Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 octubre 2013 3 02 /10 /octubre /2013 14:40
   LA RUTA DE PETRUS SE AMPLÍA-IV- CELIGUETA
 
 
Por Simeón Hidalgo Valencia (02-10-2013)
 
P9194654-1 [800x600]
Hace unos días daba a conocer dos capiteles nuevos pertenecientes a la Escuela del maestro cantero Petrus de Guerguitiáin localizados en la antigua iglesia de San Martín de Tours en la villa de Monreal. 
 
Hoy recojo uno más, también en la comarca de Izaga… y ya son ocho los lugares donde hay muestras de esta Escuela de Canteros Medievales que trabajó a finales del siglo XII y en los comienzos del XIII. Ocho lugares si damos la vuelta a la Peña Izaga, pero son hasta catorce si contamos Leoz, Aibar, Eusa, Badostáin, Zolina, del que hablaré en otro momento y Garaioa, aquí en Navarra. 
 
Escuela popular y por ende no estudiada suficientemente por los grandes doctores del arte, arquitectos, restauradores y estudiosos y simpatizantes del arte románico en general.
 
Pues bien, hace ya tiempo me envió un whatsapp mi amiga y compañera de asociación, Saray, comunicándome que en Celigueta se había topado con un capitel que tenía los visos de ser del estilo Petrus. Como Celigueta es un antiguo señorío que sigue siendo de propiedad privada y como tenía facilidad de contactar con sus dueños, quedamos en que en cuanto tuviera los permisos iríamos a visitarlo. 
 
En otras ocasiones he pasado por él, hace ya años, camino de Guerguitiáin, cuando andaba recogiendo las marcas de los canteros en los edificios románicos de Navarra. Ahora, una vez más, me acercaría, pero con un objetivo concreto: fotografiar y estudiar el posible capitel Petrus. 
 
Lo visitamos en una primaveral tarde en la que la exhuberancia de la luz, del agua y del verdor inundaba el lugar.  
 
Celigueta está al borde del camino, Camino antiguo de Santiago, que entrando en Izagaondoa por Induráin seguía por Guerguitiáin, cruzaba Celigueta, Sengáriz y se dirigía después hacia Monreal, evitando así a los peregrinos la inseguridad y los peligros del puerto de Loiti. A la vez era el obligado paso para ir desde Induráin a Izco. 
 
Celigueta es uno de los ángulos del triángulo formado por él mismo, Vesolla y Guerguitiáin. En los tres hay muestras de Petrus. Hay un punto en el camino que hasta él nos lleva, desde el que los tres lugares se divisan.                        
     
CELIGUETA-18-04-2013 (2)-1 [800x600]Celigueta
CELIGUETA-18-04-2013 (4)-1 [800x600]Guerguitiáin 
CELIGUETA-18-04-2013--3--1--800x600-.jpgVesolla 
   
CELIGUETA-18-04-2013--106--1--800x600-.jpg
Lo que llama la atención a primera vista de este antiguo señorío es su torre en lo alto de una pequeña loma. De lejos se la ve altiva y valiente, fuerte y poderosa. De cerca se aprecia en ella el paso del tiempo y aunque fue restaurada, hay zonas que amenazan desplome, como son las cuatro garitas de sus esquinas. 
El color de la primavera y la luz del atardecer componen con ella un paisaje digno de los buenos pinceles y a Saray, Celigueta le trae a su mente los recuerdos de su infancia, cuando por aquí correteaba. Recuerdos de su valle, pues como Izco y la cercana Vesolla forma parte del Valle de Ibargoiti. 
 
Celigueta, Vesolla y Guerguitiáin, cada una con su iglesia, a tiempo hermanadas junto a Aizpe por el mismo párroco, D. Pablo Díaz, que las dirigía allá por los años de 1884-1887. 
 
CELIGUETA-18-04-2013--100--1--800x600-.jpg
    CELIGUETA-18-04-2013--75--1--800x600-.jpgOtro punto de atención es la iglesia, con su espadaña al estilo de Guerguitiáin.    
Es un edificio construido al comienzo del siglo XVII, aunque de su hechura medieval no queda prácticamente nada, salvo algunos pocos restos, empleados en la actualidad como motivos decorativos a la entrada de la misma y en el muro de su antiguo cementerio.  
Un detalle más de su antigüedad románica es la hermosa talla de la Virgen con el Niño que se guarda en el Museo Diocesano de Pamplona. Aquí se encuentra una copia, que no reproduce con fidelidad, ni en la forma ni en el color, a la original. 
 CELIGUETA-18-04-2013 (26)-1 [800x600]
Y este es el capitel en cuestión, que motivó nuestra visita a Celigueta. Está anclado a la entrada de la iglesia y tiene el motivo Petrus que determina a esta escuela de canteros medievales, aunque se añaden algunos nuevos.   
Como en el caso de los dos capiteles que se encuentran en Monreal, el presente corresponde también al remate de una semicolumna adosada. Presenta, por tanto, una cara central y dos laterales, siendo su parte posterior plana. 
 
En la cara central se talla, entre los zarcillos CELIGUETA-18-04-2013 (27)-1 [800x600]mirando hacia su interior como en el resto de las iglesias Petrus, una espiga mirando hacia arriba mucho más trabajada artísticamente que las de Guerguitiáin. El mismo motivo aparece en los encuentros de las caras, pero en su lado izquierdo la espiga mira hacia abajo y en el derecho hacia arriba. Entre los zarcillos se perfila un motivo vegetal a manera de hojas, más definido en el lado izquierdo y en el lateral que está a la vista.   
Pudiéramos situarnos ya dentro del siglo XIII, por la evolución y perfección del estilo de Petrus, como se apreciaba en Monreal o se vio ya en Sengáriz y Eusa.   
Los  adornos de este capitel nos llevan también hasta el Monasterio de Tulebras, como me comenta por correo Ander Ortega, que habrá que analizar. 
Un hito más a tener en cuenta en “La Ruta artística del maestro Petrus”. Ruta que se presta a hacerla en este recorrido andando durante una jornada, saliendo desde Induráin, visitando Guerguitián, pasando por Celigueta, llegando a Izco, yendo de aquí a Vesolla y de Vesolla regresando a Induráin.  
Un bonito, cultural y deportivo paseo para realizar en la primavera del año que viene, pero por si acaso alguien más animado lo quiere hacer en este otoño aquí os dejo el recorrido.   
Buena Ruta.
P9194654-2.jpg
 
 
 
Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Ibargoiti
Comenta este artículo
1 octubre 2013 2 01 /10 /octubre /2013 09:19

 

ARTÁIZ - V - EL MAESTRO CONSTRUCTOR

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (01-10-2013)

 

 SOLSTICIO-VERANO-ARTAIZ-23-06-2013--10---800x600--copia-1.jpg

 

Sentado bajo su portada recién acabada el maestro busca un momento de reposo. El día ha sido largo y ajetreado. No está ya para tanta ceremonia y ahora que todos se han ido ha dado un suspiro de alivio.

 

 Se ha quedado solo. Las fiestas de inauguración han terminado y todos los invitados, grandes señores, abades, priores, obispos y hasta el rey, con sus séquitos respectivos, han partido.

 

 Sentado bajo su portada siente el frescor del atardecer y con el ocaso del día su mente se llena de recuerdos. Uno tras otro se le amontonan y tiene que llamarlos al orden. Así puede recordarlos mejor. Sin prisas, con calma. Pasa el tiempo.

 

Sentado bajo su portada recién inaugurada el maestro piensa en retirarse. Los años no pasan en balde y los achaques de su cuerpo piden atención. Está cansado. En cuanto terminen estos faustos recorrerá a su ritmo y a su paso el camino de las estrellas. Allí, en el fin del mundo, quiere entregar su cuerpo a la tierra y su espíritu al infinito.

 

Cabizbajo repasa su obra y la ve hermosa y lograda. Su espléndida portada ha causado comentarios de aprobación y el mismo señor, el poderoso obispo y hombre sabio, Pedro, se ha mostrado generoso al igual que el también sabio y poderoso rey  Sancho, su rival aliado. Ambos le han dado audiencia para recompensarle por su buen hacer. La cita es en el cercano castillo de Legin, así que tendrá que permanecer todavía unos días más en esta aldea de Arteyz, en la humilde casa que ha sido su morada durante la construcción de la iglesia. 

 

Cuando levanta la mirada los primeros luceros de la noche ya brillan en el cielo y el resplandor del ocaso pugna con la oscuridad. 

 

-Esta es mi última obra, se dice.

-A partir de ahora atenderé cosas más importantes. 

 

P3210223-1--800x600--copia-1.jpgAlguien en su portada ha escuchado el pensamiento del maestro constructor. 

 

-¿Consideras acaso poco imparte lo que has realizado hasta ahora? Oye que a coro le hablan.

-Sólo con este edificio que has construido  mereces que tu rostro y nombre figuren en la fachada. 

 

El maestro constructor se sorprende al oír voces. Cree que la edad empieza a hacer de las suyas.

 

-No como el engreído del señor obispo, prosiguen, que una vez terminada la obra ha tenido que estropear su armonía. Ahí lo tienes haciéndonos la competencia a los dioses! ¡Y menos mal que se ha contentado con aparecer bajo el alero y no en los capiteles de la portada! 

 

-¿Es mi mente la que desvaría?  

 

Mira en rededor por ver quien así le habla. Nadie.  

 

-Habrá sido mi imaginación, que me hace oír voces, se dice. 

 

Pero son voces reales. Los sonidos penetran por sus oídos y la voz grave que los emite es dura como la piedra. 

 

-¿Quién puede conocer tu pasado, verte y guiarte en este momento y descubrirte el futuro? 

 

La voz suena por encima de su cabeza. Levanta la vista y contempla el bello y armonioso capitel de donde parece salen las palabras. 

 

-¡Imposible!, se dice. 

 

No da crédito a lo que ve ni a lo que oye. No es posible que la piedra hable. Por perfecta que sea la talla labrada no ha podido insuflarle vida. Por más que tenga tres bocas no puede hablar. Las ha tallado en la piedra. Son mudas. 

 

-Sí, soy yo quien te lo dice desde el futuro de los tiempos nuevos. ¿Acaso los dioses no tenemos desde los tiempos antiguos poderes que los humanos ansiáis? ¿Acaso tú mismo, creado a semejanza de los dioses, no nos has tallado con unas poses y gestos  congelando nuestra palabra en un momento? 

 

El maestro se yergue para mirar cara a cara  a quien le habla. 

 

-Sí, ya ves, soy yo. El que abre y cierra los tiempos. El que estoy junto a vosotros, los humanos, para guiaros en vuestras decisiones. 

 

El maestro constructor escucha con atención y de refilón le parece apreciar que el resto de las tallas giran sus rostros, guardan silencio y también escuchan. Retrocede unos pasos y desde la distancia observa claramente que las figuras del alero también han cobrado vida. Su cabeza le da vueltas en este mundo trastocado por la irrealidad, pero no le extraña ni asusta. Al fin y al cabo durante toda su vida ha puesto a prueba la mente de las gentes. Ha realizado figuras talladas en la piedra con gestos, posturas, expresiones, deformaciones y poses imposibles. Ha creado deformidades y engendros entre bestia y humano que más pertenecen al mundo extraño de los sueños. Pero esto es real. Oye el murmullo  de sus comentarios. Ve el movimiento de sus rostros que asienten.   

 

OBISPO-TRIFRONTE--800x600-.jpgHasta las tres águilas de la portada han abandonado su puesto y  han levantado el vuelo. Quieren contemplar desde la altura el rostro de este osado señor por ver si es merecedor, por el hecho de haber construido esta sagrada morada, de participar del don que los dioses reservan a muy pocos mortales. Desde la altura su potente mirada traspasa la piedra y  ve lo más recóndito de su alma. Su juicio es unánime. No ha hecho méritos suficientes como para ser merecedor de su contacto y pronto regresan a sus puestos y permanecen expectantes, como el resto de los personajes. 

 

-Ya ves, maestro constructor, aunque domines el arte antiguo de la talla de la piedra, aunque tú nos hayas creado y dado larga vida, aunque los dioses te hayan concedido el don de la creación, ante estos señores poderosos de esta época no eres más que su caballo.  

 

-Se creen poderosos por poseer oro y plata. Se creen fuertes por dirigir grandes ejércitos. Se creen libres por dominar a sus siervos. Se creen dioses por lucir vestimentas rituales, pero no superan la prueba profunda de la mirada. Ante ella son polvo y cenizas. No son dignos de figurar entre este elenco de actores, pero esas sus creencias les  permiten ordenar a su gusto en cualquier momento y lugar. No importa que el edificio ya esté terminado. Su voluntad y capricho de figurar como el constructor de esta iglesia ha hecho romper el equilibrio y la armonía  que habías conseguido con tu saber hacer. 

 

El anónimo maestro constructor escucha atentamente. No dice nada, pero desde su posición de hombre libre está de acuerdo con lo que acaba de escuchar.  

 

Él, ha dirigido su propio ejército formado por maestros, oficiales y aprendices de las distintas ramas de la edificación.  

 

Él, ha dado las órdenes, revisado y aprobado el trabajo de cada jornada.  

 

Él, ha velado por las necesidades del cuerpo y del espíritu de sus compañeros. Les ha garantizado el pan y la sal, el modo de vida y la asistencia espiritual mientras se realizaba  la obra.  

 

Él, ha estado al frente de este proyecto y con sus canteros, carpinteros, herreros y demás  gremios lo ha llevado a cabo. 

 

En más de una ocasión le tentó el orgullo y a punto estuvo de escribir su nombre abiertamente y añadir "ME FECIT " y comunicar así a las gentes instruidas el auténtico hacedor de esta obra. Sin embargo, su juicio le ha contenido y mantenido en el anonimato, aunque sabe que ya algún maestro ha osado rebelarse ante lo que es norma y costumbre. 

 

Leodegarius, el gran maestro de la obra de Santa María de Sangüesa ha sido el más atrevido y abiertamente lo ha escrito en el libro abierto que muestra la misma madre del Salvador. Toda persona que sepa las letras y no haya perdido el don de la visión  podrá leer su nombre porque no lo ha escondido. Está a la vista. 

 

-Cosas de la juventud rebelde, se dice. 

 

Él, a su edad, no quiere complicarse la vida. Sabe que lo importante no es su nombre, sino el conjunto de la obra realizada entre todos. Sabe que no es la firma sino el mensaje lo que ha de perdurar a lo largo de los tiempos y por ello no hay que distraerlo con detalles superfluos.  

 

-Observa conmigo la talla de este personaje, le dice una de los tres rostros del mismo dios.

-Acompáñame  a tiempos de gloria de los constructores antiguos. 

 

Siente cómo es elevado por los aires mientras pierde la conciencia por un instante. Despierta en un mundo distinto al suyo. Una ténue claridad ilumina el lugar. Cuando sus ojos se adaptan distingue con claridad lo que pasa a su alrededor. 

 

-¿Donde estamos? pregunta a su guía, a la vez que adivina los movimientos que en torno suyo realizan cientos de hombres, mujeres y niños. Le resultan familiares, aunque no haya contemplado en su vida tanto trajín y menos en las horas en que apunta el alba y el sol todavía no asoma por el horizonte. Casi desnudos van y vienen como hormigas de un hormiguero bien organizado. Cada cual realiza su trabajo.  

 

OBISPO-2--800x600-.jpg-Estamos en el mundo antiguo de los grandes faraones. Como en tu mundo, también en éste, grandes señores y reyes poderosos pretenden llegar al fin de los tiempos y se levantan monumentos a su propia memoria. Sus gentes, porque todos los trabajadores que alcanzan a ver tus ojos son vasallos del gran rey, viven por él y para él. Son sus siervos y su vida tiene sentido por servir a la encarnación del dios supremo. Aunque ellos mueren levantando la tumba del gran faraón y edificando las moradas de sus dioses, es él quien la levanta y los  construye. Son obra suya. 

 

Al maestro constructor todo eso le suena y se da cuenta de que poco se ha cambiado en este aspecto. A otra escala, también en su tiempo los grandes son los señores, los poderosos dominan y los dioses siguen encarnándose en humanos salvadores y protectores de las gentes humildes. Se pregunta si será una de las leyes divinas. 

 

-Observa la ceremonia que se realiza en la gran explanada que tenemos enfrente. La preside el gran faraón. 

 

Al maestro constructor no le resulta difícil reconocer el tipo de ceremonia que se realiza entre cánticos, salmodias, bailes rituales y ofrendas, pues no hace mucho tiempo que también él, sin tanto boato, realizó una operación semejante a la que, intuye, se va a realizar, pues el sol está a punto de aparecer por el horizonte.

 

Fue en el equinoccio de la primavera de hace tres años cuando llevaron a cabo la ceremonia de la orientación y replanteo de la iglesia que el poderoso señor y sabio obispo de Pamplona mandó levantar para ganarse personalmente el cielo, aunque lo que ve tiene un ceremonial que desconoce. 

 

El grupo de gentes de ricas vestimentas y tocados avanza en procesión entonando salmodias dirigidas a Ra, origen y sustentador de la vida. De dos en dos avanzan por el centro de la explanada. Sus largas túnicas blancas contrastan con los sencillos paños que cubren los cuerpos del gentío de trabajadores. Al paso del cortejo  dejan el trabajo y forman un largo y ancho pasillo por donde transitan los trescientos sesenta y cinco sacerdotes del dios solar. Se detienen a la vez cuando los que abren la comitiva llegan a un punto determinado. Uno frente al otro han formado un largo y amplio pasillo. El faraón, dios y gran sacerdote, cierra el cortejo. Sus hermosas vestiduras destacan sobre las de los demás. En su cabeza la tiara real. En su mano izquierda porta el ojo de Ra. A un gesto suyo cesan los cánticos. Un silencio expectante invade la explanada. 

 

El sumo sacerdote introduce la gran vara que sostiene el ojo divino en la tierra y sus ayudantes lo fijan y comprueban con las plomadas la perfecta verticalidad. Lo ha colocado entre los dos primeros sacerdotes que abrieron el cortejo. En el otro extremo el faraón, con su ojo divino, recibirá la luz y será quien marque el lugar que la luz y la sombra indiquen. En ese punto se colocará la efigie de Ra. Será la morada de dios en el nuevo templo que en su honor se inicia. A su vez dos de los sacerdotes, se acercan desde cada extremo hasta el centro del cortejo. Reciben el rollo de fina y nueva  cuerda de lino trenzada para esta ceremonia. Uno de ellos toma la punta de la cuerda. Frente a él su compañero lo mantiene por el carrete de madera donde está enroscada. Sin dejar de mirarse caminan despacio de espaldas cada cual hasta su lugar. La cuerda se extiende a todo lo largo, desde la señal colocada por el gran sacerdote hasta el punto que marcará el rey. Todo está ya dispuesto para recibir el primer rayo divino que indique el camino. 

 

Se ha hecho el silencio total y todas las miradas se dirigen al punto del nacimiento del sol. Aparecen los arreboles del alba. El sol está a punto de asomar. De repente, en un  parpadeo, el primer rayo divino incide sobre el testigo fijado en el suelo y su sombra se proyecta a lo largo. El faraón, desde el punto central de lo que será la morada del dios, busca la línea del sol y coloca el testigo en línea con el fijado por el sumo sacerdote y sus ayudantes.  Una vez conseguida la alineación otros dos sacerdotes lo sujetan al suelo. Con los dos testigos fijados y alineados, los portadores de la cuerda la tensan y sujetan a ras del suelo atándola a los testigos. El eje central del templo está conseguido. A partir de él los arquitectos seguirán el replanteo de cada una de las partes del templo. 

 

-Ya ves de dónde viene tu ciencia, maestro constructor. El conocimiento ha ido pasando de generación en generación y se ha mantenido vivo hasta tus días y tú mismo has realizado, sin saber sus orígenes, esta misma operación. Vuelve a oír que le hablan a coro.  

 

Sin saber cómo, se encuentra sentado de nuevo bajo la portada recién inaugurada. Le parece que se ha quedado dormido y que ha soñado. Se incorpora, toma su bordón y se encamina hacia su casa.  

 

Con las últimas luces del ocaso todavía se distingue la silueta del gran obispo constructor de la iglesia. Ahí, bajo el alero, rompiendo el equilibrio del templo, se muestra orgulloso y poderoso como un dios. Sus largas y ricas vestiduras son testigo de su categoría. La mitra con la que cubre su cabeza luce franja coronada, y además del círculus ha mandado a su sastre la adapte a la nueva moda y le coloque el títulus  vertical en la parte central de la misma. Su poder, su riqueza, su señorío se manifiesta en las largas ínfulas que le cuelgan por la espalda y en las piedras preciosas que ha mandado insertar. Con todo su poder se le ha retratado por cinceles magistrales. Las mismas manos que han esculpido al dios junto al que se encuentra, en la pretensión de ser uno más. Desde lo alto desafía al mismo rey a quien considera de rango inferior. Como gran señor poderoso y como obispo bendice con su mano derecha y clava en el suelo la pértiga con el ojo divino.  

 

Al verlo, el maestro constructor se rebela en su interior y tiene fuerzas para decirse:

 

P6230678-1--800x600-.jpg-Yo y sólo yo soy el auténtico constructor de esta iglesia, se atreve a pensar, a la vez que lanza una mirada compasiva a quien desde lo alto se lo considera. 

 

Mañana se levantará con los primeros momentos del alba. Ha de estar preparado y listo porque a la prima hora, con el nacimiento del nuevo sol, el obispo Pedro presidirá el rezo de laudes, dando así  inicio a los fastuosos actos de consagración  de su iglesia.  

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
26 septiembre 2013 4 26 /09 /septiembre /2013 20:58

LA FERIA DEL LIBRO, OCCIDENS Y OTRA EXPOSICIÓN.

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (26-09-2013)

 

Carpeta-7-1991--800x600-.jpgCon 30º de temperatura no me he quedado en casa y he salido a Pamplona para sacar unas fotocopias de la inscripción de la iglesia de Villanueva-Hiriberri, que por fin la he dado por perfilada.

 

La tarde invitaba a un paseo tranquilo por la ciudad, pero por la sombra, pues el calor me resultaba asfixiante. Con la tranquilidad del que no tiene más obligaciones que las que buenamente se quiere poner, he ido tranquilo por Carlos III, bajando hacia la Plaza del Castillo, observando a la gente, los comercios y contando personas solicitando con carteles desgarradores ayuda y colaboración para poder dar de comer a sus hijos… y la temperatura me ha ido subiendo hasta el punto de cabrearme. 

 

Cuando he colaborado con uno de ellos, subsahariano, como ahora se dice, y le he dado unas monedas sueltas, la verdad que me he sentido interrogado e interpelado ante tanta necesidad como se ve por nuestras calles. Y eso son los que se atreven a pedir, porque muchos más, quizás por su propia dignidad, lo hacen discretamente acudiendo a organismos como Cáritas o Centros Parroquiales, Comedores Sociales o reciben la ayuda silenciosa de algún vecino. 

 

¡Una vergüenza, señores! ¡Sencillamente una vergüenza!… y mientras, miles de políticos apoltronados y engordando la administración, arrimando el ascua a su sardina sin preocuparse de verdad por el bien común y los paganos de turno sin trabajo unos o congelados funcionarios otros, jubilados y pensionistas que con su pensión mantienen a sus hijos y nietos, estudiantes y sanitarios pagando los desmanes de tanto mangarrán y socorriendo, por ejemplo, a clubes de fútbol manirrotos. ¡Qué falta de valores! ¡Pagar más de 100 € para ver un partido de fútbol! Pagar por ídolos del balón millones y millones por sus contratos… y nadie protesta por esta inversión de los valores.  

 

Los 30º que marcan los termómetros en Pamplona son pocos para los que estas situaciones generan en la sociedad. 

 

Me he tomado un helado para refrescarme y he dado una vuelta por la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión. La crisis se nota, dicen los libreros y la verdad que muy poca gente se ha acercado en el tiempo que he estado y menos aún han comprado algo. Yo me he gastado 10€ en dos libritos. Parecen que los libreros han bajado los precios. 

 

Uno la Gramática Elemental de la LENGUA LATINA por Don Roque Cillero y Plágaro, cuya cuarta edición se publicó en el años de 1916. Ya tiene años. El libro perteneció a un tal Eladio Ágreda y muy forofo tuvo que ser del fútbol, por seguir con ese deporte de masas que en su primera página dibujó a tres de sus jugadores de entonces: Uscudun, Triney y Escobal ¿A alguien les suena? 

 

El otro, como el tema catalán también está en el candelero y hace subir también la temperatura, lo he adquirido nada más verlo. Tiene el largo título de “HISTORIA de las operaciones del EXÉRCITO DE CATALUNA EN LA GUERRA DE LA USURPACION Ó SEA DE LA INDEPENDENCIA DE ESPAÑA. Campaña Primera”. Por El Teniente Coronel Don Francisco Xavier Cavanes, Ayudante Mayor de Reales Guardias Walonas, y Oficial de Estado Mayor en el Exército de Cataluña. Fue editado en Tarragona en la Imprenta de La Gazeta, Baxada del Rosario. Año de 1809. La edición de la copia facsímil es de 1996. 

 

Carpeta-7-2004--800x600-.jpgHacia las siete de la tarde, ya canso de mirar libros, me he ido paseando hasta la parada del autobús cruzando el Paseo Sarasate y me he topado con el cartel anunciador de una exposición en el patio del Parlamento de Navarra. Como iba con tiempo me he acercado a verla. Su título: “EL FUTURO  EMPIEZA HOY” y nos muestra muy sencillamente, a través de fotografías y paneles muy claros, lo que la Fundación Vicente Ferrer está realizando en La India. No hay que pagar entrada para verla. Su montaje no ha costado ni con mucho un millón de euros, como alguna otra, que a bombo y platillo intenta salvaguardar del relativismo actual a la cultura de occidente, mirando a su pasado y convencernos de “que supone un horizonte de Humanidad, basado en la Libertad, la Solidaridad y la Dignidad de la persona.”… cuando los hechos a lo largo de la Historia nos dicen lo contrario. 

 

Carpeta-7-1995--800x600-.jpgUna sencilla exposición esta que he visto por la tarde, que de nuevo hace subir la temperatura, pero a la vez te hace conocer que la unión de muchas manos puede solucionar los problemas en lugares mucho más oprimidos que los que nosotros conocemos. Es posible salir adelante, con fórmulas originales y creativas teniendo en cuenta cinco puntos:

 

  1. El respeto a los Derechos Humanos. La clave para construir el futuro.
  2. La autonomía económica, motor de transformación social.
  3. La educación, la base contra la discriminación de castas.
  4. La lucha por la igualdad, por justicia social.
  5. La fuerza de la Comunidad, protagonista del cambio. 

 

Carpeta-7-1992--800x600-.jpgY como maestro hago mía la foto que anuncia la exposición: “DECLAREMOS LA GUERRA A LA POBREZA”.

 

Tarea ardua, ante tanto chorizo, ante tanto poderoso pólitica, económica e ideológicamente hablando, ante tanto mangarrán encorbatado o “tiritado” preocupado por robar a los pobres para medrar ellos mismos.

 

Bueno, menos mal que el sol se ha ido y la noche va refrescando… que si no… y ahora con calma, puedo reflexionar y pasar a la acción en la medida Carpeta-7-1994--800x600-.jpgde mis posibilidades y hacer mía la frase de Vicente Ferrer: 

 

“PARA ERRADICAR LA POBREZA SE NECESITAN MUCHAS MANOS.

 

YO SÓLO TENGO DOS”. 

 

Recomiendo la visita a esta exposición.  

 

A lo mejor te animas a poner las tuyas también. 

 

(Dedicado a todas las personas que lo están pasando mal cerca de nosotros y en especial al padre subsahariano que pedía hoy para dar de comer a sus hijos.) 

 

Si este artículo te hace sensible y ayuda a conectar… me doy por satisfecho. Y si estás de acuerdo, pásalo a tus contactos. Contribuiremos a crear conciencia y a poner nuestras manos al servicio de los que más lo necesitan.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Opinión
Comenta este artículo
23 septiembre 2013 1 23 /09 /septiembre /2013 18:16

ARTÁIZ – LUZ EQUINOCCIAL

 

 Por Simeón Hidalgo Valencia (23-09-2013)

 

P9224695-1--800x600-.jpg

Equilibrio entre la luz y las tinieblas.

Doce horas para el sol.

Doce horas para la luna.

Día y noche.

Sol y Luna, dioses de los siglos.

Dos veces al año mandan por igual.

Marzo, Primavera.

Septiembre, Otoño.

El sol empieza a  morir.

Toca a la luna reinar. 

 

P9224718-1--800x600-.jpgEn este momento del año me he acercado de nuevo hasta San Martín de Artáiz para observar el efecto de la luz equinoccial vespertina sobre las esculturas de su fachada sur y para ver de comprobar si se replanteó en el equinoccio, fuera al comienzo de la primavera, fuera ahora, con el comienzo del otoño.

 

Para que conste la hora a la que llego acudo a la zona de los relojes de sol y pongo a funcionar uno de ellos. La sombra del gnomon se extiende entre las horas IV y V de la tarde. En nuestro cómputo actual, para que nos entendamos, son las 18,30 horas, pues según el horario de verano vamos dos horas por delante del sol. Es decir, son las 6,30 de la tarde. En hora y media, a las 20 horas, se ocultará el sol por el oeste.

 

Con la brújula compruebo que la iglesia de San Martín se replanteó en época equinoccial. Posiblemente en el mes de Marzo, al llegar la primavera, para posibilitar el adelanto de las obras en una época más propicia al buen tiempo. Así como en el solsticio de San Juan comprobé cómo el sol se ocultaba hacia el noroeste de la iglesia, ahora lo hace en línea con la cabecera y el hastial oeste de la iglesia. 

 

P9224697-1--800x600-.jpgAllí estaré, frente a su fachada contemplando el movimiento de la luz y su incidencia sobre las esculturas. La luz del ocaso ilumina desde su derecha. Los rostros presentan nuevos matices y se descubren nuevas expresiones con el juego de las luces y las sombras incidiendo en los rostros de estos pétreos personajes. Su miedo, su risa, su serenidad, su concentración se acentúa.

 

Los contemplo en silencio y disparo mi cámara perpetuando sus gestos y miradas.

 

El dios Jano me mira con miradas extrañas y diferentes. Según donde me coloque hay matices en ella. Mirada profunda y fija iluminada por la luz. Mirada de complicidad medio en sol medio en sombra.

Los tres rostros del tiempo nos hablan del pasado, del presente y del futuro. Siempre en cambio. Siempre con matices. Siempre inmutable. Tres y uno. Dios pagano cristianizado. Tres rostros distintos. Tres rostros iguales. Tres personas distintas y un solo Dios verdadero, dice su credo.

Muy fuerte parece que fue la influencia romana en esta zona, pues por cinco veces a lo largo de los siglos XII, XIII y XIV, los representantes de la Iglesia Católica tuvieron que acudir a plasmar ante sus gentes esta figura y convencerles de que era la representación del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

La luz muestra sus matices en esta magistral  talla de San Martín de Artáiz, única en el mundo y de alguna forma le da la vida.

Dependiendo del punto de mira en que nos pongamos a contemplarla tendremos percepciones distintas y descubriremos una parte de su verdad.

Una buena lección para quien la quiera estudiar. 

P9224698-1--800x600-.jpgP9224699-1--800x600-.jpg

Otros rostros refuerzan sus gestos y expresiones.

La desesperación o el miedo se agudizan con el juego de luces y sombras.

Los carrillos abultados, la boca abierta al máximo por manos desgarradas, los ojos saltones, las arrugas de la frente, la boca alargada enseñando los dientes mordiendo los dedos de ambas manos.

Personas cuyos temores  se agrandan con matices de luz mortecina.

Junto a ellas la serenidad y paz orientales. Los ojos oblicuos con P9224700-1 [800x600]mirada baja y reflexiva.

Cabeza rapada y grandes bigotes que alargan el rostro.

Concentración.

Reflexión.

Paz.

¡Qué pena que no esté tan a la vista este personaje oriental!

Muchos se lo pierden. Pocos lo contemplan.

Menos, aún, imitan sus actitudes. No tienen tiempo. Están siempre ocupados, sin tiempo para ellos mismos.

Hoy la luz lo ilumina de forma especial y nos invita a acompañarle.

 

P9224701-1--800x600-.jpgP9224735-1--800x600-.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

P9224747-1--800x600-.jpgP9224737-1 [800x600]-copia-1La luz es alegría.

La luz es salud.

Es bueno abrir las ventanas de la vida y dejar pasar al sol.

“Donde entra el sol no entra el médico”, se decía en tiempos pasados.

La fiesta con buen tiempo y con sol es más fiesta.

La música suena más limpia.

La voz de la jota se arranca mejor.

La alboka, el arpa o el chiflo dirigen el baile.

Luz, alegría, fiesta, música, amistad, vida, amor.

Somos hijos de la luz. 

 

P9224736-1--800x600-.jpgHasta el trabajo se hace más llevadero si sale un día resplandeciente y la imaginación se hace creativa y vemos las cosas desde puntos de vista insospechados… 

 

P9224721-1--800x600-.jpg… y hasta el caracol, col, col, saca los cuernos y sale al sol.

 

P9224738-1--800x600-.jpg…y hasta los poderes de la oscuridad desaparecen cuando les toca el rayo de luz. 

 

En esta contemplación estoy, de pie sobre el muro de la explanada, cuando el motor de un coche me vuelve a la realidad y tres señoras procedentes de la zona de La Barranca, Olazagutía, creo que me dicen, que han salido a pasar el día por Izagaondoa, se paran una vez más para contemplar la iglesia de San Martín de Artáiz, pues…

 

-Me gusta acercarme de vez en cuando a verla, cuando paso por aquí. 

 

Poco a poco la charla se va animando y hablamos de las cosas interesantes de la zona para el turista, de cómo hace años se formó un grupo y asociación para promover que el Patrimonio no se pierda y darlo a conocer a través de actividades, charlas, investigación, visitas guiadas,  de la iglesia de San Martín de Guerguitiáin y de Petrus, el maestro cantero de finales del siglo XII, de su estilo, de los lugares donde trabajó, del dinero público que hemos puesto para arreglarla, de la eterna negociación desde hace ya diez meses que se prometió donarla al Ayuntamiento, de los problemas de estos pueblos camino de la despoblación sin niños que aseguren su pervivencia, de lo que un grupo de chiflados están haciendo por, como el sol, dar nueva luz y vida a estos lugares, de las buenas palabras y a veces poca respuesta con hechos que hay entre vecinos… 

 

-Pero, bueno, eso pasa en todas partes. Unos pocos tiran del carro y hasta os pueden criticar y todo. Pero lo hecho, hecho está y nadie os lo podrá quitar, me dicen.

 

-Así es. Eso es la luz. 

 

…Y como veo que en el fondo no se quieren contentar con ver la fachada de la iglesia, les hago notar y explico algunos detalles más interesantes de la misma en una improvisada mini visita guiada, que al despedirnos, sinceramente, me lo agradecen. 

 

-¡Menuda suerte que hemos tenidos al coincidir contigo! 

 

Entre tanto el sol se ha ocultado por occidente y los arreboles presagian un buen día para mañana.

La fachada se ha apagado y sus personajes se preparan para la noche.

Me despido de ellos y yo también regreso a casa.

Que la luz y su mensaje brille siempre y anime nuestros pasos.        

 

P9224748-1--800x600-.jpgMañana, a las seis horas solares la luz del sol os volverá a despertar por el oriente.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
19 septiembre 2013 4 19 /09 /septiembre /2013 17:28

LA RUTA DE PETRUS SE AMPLÍA-III- SAN MARTÍN DE MONREAL

 

 Por Simeón Hidalgo Valencia (19-09-2013)

 CAPITEL-MONREAL--2---800x600-.jpg

Cuando edité en papel mi libro titulado “La ruta del maestro Petrus de Guerguitiáin”, en el que analizo el estilo del cantero medieval Petrus, cuya firma se encuentra en la recién reformada y todavía, después de diez meses de las promesas diocesanas, cerrada iglesia de Guerguitiáin, además de hacer el recorrido por los lugares en los que trabajó él o su escuela y también de descifrar los posibles mensajes que su obra contiene,  comentaba que irían apareciendo nuevos lugares a medida que la observación se ampliara por Navarra. 

CAPITEL-MONREAL--7---800x600-.jpg

Pues bien, si en un primer momento, pues ya conocía la existencia de un capitel románico que hace de base a la pila del agua bendita a la entrada de la actual iglesia parroquial dedicada a la Natividad, pero que antiguamente era la parroquia de San Martín, no lo englobé dentro de la ruta mencionada fue porque sus medidas no se correspondían con las habituales de los trabajos de esta escuela, aunque por sus formas estuve tentado de hacerlo. 

 

CAPITEL-MONREAL--4---800x600-.jpgFue el sábado pasado, día 14 de Septiembre, cuando explicaba este capitel como un posible resto de la primitiva iglesia románica desechado en las modificaciones y reformas posteriores, al comentar que al estar tallado en sus cuatro caras parece que lucía sobre alguna columna exenta en algún lugar, cuando uno de los asistentes del lugar me hizo ver que parecía que estaba partido por la mitad.  

 

Al mirar con mayor atención la presunta fisura reparada con cemento descubrí que no se trataba de un capitel, sino de dos. Se habían unido para componer dicha base y lo que en su origen fueron dos capiteles se destinaron a hacer de basa. 

 

Así son las cosas. Miramos la pieza en su conjunto y la vista nos juega malas pasadas. Sólo cuando la analizamos vemos que la causa por la que la deseché en su día y no la incluí en el trabajo como de la escuela de Petrus, no era tal. 

CAPITEL-MONREAL--14---800x600-.jpg

Lo que hace de base a la benditera colocada a la entrada de la iglesia no es una pieza. No es un gran capitel. Son dos piezas. Son dos capiteles reaprovechados a los que unidos se les ha dado otra función más humilde que la de lucir en lo alto y a lo largo de la primitiva nave románica. 

 

Son dos capiteles que coronaban sendas semicolumnas adosadas, que delimitaban los tramos de la antigua nave. Sobre ellos asentaban los arcos fajones que servían de sustento a la bóveda, que dadas las fechas sería con toda seguridad apuntada. En el caso siempre de que no fuera una cubierta de madera. 

 

Cuando analizamos sus detalles tallados vemos que ambos capiteles siguen la temática y el estilo Petrus.  

 

CAPITEL-MONREAL--9---800x600-.jpgSi frontalmente el capitel que mira a la actual nave presenta el estilo Petrus, las caras laterales, así como los encuentros de las mismas con la central confirman más claramente que se trata de otras dos piezas de la escuela Petrus.

 

En este caso se mantiene el juego de los zarcillos de la vid, aunque sus volutas estén en parte más evolucionadas, como decíamos al hablar de la cercana portada de Sengáriz (hoy en San Martín de Unx) o de la iglesia de San Esteban de Eusa ya en el valle de Ezcabarte, cerca de Pamplona. 

 

Los detalles que esculpe dentro de los zarcillos también han evolucionado, se trabajan con mayor perfección, hay mayor calidad en el trabajo, pero los motivos son los mismos: La espiga de trigo.  

 

En el capitel exterior la espiga está más elaborada. 

 

CAPITEL-MONREAL--10---800x600-.jpgCAPITEL-MONREAL--11---800x600-.jpgEn el capitel interior, el que se empotra actualmente en la pared, es más esquemática y sigue el estilo que veíamos en Sengáriz, en los motivos interiores de sus caras laterales.  

 

En sendos capiteles aparecen  también las bolas o panecillos superiores a lo largo de las caras del capitel como en Vesolla. 

 

Como podemos ver son unos capiteles que simbólicamente siguen la misma temática que los de Petrus. Son capiteles eucarísticos que nos hablan de Jesús como alimento. El pan que sale de la espiga de trigo,  se convertirá en su carne y el vino que sale de la vid, representado en los zarcillos,  se convertirá en su sangre. Es el alimento con el que se fortalece el creyente en Jesús. 

 

P9194654-1--800x600-.jpgLa ruta de Petrus se amplía en la Comarca de Izaga y partiendo de Guerguitiáin, donde firmó su trabajo, si seguimos el camino pasaremos por Vesolla, Celigueta (hablaré en mi próximo artículo de este señorío), Sengáriz y Monreal.  Cinco lugares, cinco iglesias como quien dice en fila una detrás de otra por donde el estilo Petrus está presente, además de en Artáiz (casa particular), Najurieta, Alzórriz, Leoz, Aibar, Zolina (escribiré también sobre ella), Badostáin, Eusa y Garaioa, en Navarra. 

 

Ahora con Monreal no tengo dudas. La escuela de Petrus trabajó también en la antigua iglesia románica de Monreal. Estos dos capiteles son sus testigos. 

 

Un motivo más para festejar y ensalzar a esta escuela de canteros rurales, cuyo mayor exponente es Petrus, el de Guerguitiáin, porque allí se dio a conocer. 

 

¿Por qué no dedicarle, pues se lo merece, un museo que muestre su obra? 

 

Petrus = Pedro.

Petrus = Piedra. 

 

¿Por qué no conjuntar estos dos conceptos y mostrar junto a la obra reproducida del maestro Petrus, las muestras de etnografía popular realizadas en piedra que se guardan en nuestras casas, al estilo de la gran exposición que el entonces Grupo Cultural Valle de Izagaondoa organizó en la iglesia de San Pedro, en Iriso? 

 

¿Por qué no contar con los vecinos y vecinas de la Comarca de Izaga para esta empresa, lugar donde está el grueso de la obra de la Escuela Petrus, el de Guerguitián?

 CAPITEL-MONREAL--8---800x600-.jpg

Los dos capiteles unidos en su posición original. 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en PATRIMONIO DE MONREAL
Comenta este artículo
16 septiembre 2013 1 16 /09 /septiembre /2013 16:42
REGALOS DE LA NATURALEZA-IV
Por Simeón Hidalgo Valencia (16-09-2013)
 04-AVISPA-HACE-NIDO--4---800x600--copia-1.jpg
A veces no hace falta salir de casa para descubrir los regalos que la madre Naturaleza nos hace, si somos observadores.
He salido esta tarde a dar unos pasos por mi terraza y a la vez a mirar de preparar la tierra de mis macetas en barbecho veraniego para planificar de nuevo el color en ella con plantas de temporada que alegren un poco la vista en este próximo otoño y en el crudo invierno. 
En ello estaba cuando me he fijado que no sólo era yo quien hacía planes, sino que junto a mí, en una de las macetas, una, creo yo, avispa solitaria y trabajadora, también preparaba su nido, trabajando afanosamente y me he puesto a observar y como en estos tiempos cualquiera puede hacer el reportaje visual he aprovechado para plasmar en imágenes y en vídeo su trabajo. 
Un regalo más que se me pone ante mis ojos y que observo durante largos minutos.
Ha hecho un agujero. Entra hacia delante y sale hacia atrás excavando la tierra con sus patas y haciendo el camino hacia su guarida. Así una y otra vez a medida que profundiza.  
Después de preparar las fotos y un vídeo que he realizado salgo casi después de una hora a ver si ha terminado, pero sigue en su tarea, entrando, saliendo y profundizando.  Más tarde, después de dos horas todavía sigue trabajando incansable.

Sale arrastrando una pequeña chinita y la agarra con sus patas, levanta el vuelo y la suelta en la terraza. Así, sin pedir permiso. Me quedo alucinado y ahora me explico por qué encuentro piedrecitas sobre las baldosas de la terraza. 

Suelta la china y velozmente vuela hacia abajo, hacia los setos de la acera y al cabo de un rato vuelve con un trozo de hoja entre las patas y lo introduce en el nido. Parece que está ya en la fase de preparar la despensa para que cuando ponga los huevos y surjan las larvas no les falte el alimento. 

 
Tesón no le falta. 
 
01-AVISPA-HACE-NIDO--2---800x600-.jpg
02-AVISPA-HACE-NIDO--3---800x600-.jpg03-AVISPA-HACE-NIDO--800x600-.jpgTres momentos de la construcción de su nido.
 
Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Patrimonio Natural
Comenta este artículo
10 septiembre 2013 2 10 /09 /septiembre /2013 18:44

ARTÁIZ  I - ¿CÓMO LEER LA PORTADA DE SAN MARTÍN?

  

            Por Simeón Hidalgo Valencia (10-09-2013) 

 

 

002---copia---copia.jpgDespués de horas y horas de reflexión ante las esculturas de San Martín de Artáiz, especialmente ante su portada; después de las visitas guiadas que he realizado este verano; después de tratar de ver la forma más lógica y con sentido en el proceso explicativo de esta fachada, tan plagada de mensajes, que sirva de ayuda para las personas que quieran visitar esta iglesia por su cuenta, me atrevo a lanzar  el orden de lectura que yo veo y que en mi estructura mental tiene sentido. 

 

Me he decidido a hacerlo porque ante tanta llamada de atención he visto que los visitantes generalmente se pierden en esta maraña. 

 

Tengo que decir, a favor de quien “diseñó” el mensaje o mensajes de esta portada de San Martín de Artáiz, que no lo hizo al tuntún. Parece que se colocó cada cosa en su sitio, con el más mínimo detalle. Yo al menos así lo veo y para mí tiene sentido. Por ello, como digo, ofrezco al visitante el camino que yo recorro en las visitas guiadas en el que cada paso me lleva con naturalidad al siguiente. Recorriendo este camino personalmente saco sentido al conjunto del mensaje que aquí se transmite. 

 

Decimos que la escultura y pintura medievales eran libros abiertos que, a través de imágenes y símbolos, llevaban la predicación de la Iglesia a los fieles analfabetos, que era la inmensa mayoría, fueran reyes, señores o siervos. Tallada en la piedra esta catequesis se ha transmitido a través de las generaciones y ha llegado hasta la nuestra. Pero nosotros, a pesar de nuestra formación pues sabemos leer y escribir, hemos perdido el conocimiento de los símbolos y apenas comprendemos lo que la iglesia de San Martín de Artáiz nos pone ante nuestros ojos.

 

Incluso aquellas escenas que parecen más obvias se escapan en gran parte a la compresión de los jóvenes y adultos con cada vez más escasa formación en el fenómeno religioso, sea la manifestación cultural que sea: prehistórica, mesopotámica, egipcia, judía, griega, romana, budista, nórdica, cristiana, islámica, …   

 

Pero en San Martín de Artáiz, como en otros muchos lugares, hay mensajes que sirven y son válidos no sólo para los cristianos, sino para toda persona que se interrogue con sinceridad sobre su propia naturaleza como persona e intente ser consecuente en sus actos de lo que supone ser una persona. 

 

Pocas escenas podemos catalogar en Artáiz de puramente cristianas y originalmente cristianas. Si se me apura me atrevería a decir que ninguna, y que nadie se me escandalice. Si analizamos cada una de ellas veremos que todas beben en manantiales anteriores al cristianismo y así como la fuente judía del cristianismo bebió en las culturas orientales y conformó su credo, así el cristianismo reinterpretó esos mitos, ritos y creencias antiguas y redactó su propio credo a lo largo de los tiempos. 

 

En Artáiz se nota en ciertas imágenes que aunque en el siglo XII esta comarca conocía el mensaje cristiano, en la práctica no se vivía al cien por cien en cristiano, según el parecer de los eclesiásticos de la época. Pesaba mucho las tradiciones y costumbres ancestrales, algunas de las cuales perviven y toman fuerza todavía hoy en día. Por ello no tienen reparos en servirse o acudir  a lo pagano y colocarlo en la fachada de la iglesia a través del trabajo bien realizado de los canteros, porque la moraleja que cada una de las escenas comunica, al estar en contacto con lo más hondo del ser humano, son la base para llegar a ser un buen cristiano. Es decir: se cristianizan las costumbres y tradiciones antiguas. 

 

Ya me gustaría que cada visitante que se acerque a Artáiz, aunque venga desde posiciones ateas, supiera leer estas imágenes y actuara en consecuencia. Seguro que a más de una persona los interrogantes que aquí se plantean le haría reflexionar sobre su condición humana. Igualmente si se acerca desde posiciones creyentes, y no digo cristianas precisamente.

 

Aquí, si intentamos leer más allá del Arte, de la Historia, de las Civilizaciones, etc.,  encontraremos algo que nos cambiará la vida. 

 

¿Cómo leer o que recorrido hacer para sacar jugo a esta portada? 

 

Ante todo recomiendo venir con tiempo. Sin prisas. Si hay que volver en varias ocasiones mejor aún, pues cada vez comprenderemos mejor e iremos relacionando una cosa con otra y nos daremos cuenta de que lo que se hizo hace ochocientos años para gentes incultas, sigue estando en vigor e interpela también a las personas actuales. 

 

También sería interesante venir vírgenes de información, incluso de la que en este momento aporto, y enfrentarse metafóricamente desnudos ante lo que aquí se nos muestra. Así, tratar de dialogar con lo que vemos, observarlo, identificarlo y escuchar. Si escuchamos oiremos que desde la altura de los tiempos muchos personajes nos hablan. 

 

Intentemos escuchar. 

 

Ya sé que lo que digo suena a rollo, pero si sólo nos quedamos en el exterior, quizás nos sirva para aprobar un examen de arte, pero de poco servirá para forjar nuestro espíritu. 

 

Hagan este recorrido desde el número 1 hasta el 23-b y descubran lo que aquí se dice.  

 

Si la lectura es correcta se nos abrirán las puertas y podremos entrar a una nueva dimensión. 

 

Es el misterio de la fachada de San Martín de Artáiz.

 

002 - copia - copia

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
1 septiembre 2013 7 01 /09 /septiembre /2013 17:37

EL JUEGO DE LA CALVA ( KALBATOKI ) EN ARTÁIZ

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (01-09-2013)

 LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--5----copia--800x600-.jpg

El domingo día 25 de Agosto me acerqué hasta Artáiz no para hacer la visita guiada a la iglesia románica de San Martín, sino para ver jugar a “La Calva”, juego popular antes de muchos lugares que en la mayoría de ellos se ha perdido y sólo los más mayores lo recuerdan. Aquí, en Artáiz se mantiene vivo y se practica al menos una vez al año, por fiestas.

En Artáiz todos los años, por las fiestas patronales, se hace el campeonato después de la misa. El marco es incomparable pues el telón de fondo es todo un lujo, nada más ni nada menos que la popular iglesia de San Martín, con los personajes de sus canecillos y portada observando la competición.

Cuando el organizador pregunta a los presentes en la plaza si quieren participar, niños y mayores, mujeres y hombres se apuntan. 

 

¿En qué consiste este juego?

 

Para no liarme recojo a continuación lo que en el “Estudio etnológico del Valle de Urraúl Alto (Navarra)” escribieron allá por el año 1966 D. Luis Pedro Peña Santiago y Don Juan San Martín, de la Sociedad Aranzadi. 

 

“El juego consistía en colocar en tierra una pieza de madera a la que daban el nombre de “nito”. Junto a ella se ponía el “juez” del juego. Desde una determinada distancia se debía tirar a dar al “nito”. La pieza que arrojaban, “la calva” era una piedra cilíndrica de ocho milímetros de diámetro y veinte de altura, aproximadamente. Cada jugador tenía su “calva”, y las tenían en gran aprecio; cuando alguno la perdía era frecuente oír “pa días pillo “calva” como esa, estaba enseñada”, o frases parecidas.

 

La costumbre era jugar dos contra dos o tres contra tres, más no. Las partidas eran a 44 tantos. Se debía tirar la “calva” por el aire. Si se daba al “mito” se sumaban 8 puntos, pero si se completaba la tirada sin que ninguno de los que estaban jugando acertara a dar a la madera, se apuntaba cuatro puntos el equipo cuyo jugador había lanzado la “calva” más cerca del “nito”. En Zabalza jugaban a 40 tantos. En Ayechu en lugar de “nito” hincaban en tierra una piedra. El resto igual.” 

 

Pero en Artáiz tienen su propia manera de jugar. 

 

Para empezar una vez que se han apuntado los participantes se hacen grupos de 4 ó 5.

Cada miembro del grupo tiene tres oportunidades de juego.

Van tirando uno a uno desde una distancia de 10m., a medida que les da el turno el que hace de juez.

Éste va anotando los puntos que obtiene cada uno.

Ya no usan “calvas” de piedra, sino se lanza una pieza cilíndrica de madera forrada de metal, aunque en la zona hay vecinos que aún las guardan en sus casas como piezas importantes.

Si la “calva” pega en el “hito”, o “hitaka”, que también se llama así como me dice un vecino, sin tocar el suelo, el juez le anota 8 puntos.

Si ninguno de los componentes del grupo acierta se señala el lugar donde ha caído la “calva” y se marca. Se conceden cuatro puntos a quien queda a menos distancia del “hito” o “hitaka”. 

 

También está la puntuación de 6 puntos, que es cuando la “calva” da en la parte inferior del “hito”, que es “media calva”, aunque en Artáiz no lo tienen en cuanta. Sólo puntúan 8 cuando se hace “calva” o 4 cuando se queda más cerca, como se ha dicho. 

 

Después de las tres tiradas se suman las puntuaciones obtenidas por cada participante de ese grupo y el que más haya sumado se clasifica para la siguiente ronda. Los demás son eliminados.

Con los clasificados se hacen nuevos grupos y se repiten las tiradas hasta que sólo quedan dos jugadores entre los que se disputa la final.

 

Como se ve, en Artáiz no se juega por equipos, sino individualmente.

 

Uno de los vecinos me comenta que a este juego se le denomina también LEUKA, que, como les decía su profesor de griego en la universidad, significa “Tiro al blanco”. En vasco se dice KALBATOKI. 

 

Cuando hice el Camino de Santiago allá por el año 1998 conocí en el pueblo de Boadilla del Camino un juego muy similar.  Lo recogí y comenté en mi libro “Diario de un peregrino a Santiago de Compostela”. Escribí entonces: 

 

“Cuando salimos del pueblo resulta que todos los vecinos están reunidos en las antiguas eras. Pregunto a un señor qué es lo que celebran y me dice, con cierto aire de sequedad, que son las fiestas del pueblo en honor a San Antonio de Padua. El pueblo se ha reunido para inaugurar la pista deportiva que han hecho. Bajo un sol implacable han preparado unas mesas con todo género de aperitivos y bebidas. Unos mozos compiten en lo que parecer ser el lanzamiento de la herradura o el juego de los bolos. Cuando nos acercamos vemos que es un juego desconocido para nosotros. Pregunto cómo se llama el juego y me dicen que es el juego de “La Tanga”.

 P9014426-1--800x600-.jpg

Para jugar a La Tanga hace falta el petaco, la tanguilla y una moneda. El juego consiste en lanzar desde una distancia de 18m. el petaco, que es un disco metálico de 10cm. de diámetro y tratar de dar a la tanguilla, que es una pieza de madera que se pone vertical sobre el suelo, de tal forma que caiga la moneda que se ha colocado en su parte superior. Gana quien consiga dejar la moneda más cerca del petaco que de la tanguilla.”

 

Sirvan estas líneas para recoger y dejar constancia de un juego popular que todavía se mantiene en la comarca de Izaga y para animar a sus habitantes, mayores y jóvenes, mujeres y hombres a recuperarlo y pasar con él buenos ratos de convivencia. Al fin y al cabo también este juego es parte del patrimonio de nuestros valles que no hay que dejar desaparecer.

 

Habrá que ponerse a jugar y realizar campeonatos en los pueblos.

 

¿Quién se apunta?

 

LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--2----copia--800x600-.jpgLA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--3----copia--800x600-.jpgEl hito se apoya en la cuña clavada en la tierra. 

 

LA CALVA-KALBATOKI EN ARTÁIZ-2013 (5) - copia [800x600]Lanzamiento de la calva. 

 

LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--12----copia--800x600-.jpgImpacto en el suelo. 

 

LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--11----copia--800x600-.jpgSe señalan los lugares del impacto de la calva.

 LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--13----copia--800x600-.jpg

 El juez mide las distancias. 

 

LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--14----copia--800x600-.jpgLA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013--17----copia--800x600-.jpgEl campeón de 2013. 

 

LA-CALVA-KALBATOKI-EN-ARTAIZ-2013---copia--800x600-.jpgAnotaciones del Juez

 

LA CALVA-KALBATOKI EN ARTÁIZ-2013 (6) - copia [800x600]

 

 LA CALVA-KALBATOKI EN ARTÁIZ-2013 (7) - copia [800x600]

 

 LA CALVA-KALBATOKI EN ARTÁIZ-2013 (8) - copia [800x600]

                                        

Distintos estilos. Distintas edades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
28 agosto 2013 3 28 /08 /agosto /2013 17:22

ARTÁIZ - IV - LLAMADAS DE ATENCIÓN

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (28-013-2013)

 

Nota: Este artículo lo calco tal cual de mi libro “La iglesia de San Martín de Artáiz. Una lectura particular”, publicado en 2012 en soporte CD. 

 

            062-1--800x600-.jpg“Cuando se acerca uno por primera vez a visitar la portada de la iglesia de Artáiz y contempla sus capiteles, se queda sorprendido ante lo que en ellos se representa y a la vez perdido ante tanto detalle. Por eso son obligadas  nuevas visitas realizadas con calma para ir descifrando la riqueza que el maestro cantero nos transmite.

Muchas horas he pasado estudiando in situ  la iglesia de Artáiz y poco a poco voy descubriendo nuevos detalles, gestos, llamadas de atención,… Con paciencia trato de identificar cada uno de los capiteles y  canecillos. He seguido el consejo de ciertos personajes que, con gesto congelado en el tiempo, invitan a que nos fijemos sin perder detalle. Así, éste del capitel exterior derecho, según miramos la portada, parece decir, al dirigir su dedo índice hacia sus ojos, que no sólo miremos sino que observemos, pero también que lo hagamos con reflexión, sin dejarnos engañar por lo que aparentemente se nos muestra. Él mismo adopta una postura reflexiva, apoyando su cabeza en su mano izquierda y su brazo izquierdo flexionado sobre su pierna izquierda, también flexionada.

 

069-1--800x600-.jpgEn el capitel interior del mismo lado hay otro personaje que atrae mucho al espectador, pues parece un acróbata saltimbanqui. Conviene hacer la prueba de intentar ponerse en la postura en que el tallista lo ha realizado y nos daremos cuenta de que realmente hay que estar ágil y flexible físicamente hablando para adoptar esta postura. El personaje nos invita además a que lo intentemos. Parece decirnos con su gesto: “A ver si lo haces tú”.

Es un gesto claro. Con el dedo índice de la mano izquierda apunta, después de pasar ésta por debajo del interior de la pierna izquierda, hacia un reto imposible aparentemente, como es el estirarse los labios con la otra mano derecha después de haber pasado el brazo por detrás de la cabeza. Un lío, ¿no?, pero sin embargo él lo logra.

El dedo índice se ha perdido en parte, pero ahí está señalando el objetivo. ¿Es realmente lo que nos está pidiendo? Si nos quedamos en el exterior parece que es éste el reto que nos impone, pero habrá que contemplar el conjunto del capitel para poder atisbar la totalidad de su mensaje.

 

Los dos personajes nos hablan sin pronunciar palabra. Sus labios están cerrados, pero su actitud es muy clara. Miremos, observemos, reflexionemos y busquemos, pues también su mensaje vale para las personas del siglo XXI.” 

 

Este artículo se lo dedico a todas las personas, que sin prisas y con mucho interés, han acudido a las visitas guiadas que, por mi cuenta, he realizado durante este mes en Artáiz.

Quizás ahora me entiendan un poco más cuando digo que las piedras nos hablan y que estos personajes y escenas que los canteros medievales tallaron son dignos de atención y observación, para descubrir en nuestras vidas los mensajes que nos quisieron transmitir.

Decimos que la gente de entonces era analfabeta y es cierto, pero quizás no nos damos cuenta que comparados con sus conocimientos también nosotros lo somos, pues no sabemos leer los símbolos a que ellos estaban acostumbrados. Por eso se nos reclama la atención con gestos muy claros.

 

¿Pasaremos de largo? 

 

¿Nos pararemos a descubrir lo que estos capiteles centenarios nos comunican? 

 

Muchas gracias a todos los visitantes. Me habéis hecho pasar un mes muy agradable descubriendo entre todos los mensajes de San Martín de Artáiz.

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en ARTÁIZ
Comenta este artículo
26 agosto 2013 1 26 /08 /agosto /2013 09:33

LAS CLAVES DE IZAGAONDOA – INDURÁIN

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (26-08-2013)

 

02-INDURAIN-2---copia--800x600-.jpgEn el valle de Izagaondoa, por tener, tenemos hasta los restos de una de las encomiendas que la Orden de Jerusalén o de Malta o los Sanjuanistas, tuvo en Navarra. Así es la rica Historia de este valle, digno de ser conocido y estudiado.

Hoy voy a detenerme en el estudio, no de su encomienda, sino en las claves que algunas de las casas o la misma iglesia tienen en sus fachadas y bóvedas.

 

La actual iglesia y las casas que hay al lado es lo que queda de la encomienda sanjuanista, aunque es la iglesia el resto principal y mejor conservado de la misma.

Por su estilo podemos remontarnos a finales del siglo XII o inicios del XIII. En sus paredes todavía hay grabadas marcas de cantería que las di a conocer en http://simeonhidalgo.over-blog.com/article-marcas-de-cantero-en-indurain-izagaondoa-82237390.html 

INDURAIN-01-1---copia--800x600-.jpg

Hay que decir que esta encomienda tuvo también su hospital donde se cobijaban los peregrinos que por aquí pasaban, fuera camino de Monreal pasando por Guerguitiáin, o fuera camino de Pamplona cruzando el valle de Izagaondoa de  punta a punta saliendo del mismo por el poche de Irulegui. Llegaban a la capital del reino atravesando el valle de Aranguren. 

 

En la iglesia de Induráin, dedicada a la Virgen María, se conservan aún en su bóveda dos claves muy sencillas.  

INDURAIN-08-1---copia--800x600-.jpg

Una hace relación a la cruz templaria y sanjuanista. Hay que fijarse mucho para verla, pero ahí está su sello, lo mismo que vimos también en la clave de la ermita de San Miguel de Izaga, prácticamente igual que la presente. http://simeonhidalgo.over-blog.com/article-las-claves-de-la-ermita-basilica-de-san-miguel-de-izaga-106512107.html 

 

INDURAIN-09-1---copia--800x600-.jpgLa segunda está también en la bóveda de la nave. Dentro de un círculo se ha perfilado la base de un escudo que parece quedó sin acabar de tallar. 

 

DONA MARÍA 

 

INDURAIN-00-1---copia--800x600-.jpgLas casas que quedan enfrente de la iglesia reciben el nombre de Dona María y pertenecían a la encomienda. Quizás fuera aquí donde se ubicaba el hospital de los sanjuanistas.

Sobre el gran dintel de una de las casas actuales se hallan tres pequeños sillares tallados. El central tiene una cruz y en los laterales se representan sendas flores de lis.

Pudieran ser del tiempo de fundación de la encomienda.

 

INDURAIN-03-1--800x600-.jpgEl simbolismo protector de estos símbolos parece evidente.

Las flores de lis hacia arriba nos hablan de vida, lo mismo que la cruz.

Recordemos que en Iriso las veíamos también, mejor talladas, con el mismo simbolismo. Una hacia arriba simbolizando la vida. Otra hacia abajo señalando la muerte.

 

Javier Ituláin en su trabajo sobre “El nombre de las casas de Izagaondoa” escribe: “En 1653 es designada como `la casa y granxa de la horden del comendador de Dona María´”

Entre la documentación medieval de Leire (siglos IX a XII) figura por cuatro veces el monasterio de Santa María de Induráin como una de sus muchas posesiones.  

 

CASA ELKOATZENA 

 

INDURAIN-10-1---copia--800x600-.jpgLa casa Elkoatzena, como su nombre indica parece hacer relación a la “casa de una persona originaria de Elcóaz (Urraúl Alto)” indica Xabier Ituláin. 

 

Es, sin duda, la casa que más llama la atención del lugar por su gran fachada y sus arcos ciegos de medio punto de ladrillo caravista.

Además luce un hermoso escudo barroco del siglo XVIII, según el Catálogo Monumental de Navarra.

Está muy bien conservado y sus cuatro cuarteles recogen las armas de otras tantas familias hidalgas que aquí aparecen unidas.

 

INDURAIN-12-1---copia--800x600-.jpgSegún me comentan habitantes de la casa parece ser que es el escudo de la familia Aguinaga, que proceden de la Zona de Bértiz.

De hecho, en el tercer cuartel  se representan las armas de Bértiz y en el segundo las de Lekumberri.

En el primero y el cuarto es más difícil precisar pues el castillo se representa en solitario como armas de varios lugares, entre ellos Monreal. Con relación al cuarto cuartel en el que aparece un cerdo o jabalí tampoco hay seguridad. Donamaría es uno de los lugares que lo ostenta. 

 

CASA EZKUTARI 

 

INDURÁIN-13-1 - copia [800x600]Nombre vasco que significa “escudero”.

Según Xabier Ituláin ya se menciona este nombre en 1664. “En 1664 Joan Perez de Escutari y en 1721 Ju de zunzaeen ezcutari”

Señala igualmente que es casa “con escudo de armas en su frontispicio, que según tienen entendido, es por la Varonia de Zunzarren, del Palacio de dicho lugar.” 

 

INDURAIN-15-1---copia--800x600-.jpgAnalizado el escudo y revisado el Libro de Armería del Reino de Navarra veo que el escudo del palacio de Zunzarren no corresponde con los cuarteles que aquí se representan.

Además parece que la portalada de la casa, si tuvo en su origen algún escudo por lo que vemos ahora, parece que se deterioró de tal manera que cuando procedieron a revocar la fachada también revocaron el escudo. ¿Reprodujeron los cuarteles originales o pusieron otros nuevos?

Con el tiempo el revoco se ha ido degradando y ha saltado en zonas dejando la piedra al aire.

Sospecho que no es el original.

Además el anagrama de la Virgen María arriba y el número de la casa el 23 abajo “tallados” en la misma “clave” lo  refuerzan. 

 

Sí es original, y posiblemente fuera la única labra de la portada, el anagrama tallado en piedra de Jesús en el dintel de la ventana que está sobre la puerta. 

INDURAIN-16-1---copia--800x600-.jpg

 

CASA SARASARENA - BATALLA 

 

INDURAIN-17-1---copia--800x600-.jpg“Según la documentación fue propiedad de Elkoatzerena y se encontraba inmediata a ésta, lo que hace apuntar a la hoy conocida como Batalla para su identificación. Las descripciones que se hacen de ella en el siglo XX señalarían en el mismo sentido”, según el investigador al que sigo. 

 

Esta casa tiene una portada muy bien trabajada y sobria en sus líneas. Su gran dintel tiene una leyenda que nos informa de la fe cristiana de sus moradores y de su devoción especial a la Sagrada Familia, como modelo para la que aquí vivía.

También nos habla de la veneración especialmente hacia la Virgen María por medio del adorno floral y trazado sin fin en cuyo punto central se talla una flor abierta, que simboliza el nacimiento de la vida.

Se recoge la jaculatoria que reza: JESÚS, MARÍA, JOSEPH. A continuación se pone el año en que posiblemente se colocara la portada: 1678.

Si ya con tan altos personajes estaría protegida la casa ante el mal, parece que se intenta conjurar también por creencias antiguas como serían las tres herraduras que se ven… aunque pudieran tener una función más pragmática como era la de sostener el posible emparrado que hubiera en algún momento.

 

INDURAIN-19-1---copia--800x600-.jpgDintel de casa Batalla, en Induráin.

 

CASA ESKOLAU - JIMENEZENA 

 

INDURAIN-20---copia--800x600-.jpgLa casa Jimenezena recibe su nombre de “Juan Jiménez” que “era vecino de Induráin en 1600. Ximenez fue la anterior denominación de la casa hoy llama Eskolau”, comenta Xabier Ituláin y con relación al nombre actual dice que “Eskolau” haría relación a una “persona de cierta instrucción”. 

 

Esta casa conserva actualmente una hermosa portalada donde su clave tallada se va perdiendo. Una pronta y urgente consolidación mantendría los detalles de la misma que son muy interesantes, ya que comunican aspectos de la fe y de la actividad de los moradores antiguos de esta casa.

 

INDURAIN-22-1---copia--800x600-.jpgComo en muchas de las claves de esta comarca aparece en el centro superior el anagrama de Jesús: JHS, que nos informa de que sus moradores son cristianos.

El resto de los símbolos que aquí se ven nos hablan igualmente de que sus moradores se dedican al campo.

La agricultura, la ganadería y el bosque son sus medios de vida. 

 

*La Talla o Guadaña: A la derecha del anagrama se labra la talla o guadaña para segar las hierbas. Hay que decir que en el vecino valle de Lónguida, en el lugar de Meoz, también en la única clave del pueblo se ha tallado la guadaña en el mismo lugar que en ésta.

 

*El Cereal: A la izquierda hay una espiga de cereal en crecimiento con la espiga hacia arriba, como las que aparecen en el cercano Guerguitiáin en algunos capiteles de la portada de la iglesia.

 

*El Árbol: Más a la izquierda se coloca un árbol de gran tamaño. Que hace relación a la riqueza forestal de estos pequeños señores. 

 

*La Vaca Lechera: Debajo del anagrama de Jesús hay una res vacuna, que indica la riqueza ganadera de esta familia. Aunque está un poco deteriorada todavía se aprecian las ubres, por lo que se ha representado a una vaca lechera. 

 

Desgraciadamente la parte inferior de esta clave se ha perdido, pero por su estructura parece que debajo del bóvido había un espacio delimitado. ¿Figuraría en él el año de la casa? 

 

Es una clave muy interesante y con mucha información etnográfica que retrata muy bien el estilo de vida de las antiguas gentes del campo. Testimonio en piedra que se está perdiendo y que quizás “a quien corresponda”, primero los propios dueños actuales y segundo la Administración, tendrían que poner remedio para que no se pierdan estos testimonios en piedra de la vida de nuestros antepasados.

 

CASA SIGOT - ¿HARGINARENA? 

 

-INDURÁIN-1 - copia [800x600]Esta casa, como bien indica la clave de su portada se reformó o hizo de nueva planta en el AÑO 1901, siendo sus promotores J. LARREA y C. GAINZA. 

-INDURAIN-3---copia--800x600-.jpg

Como dice Xabier Ituláin parece ocupar el solar de la antigua casa HARGINARENA (La casa del cantero), a no ser que sea la misma de Harginarena reformada.

En 1630 y 1644 Juan Gorría cantero era vecino de Induráin. Lo fue también del lugar de Tabar”, según nuestro investigador.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens