Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
4 noviembre 2013 1 04 /11 /noviembre /2013 11:03

     

EL BESTIARIO DE SAN MARTÍN DE ARTÁIZ

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (03-11-2013)

 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--800x600--copia-1.jpgLa iglesia de San Martín de Artáiz tiene una buena colección de animales, reales o mitológicos, cuya presencia ayuda en algunos casos a identificar, comprender o interpretar las escenas en las que están incluidos.

Desde los primeros pasos de la Humanidad la representación de animales en las manifestaciones de expresión humana es habitual, sea en lo recóndito de las cuevas o en los abrigos rocosos, en las entradas a las ciudades o en los templos de cualquier civilización a lo largo del tiempo y del espacio.

A cada uno de ellos los humanos otorgamos y concedemos características definidas de carácter positivo o negativo.

Por eso, desde antiguo, se tendió a reunir a las bestias en catálogos, fueran animales reales o creados por la imaginación y a cada una de estas bestias se les otorgó  cualidades en consonancia con la experiencia que los humanos tuvieron de ellas. Aparecieron los bestiarios.  

 

Con el nombre de bestiario nos referimos a una Colección de Bestias, recogidas en códices o publicaciones a las que se describen y se ponen como ejemplo, para la ética  humana. 

 

Desde las culturas antiguas de Mesopotamia, Egipto, Grecia, Roma, Judía, Culturas Asiáticas, Musulmanas o Precolombinas, todas las civilizaciones y culturas han mirado a su alrededor y han ponderado las cualidades y defectos de la fauna con la que convivieron.

La Primera Obra de  estas características es el: PHYSIOLOGUS (Grecia s. II-IV)

Se popularizan en la Edad Media: Inglaterra y Francia (XII)

Visión moralizante: Bestiario Positivo (reales o fantásticos)

                                  Bestiario Negativo (reales o fantásticos)

El más famoso de época medieval: BESTIARIO DE ABERDEEN (Inglaterra XII)                         

 

 En Navarra se editó en el año 1982 el “Bestiario esculpido de Navarra”, cuyo autor Ignacio Malaxecheverría Rodríguez nos habla de 33 especies de animales recogidos por toda su geografía.

Pero sólo en Artáiz podemos hablar de 19 especies distintas, más 3 sin determinar, lo cual me parece muy interesante destacar.

En el bestiario de Artáiz podemos identificar con claridad a los siguientes animales reales: al león, al perro, a la liebre, al caracol, a la vaca o toro, al cerdo, al caballo, a las águilas, al pez y al sapo.

También hay seres imaginarios o mitológicos como: el leviatán, las arpías o el dragón.

Se adivinan el murciélago y el gato y camuflados podemos identificar algún otro. Pudiera encontrarnos hasta con el hipopótamo.

Otros son más difíciles de identificar como ciertos rostros entre persona y animal, así como alguno que se ha deteriorado más por la acción humana que por el paso del tiempo, dado que las tallas de San Martín de Artáiz se conservan en bastante buen estado en general.

De su fachada se ha perdido la serpiente, huída por la mutilación de uno de sus personajes. 

 

Coincido con Ignacio Malaxecheverría, autor del magnífico libro citado, en que más allá del aspecto artístico, como en general en el Románico, lo que promueve el interés por la representación de animales en la escultura de estas épocas es tratar de descubrir el significado de todas estas tallas. ¿Cuál es su significado? ¿Qué se nos quiere decir con su presencia? ¿Cómo leerlos e interpretarlos adecuadamente? ¿Cuáles eran las claves o razones de su presencia? 

Sin duda que al hacer el esfuerzo de lectura de estos símbolos, insertados en la escena en que muchas veces aparecen, comprenderemos mejor lo que el maestro tallista medieval quiso expresar y comunicar en su obra. Si están ahí, ante la vista del espectador, no es de manera gratuita, sino para cumplir con su importante función didáctica.  

 

Recordemos que la mayoría de la población de la época en que se construye la iglesia de Artáiz era analfabeta, por lo que la transmisión del conocimiento se hacía a través de la palabra y de la imagen. Pero para que esta palabra quedara para siempre, a falta de adelantos modernos, se esculpía la piedra para transmitir a muchas generaciones el pensamiento de la época. Época dominada por la fe cristiana, pero que participaba también de los conocimientos clásicos ajenos al cristianismo a los que asumía en la medida que lo reforzaba, sea al confirmar parte de su doctrina  o al poner un elemento de contraste con la misma, que había que rechazar.

 

El problema con que nos encontramos en el siglo XXI es que también en gran parte somos analfabetos frente a los conocimientos del XII y su mundo simbólico e interpretativo. Por ello nos resulta tan difícil descubrir los mensajes grabados en las piedras medievales y comprender el fondo de estos grabados. Parece que así lo veía ya el tallista de la portada de Artáiz y por dos veces esculpe a sus personajes con el dedo índice extendido hacia su cara, indicándonos que observemos con atención, pero como buenos analfabetos que somos de un mundo pasado, nos quedamos mirando el dedo y el exterior y clasificamos, ordenamos, establecemos dependencias y escuelas, pero nos olvidamos de la verdadera intención del tallista medieval al hacer su obra. El mensaje.  

 

Así pues, al hacer el estudio del bestiario de la iglesia de Artáiz, me preocupa más dar con las claves de su correcto simbolismo. Difícil es, pero hay que intentarlo.

Veamos uno a uno a los animales que componen el bestiario de San Martín de Artáiz. 

 

EL LEÓN: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--2---800x600-.jpgBESTIARIO-DE-ARTAIZ--3---800x600-.jpgSon las dos grandes representaciones de los leones de la fachada, las que más llaman la atención del espectador, tanto por su tamaño como por su colocación y por su talla. En el libro citado, Ignacio Malaxecheverría hace un compendio sobre la figura y simbolismo del león cuya lectura se recomienda.

 

Los leones de Artáiz, aunque muy diferentes en las formas, en las que se asemejarían a Leire, su mensaje está en la línea de los representados en el tímpano de Jaca, lo mismo que el crismón del tímpano de la portada.

 

En Artáiz la interpretación más aceptada, con la que estoy de acuerdo, es la que habla de su simbolismo cristológico, representando a Jesús como salvador y dador de la nueva vida, aunque también como Juez del final de los tiempos, en consonancia con el Alfa y la Omega del crismón. El León-Jesús nos pare, da vida y fuerzas para dominar el mal.

 

De todas formas no hay que olvidar lo que dice el apóstol San Pedro en su primera carta 5, 8: “Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.” ¿Pudiéramos ver, según esta cita, en el león de nuestra izquierda al Diablo y en el de la derecha a Jesús?  

 

Podemos descubrir un tercero león en el capitel interior izquierdo según miramos desde el exterior.

 

Físicamente se le talla con grandes melenas que  cubren cabeza, cuello y toda su espalda. Su rostro muestra unas fauces abiertas que dejan ver sus poderosos dientes. Sus fuertes extremidades terminan en  potentes garras dispuestas a atacar en cualquier momento. Su rabo aparece recogido entre sus patas traseras. Su fuerza y potencia parecen contenidas, quizás en consonancia con el capitel del que forma parte. Si se desataran, su fuerza bruta nos eliminaría en un momento.

 

Desde mi punto de vista se muestra aquí al león como símbolo de una de las edades humanas. La edad adulta. Edad de plenitud física, de fuerza y potencia, de reinado indiscutido, de relación creativa,… Su reinado termina malogrado por el paso del tiempo y con los años toda esa fuerza y potencia física se convertirá en fuerza espiritual y en conocimiento. 

 

EL PERRO: 

 

El animal más veces representado en la iglesia de San Martín de Artáiz es el perro. Al menos lo vemos por cuatro veces repartido en distintas escenas. Aparece en la metopa correspondiente al “Rico Epulón”, en sendos capiteles interiores de la portada y en uno de los capiteles interiores del ábside.

 

En cada situación o escena parece que se ponen de manifiesto los diferentes simbolismos de este animal, tan cercano al ser humano. Veamos cada una de sus apariciones en esta iglesia. 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--10---800x600-.jpgEste perro, que se asemeja a un galgo, se encuentra esculpido en el capitel interior izquierdo, en el denominado capitel de “las edades del hombre”. Habíamos visto ya al león. Ahora nos fijamos en el segundo animal que representa una de estas fases humanas. En este caso es un perro. Perro al que se le notan todas sus costillas, parece escuálido, con paso tranquilo y husmeando en el terreno con la cabeza gacha. Su estado de postración la logra el tallista a través de un semicírculo que forma desde el arranque del rabo, igualmente caído, hasta su hocico alargado besando la tierra. Su debilidad, su necesidad, su falta de recursos, así como su sumisión y humildad hacen relación a los primeros años de vida de las personas: la infancia. Como este perro necesitado de cuidados también el niño, al que representa, ha de ser protegido, alimentado y defendido hasta tanto llegue a la edad adulta. 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--17-.jpgEste otro perro se encuentra en el capitel interior derecho. Lo que resalta de él es su aspecto fiero. Nos enseña sus fauces para llamarnos la atención, mientras parece emitir un sordo gruñido. Todo su rostro infunde pavor comenzando por su mirada y aunque sentado aparentemente tranquilo y obediente, mejor será tener un poco de prudencia y mantenerse a cierta distancia. Sus garras se asientan con seguridad en el suelo. Su rabo, al igual que los leones de la fachada, se retuerce entre sus piernas y se apoya sobre su lomo. Aunque también el maestro tallista deja ver su costillar, sus potentes y musculosas extremidades armadas  están dispuestas a saltar sobre su presa y defender su territorio.

 

Actitud muy diferente al anterior perro. Ahora se muestra como poderoso, fiero, defensor. La fidelidad a su dueño le lleva al ataque del intruso. Como el can Cerbero protege la entrada de este templo e impone su respeto a todo el que pasa por su lado. Sólo quien lo conoce, lo controla y sólo a quien conoce, obedece. ¿Seremos como el saltimbanqui que se apoya en su lomo con pericia y lo domina? 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--47-.jpg“… pero hasta los perros venían y le lamían las llagas.” 

 

En el episodio del Rico Epulón, se cita ex profeso a los perros y el cantero que labró las metopas de San Martín de Artáiz mete a uno de ellos en la escena. Lázaro, enfermo y lleno de llagas está tendido a los pies de la mesa del rico, pero sólo le llega ayuda y consuelo de un perro. La piedad, la ayuda, el socorro, están representadas en el perro que alivia el dolor de las llagas de Lázaro.

 

Fijándonos con atención en la imagen veremos la lengua del perro lamiendo el dolor. Es el perro caritativo y generoso, fiel y cariñoso con su amo, a quien no abandona ni en el dolor ni en la muerte.

 

Los que tenemos perro bien sabemos de lo que son capaces y hemos podido comprobar el amplio abanico de sus actitudes. 

 

BESTIARIO DE ARTÁIZ (34) [800x600]En el capitel izquierdo del interior del ábside, según miramos, junto a una serie de caras humanas, aparece tallado el cuarto de los  perros. Conserva aún parte del colorido que tuvo en su momento. Su tosca talla sigue el estilo del resto de caras existentes en sendos capiteles del ábside, de marcado sabor popular.

 

Estos capiteles son de ejecución más tardía que los de la portada y no dejan de tener similitudes importantes con los del pórtico de la iglesia de Eusa, por lo que pudiéramos estar ante algún representante de la escuela de Petrus de Guerguitiáin.

 

Al estar fuera de toda escena resulta difícil ver un significado propio a este perro. Aparece representado en la cara derecha del capitel, en su parte superior. No parece ir más allá del propio divertimento del artista popular, aunque su simplicidad también atrae, como lo hacen las caras que se muestran. 

 

Pudiera existir un quinto perro en la metopa correspondiente al “Descenso de Jesús a los Infiernos”, pero después de estudiar la representación con mucho detenimiento y viendo sus características, he optado por mostrarlo como un animal nuevo, que en su momento identificaré y mostraré. 

 

EL CABALLO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--48---800x600-.jpgBESTIARIO DE ARTÁIZ (22) [800x600]En la metopa del “Torneo”, como es lógico en esta época, el caballo está presente. Es la pieza esencial de los caballeros y base de su posición social. Una vez domado, el caballo se hace uno con su jinete y le otorga fuerza, destreza y seguridad. Le transporta de un lugar a otro y en su embestida derriba y hace huir al enemigo.  

 

En uno de los canecillos del alero del extremo occidental de la fachada sur, aunque bastante deteriorado, se puede identificar todavía lo que fue una cabeza de caballo. Se le representa como a los caballos del torneo con su bridón correspondiente, de donde le cuelgan las riendas para dirigirle. Todavía hoy se conservan pese a ser una de las zonas más débiles del canecillo.

 

Cualidades como su nobleza, obediencia, docilidad,  fuerza, agilidad, velocidad, versatilidad, valor, coraje, resistencia  y energía las pone a servicio de su amo y son cualidades muy convenientes, a la vez, en las personas. 

 

EL BÓVIDO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--29---800x600-.jpgUno de los canecillos del alero representa la cabeza de un bóvido. Magistralmente esculpido conserva aún hoy, a pesar de los efectos de la erosión, la frescura de hace siglos.

 

Cada una de sus partes está perfectamente proporcionada y representada: los cuernos, las orejas, los ojos, las fosas nasales y la boca. El maestro tallista le confiere vida mostrando la lengua del animal hurgándose la nariz, en un gesto natural observado a diario.

 

Igual que en el caso del caballo su proximidad a los humanos hace que se valore profundamente sus cualidades, tanto como vaca, toro o buey. Su fuerza, su docilidad, su paciencia su tesón, su recurso como alimento hacen que  este animal haya sido apreciado en particular entre los humanos, que desde los orígenes de su existencia los introdujo en el círculo familiar. De su importancia nos hablan sus apariciones por la comarca además de en Artáiz en Villaveta. 

 

EL CERDO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--31---800x600-.jpgEste precioso canecillo nos muestra el trabajo de un maestro cantero lleno de imaginación, creatividad y virtuosismo que a la hora de plasmar a un nuevo animal  del establo familiar, supone estas cualidades en la mente del espectador y reclama su colaboración para recomponer la pieza, a manera de  acertijo o adivinanza.

 

 “El animal que aquí se esconde no tiene desperdicio y por San Martín, seguro, se ofrece en sacrificio”.   Parece que nos pregunta. ¿De qué animal se trata? Es fácil adivinarlo: El cerdo.

 

Me asombra la maestría de su ejecución. Enroscado sobre sí mismo, la cabeza del animal está en el centro del círculo. Para verlo bien hay que girar la pieza. Las patas cuelgan de la parte superior del canecillo y entre ellas ha tallado unos elementos decorativos que dan un aire exótico al motivo.

 

Hay que señalar que frente a esta hermosura de canecillo, su simbología en cuanto animal, por lo general, es negativa. Es considerado animal impuro por el Judaísmo y prohibido igualmente por el Islam. Su nombre está en boca de todos cuando se quiere causar mofa. Es muy rico el vocabulario que a él se refiere y con frecuencia se aplica a las personas. Sin embargo contemplar a los lechones cuando son alimentados por su solícita madre enternece.

 

Hay un estudio muy interesante sobre este animal y su repercusión en el lenguaje humano realizado por Kamilla Tutaeva, de la Universidad de Kazán titulado: “La simbología del cerdo en la fraseología inglesa, rusa y española”. Se puede leer en Internet en la siguiente dirección: “elies.rediris.es/Language_Design/LD11/LD11-01-Tutaeva.pdf”. ¡Cuánta riqueza de vocabulario se ha creado en torno del cerdo!

 

A pesar de su simbolismo tan negativo hay que reconocer que es un buen animal de granja para los pueblos que no lo tienen como tabú en su alimentación. En la cultura cristiana es un animal importante para su dieta. Antiguamente cada familia, en los pueblos y aldeas, con las sobras de la comida alimentaba a uno o dos cerdos. Durante todo el año se les engordaba y llegados a Noviembre, en el veranillo de San Martín, con el buen tiempo se hacía la matanza. Del cerdo se aprovechaba todo y era un recurso importante para tener alimento adecuado para el invierno junto a los frutos recogidos en el campo: grano, vino, frutas y verduras, frutos secos. Terminado este quehacer doméstico de subsistencia podían llegar las nieves y el rigor del invierno, dado que estaban las despensas llenas con las provisiones adecuadas. 

 

LA LIEBRE 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--14---800x600-.jpgEl capitel exterior derecho es el más deteriorado de los seis que forman parte de la portada. En sus dos caras se labra una liebre agazapada. La del lado derecho se ha conservado bastante bien, mientras que la de la izquierda se ha perdido por el mal de la piedra que ha atacado a este capitel. De todas formas la silueta que se aprecia sirve para identificar al mismo tipo de animal y en similar actitud.

 

Las dos veces que en la comarca de Izaga se representa en el románico a este animal se hace prácticamente en la misma postura prudencial. Agazapada y tímida aparece también en la portada de la iglesia de Santa Eulalia, en Lizarraga, debajo del peregrino que va decidido andando por el camino hasta la meta. La actitud que en Artáiz se muestra, si nos fijamos en el resto del capitel, es la de la prudencia, incluso hasta la de la cobardía, frente a la de decidida observación a la que el personaje de la izquierda nos invita.

 

La liebre es símbolo también de la rapidez, aunque no lo sea a veces de la constancia, como sucede en la fábula popular de La Liebre y la Tortuga. Su debilidad y timidez le hacen ser también precavida. También nos habla de fecundidad.  

 

EL CARNERO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--53-.jpgEn la metopa que representa el sacrificio de Isaac, a pesar del evidente deterioro, se adivina la presencia del carnero del relato. Enredado entre las zarzas Yahvé se lo ofrece a Abraham para que lo sacrifique en lugar del niño.

 

Es un animal muy cercano al hombre medieval como la liebre o el conejo, el cerdo, la vaca, el caballo y el perro. Imprescindible para el crecimiento de los rebaños, se muestra aquí como víctima para el sacrificio en alusión clara a la figura de Jesús, cordero sacrificado por la salvación de todas las personas.

 

En Artáiz hay que contemplarlo desde su aspecto positivo y redentor, como más tarde se representará como objeto de adoración pintado en el ábside.

 

Su simbolismo es ambivalente pues va desde la visión de Jesús como protector del rebaño hasta la visión de Diablo como presidente de conjuros, aquelarres y desenfreno sexual. 

 

EL CARACOL: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--27---800x600-.jpgEntre la fauna recogida en el alero también se encuentra el caracol. El canecillo está muy deteriorado y se está descomponiendo. De todas formas se aprecia aún que se trata de la cabeza y parte delantera del pie del caracol, que en día luminoso después de la lluvia sale a pastar y “saca sus cuernos al sol”.

 

En ningún otro lugar más que en Artáiz he visto a este animal esculpido, por lo que su aparición le aporta interés. Sin duda alguna que ya en la Edad Media sería valorado por sus cualidades culinarias e incluso medicinales, aunque como pasa con otros animales se le puede valorar desde aspectos contrarios.

 

Por su lentitud se le califica de perezoso. Por no separarse de su casa, que lleva a cuestas, egoísta y avaro. Por arrastrarse por los suelos se le tiene como animal negativo al igual que a la serpiente. Sin embargo sus cualidades son muy importantes gracias a su baba regenerativa de tejidos por lo que simboliza la vida. También es símbolo de la fecundidad y del crecimiento progresivo como indica la espiral de su caparazón. 

 

EL GATO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--25---800x600-.jpgAunque el estado de conservación no es el óptimo a la hora de catalogar este canecillo me decido por considerarlo como la representación del rostro de un felino. Un gato posiblemente. Sus orejas puntiagudas, su mirada y sus carrillos rechonchos así me lo sugieren.

 

Estamos ante otro de los animales importantes para el ser humano, pues desde los albores de la civilización aparecieron formando parte del núcleo de los humanos. La importancia y consideración  que en la civilización egipcia tuvieron fue tal que alcanzó la categoría de dios, representado como la diosa Bastet, culto que pasaría a Europa a través de las legiones romanas.

 

Se puede leer el artículo “El simbolismo del gato a lo largo del tiempo” en captelnet.campusinstituto.com.ar/...gatos/, donde se hace una recensión de las vicisitudes de este animal a lo largo de los tiempos. Hoy día valoramos su papel en nuestra cultura y de alguna forma ha vuelto a recibir la categoría de dios, pues en muchos hogares son formalmente los dioses de la casa. Han recuperado su estatus antiguo y son considerados como animales positivos, limpios, libres, cariñosos, femeninos y sensuales. No siempre fue así, pues en el tiempo en que se talla y coloca en el alero de esta iglesia era perseguido y asimilado a lo pagano, al mal y se le tiene como símbolo del Diablo y de la brujería.

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--24---800x600-.jpgEste otro canecillo, situado en el alero por encima del tejaroz de la portada, parece representar también un felino, si observamos con detenimiento la cabeza. Posiblemente otro gato. Contemplarlo resulta más difícil por la zona donde se ubica.  

 

Si el gato estaba tan mal considerado por la Iglesia ¿Por qué, entonces, se le representa en el recinto sagrado?  Como hemos visto en otros lugares de la zona de Artáiz, caso de la portada de Santa Eulalia de Lizarraga, parece ser que los cultos, costumbres y ritos anteriores al cristianismo en parte seguían practicándose en el siglo XII. Aunque la iglesia los prohibía, perseguía y castigaba, no siempre los desarraigaba del todo. En relación al gato, como se ve, a pesar de la maldad intrínseca que poseía a tenor de los clérigos, se le representa en el alero de la iglesia por dos veces como uno de los animales cercanos y beneficiosos para el ser humano. De esta manera, el tallista que lo esculpe y lo adorna y el albañil que lo coloca sosteniendo la cubierta, están transmitiendo la visión popular antigua sobre este animal, al que consideraban positivo para sus vidas. 

 

EL MURCIÉLAGO: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--21---800x600-.jpgEl grado de miedo y temor que transmite esta talla de la ménsula derecha que sostiene el tímpano, según miramos la portada, es todavía lo suficiente, a pesar del deterioro al que intencionadamente le ha sometido la mano humana. Sus orejas puntiagudas y sus ojos redondos y saltones me dan pie para pensar en el animal que aquí se representaba: el murciélago.

 

Estamos ante otro de los animales negativos  en la Edad Media como símbolo del mal y del Diablo que era. Por su carácter nocturno se le encuentra formando parte de los ritos mágicos y conjuros de las brujas. En la cultura occidental su presencia crea inquietud y anuncia males.

 

La identificación con el diablo aparece cerca de Artáiz en la iglesia de Ekai, donde a uno de los diablos de las pinturas se le representa con alas de murciélago.

 

Su presencia en esta parte de la portada está bien justificada, pues muestra lo negativo frente a la representación positiva de su pareja, que desgraciadamente se ha perdido. 

 

EL ÁGUILA: 

 

BESTIARIO DE ARTÁIZ (11)En el capitel denominado de “Las edades del hombre”, en relación con la etapa de la vida que representa la ancianidad, se muestra la cabeza de un águila. En ella destaca su mirada. Un gran ojo de mirada penetrante. Desde la altura de los años, años que dan sabiduría, la persona anciana puede adoptar posturas de contorsionista y amoldarse con sabiduría a todas las circunstancias y salir airosa. La experiencia hace contemplar los problemas con distancia y ver la totalidad de los mismos. La solución es más fácil.

 

045 L. O. Exterior - Cabeza rapaz - copiaEn el  monasterio de La Oliva hay un sillar en el interior del recinto religioso que tiene grabada también una cabeza de águila. En el libro titulado “Canteros Románicos por los Caminos de Navarra” la recojo a tamaño natural y aquí la reproduzco, dada su similitud con la cabeza de Artáiz. 

 BESTIARIO DE ARTÁIZ (20) [800x600]

    También en Artáiz contemplamos a esta pareja de águilas posadas sobre la pareja de los simbólicos luchadores greco-romanos. Reposan sus picos sobre las nucas de los dos personajes. ¿Se recoge en este capitel las creencias antiguas sobre el hecho de posarse águilas sobre alguna persona?

 

Julius Evola escribe un artículo, cuya lectura se recomienda, titulado “Simbolismo del águila”, recogido en www.alconet.com.ar/varios/mitologia/simbolismo.../el_aguila.html. En él dice lo siguiente: “Era tradicionalmente admitido que aquél sobre el cual se posaba un Águila estaba predestinado por Zeus a un alto destino o a la realeza, signo de la legitimidad olímpica o de una u otra.

 

Conocer estas costumbres antiguas nos lleva a comprender mejor este capitel de Artáiz y poder contemplarlo con los ojos y mentalidad del hombre del siglo XII que aún las tenía in mente.

 

Desde este punto de vista la interpretación de estas águilas posadas sobre las personas que luchan simbólicamte consigo mismas, que reposan sus picos sobre las sienes de los personajes, se puede ver como la transmisión de todo lo positivo que el águila simboliza. Para el cristiano representa a Jesucristo que otorga la regeneración y la salvación a las personas. Su simbolismo nos habla de luz, vida, libertad, sabiduría, conocimiento profundo, rejuvenecimiento. Los labradores la ven como ave positiva, pues defiende sus cosechas de roedores y reptiles. Ataca al mal, que estos representan. 

 

LAS ARPÍAS: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--15---800x600-.jpgEl motivo único del capitel central derecho son las arpías. Estos seres fabulosos están compuestos por cabeza humana, mayoritariamente de mujer con gran cabellera ondulada al viento, tronco de ave rapaz, patas de cabra y cola de serpiente, según la versión de las dos que se representan en Artáiz.

 

¿Se muestra aquí a la pareja de arpías originarias Aelo (Viento tempestuoso) y Ocípete (Vuelo rápido)?

 

Estos animales mitológicos son imágenes del mal, persiguen a los hombres y se los comen. Son crueles, pestilentes y saqueadores, como dice su nombre. Todo en ellos es maldad.

 

Dado su fuerte simbolismo se les representa con bastante frecuencia en el románico. También en Navarra. En Artáiz serían la oposición a las águilas del capitel interior derecho. La simbología de Cristo frente a la simbología del mal. 

 

EL DRAGÓN: 

 

   BESTIARIO-DE-ARTAIZ--23---800x600-.jpg Uno de los canecillos que más llama la atención una vez descubierto, pues se encuentra por encima del tejaroz de la portada y por lo mismo es difícil de ver, es éste que representa a un dragón. Tiene cabeza humana de varón, cuerpo de serpiente, alas y garras en sus extremidades superiores. Está muy bien conservado y a juzgar por su faz no se aprecia su maldad o fiereza, antes bien parece mostrar un rostro sosegado y relajado.

 

Como sucede con otros animales analizados el dragón presenta visiones opuestas según las épocas y civilizaciones. Desde la visión positiva de culturas orientales hasta el concepto negativo que occidente tiene de este animal fantástico y más en la época que nos ocupa.

 

    Para el cristianismo el dragón es imagen  y símbolo del Diablo. Su mismo nombre lo relaciona con la serpiente y BESTIARIO DE ARTÁIZ (56) [800x600]desde las primeras páginas del Génesis se muestra a este animal como encarnación del Ángel Caído. Por ello la mayor hazaña del ser humano será vencerlo y con su triunfo asimilarse a los dioses, pues la sangre del dragón le hace invulnerable. Así se muestra a los héroes antiguos y a los santos cristianos, desde el arcángel San Miguel hasta a San Jorge, quienes pelean y vencen al dragón lanceándole en sus fauces.

 

Esta imagen es frecuente en la comarca. En Artáiz vemos al héroe cristiano venciendo al dragón en el canecillo derecho del alero de la portada y como luchador celeste en la batalla originaria entre ángeles fieles y rebeldes a Dios está en la Ermita-Basílica de San Miguel de Izaga o en la fachada de la iglesia de San Miguel de Lizoáin.

 

Símbolo de Luzbel, el rebelde, en la Edad Media se le considera sinónimo de traición, de apostasía, de la cólera y de la envidia. 

 

EL LEVIATÁN:  

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--51---800x600-.jpgEn la metopa que muestra la anástasis  o descenso de Jesús al infierno, sheol o hades, éste aparece representado por Leviatán o gran reptil acuático que se identifica en la Edad Media con el demonio o Satán. Sigue la línea del dragón. De la boca de este gran pez o monstruo marino salen los justos del Antiguo Testamento rescatados por Jesús, que los libera de la muerte en el caos primitivo en que se encontraban.

 

La Biblia habla en varias ocasiones de Leviatán. Donde lo hace con mayor extensión es en Job, 40,25 – 41,26. De su descripción resulta un ser terriblemente enorme, fuerte, fiero, poderoso y “todo él llena de espanto”. Veamos toda la cita: 

 

“Y a Leviatán ¿le pescarás tú a anzuelo, sujetarás con un cordel su lengua?

¿Harás pasar por su nariz un junco? ¿Taladrarás con un gancho su quijada?

¿Te hará por ventura largas súplicas? ¿Te hablará con timidez?

¿Pactará contigo un contrato para ser tu siervo por siempre?

¿Te divertirás con él como con un pajarillo, y lo atarás para juguete de tus niñas?

¿Traficarán con él los asociados? ¿Se le disputarán los mercaderes?

¿Acribillarás su piel de dardos? ¿Clavarás con el arpón su cabeza?

Pon tu mano sobre él: ¡al recordar la lucha no tendrás ganas de volver!

¡Sería vana tu confianza, porque su vista sola aterra!

Si le despiertan, furioso se levanta, ¿y quién podrá aguantar delante de él?

¿Quién le hizo frente y quedó salvo? ¡Ninguno bajo la capa de los cielos! 

 

Mencionaré también sus miembros, hablaré de su fuerza incomparable.

¿Quién rasgó la delantera de su túnica y penetró en su coraza doble?

¿Quién abrió las hojas de sus fauces? ¡Reina el terror entre sus dientes!

Su dorso son hileras de escudos, que cierra un sello de piedra.

Están apretados uno a otro, y ni un soplo puede pasar entre ellos.

Están pegados entre sí  y quedan pegados sin fisura.

Echa luz su estornudo, sus ojos, como los párpados de la aurora.

Salen antorchas de sus fauces, chispas de  fuego saltan.

De sus narices sale humo, como de un caldero que hierve junto al fuego.

Su soplo enciende carbones, una llama sale de su boca.

En su cuello se asienta la fuerza, y ante él cunde el espanto.

Cuando se yergue, se amedrentan las olas, y las ondas del mar se retiran.

Son compactas las mamellas de su carne: están pegadas a ella, inseparables.

Su corazón es duro como roca, resistente como piedra de molino.

Le alcanza la espada sin clavarse, lo mismo la lanza, jabalina o dardo.

Para él el hierro es sólo paja, el bronce, madera carcomida.

No le ahuyentan los disparos del arco, cual polvillo le llegan las piedras de la honda.

Un junco la maza le parece, se ríe del venablo que silba.

Debajo de él tejas puntiagudas: un trillo que va pasando por el lodo.

Hace del abismo una olla borbotante, cambia el mar en pebetero.

Deja tras sí una estela luminosa, el abismo diríase una melena blanca.

No hay en la tierra semejante a él, que ha sido hecho intrépido.

Mira a la cara a los más altos, es rey de todos los hijos del orgullo.” 

 

En otras representaciones de la anástasis en Navarra también se representa las grandes fauces del gran monstruo marino, como por ejemplo en la fachada de la iglesia del Santo Sepulcro, en Estella o en el Claustro de la Catedral de Tudela. 

 

¿EL   HIPOPÓTAMO? 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--52---800x600-.jpgEn la parte superior izquierda de la metopa anterior se representa a otra bestia que se resiste a dejar libre a una persona. Fuertemente agarrada entre sus fauces sigue esclava del mal.

 

¿De qué animal se trata? Aunque se ha hablado de un perro por algún estudioso, personalmente no lo veo como tal. Este animal tiene una gran cabeza y una gran boca. Si nos fijamos con atención los orificios nasales son redondos y se abren en el extremo de su hocico y sobre su frente apuntan dos ligeras orejas. Tiene un fuerte cuello con pliegues y muestra un cuerpo como de serpiente con al menos una fila de dos patas fuertes y cortas. ¿No suena todo esto a la representación de un hipopótamo, al menos en su parte delantera?

 

En cuanto al concepto que de este animal se tenía desde antiguo era positivo en cuanto a la hembra. No así con relación al macho que debido a su voracidad y a su agresividad era reflejo del mal. Cuadra, por tanto, su presencia en esta escena, pues representando al mal retiene a la fuerza a su presa, que no logra liberarse.

 

ANIMALES INDEFINIDOS: 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--30---800x600-.jpgBESTIARIO-DE-ARTAIZ--32---800x600-.jpgEstos dos canecillos muestran la cabeza de un animal. No tienen rasgos que permitan identificar al animal concreto conocido. Más bien parece que el tallista deja vagar su imaginación y labra tallas destinadas a infundir miedo. Sus grandes ojos, su nariz de felino, su gran boca que parece devorar a un gran pez, si no es su misma lengua bífida en la representación de la izquierda, o tallada sobre una persona en la derecha,  como sometiéndola, son señales que parecen transmitir sensaciones negativas.

 

Hay que indicar también la semejanza de estos dos rostros animales en los que se adivina la misma mano del tallista.

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--33---800x600-.jpgEl canecillo superior también contiene la talla de un animal. Está como clavado a la piedra por sus cuatro extremidades. El deterioro que presenta no permite identificarlo, pero recuerda a un felino o a un simio 

 

ANIMALES CAMUFLADOS: 

 

    BESTIARIO-DE-ARTAIZ--26---800x600-.jpg¿Dónde está el caracol? ¿Dónde están los peces? 

 

    Que los canteros medievales eran personas imaginativas no cabe ninguna duda. Con estos dos ejemplos siguientes encontrados en Artáiz además tendremos que decir que también eran personas divertidas y que en cierta manera jugaban a los acertijos. En sus tallas encontramos a veces detalles que lo muestran.

Con relación al bestiario estos dos ejemplos pasan completamente desapercibidos para el visitante normal.

 

    Fijémonos en este canecillo. Lo que normalmente se ve es el tronco de una persona cuyo rostro se ha perdido. Extiende sus brazos hacia delante uniendo aparentemente sus manos. Pero al observar éstas comprobamos que no son tales, sino que el maestro las ha transformado en una cabeza con boca sonriente y ojos, del que se ha mantenido perfectamente el de la derecha. Los brazos, semejando parte del pie del caracol, se unen y forman una sola cabeza.

 

BESTIARIO DE ARTÁIZ (40) [800x600]A su vez, si observamos los brazos desde los laterales, veremos cómo se convierten en sendos peces. El pez fue el símbolo usado por los primeros cristianos para darse a conocer como tales. 

 

¿QUÉ HAY EN EL RABO DEL LEÓN? 

 

BESTIARIO-DE-ARTAIZ--42---800x600-.jpgBESTIARIO-DE-ARTAIZ--43---800x600-.jpgEste descubrimiento realizado en un foro por Danieles me lo comunicó mi amiga Elena Aranda Vázquez, conocida como Nunilo en el mundo de los amantes del románico. Como buena observadora, cuando subida a una escalera sacó un plano en picado del león derecho de la fachada de Artáiz, pudo contemplar lo que los que nos contentamos con los contrapicados no podemos admirar. Me pasó la foto en cuestión preguntándome a ver si veía yo lo que pudiera ser una marca de cantería dentro del extremo del rabo del animal. Inmediatamente le contesté que sí y que la tal marca correspondía ciertamente a lo que ella veía. La cabeza de un ave. Se ve con toda claridad. Ahí está el pico, el ojo, la cabeza y el arranque del cuello. Hasta se podría hablar del tipo del ave. ¿Una zancuda? 

 

¿Cuántos más casos de este tipo no estarán esperando a ser descubiertos? 

 

EL POSIBLE ANIMAL PERDIDO: LA SERPIENTE: 

 

  BESTIARIO-DE-ARTAIZ--3-.jpgBESTIARIO-DE-ARTAIZ--50---800x600-.jpgCon toda probabilidad este personaje, que ha perdido el brazo, atraparía en su mano a una serpiente, pues sigue el modelo jaquense.  La serpiente, animal que por antonomasia representa al diablo y simboliza el mal es vencido. Su presencia está en el origen de la humanidad y cada persona ha de luchar contra él a lo largo de su vida.  

 

EL SAPO:

 

PB191064-1--800x600-.jpgAunque la mano humana ha mutilado, una vez más, parte del contenido del capitel exterior derecho de la portada de Artáiz, no ha hecho desaparecer a este otro animal devorador de hombres.

 

Mirando desde este punto de vista se llega a apreciar bastante bien su perfil izquierdo. Su cabeza con los ojos, el hocico y la boca, su pata delantera izquierda armada de garras y su panza llena y redondeada.

 

Estamos ante un nuevo animal, como demuestra el acabado de la piel, similar a la liebre, a los perros y al león que se plasman en los capiteles. ¿Cuál es este animal? Yo veo aquí a un gran sapo devorador de hombres, como se ve por la pierna humana desnuda que se está tragando y por la cabeza humana, muy deteriorada, que está debajo de la panza del animal. Si nos fijamos con atención, cuando vemos in situ el capitel, se aprecia aún su silueta y el ojo izquierdo de la misma. El aspecto feroz y depredador humano que tiene el sapo en este capitel está lleno de negatividad. Es fácil verlo asociado a lo oscuro y malvado. 

 

CONCLUSIÓN:

 

4-PERROS

3-LEONES

3-AGUILAS

2-CABALLOS

2-LIEBRES

2-CORDEROS

2-CARACOLES

2-GATOS

2-ARPÍAS

2-DRAGONES

2-PECES

1-BUEY

1-CERDO

1-MURCIÉLAGO

1-LEVIATÁN

1-¿HIPOPÓTAMO?

1-SERPIENTE

1-SAPO

1-AVE ZANCUDA

3-SIN IDENTIFICAR

19 ESPECIES DISTINTAS Y 34 ANIMALES + 3 SIN IDENTIFICAR 

 

Esta es la colección de animales que forman el bestiario de Artáiz. Pudiera haber habido alguno más y como en el caso de la serpiente se haya perdido. Quizás estén ocultos en los huecos que con el tiempo se cerraron a cal y canto. 

 

De todos ellos  podemos sacar alguna lección para nuestra vida. Es lo que he intentado comunicar con esta charla, pues aunque tallados en piedra, nos hablan. Sólo nos queda abrir nuestra mente y escucharles. 

 

Muchas gracias.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
29 octubre 2013 2 29 /10 /octubre /2013 16:26

HUELE A NAVIDAD

Por Simeón Hidalgo (29-10-2013) 

EROSKI-PREPARA-LA-NAVIDAD--2--1--800x600-.jpgHace unos días se coló entre los anuncios de la tele uno, pero como no presto atención a esta comedura de coco consumista, no puedo decir a qué milagroso producto se refería, pero vi de refilón un abeto navideño y me dije: 

-Ya comienza otra vez la nueva campaña de personal "Higiene Mental". 

Es algo que digo en distintos momentos de la vida, como cuando hay elecciones, por ejemplo. La que más tiempo y esfuerzo me ocupa todos los años es la que ya ha comenzado. "La campaña de la Navidad". 

Ya la tenemos aquí expuesta ante nuestros sentidos en los anuncios de la tele o en las estanterías del Hiper. Polvorones, mazapanes, turrones, bombones,... descaradamente abriéndonos el paso cuando vamos a la compra. 

Ya huele a Navidad. 

No es que no celebre la Navidad, que sí la celebro, pero trato de desligarme de la "Navidad comercial" que año tras año se nos presenta y que en definitiva se sirve de los mejores sentimientos que tenemos las personas para vendernos falsedades. 

Por eso desde que vi el anuncio en cuestión y desde que ayer fui a la compra, he comenzado mi propia campaña de higiene mental tratando de ser consecuente con mi estilo de vida, ideas y creencias. 

No se las impongo a nadie. Las trato de vivir yo, pues para mí son importantes. 

No pienso que para ser feliz haya que consumir cuanto más mejor; ir a la última moda; vestirse de marca; ganar mucho dinero; ocupar los primeros puestos en la empresa; tener atractivo y éxito;  conducir un gran coche; comer en restaurantes de lujo...  

Todo esto, para mí, es fachada.  

Cuando llega esta época miro hacia el interior, reflexiono y trato de ser un poco más sensato...  

Quizás así renazca de nuevo la fe, la esperanza y el amor, que me ayuden a poner un poco de sentido en el mundo en que me muevo y colaborar para hacerlo un poco mejor. 

Simplemente.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Opinión
Comenta este artículo
27 octubre 2013 7 27 /10 /octubre /2013 12:07
A LA MEMORIA DE D. FERMÍN ZUZA ZUNZARREN (+ 26-10-2013)
 
Por Simeón Hidalgo Valencia (27-10-2013)
 
  INAUGURACION-EXPO-ETNOGRAFICA-DE-IZAGAONDOA--LA-LUZ-DEL-O.jpg 
 Conocí a D. Fermín, en una de las romerías a la ermita-basílica de San Miguel de Izaga. 
Acompañado por su familia subió en un todoterreno alquilado para la ocasión. Los años no perdonan a nadie y aunque hayamos sido andarines y montañeros hemos de acudir a las cuatro ruedas y a motores más potentes que nuestros pulmones para estas ascensiones. 
En la cima había quedado con Mikel, uno de sus hijos y mi amigo y compañero de Asociación, para entregarle una publicación.  
Como ya había echado a andar el Grupo Cultural Valle de Izagaondoa y habíamos programado una visita guiada para conocer mejor la ermita, después de la misa y la bendición de los campos nos reunimos un nutrido grupo y procedimos a la misma. 
   
 
P5300973 - copia [800x600]-1Entre los asistentes, con mucho interés y atención, estaba D. Fermín, que bien pudiera él haber hecho de cicerone por su conocimiento directo sobre el tema. 
Al bajar me ofrecieron un puesto entre ellos y juntos almorzamos sentados en la hierba y charlamos amigablemente. 
Tengo que decir que su gran categoría personal me admiró, pues como hijo del valle, el amor por su tierra lo transmitía en cada uno de sus gestos y palabras. Él y toda su familia me abrieron la gran puerta de su amistad y me lo han demostrado con hechos. 
Hoy, Mikel, me comunica la noticia de su fallecimiento. 
En silencio he llorado su pérdida. 
Y en silencio y con admiración, a modo de homenaje personal, escuchemos a D. Fermín en lo que él mismo escribe sobre el “Santerico” de Izaga, recogido en la publicación titulada “IZAGAONDOA MEMORIA PARA EL FUTURO”, editada con ocasión de la Exposición Etnográfica del Valle de Izagaondoa, donde en otro apartado nos cuenta algunos de sus recuerdos relacionados con la restauración de la ermita, de las fiestas de Idoate, de lo que les contaban de niños sus abuelos, de costumbres y modos de vida de entonces. 
Un beso y un fuerte abrazo, D. Fermín, como Usted me los daba siempre que nos encontrábamos… y acuérdese desde el cielo de los que aquí quedamos en su querida tierra de Izagaondoa.  
 
EL ÚLTIMO "SANTERICO" DE IZAGA  
Por D. FERMÍN ZUZA ZUNZARREN
 
P6252055--800x600-.jpg“ASTEGAITZ”, que quiere decir “semana de calamidades” (haciendo referencia a una peste o una gran enfermedad para cuya remisión el valle habría hecho voto a San Miguel),  es el momento en que suben los pueblos del valle de Lónguida a la ermita de San Miguel de Izaga. Solía efectuarse unos días antes a la Pascua de Pentecostés. Los valles lo hacían independientes unos de otros; el de Izagaondoa lo hacía el lunes segundo día de pascua de Pentecostés; a cada valle le acompañaba su cura párroco, y los romeros de los pueblos de Lónguida se reunían todos en Ardanaz para desde allí iniciar la procesión juntos. Debido a la evolución que iba llevando la vida y a que en los pueblos cada vez hay menos gentes, más bien se van quedando vacíos y despoblados, con buen criterio, los valles de Lónguida e Izagaondoa acordaron celebrar juntos el día de la romería, que sería el domingo de la Santísima Trinidad. Así se viene haciendo actualmente y la devoción no decae, y las nuevas generaciones prometen su continuación.
Cuanto nos agrada a los fieles seguidores de estas tradiciones el escuchar de nuestros mayores la fe que en ellas depositaban. El que suscribe, y por espacio de siglos sus antepasados, todos con un mismo apellido y nacidos en Zuazu, y como tal siempre bajo la protección de San Miguel, poniéndose también a su servicio en oficios ya desaparecidos. 
Tengo presente las muchas veces que le oí contar a mi padre la misión que efectuaba de “santerico”. Anualmente, para el día de San Miguel, Mi padre Mario Zuza Murillo[1], como ya he dicho nació y vivió en Zuazu[2]. Por las cosas que tiene la vida, su padre Francisco enfermó por falta de riego en las piernas, así que siendo muy joven le tocó desempeñar todas las labores de una casa de labranza, y por carecer de medios económicos, en muchas ocasiones tuvo que, junto a otros compañeros del valle, ir a layar viñas a Artajona. ¡Casi nada de Zuazu hasta Artajona! 
En otra época, en la semana anterior a San Miguel, hizo durante varios años de “santerico” de San Miguel de Izaga en casi todos los pueblos del valle de Lónguida. ¿Qué significa esto? Santerico se deriva de santo. Era tradición (seguramente en algún tiempo más antiguo hubiera acuerdo entre los pueblos del valle para que así se hiciera) que en esas fechas el santerico, llevando consigo una especie de capillita en la cual iba una estampa con la imagen de San Miguel, les visitara y recogiera a su vez las limosnas dedicadas al culto de la ermita, cuyo administrador era el párroco de Zuazu.  
Eran unos tiempos en que el dinero era escaso, más bien brillaba por su ausencia, de aquí que las limosnas aportadas fuesen principalmente en trigo. Para recogerlas,  el santerico llevaba en la caballería con la que se desplazaba por los pueblos, un serón (una especie de alforja, acoplada a un lado y al otro del animal). El valle de Lónguida es muy extenso, y lo componían entonces creo que 20 pueblos: Todo el recorrido del valle lo hacía en el periodo de dos años. Un año partía de Zuazu a Ardanaz, y atravesando el poche de Zuza (sierra de Gongolaz) hasta llegar a Zuza, continuando luego por Zuasti, Villaveta, Ecay, Erdozain, Olaverri y quizá algunos más. Al año siguiente iba por Aos, Murillo, Larrangoz, Meoz, Javerri, Uli Bajo, Mugueta, Artajo y quizá algunos más.
Ordinariamente, en todos los pueblos encontraba buen trato, aunque también solía contar, más bien como anécdota, que en una casa de un pueblo le recibió un “indiano” (nombre de los que habían emigrado a América y habían regresado después), al mostrarle la capillica con San Miguel y pedirle al limosna, le dijo:  
-Mira, te voy a hacer un favor. Déjamelo aquí en mi casa, y ya le daremos nosotros de comer todo el año… 
La orientación para encontrar el camino para llegar a todos estos pueblos, la efectuaba por aquel sistema del “preguntando se llega a Roma”. Hoy diríamos por el boca a boca entre los vecinos a los que tenía que preguntar y más que preguntar, entender, para evitarse tener que dar grandes rodeos o desandar los caminos que no llevaban a ningún sitio. 
Con la evolución de los tiempos y la progresiva despoblación, esta costumbre del santerico se dejó de practicar[3].  
El trigo que recaudaba y transportaba servía de moneda de cambio en algunas tiendas de los pueblos que se dedicaban a ello. 
Ignoro qué fin habría llevado la capillica de San Miguel que servía para el fin que describo. En la ermita de Santa Felicia de Labiano, en su sacristía, existe una dedicada con su estampa a la santa, que fielmente pudiera ser igual o parecida a la que menciono de San Miguel, dado también la cercanía de estos pueblos para quien construyese estas artesanías. 
En otras estaciones del año, cuando las labores en los campos eran menores y los ganados (caballerías y vacunos) se echaban a la sierra para su manutención y expansión, Mario el de Mondela hacía de “Dulero” (pastor). Dado lo variable del clima en la cima de Izaga, ¡cuántas veces permanecería refugiado en el corral de la ermita, sin más compañía que la de San Miguel, que se la concede a todos los que en él tienen fe!  Dicho corral era un adosado a la fábrica principal de la iglesia, que servía de refugio a personas y animales. Esta construcción se hundió por efecto del tiempo, y no se reconstruyó en la última restauración del año 1984, aunque quedan fotografías antiguas que dan testimonio de que existió. 
Entonces, como ahora, sería muy común ver revolotear un buen número de buitres, dueños y señores de estas alturas, e igualmente los pastores estarían familiarizados con ellos. Para muestra contaba que una vez se le puso un ternero enfermo, por lo que para su protección lo llevó al ya citado corral de la ermita. Lo dejó encerrado, pues poseía una puerta de madera, tosca pero fuerte, con una peculiar cerradura a la cual llamaban “tranca”. Era ésta una especie de media aldabilla, sencilla, original y fuerte, que funcionaba manualmente tanto por dentro como por fuera del corral. Pues dejó dentro al animal y él se bajó a dormir al pueblo, como siempre hacía. A la mañana siguiente, vio sobre la ermita un montón de buitres revoloteando sobre la ermita, e incluso alguno más decidido posado en su tejado y en el del corral; esto ya le puso sobre aviso de que el ternero había muerto. Efectivamente, al abrir el portón descubrió su cadáver, que aún estaba caliente. Pasaría algún rato comprobando al ternero, pero el caso es que al salir y cerrar el corral, era tal la cantidad de buitres que le rodeaban, con sus movimientos de cuello y cabezas tan peculiares, que a él no le atacaron, pero sí que le dieron miedo y se le quedó grabada aquella escena.  
Bajó de nuevo al pueblo para contarle lo ocurrido al dueño del ternero, con el que volvió a subir al atardecer, y como ya estaba casi oscuro, no había tantos buitres. Sacaron al animal del corral, y arrastrándolo hasta un pequeño raso, lo dejaron allí para que sirviese de banquete a los carroñeros. 
Alguna vez también le oí a mi padre cantar una jota que da fe sobre la existencia de estas aves:
“En Reta viven los cuencos, 
en Zuazu los serranos;
Y en la corte de Ardanaz*,
los triperos africanos.” 
*La “corte de Ardanaz” le llamaban a una parte de la Peña de Izaga, que da sobre ese pueblo, y “triperos africanos” a los buitres que permanentemente en ella habitan…
 Texto: FERMÍN ZUZA ZUNZARREN
 

[1] Hijo de Francisco Zuza Zalba, natural de Zuazu, y de Fermina Murillo Gorraiz, natural de Janariz (Lizoain), pero residente en Tabar (Urraul Alto), cuando fue a casarse a Zuazu.
[2] Era conocido por “Mario el de Mondela”, por ser ese el nombre de la casa familiar.
[3] Como es natural, antes de hacerlo mi padre, otros lo habrían hecho también, no sé desde cuando, pero lo que sí es cierto es que con sus últimos viajes, se acabó esta tradición.
Otros textos que citan o recogen la memoria de D. Fermín: 
 
INAUGURACION-EXPO-ETNOGRAFICA-DE-IZAGAONDOA--LA--copia-1.jpg
Homenajeados por lograr la restauración de la Ermita de San Miguel de Izaga.
  
 
INAUGURACION-EXPO-ETNOGRAFICA-DE-IZAGAONDOA--LA--copia-3.jpgFamilia Zuza Viniegra en el homenaje a D. Fermín.
Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Patrimonio Humano
Comenta este artículo
25 octubre 2013 5 25 /10 /octubre /2013 18:11

 

ARTÁIZ - VII - LOURDES Y FELISA

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (25-10-2013)

 

 

Año de 1984

 

Felisa.-¡Menudo frío que hace en la iglesia! ¡Se queda una pasmada!

 

Lourdes.-¡Y que razón tienes, Felisa! ¡De seguir así, mejor es quedarse en casa y seguir la misa por la televisión, que a nuestra edad también vale! 

 

Felisa.-Pues no sé qué diría Don Miguel si dejamos de venir con este tiempo tan malo, Lourdes. Otra cosa es ir a misa en el verano, con lo fresquito que se está dentro. Pero con estos fríos no hay quien aguante, chica. 

 

Lourdes.-Además para cuatro gatos que venimos, todos ya mayores, podrían poner alguna estufa para calentar un poco, que luego se nos acentúan los achaques. El otro día estuve en el funeral del pobre José en Urroz y ya tenían un poco de calor. 

 

Felisa.-¿Sabes qué te digo, Lourdes? Que habrá que hablar con el cura para que ponga remedio, porque de lo contrario los cuatro gatos se van a quedar al calorcito de su casa, que buena calefacción ya tenemos. ¿Qué te parece? 

 

Lourdes.-Pues que tienes toda la razón, pero ya sabes lo que nos dirá. Lo de siempre, que no hay dinero, que la iglesia es pobre y si queremos calefacción como en Urroz, que tendremos que colaborar entre todos los parroquianos. 

 

Felisa.-¡Pues se colabora, que al fin y al cabo es para nosotras y además no nos vamos a llevar nuestro dinero al otro mundo! Que pa cuatro días que nos quedan... 

 

Lourdes.-¡Ya estás de nuevo con tu otro mundo! ¡Cuando sea será, pero mientras hay que disfrutar, mujer, que no sabemos cuándo nos tocará la lotería! Aunque la verdad cada vez tenemos más boletos. 

 

Felisa.-Mira al pobre de José que así, de repente, se quedó en medio de los campos haciendo la cosecha. Con lo joven que era. Nunca sabemos, aunque a todos nos llegará. 

 

Lourdes.-Pues por eso mismo. Como no sabemos, mejor vivir y disfrutar que a lo mejor llegamos a ver el siglo veintiuno y todo, que dicen que habrá muchos adelantos. 

 

Felisa.-Con los fríos que hace en la iglesia, no lo creo. Cualquier día cogemos un pasmo que nos lleva al otro barrio y, aquí, al cementerio nos traerán a criar malvas. 

 

Lourdes.-Pues lo que dices. Habrá que hablar con Don Miguel y mejor hacerlo ahora mismo antes de que vuelva a Pamplona, que asoma ya por la puerta.  

 

Don Miguel.-¡Pero qué lozanas están estas dos flores de Artáiz! 

 

Lourdes.-Será porque nos sienta bien el frío y la humedad que hace dentro de la iglesia y a propósito de frío, Don Miguel...  

 

Así comentan dos de las vecinas del pueblo, que han acudido a la misa dominical, en un día de nieblas de este febrero loco. Tal como hablaban, decididas, han propuesto a su párroco que ponga solución a los problemas del frío y de la humedad que tiene la iglesia y éste, como bien pensaban, les ha comentado lo de que la Iglesia no tiene dinero, pero que mirando a través de Principe de Viana a lo mejor se les podría plantear el cambio del suelo de la iglesia quitando la tarima y levantando un suelo que no dé problemas de humedad y poner la calefacción.

... 

 

Se ha convocado a concejo y han acudido representantes de la mayoría de las casas. Como el día ha salido soleado y ha quedado una buena tarde tendrá lugar la reunión en la explanada de la iglesia. A las cuatro da comienzo la sesión. El tema único es hablar sobre cómo solucionar el problema de la humedad y del frío en la iglesia.  

 

Aunque hay propuestas concretas referidas al tema, alguien plantea una reforma en serio, pues después de haber hecho una cata se ha descubierto la presencia de termitas en la iglesia que devoran el entarimado y lanza la idea de levantar el suelo en su totalidad y aprovechar para poner la calefacción. 

 

-Total nos vamos a gastar un dineral y a la larga habrá que cambiar la tarima, pues está pidiendo a gritos que se cambie. Ya veis que se la están comiendo las termitas. ¿Por qué no hacer todo a la vez? 

 

A la mayoría les parece bien esta última idea. 

 

-De todas formas habrá que hablar con el párroco para que lo comente en el Arzobispado y con Príncipe de Viana a ver si están de acuerdo y dispuestos a echar una mano, dice uno. 

 

-De acuerdo. Lo que dice Pedro por supuesto, pero ya sabéis que se nos va a pedir la colaboración de los vecinos como siempre. ¿Estamos dispuestos a colaborar? 

 

-Por mi parte estoy dispuesto, pero habrá que tener en cuenta que cuando se haga la obra, si se hace, pues no sabemos lo que piensan ni el Arzobispado ni Principe de Viana, que no coincida con el tiempo de la siembra ni de la cosecha, porque entonces, aunque estoy a favor, no podría colaborar, dice otro. 

 

-Por parte de Don Miguel no habrá problemas pues es de la misma opinión y seguro que hará ver en Pamplona esta necesidad y dada la categoría artística de nuestra iglesia les informará positivamente, comenta uno más. 

 

Así, y en parecidos términos, se van expresando los vecinos asistentes al concejo abierto que se ha convocado y la mayoría está a favor de lo expuesto por lo que el primer paso será que los representantes del concejo se lo comuniquen al señor párroco y a Príncipe de Viana y tantear de esta manera su parecer. 

 

-Si no hay nada más  que plantear... ¡Se levanta la sesión!

... 

 

Las negociaciones han dado su fruto y tanto el Arzobispado como Principe de Viana han llegado a un acuerdo sobre cómo realizar la reforma planteada por el arquitecto de la Institución. Se lo explica Don Miguel, párroco de Artáiz, a los responsables del concejo. 

 

-Príncipe de Viana se hará cargo de la obra en el 75% de su presupuesto y la iglesia en el 25% restante pero, como saben, la Diócesis no tiene dinero para hacer frente a tanto deterioro que hay en las iglesias y casas parroquiales de Navarra, por lo que si no conseguimos como sea este 25% no se podrá ejecutar la obra aprobada. 

 

Todos los asistentes, que son duchos en materia de dineros, saben lo que viene a continuación, pues en otras ocasiones también se les ha solicitado la colaboración y participación de los vecinos y no todos están dispuestos a dar la limosna tan generosa y gratuitamente. Piensan que hay otras fórmulas para que todas las partes salgan ganando y se la exponen al párroco sin titubeos. 

 

-Si el problema es que no hay dinero, será en relación con la liquidez, porque la iglesia de Artáiz ya tiene propiedades desde tiempo inmemorial asignadas a su propiedad y así como se ponen a la venta las abadías para sacar un dinero con el que arreglar las iglesias también se podría echar mano de alguna finca de la iglesia de san Martín, venderla y así sacar ese 25%. 

 

Al señor párroco no le parece mal esta solución, pues es la que se está empleando como criterio en la Diócesis con el consentimiento del actual Arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, el señor Don José María Cirarda. Ve buena esta solución y trata de pulsar el interés de algún vecino en adquirir una finca  que, siendo de la iglesia, está dentro del término de Artáiz. 

 

Los miembros del concejo, que habían barajado en reunión preparatoria la posibilidad de que se ofreciera esta salida, ven una buena ocasión para hacerse con estas tierras para disfrute de la comunidad y presentan su oferta. Quizás así puedan construir en ellas el aprisco que el concejo necesita. 

 

-El concejo está dispuesto a colaborar y, aunque la tierra  que se propone enajenar no la vemos de mucho valor productivo, estaría dispuesto a abonar por ella la cantidad que ese 25% del presupuesto supone y así la iglesia podría poner su parte, según lo acordado con Principe de Viana y la obra se podrá realizar en los términos del proyecto ya aprobado. 

 

Al señor párroco le parece buena la oferta y la comunicará a sus superiores. 

 

-Además, prosigue el presidente del concejo, hemos decidido también, para evitar gastos, hacer una llamada al auzolán y entre los vecinos colaborar con nuestro trabajo en aquello que no requieran conocimientos especializados, pues todo lo que el proyecto recoge referido a quitar el entarimado, rebajar el suelo de la iglesia y otras partidas similares, bien las podemos hacer los vecinos y feligreses voluntariamente. 

 

A Don Miguel se le abren aún más las puertas del cielo con este ofrecimiento y por su parte está de acuerdo en todos los términos de sendas propuestas. Escribirá en esos términos al Arzobispado. 

...

 

Los vecinos acuden solícitos al auzolán y entre todos levantan el entarimado, rebajan el suelo de la iglesia y al hacerlo van apareciendo las tumbas de sus antepasados y se piensa en trasladar sus restos al cercano cementerio, pero es tal la cantidad que se decide incinerarlos. 

 

A medida que rebajan la cota del suelo van apareciendo nuevos escalones en la entrada de la iglesia y frente al presbiterio una tumba de lajas de piedra, sin losa que la cubra, se diferencia del resto. No se toca y se mantiene como testigo de la Historia. 

 

Bajo la tierra se descubre el suelo original formado de ladrillo macizo realizado a mano. Sobre su cara vista se aprecian las huellas de los dedos de los antiguos artesanos.  

 

-¿Por qué no reproducir este suelo en el que se ponga al terminar la obra?

 

-¡Sí, levanten un par de estos ladrillos como muestra! dice el técnico de príncipe de Viana al encargado de la empresa.

 

-En Valencia nos los pueden reproducir.

 

Con el suelo enladrillado antiguo al descubierto, la empresa sigue el proyecto diseñado y sobre él levantan las hiladas de ladrillo para la cámara de aire. Sobre ellos colocan el celetyp y sobre la capa de masa por encima se coloca el suelo actual en espiga reproduciendo el que hay casi un metro por debajo. 

 

Y siguen las obras comenzadas en 1985 y se remoza otra vez la iglesia de San Martín de Artáiz. Después de la gran obra de 1958 en la que se trabajó a fondo para consolidar y mantener todo el conjunto, ésta última da al interior de la iglesia una imagen más acorde con los tiempos y posibilitará a los vecinos y vecinas, también a Lourdes y Felisa, no resfriarse en sus rezos. 

 

Mientras han durado las obras se han acercado solícitas a seguir las misas, novenas y rosarios a la antigua escuela, que se ha habilitado como interina capilla. 

 

Ahora, cuando se van a reanudar los oficios en su iglesia renovada están locas de contentas y hasta han preparado nuevos manteles para vestir el altar. Los días anteriores se han dedicado a limpiar la iglesia y han sacado hasta brillo al nuevo suelo y un poco sorprendidas admiran el gran armatoste que se ha colocado al fondo de la iglesia. Es la calefacción.  

 

-Chica -le dice Lourdes a Felisa- no sé si pega mucho ente trasto tan grande en una iglesia de tanta categoría como dicen los entendidos que tenemos. A lo mejor se han pasado. 

 

-Quita, quita! –le responde Felisa- Mientras nos dé calorcito... ¡Quedan dos días para comprobarlo!

... 

 

Felisa.-Ya ves, Lourdes, lo que ha dado de sí el quejarnos del frío de la iglesia. ¡Lo bien que ha quedado con la calefacción y el nuevo suelo de ladrillo que han puesto! 

 

Lourdes.-Sí, chica, sí. Se nota hasta calor y todo. Ahora seguro que vendrán más vecinos a misa. 

 

Felisa.-Pues no sé, mujer. Estos jóvenes de hoy en día con tanta libertad que tienen, ya no pisan la iglesia. Ya ves. Hoy porque es la fiesta del patrono y se ha inaugurado la obra... que si no, estaríamos los cuatro gatos de siempre. 

 

Lourdes.-¡Mujer, tú siempre tan optimista! Aunque ahora esos cuatro gatos están bien calenticos. 

 

Felisa.-¡Eso sí! ¡Bien calenticos sí!... pero, ¿No te parece que dentro huele mucho a gasoil? ¡A ver si no tira bien y los cuatro gatos nos quedamos fritos un día...! 

 

Lourdes.-Ahí te doy la razón, que yo quiero estrenar el año 2000 y ver qué pasa. Habrá que volver a hablar con Don Miguel a ver si pone remedio.

...

 

Y don Miguel, aunque sólo fuera por evitarse las constantes sugerencias de  las señoras Lourdes y Felisa, sus feligresas más asiduas, claro que puso remedio, pues además no era muy complicado hacerlo ya que se trataba de cambiar de lugar los bidones de gasoil. 

 

-Si se volviera a abrir esta puerta podríamos dejar en su hueco los bidones, le sugieren...

... 

 

-¡Sí! ¡Sí! Has pensado bien, amigo lector. La misma puerta que  en 1545, casi cuatro siglos y medio atrás, mandó cerrar a cal y canto, bajo pena de excomunión al rector de entonces, Pedro de Urroz, el arcipreste de Ibargoiti, Don Miguel de Ollacarizqueta, en nombre del muy Ilustre y Reverendísimo señor Don Pedro Pacheco, obispo de pamplona, de noble cuna castellana, que con el tiempo llegó a cardenal. 

 

Así pues, una vez pedidos los permisos para tan sencillo trabajo se pusieron de nuevo manos a la obra los mismos feligreses. Sería algo rápido ya que sólo había que retirar el relleno que entonces pusieron... 

 

 ¡No se imaginaban la sorpresa que esta puerta, tapiada bajo la amenaza de tan máxima pena, les iba a deparar! 

 

(Continuará)    

obras-1985--5----copia-1.jpgCroquis a mano alzada realizado tras las explicaciones recibidas por un vecino.

obras-1985--3----copia--800x600-.jpgSuelo actual de ladrillo macizo reproduciendo el primitivo, que está oculto. 

obras-1985--2----copia--800x600-.jpgCaldera de la calefacción delante de la puerta tapiada hacia 1545.

obras-1985---copia--800x600-.jpgVista interior tras las obras de 1985 y situación de la  tumba que se conservó.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
24 octubre 2013 4 24 /10 /octubre /2013 12:10

RETA - LA ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (24-10-2013)

 

 

Los montañeros que asciende a la Peña de Izaga desde Reta, uno de los lugares del valle de Izagaondoa, se suelen parar a contemplar, sea en la ascensión sea en el descenso, la finca de Javier Zandueta. Llama su atención, y ya tiene fama entre estos aficionados, el arte al aire libre que se extiende por el denominado "Parque de las Mariposas". También hacen comentarios sobre la casa que en su término se levanta, pues desde el comienzo de la ascensión de las primeras rampas se divisa, así al menos lo parece, la silueta de una moderna torre a modo de castillo medieval. 

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--10----copia--800x600-.jpgLos montañeros que en estos días otoñales ascienden a la Peña de Izaga desde Reta, tienen un nuevo motivo de contemplación y de comentario poético. Estos días pueden admirar la fachada norte de la casa del artista Javier. Más de un pintor amante del impresionismo gozaría plasmando en sus lienzos los colores otoñales de la gran enredadera que la cubre. Paleta viva de ocres, amarillos, verdes, rojos, morados, naranjas..., de todos los grados y matices, a los que la luz misteriosa de estos días les da su máximo esplendor antes de que emprendan el vuelo y se arremolinen por el suelo.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--3----copia--800x600-.jpgQuien tiene el privilegio de gozar todos los años con la vista de esta efímera pintura impresionista es, sin duda, mi amigo Valeriano, de la saga de los Zandueta, pues su parcela y casa lindan con la de su hermano Javier. Es una casa construida en los primeros años de la década de los noventa del siglo pasado. Adquirió este solar a la vez que yo me hice con la Abadía de Reta, pues con el fin de poder sacar un dinero para arreglar la cubierta de la iglesia, se pusieron a la venta por parte de la Diócesis de Pamplona. Valeriano se ha encargado de añadir más color si cabe a esa fachada vegetal lindante y ha logrado que lo exótico del “maracuyá” o “fruta de la pasión” arraigue en su jardín, siendo su flor y su fruto un motivo más de admiración, prodigiosamente, aún en estas fechas de Octubre. 

 

¿Qué es lo que ocupaba antiguamente este lugar? Pues, como con toda seguridad dirán las escrituras, aquí se levantaba la ermita o basílica dedicada a San Bartolomé, uno de los doce apóstoles de Jesús y una de las muchas ermitas que antiguamente se desparramaban por el valle de Izagaondoa. Pasado su momento de rendir beneficios, quedaron en el olvido y sus piedras y sillares sirvieron en muchos casos para levantar nuevas casas, construir escuelas, allanar caminos, cambiando de función y viajando por el tiempo de un lugar a otro como en el caso de las que la fuente medieval de Reta acogió en su última reforma. Piedras sabias y santas, pues antes fueron escuela y mucho antes una de las ermitas de Turrillas. 

 

-Tú que investigas estas cosas, me dice Valeri, ¿sabes algo o tienes alguna referencia de la ermita que aquí hubo? 

 

-Me acuerdo que alguna vez que fui al Archivo Diocesano para documentarme sobre la Abadía que había adquirido, D. José Luis me dejó consultar las fichas referentes a Reta y alguna de ellas hacía mención a la ermita, pero si quieres ya miraré con más detalle y si encuentro algo ya te diré. 

 

-Es que quería poner una placa en la pared indicando que aquí estaba la ermita de San Bartolomé y si podía poner la época y demás detalles, sería interesante.  

 

-¡Que buena idea! Ya te voy a mirar. Aunque dar con la fecha de su construcción será un poco difícil, pero nunca se sabe. 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--7----copia--800x600-.jpg

Han pasado por lo menos cuatro años desde esta conversación y poco más se ha avanzado en el tema y me he dicho que ya es hora de escribir sobre ese tapial de piedras perfectamente colocadas al estilo romano, que marcan el arranque de la hermosa enredadera de la fachada de la casa de Javier, de cuya vista disfrutan los de casa Valeriano. Quizás al hacerlo alguno más pueda aportar nuevos datos o fotografías antiguas de sus restos. ¡Pero sí! de la ermita de San Bartolomé quedan algunos restos. 

 

Afortunadamente cuando el nuevo propietario del solar se planteó levantar su vivienda respetó estas huellas de un pasado que nos remonta, al menos que sepamos, 321 años atrás teniendo en cuenta el único testimonio escrito que he encontrado hasta el momento. Esto es lo seguro pero, analizando los restos del tapial conservado, bien pudiéramos remontarnos a épocas más lejanas en el tiempo. ¿Qué queda de la ermita de San Bartolomé de Reta? ¿Qué se sabe de ella? 

 

ERMITA-DE-SAN-BARTOLOME--RETA--CROQUIS-DE-LOS-RESTOS--800x.jpgLo que nos queda de la ermita es este lienzo de muro correspondiente a gran parte de su fachada sur y el arranque de la fachada oeste, donde se abriría la entrada a este recinto. El muro sur tiene 16,67m. de largo y 1,47m. la parte del hastial oeste, con una media de 0,67m. de grosor.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--8----copia--800x600-.jpgLlama la atención la existencia al menos de dos de los contrafuertes primitivos de 0,90m. de ancho, sobresaliendo de la fachada 0,53m. el más occidental y el anterior 0,90m.. Este último coincide al exterior con un pequeño estrechamiento de la nave en su interior, perfectamente definido y escuadrado. 

 

Las cuatro hiladas que aparecen a la vista en este entrante nos hablan de un trabajo bien realizado y trabado, como podemos observar. Aunque no todos los sillares de lo que se conserva presentan esta calidad de trabajo, bien se puede deducir que ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--5----copia--800x600-.jpgfue una construcción sólida y realizada para perdurar. Los contrafuertes nos hablan de ello. 

 

Como con otros muchos restos de edificios de cantería podemos observar pedagógicamente la manera de contruir, que se remonta a los romanos. Sillares trabajados y escuadrados en cinco de sus caras, las de encuentro con otros sillares y la cara vista, mientras que la cara interna no se trabaja. No es necesario perder el tiempo en ello pues va oculta. Una vez asentados los sillares a nivel en su hilada correspondiente definiendo el grosor de sus caras vistas, el interior se rellena con masa y restos de cascotes y piedras irregulares. Así una hilada tras otra cuidando de cumplir con la ley de la traba que evitará que los muros se agrieten. 

 

¿Qué sabemos de esta ermita de San Bartolomé, por la documentación conservada? 

 

Ya he dicho que poca cosa, pero algo hay y lo que en este momento tengo lo expongo a continuación. 

 

En el  Catálogo del Archivo  Diocesano de Pamplona, cuando consulté las fichas correspondiente a Reta encontré una que decía: 

 

“D. Miguel de Abínzano, abad de Reta, contra Melchor de Iriarte y su mujer, vecinos de Urbicáin y herederos de D. Juan de Izco, último abad de Reta; éste administró varios años las heredades de la ermita de S. Bartolomé sin haber dado cuenta de ello; además hizo donación de sus breviarios al demandante, sin que los herederos quisieran entregarlos.

-Pendiente- 27 fol.

Ollo – C/ 971 Nº 8

Año 1692” 

 

Esta es la ficha que nos informa del documento que menciona a la ermita de San Bartolomé de Reta. 

 

Leyendo muy por encima en su día este pleito, anoté que se inicia tal en “la ciudad de Pamplona a 26 (o 25)  de Enero de 1692”. Los demandados son los herederos del fallecido D. Juan de Izco, anterior abad de Reta y no son otros que “Melchor de Iriarte y Graciosa de Izco, su mujer”, que por su apellido sería pariente directo del señor abad. 

 

Por otro trabajo que se dio a conocer el año pasado sobre el Molino de Urbicáin, ya conocemos a estos dos personajes, Melchor y Graciana, como los propietarios de la famosa casa Melchor y dueños del también famoso Molino. Como se dice en el documento “los herederos que han aceptado su testamento...deven dar cuentas... pero se escusan de hacerlo de un día para otro sin causa ni motivo”. 

 

Que esta ermita era importante parece deducirse de los beneficios que reportaba al abad que la administraba. 

 

No hay duda de que los restos que hoy se conservan en la finca de mi amigo Valeriano corresponden a la ermita que se menciona en este proceso en el que se afirma que es “la hermita de San Bartolomé, sita en los terminos del Monte en el descenso de Izaga...” 

 

De todas formas, cuando tenga más ganas, me pasaré por el Archivo para leer con más detalle el documento por ver si nos aporta alguna información sobre su origen o nos da alguna fecha anterior a la de 1692. Que ahora sirva este primer avance para dar a conocer al público en general y a los izagaondoarras en particular sobre unos restos más de la historia del valle.  

 

ERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--9----copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--6----copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA---copia--800x600-.jpgERMITA--SAN-BARTOLOME-RETA--2----copia--800x600-.jpg-Esto es lo que te puedo contar hasta el momento, Valeri. Espero que te anime a poner tu placa.

 

“AQUÍ SE CONSERVAN LOS RESTOS DE LA ANTIGUA ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ, DE RETA, DE CUYA EXISTENCIA TENEMOS DATOS YA EN EL AÑO 1692".

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo
17 octubre 2013 4 17 /10 /octubre /2013 19:26

GUERGUITIÁIN- EL MAESTRO PETRUS ESTÁ SOLO Y ABURRIDO

Por Simeón Hidalgo Valencia (18-10-2013)

 

GUERGUITIAIN-4-DE-JULIO-DE-2013--2---800x600-.jpgAsí es. El maestro Petrus está solo y aburrido. No hay actividad a su alrededor. Estuvo entretenido mientras las obras de restauración le ponían a tono de Abril a Noviembre del año pasado. Las llevó con ilusión esperanzado de volver a ver a sus asiduos visitantes y defensores cuando terminaran.

¡Cuánto bullicio hubo en ocasiones cuando tenía goteras y amenazaba ruina! Ahora que está recompuesto nadie traspasa las puertas para verle y admirar su obra.

Así lleva once meses. Solo y en silencio. 

-¿Te acuerdas, Petrus, de lo que dijo el representante del Arzobispado cuanto se inauguró oficialmente tu iglesia? 

-¡Claro que me acuerdo! ¡Y qué contento me puse cuando oí que se cedía al Ayuntamiento! ¡Hasta yo mismo aplaudí la promesa! 

-¿Sabes que queríamos hacer al sábado siguiente un homenaje a tu obra a nivel popular, lejos de tanta promesa oficial? 

-¡Sí!, ¡Sí! Ya te vi hablar con D. José Luis, el párroco, para que os dejara la llave. 

-Pues no pudo ser. Consultó con la Diócesis y los magnates le dijeron que hasta que no se entregara la iglesia oficialmente al Ayuntamiento, que no se abriera a nadie. 

-¡Pues por todo lo que os habéis movido para que se hiciera la restauración y no se perdiera mi obra, bien pudieran haber sido más considerados…! 

-Ya, estoy contigo, Petrus, pero parece que el poder de la llave y de la propiedad oficial se les ha subido a la cabeza y eso que no han puesto ni un euro de su bolsillo. 

-Tendréis que hacer algo, porque mis esperanzas de ver vida a mi alrededor se han venido a bajo y esta soledad me está matando. 

-¿Sabes que me encontré con D. Javier Aizpún y le pregunté sobre ti? 

-¿Y qué te dijo? 

-Que están negociando, pero que no es con nosotros con quien tienen que negociar, refiriéndose a la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa, sino con el Ayuntamiento.

A mí me pareció correcto. Al fin y al cabo no somos organismo oficial, pero le animé a que negociaran un poco más ágilmente porque se demoran un pelín. Ya va para el año y lo que era cosa hecha a falta de la firma parece que se demora demasiado. 

-¿Pero tanto hay que negociar? 

-Eso pienso yo. 

-¿Os han contestado algo sobre el Proyecto “DAR VIDA A GUERGUITIÁIN”, que mandasteis al Arzobispado en la persona de D. Javier Aizpún? 

-Ni una palabra. Ni un gracias por las sugerencias. Así son. Sólo el silencio sospechoso, por respuesta. 

-Pues algo tendréis que hacer los que con tanto interés me sacasteis adelante, porque así no puedo seguir. A veces oigo voces en el exterior e intuyo que hay gente que ha venido a visitarme, pero les oigo que se van defraudados. “Una iglesia más que hemos arreglado con el dinero público y otra más que se cierra a cal y canto”, les oigo decir.  

-¿Crees que se habrán arrepentido de su promesa? 

-Pues los hechos parecen así confirmarlo, pienso yo, porque tanto no hay que negociar. ¡Ni que fuera la catedral de Pamplona! 

-Pues si se han arrepentido de lo que se nos planteó el día de la inauguración ante la misma Presidenta de Navarra, las autoridades locales y muchos asistentes al acto, quedarán como unos mentirosos, Petrus. Cosa que en unos clérigos que predican el “No mentirás” como uno de los Diez Mandamientos, queda muy mal y es poco ejemplar. 

-Bueno, Simeón, a ver si se dan por enterados estos negociantes, que para echar una firma no se tarda tanto. 

-Bueno, Petrus, a ver si predican con el ejemplo y cumplen con la palabra dada. 

-Sí. A ver, porque esta soledad y aburrimiento sin vuestra compañía, ya no lo aguanto.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
14 octubre 2013 1 14 /10 /octubre /2013 15:44

ARTÁIZ - VI - LA INSPECCIÓN DE 1545

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (14-10-2013) 

 

"Año de mil y quinientos y quarenta y cinco, a nueve días del mes de diziembre, en el lugar de Arteyz, en presencia de mi el notario infrascripto y el señor arcipreste don Miguel de Ollacarizqueta tomo cuentas de la primicia de la dicha yglesia del lugar de Arteyz, mediante juramento, al rector de Arteyz que de presente es y a Miguel Orzcoyti primiciero así de la recepta como gasto que se ha hecho hasta el presente día de hoy."[1]

 

PC272187-2--800x600-.jpgPedro de Urroz es el rector de la iglesia de san Martín de Arteyz. Recibe la visita del bachiller don Miguel de Ollacarizqueta, superior eclesiástico que viene a hacer la inspección en nombre del muy Ilustre y Reverendísimo señor obispo Don Pedro Pacheco, el gran obispo de Pamplona, noble de cuna castellana. 

 

La severa autoridad con que ejerce su cargo don Miguel de Ollacarizqueta hace que el señor rector lleve días preocupado. No es la primera vez que ha de rendir cuentas al delegado del obispo, pero siempre que se le anuncia la inspección se le nota nervioso y preocupado. Conoce de sobra al bachiller delegado, don Miguel de Ollacarizqueta. Aunque es hombre religioso como él, su rigor en el acto de pedir cuentas en nombre del obispo de la sede de Pamplona hace que sea una de las manos más efectivas del gran prelado y señor. Todos le reverencian y temen. 

 

Pero no sólo él anda nervioso estos días previos a la rendición de cuentas. También lo están las gentes del lugar. Temen estas inspecciones religiosas como temen al recaudador que viene en nombre del poderoso rey y emperador Carlos. Unos y otros esquilman sus ya mermadas bolsas y aunque en ocasiones han conseguido burlar a los recaudadores reales, ante los de la iglesia se sienten inermes, pues la amenaza de la excomunión y de la condenación eterna en los infiernos, expuestos a suplicios horribles, es algo difícil de asimilar para estos buenos y pobres cristianos. Llevan el miedo metido en el cuerpo y en el alma. 

 

Cuando en la celebración de la misa solemne en honor de san Martín su rector y guía espiritual, Pedro de Urroz, les comunicó la próxima visita del representante del obispo, a más de uno de los cabeza de familia presentes se les heló el rostro y  un murmullo  de comentarios, desaprobatorios unos y resignados otros, se extendió por la nave del templo.  

 

-Así que os recuerdo, mis queridos y fieles hermanos, que el amor cristiano obliga a cada uno de vosotros a cumplir fielmente con el mandato de la santa madre iglesia. Y para mí es una dura obligación recordaros, fieles hijos de la santa madre, que a todos los que aún tenéis pendiente la entrega de los diezmos y primicias de este año se os concede el plazo de dos semanas para hacerlo y tened fe en que Dios, en su infinita generosidad, pagará vuestra entrega con abundantes frutos en la próxima cosecha y os ganaréis un puesto cercano a Él en el cielo. Como dice el evangelio se os recompensará con el ciento por uno en esta vida y en la otra con la vida eterna. 

 

Ahora está él mismo resignado ante la presencia de su superior y observa al señor notario hacer los preparativos para tomar buena nota de su propio informe. 

 

Días atrás ha estado vigilante para que el sacristán y las sorores tuvieran toda la iglesia limpia y en perfecto estado de revista para que luzcan como nunca los manteles del altar y las imágenes del Crucificado y de María aparezcan relucientes y sin telarañas. Hasta las tumbas se han adornado con flores y ha aconsejado a sus fieles coloquen pan y vino sobre algunas de ellas para la ofrenda, siguiendo la costumbre antigua.  

 

Pedro de Urroz, rector de Arteyz, junto al primiciero secular, ha estado varios días atrás haciendo números meticulosamente con las ganancias y gastos de su iglesia. Ha revisado una y otra vez los beneficios que las numerosas posesiones de la misma han reportado, hasta cuadrar el último almut del diezmo y anotado hasta la última tarja de los cargos habidos. 

 

Pedro de Urroz, rector de la iglesia de Arteyz, no quiere causar a su superior la impresión de ser un clérigo descuidado, poco piadoso y sobre todo poco responsable con los dineros. Aunque sepa los justos latines de su oficio de pastor de parroquia de pueblo quiere demostrar que sabe ejercer los ritos católicos ante sus feligreses y sobre todo que es un buen administrador de los bienes materiales, tan importantes para el señor obispo.  

 

Por eso, ahora que está frente a frente al bachiller Miguel de Ollacarizqueta, que ha acudido con el notario Johan de Berrade para confirmar con su firma lo allí dicho y declarado, se esmera en no fallar en los términos de su relación y en mantener la cordura en gestos y palabras. Quizás logre así impresionar al bachiller inspector. Quizás se le mencione y recomiende ante el gran señor y obispo de Pamplona. Quizás ello le reporte poder medrar en el escalafón eclesiástico. 

 

-Como lo primero es lo primero, dice el señor visitador, procedamos a tomar el juramento de los informantes.  

 

Delante del libro sagrado y del santo Cristo crucificado el señor rector y su primiciero hacen la señal de la cruz y juran que el informe que van a realizar no tiene engaño ni trampa, siendo las cuentas del todo firmes y verdaderas. 

 

Una a una se relatan las partidas. El bachiller Miguel de Ollacarizqueta escucha y calcula con rigurosa atención. El notario, Johan de Berrade toma nota al pie de la letra, sin gesto ni distracción. Al terminar procede a leer en alta voz los términos de la declaración realizada por el aún  joven rector. 

 

Hállase que la dicha yglesia tiene dados ocho ducados viejos  y quarenta y dos tarjas y media a Pedro Segura y Pedro Durango, maçoneros, vecinos de la villa de Sangüesa, por dos retablos que han de hazer en menuzería a estimacion de maestros; y a dicha hacienda la dieron el sobredicho rector y primiciero de los frutos del año último passado y de ciertos robos de trigo que quedaron del año de mil y quinientos y quoarenta y tres.” 

 

Así, el señor notario lee sus notas, con clara y alta voz  recalcando y enfatizando las cantidades que la iglesia ha gastado en metálico y en especie para los retablos de las santas veneradas por la feligresía de Arteyz, María Magdalena y Catalina. 

 

Parece que la cosecha del año anterior, 1544, fue buena y aportó diezmos abundantes pues todavía quedan en el haber de la iglesia once robos de trigo, que sumados a los treinta y dos recogidos por la primicia del presente dan una buena reserva de cuarenta y tres robos que cubrirán posibles necesidades e imprevistos próximos, que como siempre aparecerán. A ello habrá que sumar seis robos y medio más de cebada y la cantidad de 35 tarjas logrados por los linos, sin contar los veintiséis cántaros de vino blanco. También se recoge puntualmente que la iglesia debe al señor rector y a su primiciero, Lope de Ayanz, la cantidad de 32 tarjas. 

 

Al oír estos resultados el bachiller inspector hace gestos de asentimiento y su rostro perfila una ligera sonrisa. A Pedro de Urroz, que con prudencia observa  atentamente la reacción de su inspector, no se le escapan estos detalles y a su vez se siente satisfecho. 

 

-Seguro que hace un buen informe y habla bien de mí ante su señoría, se dice para sí, pues desde que hace un par de años se atrevió a presentarse en el palacio episcopal de Pamplona junto al señor abad de Reta y don Miguel de Ardanaz para hablar con el muy Ilustre y Reverendísimo señor Don Pedro Pacheco, prelado de gran cuna castellana, para suplicarle les rebajase la cantidad de trigo que les mandaba llevar a la torre de los diezmos de Pamplona, le parece que no es muy bien visto y considerado por estas altas dignidades. 

 

Aprobado el estado de cuentas estampan sus firmas en el libro de fábrica tanto el arcipreste de Ybargoyti, como el abad de Artayz y el señor notario Johan de Berrade. 

 

Pero no con ello se acaba la sesión ya que aún ha de presentar el listado de los gastos habidos y así los expone uno a uno y los primeros tienen relación con el señor bachiller y arcipreste inspector. 

 

Primo se gastó  en la cena con el Señor arcipreste y su compaynía, lo que a la yglesia cupo tres reales castellanos”

“Ytem siete, tarjas y media al señor arcipreste por la visita, y más dos tarjas por firmar las cuentas de la yglesia” 

 

Y sigue  declarando una retahíla de comidas, compras de aceite, de cera, de lámparas, de donaciones de robos de trigo a sacristanes o a maestros talladores de altares de santas a dieciocho tarjas el robo y se acuerda hasta de los seis robos de cebada que hubo de comprarse al beneficiado Don Juoan, de los que medio se empleó en alimentar a las cabalgaduras del Señor visitador. Todo perfectamente anotado al tintineo de tarjas y cornados, de florines, ducados y reales. 

 

Es ya media mañana y al señor arcipreste  se le nota inquieto porque desde el ligero refrigerio que se le ofreció a su llegada a primeras horas del día no ha probado bocado y considera ya la hora de interrumpir este sonido tan apreciado y aplacar el de su estómago. Así que da el visto bueno y espera del rector una buena mesa. 

 

-Bueno, lo primero es lo primero y ya está hecho. Recemos la sexta para reponer las fuerzas espirituales y vayamos a comer para que las materiales nos acompañen por la tarde. 

 

"Año mil y quinientos y quoarenta y cinco, a nueve días del mes de deziembre, el señor bachiller don Miguel de Ollacarizqueta, arcipreste de Ybargoyti, mando al rector de Arteyz guardar los mandatos infra escriptos.” 

 

Al rector de Arteyz esta segunda parte de la inspección le apetece más que la anterior, pues con tiempo se ha limpiado la iglesia y el trabajo que el sacristán y las sorores han realizado para dejar impolutos tanto el altar como la pila bautismal, los ornamentos, el sagrario, las imágenes y las tumbas ha recibido su propia aprobación y seguro está que también la dará su superior.

 

Se ha convocado la presencia de los cabeza de familia, que puntualmente esperan a la hora de tercia frente a la iglesia.

 

El rector de Arteyz, después de pasar con éxito la prueba mayor de los dineros abre la portalada de la iglesia con la gran llave de hierro forjada recientemente, pues en contra de la costumbre de dejarla abierta en las horas diurnas, desde la víspera la ha mantenido cerrada para evitar que los fieles o animales que pululan sueltos por el lugar, sobre todos los perros, gallinas y gatos entren y ensucien lo que tanto ha costado hacer que brille. 

 

-Tenga cuidado al entrar, señor arcipreste, le advierte como en otras ocasiones, pues la iglesia al principio es un poco sombría. No se vaya a tropezar al bajar los escalones. 

 

Por si acaso el rector ha entrado el primero y vigila para que no haya ningún percance que desdiga el testimonio positivo que espera recibir. La poca luz que se derrama en el interior de la iglesia por los vanos de la puerta y por sendas ventanas del ábside y  pies de la misma, en esta ocasión aún es menor, pues no acostumbra a brillar mucho el sol en estos días del invierno. Fuertes lluvias han caído durante los últimos días del otoño y ya las nieves han hecho acto de presencia. 

 

-Mal día ha elegido para moverse de su casa, se atreve a decir el rector con cierto aire de confianza.

-El hombre propone y Dios dispone. Ya ve qué sacrificada es la misión que Él me encomienda, contesta éste al rector con cierto aire de  afectada resignación. 

 

Ambos clérigos, junto al resto de los asistentes, se postran de rodillas sobre el suelo de tierra del lugar sagrado y rezan en silencio unos momentos. Al intentar levantarse el arcipreste inspector siente que la gota que padece no le permite hacerlo con agilidad y solicita la ayuda del joven y fuerte rector. Este hecho parece humanizar en algo los rasgos serios mantenidos hasta el momento. El rector se da cuenta de ello y piensa para sí que todo va a salir bien y que, a pesar de los desperfectos y derrumbes que se han producido por la cara exterior de los muros norte y sur de la iglesia con las fuertes lluvias y nevadas de los últimos días, como todo el interior lo ve él en orden, no querrá prolongar en demasía la inspección. 

 

A la luz de las candelas la inspección comienza y lo primero que le llama la atención y provoca una mueca de desagrado son las ofrendas colocadas encima de algunos enterramientos así como los túmulos de tierra sobre un par de enterramientos recientes.

 

Se fija al detalle en la limpieza de la iglesia, en los altares, pila bautismal y demás mobiliario y como los ve limpios y bien cuidados toma la palabra y habla a los allí congregados mientras el señor notario Johan de Berrade anota en el libro de fábrica de la iglesia para que allí conste y se tenga en cuanta, como mandatos que son a guardar bajo la pena económica que se especifica. 

 

“Primeramente mandó el dicho señor arcipreste al dicho rector que todos los domingos y fiestas diga el Pater noster, Avemaría, Credo y la Salve Regina a alta voz inteligible a hora de misa o al offertorio o despues del comendón, donde le pareciese que más gente se hallará a oyr las dichas oraciones, so pena de diez libras fuertes. 

 

Y así uno tras otro  va desgranado los mandatos de obligado cumplimiento...so pena de diez libras fuertes, so pena de doze libras fuertes, so pena de seis libras fuertes... 

 

PC272226-1--800x600-.jpgEl señor visitador indica con evidente seriedad, a la mayor parte del pueblo allí presente y al señor rector, que el suelo de la iglesia ha de estar cuanto antes allanado y si hubiera que abrir alguna sepultura sus propietarios han de depositar en poder del rector una prenda que será recuperada después de pasados nueve días del enterramiento y de que se haya igualado y allanado el túmulo. Si pasado ese tiempo no se hubiera hecho, la prenda depositada se la quedará la iglesia y el familiar del difunto deberá pagar una multa de seis libras fuertes y todos los paños o sábanas de duelo que se pongan sobre la tumba habrán de retirarse después de un duelo de  nueve días. De no hacerlo pagarán una multa de cuatro libras fuertes. 

 

El notario toma buena nota mientras el señor rector comienza a impacientarse pues el tono de gravedad con que se manifiesta su superior le preocupa,  pues cada vez va a mayores. 

 

-¡Y mando que de ninguna de las maneras se consienta por el señor rector depositar sobre el suelo de las tumbas ni flores, ni pan, ni vino, a no ser que sean para la ofrenda de la iglesia!

 

Son costumbres ancestrales que perviven aún entre los habitantes del lugar que responden a antiguos ritos paganos, por lo que hay que erradicarlos de un lugar cristiano. 

 

Al rector esto le ha puesto muy nervioso y nota todas las miradas de sus feligreses de nuevo fijas en él. Después que él mismo les recomendó que siguieran la costumbre parece que vienen nuevas normas y obligaciones desde la sede de Pamplona y que el muy Ilustre y Reverendísimo Señor Don Pedro Pacheco, de noble cuna castellana, se ha vuelto más riguroso si cabe. Se rumorea en círculos eclesiásticos que aspira al capelo cardenalicio y que de modo alguno quiere ver su dignidad puesta en entredicho. Si no ataja estos resquicios de costumbres paganas que ofenden a la doctrina de la iglesia católica no lo logrará y menos ahora que ha sido convocado al concilio que se celebrará en Trento. Ha de imponer su autoridad  sin vacilación alguna. 

 

Pero lo que a continuación escucha de los labios del señor arcipreste paraliza al señor  rector. 

 

-¡¡Y mando al señor rector que se repare el Coro y la puerta que comunica con la casa de la abadía se cierre a cal y canto, so pena de excomunión!!

 

Un rumor de cuchicheos recorren de nuevo la nave de la iglesia y tanto el señor rector, como el sacristán, sorores y asistentes intuyen rápidamente el motivo de este mandato y la pena que conlleva, pues es un secreto a voces que el señor rector es hombre como los demás y que como tal tiene las mismas tentaciones y necesidades de la carne, aunque no comprenden tal severidad pues también se dice lo mismo de los príncipes de la Iglesia y hasta de sus papas. 

 

La esperanza de un buen informe que le hiciera escalar posiciones en su carrera eclesiástica se ha truncado de golpe y considera que la amenaza delante de sus feligreses de tal alta pena impone una pronta ejecución del mandato, si no quiere verse degradado a una capellanía con menos beneficios y alejada de la capital del reino. 

 

“Y assí todo lo sobreescripto dexó en el libro de la primicia escripto y firmado de su nombre y mano del señor arcipreste y del dicho rector y por mí el notario infrascripto, por que no pretienda ynorancia de lo que se le manda arriba.”

 

PC272249-1--800x600-.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



[1] Los  textos en cursiva y las fotografías corresponden al Libro de Fábrica de la Iglesia de Artáiz.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
10 octubre 2013 4 10 /10 /octubre /2013 15:59

LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN DE VILLANUEVA-HIRIBERRI

 

 Por Simeón Hidalgo Valencia (10 -10-2013)

 

PA100719-1--800x600-.jpg  

Hoy sábado, 21 de Septiembre, es el último día completo del verano del año 2013. Por segunda vez, en menos de un mes, ruedo los señoriales e intrincados caminos hasta llegar al desolado de Hiriberri - Villanueva, en el extremo noroccidental de Valdizarbe, cerca de Gares - Puente La Reina. 

En esta ocasión formo equipo con Fernando y Koldo. 

 

Son dos los objetivos principales que nos llevan hasta este lugar:

El primero y principal es el de tratar de identificar la inscripción escrita en uno de los arcos de medio punto de su antigua y ruinosa iglesia románica.

El segundo comprobar la orientación con respecto del sol de este edificio medieval, en fecha tan señalada del equinoccio del otoño.

Aprovecharemos también, ya que estamos en faena, para tomar las medidas de la hermosa pila bautismal y para calcar el singular crismón grabado en el cabezal de su ventana occidental. 

 

VILLANUEVA-IRIBERRI--2---800x600-.jpgAsí que a las 17,30 horas, puntualmente, partimos animosos y provistos de escalera, papel de calco, brújula, metros, linterna, cámaras fotográficas y teleobjetivos hacia nuestro punto de destino.

A medida que nos acercamos se adivina, envuelta en vegetación y recortada sobre el empinado horizonte, a manera de atento vigía, la octogonal torre de la iglesia y el conjunto abigarrado construido a su alrededor.

Cuando llegamos nos dan la bienvenida las tranquilas vacas que motean el descubierto y unos simpáticos asnos, Platero a la cabeza, que rebuznan alegres al ver a su amo y se acercan al trote para saludarnos, a la espera de su regalo en forma de caricias, palabras cariñosas y alguna sabrosa manzana. 

 

PLANTA-DE-SAN-ESTEBAN-DE-HIRIBERRI--800x600-.jpgEn medio del silencio vespertino nos preparamos para la tarea.

-¡Qué! ¿Por dónde empezamos?

-Por lo principal, ¿no? Por la inscripción. No sea que no nos dé tiempo para todo. Mejor asegurar lo más importante. 

 

Pero antes me voy a detener en unas apreciaciones generales que son parte de la historia de este edificio. Para ello me baso en el dibujo de la planta de la iglesia que nos ofrece la Enciclopedia del Románico[1]. 

 

La inscripción se encuentra en la cara occidental del arco que delimitaba el segundo del tercer tramo de la primitiva iglesia que, con las muchas reformas que se aprecian, pasó a convertirse, en sus tramos tercero y cuarto, en la vivienda del párroco.  Se cegó en su momento el vano del arco dejando la iglesia reducida a dos cuerpos: el ábside con bóveda de horno y la nave cuadrada con cúpula octogonal plana sobre pechinas, donde se levanta una torre igualmente octogonal a manera de cimborrio.  

 

Al exterior es esta torre lo que define mejor al edificio. Para acceder a ella hay que subir por una estrecha y empinada escalera de caracol, realizada en piedra, que se encuentra en la fachada norte, en lo que fue el segundo cuerpo de la iglesia. 

 

Con las reformas también se cambió el lugar de la pila bautismal, que con toda seguridad su sitio original sería el encuentro entre las paredes norte y oeste al fondo del último tramo de la iglesia. De allí se adelantó al lugar en que hoy se encuentra. 

 

También se cambió el acceso a la iglesia, que se hizo rasgando el cuerpo segundo por el lado sur y se construyó el pórtico, dejando la entrada original como paso para la vivienda. 

 

Otros añadidos fueron la sacristía y el acceso al coro, donde se abrió un paso directo hacia la vivienda, por lo que una vez cerrada la puerta y atrancada se podía acceder a la vivienda a través de este paso. 

 

El ábside sufre el mal de muchos de estos edificios que, con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento adecuado, se abre en vertical por el lado más flojo de esta zona que es el ventanal oriental y afecta a todo el grosor del muro. Fernando, ya desde la primera vez que estuve, me hace notar que en el ábside se aprecian dos grosores distintos que da pie a pensar en la posibilidad de una cripta, pero en uno de sus correos posteriores me dice lo siguiente: 

 

“Hola Simeón.

Soy Fernando el de Villanueva de Puente la Reina.

Te quería comentar que estuve revisando otra vez la posibilidad de que hubiera cripta en la iglesia. Hay algo que tuve que recalcular para ver qué altura tenía la base que veíamos. Esa base está muy por encima del suelo de la iglesia, 1metro más o menos, y el muro más ancho se aprecia también por dentro de la iglesia. Es curioso que esa parte del muro que ocupa casi todo el ábside, sea más ancho que la iglesia en sí. No sé si querrá decir que la iglesia antigua era más ancha que la nueva y aprovecharon ese trozo de muro. Si había una iglesia más antigua también podría ser interesante ya que sería prerrománica.

 

Quité la piedra que dijimos y la verdad es que aquello no tenía pinta de ventana. A pesar de todo profundicé como un metro, pero está claro que el muro a esa altura tendría 1,25. Al final me resultaba complicado seguir y lo dejé.” 

 

VILLANUEVA-IRIBERRI--11---800x600-.jpgEstado actual del ábside. En la parte inferior se observa el mayor grosor del muro.

 

LA INSCRIPCIÓN 

 

KOLDO-COLOMA-1--800x600-.jpgEl primer contratiempo con el que nos encontramos es que la escalera resulta pequeña para la altura donde se haya la inscripción. Por ello, después de analizar el estado de resistencia de lo que queda del forjado a la altura del primer piso, que corresponde al actual coro, se decide, aunque con mucha precaución, trabajar desde él. Es Fernando quien se sube el primero y a pesar del tiempo que dedica a calcar la inscripción sobre papel vegetal, los resultados no son los esperados. Bien es verdad que es la primera vez que hace este trabajo y como él mismo comenta… 

 

-¡Vete a saber cuándo realizo el segundo! 

 

Mejor se le da hacer unos primeros planos de las tres dovelas por las que se extiende la inscripción.  

 

-A ver si así, con nuevos ángulos y a su altura, no se nos resiste al menos la identificación de los signos aquí contenidos. 

 

Examinado el calco y visto que no se ha quedado marcada con nitidez es entonces cuando me decido a subir y copiar yo mismo la inscripción sobre papel a la manera que suelo hacer cuando recojo marcas de cantería. Y ahí me encuentro encaramado en lo alto y dedico un buen rato al trabajo que, salvo en la zona central del renglón superior de la clave, se identifica sin demasiada dificultad. 

 

Tanto con el calco como con la visión in situ se advierten algunos cambios sobre los resultados primeros obtenidos a través de la copia de la fotografía sobre la pantalla del ordenador, por lo que estos cambios obligan a modificar desde su base la transcripción e interpretación que sobre ella se expuso en el grupo “Marcas de cantería y otros signos gliptográficos” de Facebook. Se hace borrón y cuenta nueva y nos olvidamos de ella, que decía: 

 

Si la comparamos con el calco realizado y debidamente compuesto veremos que pequeños o grandes detalles nos aclaran su transcripción y nos obligan a modificar  su interpretación. 

 

Leímos entonces lo siguiente: 

VILLANUEVA-IRIBERRI--25---800x600-.jpg

 VIDETUR  EOS  SOLIS ES

MESIA(s) UT ITEM F(ax) EOUS

FECIT ME A(nnus) M C  OO 

 

Y se apuntaba una traducción aproximada de: 

 

DEL SOL ES VISTA LA AURORA

ASÍ COMO EL MESÍAS ES LA LUZ DEL ORIENTE

SE ME HIZO EL AÑO 1100  (SIGNO)  OO 

 

Pues bien, me olvido de lo anterior y muestro ahora lo que gracias a la labor de equipo llevada a cabo para poder calcar esta inscripción hemos logrado. Una vez analizados los calcos y completadas las zonas dudosas con el análisis de las fotografías ampliadas en el ordenador creo que estamos en posiciones más seguras.

 

Considero que salvo algún detalle sin demasiada importancia se atiene lo que muestro a la realidad de lo grabado en San Esteban de Villanueva-Hiriberri

 

La inscripción dice lo siguiente: 

 

INSCRIPCIÓN VILLANUEVA-HIRIBERRI - copia [800x600] [800x6

     

El trabajo siguiente es el de la identificación de las letras y de la composición del texto para localizar las palabras. En esta fase no todo está claro, pues ya a primera vista se distinguen palabras con significado y otras de difícil comprensión. También hay signos que más que letras los interpretaré como signos de separación de palabras.

 

Aquí la labor de interpretación se impone. Veamos todo ello. 

 

VIDEI: Comienza el texto con lo que parece ser la representación de la letra V, que según el giro que le dé el tallista se convertirá en una E en dos ocasiones. Una de ellas formando parte de la misma palabra que hace relación al término Video, videre, vidi, visum, verbo transitivo de la 2ª conjugación. Ver.  Aquí aparece como imperativo: VIDEI.  

 

Sigue a continuación un signo que parece ser de separación entre palabras. No le veo otro significado. 

 

DEI O DEO: Después aparece la palabra DEI o DEO.

Genitivo en el primer caso y Dativo o Ablativo en el segundo, de Deus, Dei. Dios. 

 

SOLIS: Le sigue el término SOLIS. Es el genitivo de Sol, solis. Sol. 

 

S: Sigue lo que parece una S. La he tomado como signo de separación entre palabras.

 

NE: Partícula NE. Puede ser adverbio con significado de “En verdad”

Puede ser adverbio de negación: No

Cuando está enclítico tiene carácter interrogativo. 

 

EN o ES: Se puede entender como EN o como ES.

En el primer caso es una interjección. ¡He aquí!, ¡Ea! ¡Venga!

En el segundo caso corresponde al verbo Ser o Estar.

Sería o la segunda persona del presente de indicativo: Tú eres, o el presente singular del modo imperativo: Sé tú. 

 

DES: Pudiera ser abreviatura de Descendo - descendere - descendi, descessum, verbo intransitivo que procede de scando.

Su significado sería: Descender, bajar. 

 

UNO: Sigue a continuación el término UNO. Es el ablativo singular de Unus - una - unum.

Uno. Uno mismo. El tallista omite el rasgo ascendente de la ene.

 

¿ISH?: Pudieran referirse estas tres letras, respectivamente, a la I, a la S y a la H.

No he logrado encontrar a qué se refieren, a no ser que sea el anagrama desordenado de I H S.

¿Estamos ante el nombre de JESÚS? Es lo más aproximado. 

 

ITEN: Parece que esta palabra hace relación a ITEM. El tallista cambiaría la M final por una N. Si es así es un adverbio.

Del mismo modo, igualmente, así como, así también. 

 

Signo que parece ser de separación entre palabras. No le veo otro significado. 

 

F: Esta efe parece ser la inicial de la palabra FAX.

Después de analizar su posible sentido unido a las letras que le siguen, no lo he encontrado. Ni FEOS, ni FEOSVE lo tienen.

Por ello, teniendo en cuenta el contexto de la frase con términos como SOLIS y el que le sigue EOS, me inclino por la palabra Fax - facis.

Su significado iría por el concepto de Luz.  

 

EOS: El término que sigue es EOS.

El rasgo último hay que considerarlo como una S, dada la orientación que toman sendos extremos.

Estamos ante la palabra indeclinable Eos, que significa La Aurora. 

 

VE: Partícula inclítica VE.

Como tal forma parte de la palabra EOS, por lo que la lectura completa del término anterior sería EOSVE.

Su valor es de O, por lo que relaciona al menos dos términos de este escrito: Fax y Eos. 

 

EECIT: Aunque la primera letra de esta palabra es una E, creo que hay que leerla como F. Parece ser otro “fallo” del escribano.

Estamos, por tanto ante el término FECIT.

Tercera persona del singular del pretérito perfecto del indicativo de Facio - facere - feci - factum. Hacer. 

Él, ella ha hecho.

 

Es uno de los términos más importante e interesante en estas inscripciones, dado que a continuación nos da a conocer el nombre del autor tallista o del maestro que trabajó en esa construcción. En este caso puede hacer relación al maestro que construyó la iglesia, al señor que la patrocinó o al escribano que talló la inscripción. 

 

ME: Término ME.Pronombre personal.

Acusativo o ablativo de Ego. Yo. Me. Mí. A mí, por mí.

Con este término la misma obra o inscripción nos habla y nos dice quién la hizo. 

 

Signo que parece ser de separación entre palabras. No le veo otro significado. 

 

SCV: Sigue la inscripción con tres signos que pudieran ser las letras del nombre del maestro cantero, escribano, o comitente los dos primeros, que contienen las letras: S. C. V. Si fuera así estaríamos ante otro cantero medieval más que emplea la fórmula ME FECIT, en este caso FECIT ME, aunque no se atreva del todo a salir del anonimato y emplee sus iniciales solamente. SCV.

 

OO: El tercer signo es una marca en forma de dos círculos tangentes bien definidos que recuerdan al símbolo del infinito y que personalmente lo he encontrado, muy parecido, como marca de cantería en algunas iglesias estudiadas. ¿Funciona aquí como tal marca de cantero o es un símbolo que habla precisamente del infinito?  

 

Hasta aquí el despiece término a término de la inscripción. He intentado identificar cada uno de los términos con rigor. Seguro que otras personas que estudien esta inscripción tendrán diferencias de interpretación. Entre todos podemos dar con la verdad de la misma hasta donde se pueda llegar. Creo que en esta fase he caminado con precaución para no pisar en tierra movediza aunque, sin duda, habrá alguna piedra en el camino donde habré tropezado, pero ahí está el camino abierto. A medida que pasemos por él lo haremos más transitable, despejado y seguro. 

 

Así pues, la inscripción habría que leerla de la manera siguiente: 

 

VIDEI  DEI  SOLIS NE EN

DES(cendere) UNO  ¿ISH?  ITE(m)  F(ax)  EOSVE

(F)ECIT ME SCV OO  

 

¿Cuál es su significado?

A poco que leamos el escrito se descubren dos partes en él.  

 

La primera parte la forman los dos primeros renglones y su contenido parece estar relacionado con la parusía o esperanza cristiana de la segunda venida de Jesús, como Juez, en los últimos tiempos. Tanto los evangelios, como alguna epístola de San Pablo y sobre todo el Apocalipsis nos hablan de ello.

 

Al final del Apocalipsis, en el epílogo que cierra tanto el capítulo 22 como todo el libro, parece que se encuentra la base de estas dos líneas.

 

Se dice al final de este libro profético: 

 

“Yo, Jesús, he enviado a mi Ángel para daros testimonio de lo referente a las Iglesias. Yo soy el Retoño y el descendiente de David. El Lucero ardiente del alba. (El subrayado es mío)

El Espíritu y la Novia dicen: “¡Ven!”. Y el que oiga diga: “¡Ven!” Y el que tenga sed, que se acerque, y el que quiera, reciba gratuitamente agua de la vida.

Yo advierto a todo el que escuche las palabras proféticas de este libro. “Si alguno añade algo sobre esto, Dios echará sobre él las plagas que se describen en este libro. Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro.”

Dice el que da testimonio de todo esto: “Sí, pronto vendré.” ¡Amén! ¡Ven Señor Jesús!

Que la gracia del Señor Jesús sea con todos. ¡Amén![2] 

 

En este ambiente de los últimos tiempos se recogen tres de las palabras que según mi interpretación personal están presentes en los dos renglones primeros de la inscripción: Jesús (ISH), Lucero o Luz (FAX) y Alba o Aurora (EOS).

Además el carácter imperativo de la frase está en consonancia con el texto. 

 

La segunda parte de la frase, como hemos visto, parece informarnos con la fórmula FECIT ME y lo que pueden ser las iniciales de un nombre y la marca del maestro tallista, sobre el autor, sea el tallista, el maestro constructor o el comitente que impulsa y paga la obra. 

 

Así pues, aún con riesgo de equivocarme, me aventuro a traducir el escrito, siempre abierto a los mayores conocimientos de los que esto lean, pues de modo alguno soy especialista en este terreno, pero que siguiendo mi criterio de ponerme retos, lo veo con sentido, dado el contexto físico en el que esto se escribe. 

 

¡VE, EN VERDAD, DEL DIOS SOL

BAJANDO AL MISMO JESÚS COMO LUZ O AURORA!

ME HA HECHO SCV  OO 

 

* ¿QUIÉN ES EL AUTOR?

 

Sin duda que aquí está su nombre y que se contiene en las letras SCV. La presencia del FECIT ME exige cerca un nombre. Aquí no está con todas sus letras, pero, a poco que analicemos podemos ver la inicial de cada una de las sílabas de este nombre. Un nombre, por otra parte muy usual en su época. SANCIVS. 

 

Conocer el nombre del “autor”, me inclino a pensar que hace relación al maestro constructor, es muy importante y supone todo un descubrimiento que realza la importancia de esta maltrecha, particular y desconocida iglesia románica y lo digo ateniéndome a lo que veo. Su dueño realmente tiene una joya a la que hay que poner a tono y hacer que brille como el sol, la luz y la aurora de su inscripción. 

 

Tenemos, posiblemente a un maestro cantero más que añadir a los que dejaron su nombre en otros lugares del reino de Navarra. Su trabajo posiblemente se realizó en los finales del siglo XII. 

 

Un maestro más que emplea la fórmula ME FECIT, aunque aquí sea FECIT ME, pues otros nombres se han encontrado en diversos lugares, también escritos en los sillares pero que no llevan esta coletilla y se quedan en meros nombres. Ioan en San Pedro de la Rúa de Estella, Sancius en Leire, Duagos en el monasterio de Fitero o Sanso en Santa Catalina de Ciriza en Azcona, por ejemplo.

 

Hablamos de personas que rompen con la costumbre de no firmar sus obras, imperante en la Edad Media, pero que más de uno se la salta. 

 

Conocemos a los siguientes: 

 

FULCHERIUS en el Monasterio de San Salvador de Leyre.

SANCIUS en el Monasterio de San Jorge en Azuelo.

MARTINUS DE LOGRONIO en el Palacio de los Reyes de Estella.

LEODEGARIUS en Santa María la Real de Sangüesa.

PETRUS en San Martín de Guerguitiáin del Valle de Izagaondoa.

ACTO de San Miguel de Villatuerta. Museo de Navarra.

ALDEBERTUS del Hospital de San Lázaro de Estella. Museo de Navarra. 

 

A este selecto grupo hay que sumar desde ahora a SANCIUS en la iglesia de San Esteban de Villanueva-Hiriberri. 

 

Además conocemos también al comitente de la pila bautismal de la iglesia de Santo Tomás de Najurieta: P LUPI RECTOR ECLESIAE DE ESCUSAGA ME FECIT. 

 

INSCRIPCIÓN VILLANUEVA-HIRIBERRI - copia [800x600] [800x6Calco perfilado de la inscripción de Villanueva-Hiriberri. 

 

EL DENOMINADO CRISMÓN 

 

CRISMON--800x600-.jpgEn el exterior de la fachada oeste, en el dintel de la ventana, hay también una inscripción, a la que le denominamos “El Crismón”, aunque no responda al diseño típico del mismo, pero que sí recoge algún concepto del mismo. 

 

Es Koldo quien se encarga de hacer el calco, que en casa repaso, compongo y perfilo.

Como se ve está mirando al oeste, a la puesta del sol, lo mismo que la inscripción anterior.

Se pueden interpretar con seguridad las dos letras que hacen relación a Jesús como Alfa y Omega, principio y fin, siguiendo con el Apocalipsis como referencia. 

 

VILLANUEVA-IRIBERRI--21---800x600-.jpgALFA-Y-OMEGA--800x600-.jpg“Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin.”[3] 

 

Además de estas dos letras hay, a la izquierda, otro símbolo. Es circular, pero no cierra por la parte superior. Como podemos ver en la reproducción se asemeja a una €. No he encontrado un significado a este signo, a no ser que él mismo sea la representación de otro diseño de la Omega. 

 

Con este otro grabado se refuerza el carácter escatológico y parusíaco que en esta iglesia se transmite. 

 

Hastial oeste con la ventana con el “Crismón”.

LA PILA BAUTISMAL

 

PILA-BAUTISMAL-1--800x600-.jpgPrueba de que esta iglesia ejerció como parroquia es la hermosa y medieval pila bautismal. 

 

Con la reforma de la iglesia, como se ha comentado, para destinar los dos últimos cuerpos de la misma a vivienda del abad, se trasladó al lugar que hoy ocupa. En una posible rehabilitación podría volver a su lugar original que era el rincón formado por las paredes norte y oeste. 

 

Por lo que actualmente se ve podemos hablar de que está compuesta por un corto pie cilíndrico y una copa circular con adornos de bolas y algún otro motivo no identificado en su parte inferior y posiblemente cuatro caras humanas en alto relieve en el exterior. Se ven claramente dos de ellas. Las otras dos estarán ocultas por las paredes. 

 

-¿Se puede saber a qué escuela pertenece?, comenta Koldo.

-Pues tiene un deje a algunas pilas bautismales de Urraúl Alto, aunque falta el cordón que la rodea, a manera de brazos de los personajes tallados. La zona inferior de las bolas es prácticamente igual. 

 

No la he visto catalogada en el libro de Asunción Domeño Martínez de Morentin, por lo que, una vez tomadas sus principales medidas acompañado por Fernando, he realizado un sencillo croquis a mano alzada, que muestro a continuación. 

 

Sus principales medidas son: 

 

La Copa:

106cm. de diámetro exterior.

88cm. de diámetro interior.

44cm. de altura en su punto central.

El pie:

34cm. de altura. 

PILA-BAUTISMAL-00--800x600-.jpg

VILLANUEVA-IRIBERRI--8---800x600-.jpgCroquis y vista frontal de la pila bautismal

 

LA TORRE OCTOGONAL

 

PLANTA-DE-LA-TORRE-DE-SAN-ESTEBAN-DE-HIRIBERRI--800x600-.jpgComentaba al principio que la torre octogonal es lo que al exterior llama más la atención de este conjunto arquitectónico, pero es cuando se sube hasta ella, a través de la original escalera helicoidal de piedra, cuando realmente se aprecia y valora el trabajo realizado por los canteros medievales en esta parte del edificio, pues a manera de torre de vigía domina, cual rosa de los vientos, todo el perímetro de su señorío. Sus siete vanos rasgados en cada uno de sus lados, salvo al noroeste, ocupado por el desembarco de la escalera, permiten asomarse en todas las direcciones. 

 

En sí misma la torre, además de puesto de observación estratégico, situada en el segundo tramo de la iglesia, al igual que en Eusa, es como una brújula fija que nos señala los cuatro puntos cardinales y sus intermedios, como he reflejado, en amarillo, en el croquis tomado de VILLANUEVA-IRIBERRI--17----copia--800x600-.jpgla Enciclopedia del Románico, según se ha mencionado anteriormente. 

 

Los ventanales en un principio estaban abiertos, aunque con el tiempo, salvo los orientados al Este, al Oeste y al Noreste se cegaron, pero si nos fijamos con atención en todos ellos veremos que de los siete los que marcan los cuatro puntos cardinales estaban completamente rasgados y en los tres restantes se levantó una especie de asiento de tres hiladas, que reducían la altura. 

 

En la presente fotografía podemos ver la perfecta alineación de la iglesia y de la torre, que visitada unos días antes del equinoccio de Otoño y quince días después el mismo 21 de Septiembre, nos permitió comprobar que esta iglesia se planteó en fechas de equinoccio, fuese en Marzo o en Septiembre.  

 

El sol y la misma brújula móvil que llevamos además de la fija, que es la misma torre, así nos lo mostraron y confirmaron.

 

Salí con Fernando a la cubierta del ábside y pude comprobar que, como la torre, es de lajas de piedra. Está bastante bien conservada, aunque la vegetación, si no se limpia, hará mella y provocará goteras. 

VILLANUEVA-IRIBERRI--16----copia--800x600-.jpg

Estando allí, la caída del sol era ya palpable y penetrando por el oeste lanzaba su luz hacia el ventanal del este. Contemplar desde esta altura el valle a mis pies fue una experiencia inolvidable. 

 

En el interior de la torre, además de las ocho ménsulas situadas en los encuentros de sus ocho caras, me llamó la atención la existencia del hueco de la tranca por lo que parece que en un principio se pensó en colocar una puerta de cierre al final de la escalera de caracol, para poder refugiarse en caso de necesidad en ella e impedir el paso al enemigo. Parece que esta idea se desechó, pues no hay indicios de puerta ni de jamba enfrentada con el entrante para la tranca. Parece que se contentaron con usar la tranca de la primitiva entrada a la iglesia. 

 

VILLANUEVA-IRIBERRI--3---800x600-.jpgSan Esteban de Villanueva - Iriberri. Fachadas sur y oeste.

 

LA ORNAMENTACIÓN

 

Salvo las dos inscripciones analizadas y la ornamentación de la pila bautismal, pocos detalles más tiene esta iglesia que indiquen decoración. Pero algunos se han encontrado. 

 

VILLANUEVA-IRIBERRI--13---800x600-.jpgLos que están más a la vista y por ello más fácilmente localizables son algunos canecillos del ábside que como vemos contienen bolas labradas.

 

VILLANUEVA-IRIBERRI (22) [800x600]Otro lugar donde aparecen también adornos semiesféricos es el interior de la iglesia. Están en la parte superior del contrafuerte interno derecho, del lado de la epístola, que separa el primer cuerpo de la iglesia, el ábside, con el segundo, donde se levanta la torre.

 

VILLANUEVA-HIRIBERRI-VENTANA--800x600-.jpgTambién hay una ventana en la fachada sur que presenta un pequeño trabajo de despiece del dintel de medio punto.

Aunque es de una sola pieza se han trazado unas líneas que dan la impresión de que este dintel está despiezado en siete dovelas, pero no es así. Es una sola pieza. 

 

Nota: Este trabajo lo he podido realizar gracias en primer lugar a Koldo Colomo quien me habló e invitó a acudir a Villanueva-Hiriberri para visitarlo y sobre todo a Fernando Pérez de Laborda, dueño del lugar, que nos acompañó y nos mostró con interés esta iglesia. Espero con él dar un poco de luz para el mejor conocimiento de San Esteban de Villanueva-Hiriberri y que algún día la podamos visitar ya rehabilitada.

 

 

LAS FOTOS DE LA INSCRIPCIÓN: 

 

Por si alguien más entendido que yo quiere investigar en lo que esta inscripción nos comunica aquí os dejo dos de las fotos que entre Fernando, Koldo y servidor sacamos.

 IMGP7060-1--800x600-.jpg

IMGP7062-1--800x600-.jpg

 

Otros trabajos sobre esta iglesia:
 
Se puede consultar el excelente reportaje de D. Ander Ortega, experto en Arte Románico: http://www.romanicoennavarra.info/iriberri_villanueva.htm

 

También el artículo citado en la Enciclopedia del Románico de la Fundación Santa María La Real realizado por D. Alberto J. Aceldegui Apesteguía, donde se exponen las referencias histírcas y artísticas de esta iglesia a partir de la página 31: http://www.romanicodigital.com/detalle-Pdf.aspx?archivo=PUENTE LA REINA / GARES&localidad=NAVARRA



[2] Apocalipsis cap.22, vers.16-21

[3] Apocalipsis, cap.22, ver. 13

[1] FUNDACIÓN SANTA MARÍA LA REAL. CENTRO DE ESTUDIOS DEL ROMÁNICO, Enciclopedia del Románico. Navarra. Volumen III, Aguilar de Campoo 2008, pág.1196

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valdizarbe
Comenta este artículo
8 octubre 2013 2 08 /10 /octubre /2013 18:54

LAS CLAVES DE IZAGAONDOA – LIZARRAGA

Por Simeón Hidalgo Valencia (08-10-2013)

 P3103019-1--800x600-.jpg

Poco a poco van desfilando bajo este epígrafe general de las Claves de Izagaondoa, los distintos lugares del valle.  

Mi intención con este trabajo, al igual que con todos los que he realizado hasta el momento, sea sobre San Martín de Guerguitiáin, el Coro de Turrillas, las Pinturas Murales de Ardanaz, las Fuentes Medievales, la Ruta del maestro Petrus, la Portada de Santa Eulalia de Lizarraga o la de San Pedro de Iriso, etc., etc. …, no es otra que la de crear conciencia de VALLE entre los pocos habitantes que ya tiene Izagaondoa y animar a todos ellos a salir del propio pueblo y celebrar con los demás vecinos las fiestas y acontecimientos de manera que nos hagan sentirnos unidos en la labor de mantenerlo vivo y activo para nosotros mismos y el resto de la Comarca y de Navarra. 

 

Ya sé que no he nacido en Izagaondoa, ni tampoco en Navarra. Alguien me ha reprochado el ser de fuera, jejeje, pero me siento muy bien en esta tierra de adopción y a ella dedico mi etapa de “jubilado”.

Así que, siguiendo el orden llega el turno a Lizarraga, a cuyos habitantes dedico este artículo y a la vez les deseo unas hermosas y alegres fiestas…y como ya tienen la garantía de la misma Vírgen del Rosario, como Damián comenta en el último artículo de su blog, pues todo está asegurado. 

Como ya saben mis lectores me centro en esas tallas que algunas de las casas del valle lucen en puertas y ventanas de sus fachadas e intento descubrir lo que nos pueden comunicar de las personas que las mandaron construir. 

LIZARRAGA-01-1--800x600-.jpgTORRE-DE-LA-CASA-MERKATARI-1--800x600-.jpgY si de Lizarraga hablamos hay que hacer referencia obligatoria de la hermosa y gran fachada que luce la CASA MERKATARI o Merkatariarena, que hoy presenta una fisonomía muy distinta a la que antiguamente tuvo, pues sus moradores decidieron seguir la moda de desmochar la torre. De esta forma muchos de nuestros pueblos han perdido su imagen original que durante siglos tuvieron. 

Sin embargo la fachada de Casa Merkatari se ha conservado con su gran portalón y sus tres ventanas góticas en su origen geminadas, aunque también se quitaron los parteluces para dar más luminosidad a la casa. 

Pues es en estos lugares de la fachada principal, ventanales y portalón, donde se centra la labor de talla en esta casa que, sin duda, es una de las más decoradas de la comarca. 

Como se ve por la fotografía la torre es la parte más antigua,  que siendo al principio una torre de vigía y de defensa exenta, pasó con el tiempo a ser el origen de la vivienda. Se fueron añadiendo las dependencias de la residencia que, siguiendo la manera constructiva típica de la vida de entonces, reservaba la parte baja con pequeños vanos a los animales y el piso noble a las personas, donde se abrían ventanales más amplios para que la luz y el sol iluminaran y sanearan las estancias.

LIZARRAGA-02-1--800x600-.jpg

Merkatari hace relación a Mercader. Así lo recoge Xabier Ituláin en su trabajo sobre “Los nombres de las casas en el valle de Izagaondoa, 1600-2001” cuando dice: 

“Como se indica en la referencia de 1665, la casa del comerciante o mercader. En 1561 `Sancho de Licarraga llamado mercataria”. 

Por las características artísticas de esta fachada se remonta esta casa al siglo XVI, pues sigue el estilo gótico de la época. 

Veamos algunos de estos detalles: 

Su portalón de grandes dovelas presenta un arco apuntado con una hermosa clave labrada. En ella luce una gran cruz griega floreada dentro de un cuadrado mixtilíneo. De la LIZARRAGA-04-2--800x600-.jpgpunta inferior central cuelga el anagrama de Jesús, SJH, que en este caso la J parece convertirse en Tau que a su vez se convierte en una especie de ancla. 

Si nos fijamos atentamente veremos que el palo vertical de la cruz parece continuar con la Tau, de tal manera, que a su vez forma una gran cruz cuyos extremos están rematados por sendas cuatro flores de lis. 

Todo en esta clave nos habla de protección, de vida y de salvación, desde el punto de vista cristiano.  

Son varios los símbolos aquí recogidos. Por una parte la cruz, por otra el nombre de Jesús, además del símbolo del ancla salvadora ante los peligros de la travesía de la vida y las cuatro flores de lis o patas de la oca que simbolizan la vida y que de algún modo aglutinan las creencias paganas con las cristianas y hacen de la cruz y de Jesús, la auténtica vida. 

Estos símbolos, colocados en la parte central de la entrada nos hablan de la fe de sus moradores como seguidores de Jesús.

LIZARRAGA-02-2--800x600-.jpgEn el piso superior sus tres ventanas geminadas lucen relieves bastante bien realizados. Sumadas a la portalada con clave labrada, hablan del poder económico de esta familia cuyos negocios le permitieron construirse este pequeño palacete. Por algo se conocía la casa como la del merkatari, la del comerciante.  

La ventana central es la mejor trabajada de las tres. En ella se trabaja tanto el dintel como el alféizar. 

Parece que la talla central del dintel nos habla de esta riqueza económica de la familia que comerciaba, según lo aquí expuesto con el ganado y con la agricultura. Así lo veo yo al menos observando la imagen.  

LIZARRAGA-05-1--800x600-.jpgEn el centro la ganadería en la que parece ocupar el primer lugar el comercio del ganado vacuno, además de los productos de las aves de corral, carne y huevos, junto a los animales de carga, mulos y asnos. En los extremos la agricultura con los productos del campo, desde el cereal hasta las uvas, higos o peras. 

Todo ello implica, por tanto, pensar que esta familia tiene la tierra suficiente como para permitirles dedicarse al comercio de estos productos de primera necesidad. 

LIZARRAGA-03-1--800x600-.jpgEn los extremos del dintel se tallan sendas ruedas solares de la vida que nos hablan de las buenas y malas rachas que esta familia de mercaderes, que vivirían de llevar sus productos a las ferias y mercados de la comarca, estando presentes en los mercados que se celebraban ya fuera en villas como las de Urroz, Monreal, Lumbier, Aibar, Cáseda, o en ciudades como Sangüesa o la capital del reino, Pamplona, pasaron a lo largo de su vida. Buenas o malas rachas representadas en los giros opuestos de sendas ruedas. 

LIZARRAGA-02-3--800x600-.jpgEsta abundancia se representa también en el alféizar de la ventana minuciosamente labrado con motivos de bolas, de soga y detalles vegetales con un ave y lo que pudiera ser un lobo o perro. 

LIZARRAGA-11-1--800x600-.jpgEl dintel de la ventana de la izquierda, según miramos, mantiene la misma estructura que el central. En el centro, dentro de un círculo, se coloca una rueda de ocho radios o si se quiere una doble cruz, que es un pequeño crismón de ocho, cada uno de los radios o rayos termina en forma vegetal, símbolo de la abundancia. A sus lados dos detalles que los he visto también en Urroz y en Monreal, que simbolizan dos gotas de agua, símbolo igualmente de la vida y de la abundancia, pues sin ella no hay vida. 

En los extremos de este dintel se colocan sendas estrellas inscritas en el círculo. La de nuestra izquierda en forma de flor hexapétala, simboliza la rueda de la vida. La vemos representada en muchos lugares. Viene a ser el signo positivo del crismón. Símbolo que, como en la ventana central, puede hablarnos de los momentos buenos y positivos de la vida. Frente a ellos está la estrella invertida de cinco puntas que vemos a nuestra derecha, que simbolizaría todo lo contrario. Los malos momentos, la mala racha, la muerte. 

LIZARRAGA-09-1--800x600-.jpg

También en el dintel de la ventana de nuestra derecha, en su parte central se ha grabado el anagrama de Jesús rodeado de ramos vegetales. Signo protector por excelencia para los cristianos se coloca en este otro vano de la fachada. 

Todos los vanos principales de la casa están protegidos. Sus moradores pueden estar seguros de que el mal, en la forma que se manifieste, va a tener dificultades para penetrar en la casa. 

 

      

LIZARRAGA-15-1--800x600-.jpgLa otra casa que mantiene clave esculpida es la CASA  ELKOAZ.  

De ella dice Xabier Ituláin en su obra citada lo siguiente: 

“Elcoaz era el apellido de sus caseros en el siglo XIX. Antonio Elcuaz residente en el mismo en calidad de Ynqº de la casa sita en el pribatiba al  Mayorazgo de Pereda”.

Consultado por correo electrónico me informa de que “es una casa curiosa, pues es a la única que se refieren en la documentación histórica como libre de pecha concejil que pagaba el resto de las casas de Lizarraga a Roncesvalles (y por tanto, la única casa hidalga de Lizarraga ¿alguna posible relación con un antiguo palacio que hubiese habido en el lugar?). Hacia mediados del siglo XVII, probablemente por impago de un censo, pasó a manos de Diego de Pereda, palaciano de Urtasun. Desde entonces, hasta mediados del siglo XX (cuando la compran los ascendentes de los actuales propietarios) estuvo vinculada al patrimonio de los descendientes de ese Diego de Pereda, dentro del mayorazgo de los Pereda.” 

LIZARRAGA--19--1--800x600-.jpgLIZARRAGA-16-1--800x600-.jpgLa gran portada de arco de medio punto nos habla también de su antigüedad.  

Es la segunda casa que tiene su clave labrada. En este caso con una sencilla cruz, cuyas tres extremos superiores terminan en una flor de lis o runa de la vida. El inferior se inserta en una especie de soporte que la sostiene. Una cruz muy parecida veremos cuando tratemos las claves de Zuazu. 

El carácter protector  que otorgaba esta cruz a sus moradores antiguos se ha mantenido a lo largo de los siglos y, como vemos, se refuerza actualmente al colocar los actuales, sendos ramos benditos del Domingo de Ramos en los laterales de la entrada.

 

NOTA: Dedicado este artículo a todas las familias de Lizarraga de Izagaondoa con el deseo de que tengan unas felices fiestas.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo
4 octubre 2013 5 04 /10 /octubre /2013 18:25

REGALOS DE LA NATURALEZA – V – LA HORMIGA REINA

Por Simeón Hidalgo Valencia (04-10-2013)

 

Carpeta-7-2017-1--800x600-.jpg

Salgo a la terraza a respirar aire puro, en un momento en que ha descampado.

El pavimento está mojado y algo me llama la atención.

Es una hormiga alada de gran tamaño que lucha por poder darse la vuelta, pues ha quedado atrapada por las gotas de agua y yace alas abajo pegada al suelo.

 

¿Qué hace una hormiga alada en el mes de Octubre en mi terraza y más de este tamaño fuera de lo normal?

Compasivo, en lugar de pisarla, la he recogido con cuidado, no sea que me propinara un picotazo, pues a juzgar por sus grandes mandíbulas su mordedura tiene que hacer daño.

La he puesto en una maceta y ha estado un tiempo paseando sobre la planta y secándose al rayo de sol que ha salido. Son las 13.45 del mediodía.

La he observado con atención. Su color negro azabache, sus potentes alas y su nervadura que asemeja una transparente vidriera, su gran abdomen, su pelaje, sus grandes ojos y mandíbulas, sus antenas desplegadas.

Una maravilla de la Naturaleza que en poco tiempo me ha regalado con la presencia de dos reina: el otro día una abeja haciendo el nido y todo y hoy esta hormiga.

He leído algo sobre ellas y ¡qué casualidad! Ha aparecido con la lluvia, sin duda buscando la tierra blanda que le permita excavar  e iniciar el hormiguero.

Después de pasearse y sentirse seca ha extendido sus alas. Ha hecho unos ejercicios y, sin despedirse ni darme las gracias, ha emprendido el vuelo.

Al menos me he quedado con su cara.

Carpeta-7-2020-1--800x600-.jpg

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Patrimonio Natural
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens