijo de la Iglesia que es y que él es el Papa, es decir, el representante de Dios en la tierra, puesto por el Espíritu Santo al frente de la iglesia cristiana y que es a él y sólo a él a quien corresponde elegir, nombrar e investir a los cargos eclesiásticos y hace valer su posición amenazándole con la excomunión, lo que inmediatamente lleva consigo el dejar de ser emperador. 

 

Así, pelean verbalmente, se destituyen mutuamente y levantan las espadas uno contra el otro, pues ninguno de los dos da su  brazo a torcer y no admiten injerencias del otro en sus dominios y funciones. Sus sucesores respectivos tardarán en dar con una solución que satisfaga a sendas partes y en el resto de Europa sobre todo en Francia, Inglaterra y España ni tan siquiera sus reyes dan a conocer el decreto papal imponiendo su autoridad en todo el orbe, pues se consideran señores de sus reinos y con poder para decidir e intervenir en el nombramiento de los clérigos de sus iglesias respectivas.

 

... 

 

Lo que en el siglo XI comenzó, se mantiene a lo largo del tiempo y a escalas más locales se reproduce en reinos, principados y señoríos de toda Europa.  

 

También en Artáiz parece que hay que dejar las cosas claras y separar el poder político del poder religioso y el obispo constructor de esta iglesia, que es señor poderoso en Pamplona y estos lares navarros, indica a su tallista que grabe en el libro que sostiene el clérigo de turno, las palabras: “IS REX MEI DEVS EO NDV” y que lo coloque bajo el alero de la fachada sur de la iglesia para que todos, ahora y siempre, lo vean y los que sepan leer y no sean ciegos que se lo cuenten a los analfabetos. Esta iglesia no se somete a señor civil ninguno y tributa directamente a la Diócesis de Pamplona porque su obispo es su hacedor. 

 

-¿Por qué entonces cuando en 1545 se manda cerrar a cal y canto los huecos de la iglesia se oculta este canecillo? ¿Por qué no se colocó de nuevo a la vista de todos en el alero? ¿Qué había cambiado en los casi trescientos años transcurridos desde la erección de la iglesia de Artáiz? ¿Tuvo algo que ver en esta decisión la anexión de Navarra por Castilla? ¿Intervino en esta decisión directamente el señor obispo Don Pedro Pacheco, colocado en la sede pamplonesa al ser claramente partidario del emperador Carlos V de Alemania, I de Castilla y IV de  Navarra?, pregunta a los asistentes el guía y deja en el aire las respuestas para tanto interrogante con otro más.  

 

-¿O todo esto son elucubraciones mías? 

 

obras-1985--2----copia--800x600--copia-1.jpgPuerta tapiada al fondo de la iglesia donde apareció el “emparedado”. 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
8 noviembre 2013 5 08 /11 /noviembre /2013 12:00

RECORDANDO A LOS DIFUNTOS DE IZAGAONDOA

Por Simeón Hidalgo (08-11-2013)

 

 Aunque a nuestros seres queridos difuntos les recordamos a diario, aunque en todas las religiones y culturas se realizan ritos religiosos cuando les despedimos al poco de morir, hay días especiales en que nos acordamos más de ellos.  

Para los cristianos católicos uno de esos días es el 2 de Noviembre. Es el día dedicado a "Los Fieles Difuntos".

Aunque actualmente casi es tabú hablar de nuestro destino y se evita aún más mentar a la muerte, quizás si planteáramos abiertamente en nuestra vida la realidad de que habrá un momento en que esta vida se acabará, quizás, digo, cambiaríamos los valores por los que nos movemos. 

Toparse cara a cara con la muerte o estar muy cerca de ella es una experiencia que te cambia  y hace reflexionar. Ayuda a valorar mucho más la vida.  Yo lo he experimentado y tengo que decir que asumo esta realidad  sin miedo. 

Por ello, me gusta de vez en cuando visitar los cementerios.  

Es lo que hice el pasado día de Todos los Santos. Fui de pueblo en pueblo recorriendo los cementerios, los lugares para dormir, pues en esa fecha se ven mejor cuidados que en el resto del año. En algunos de ellos,  Turrillas e Induráin, coincidí con los vecinos que acudieron al responso religioso. Me uní a ellos y juntos rezamos una oración por los familiares difuntos. 

Sirvan estas líneas y las siguientes imágenes para recordar a los difuntos de Izagaondoa.

  

ARDANAZ--2---800x600-.jpgARDANAZ--800x600-.jpgCEMENTERIO DE ARDANAZ.

 

GUERGUITIAIN--800x600-.jpgGUERGUITIAIN--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE GUERGUITIÁIN. 

IDOATE--800x600-.jpgIDOATE--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE IDOATE. 

INDURAIN--2---800x600-.jpgINDURAIN--800x600-.jpgCEMENTERIO DE INDURÁIN. 

IRISO--2---800x600-.jpgIRISO--800x600-.jpgCEMENTERIO DE IRISO. 

LIZARRAGA--800x600-.jpgLIZARRAGA--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE LIZARRAGA. 

RETA--800x600-.jpgRETA--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE RETA. 

TURRILLAS--800x600-.jpgTURRILLAS--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE TURRILLAS. 

URBICAIN--800x600-.jpgURBICAIN--2---800x600-.jpgCEMENTERIO DE URBICÁIN.

ZUAZU--2---800x600-.jpgZUAZU--800x600-.jpgCEMENTERIO DE ZUAZU.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo
7 noviembre 2013 4 07 /11 /noviembre /2013 10:14

ES ROJO, ES GRIS

Por Simeón Hidalgo Valencia (07-11-2013)

 

GRULLAS---copia--800x600-.jpgObservar la Naturaleza me lleva en ocasiones a pensar y reflexionar en la manera como actuamos a veces las personas y procuro aplicarme el cuento para ser consecuente. 

Cuando al atardecer del domingo pasado volvía a mi casa, el día se dormía entre arreboles y una gran nube con paleta de rojos, grises, amarillos y blancos azulados me recordó, por su forma, a la bandada de grullas emigrantes que vi hace dos días desde Zuazu, camino de mejores climas, anunciándonos la llegada de los fríos. 

Carpeta-8-2143-2---copia--800x600-.jpgA la altura de Urroz-Villa me detuve y desde el crucero de la villa saqué una fotografía para recoger la belleza de este efímero paisaje vespertino. 

Carpeta-8-2144-1---copia--800x600-.jpgSeguí mi camino hacia Pamplona y a mi izquierda me acompañaba la misma nube, pero lo que en Urroz eran colores vivos, se veían ahora como apagados grises. Aunque la forma se mantenía, sus tonalidades habían cambiado a pocos kilómetros de distancia y como me llamó mucho la atención me paré de nuevo a la entrada de Uroz y saqué otra foto.  

Seguro que si preguntásemos a la gente de Urroz-Villa por el color de su nube nos dirían que sí, que esos rojos y amarillos, grises y blancos azulados eran lo que ellos vieron, pero si se la hacemos a los de Uroz, sus vecinos y casi tocayos gentilicios, nos dirían que sólo eran tonalidades grises. 

El hecho es que se encuentran dos amigos y que uno es de Urroz y el otro de Uroz. Les preguntamos sobre la forma y el color de la nube respectiva. 

-Tenia forma de triángulo o punta de flecha -dice el de Urroz- y sus colores eran  rojos,  amarillos, grises...

-¡Si! Era así, como apuntada -afirma el de Uroz-, pero de color, ¡nada! Era grisácea, como de lluvia. 

...y poco a poco se enzarzan en vana discusión a costa del color de la nube que vieron desde su pueblo, hasta que uno de los dos dice: 

-Pues desde mi pueblo se veía...

-Pues desde el mío... 

Y dándose cuenta de que hablan de la misma nube, que es lo que en este caso les une, se admiran de que según el punto de vista las cosas pueden cambiar y que desde esos puntos diversos de vista los dos tienen la razón y siguen, como amigos, la ronda. 

Admitir que la nube, es decir: las cosas, los hechos, las formas, las verdades, … tienen distintos puntos de vista a la vez que admitir y reconocer que desde esos puntos de vista las cosas se ven o parecen distintas por lo que lo que parece una verdad absoluta se convierte en verdades relativas, es básico para una sana convivencia. 

Hay quien tiene miedo a conceptos como "relativo", "relatividad", "relativismo" y necesitan la seguridad de una única verdad... ¡Con el peligro que la verdad única supone!  

Desde su propio punto de vista, muy filosófico, por cierto, defienden la única verdad y como ellos la creen poseer, tratan de imponérsela a los demás y como los demás también tienen otra distinta visión, la defienden ante los primeros y como unos y otros no se pongan de acuerdo en lo que tienen en común, el conflicto está servido...

Y tenemos multitud de ejemplos muy negativos a lo largo de la historia de la humanidad. 

¿Hacemos la lista?

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Opinión
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens