Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
17 octubre 2013 4 17 /10 /octubre /2013 19:26

GUERGUITIÁIN- EL MAESTRO PETRUS ESTÁ SOLO Y ABURRIDO

Por Simeón Hidalgo Valencia (18-10-2013)

 

GUERGUITIAIN-4-DE-JULIO-DE-2013--2---800x600-.jpgAsí es. El maestro Petrus está solo y aburrido. No hay actividad a su alrededor. Estuvo entretenido mientras las obras de restauración le ponían a tono de Abril a Noviembre del año pasado. Las llevó con ilusión esperanzado de volver a ver a sus asiduos visitantes y defensores cuando terminaran.

¡Cuánto bullicio hubo en ocasiones cuando tenía goteras y amenazaba ruina! Ahora que está recompuesto nadie traspasa las puertas para verle y admirar su obra.

Así lleva once meses. Solo y en silencio. 

-¿Te acuerdas, Petrus, de lo que dijo el representante del Arzobispado cuanto se inauguró oficialmente tu iglesia? 

-¡Claro que me acuerdo! ¡Y qué contento me puse cuando oí que se cedía al Ayuntamiento! ¡Hasta yo mismo aplaudí la promesa! 

-¿Sabes que queríamos hacer al sábado siguiente un homenaje a tu obra a nivel popular, lejos de tanta promesa oficial? 

-¡Sí!, ¡Sí! Ya te vi hablar con D. José Luis, el párroco, para que os dejara la llave. 

-Pues no pudo ser. Consultó con la Diócesis y los magnates le dijeron que hasta que no se entregara la iglesia oficialmente al Ayuntamiento, que no se abriera a nadie. 

-¡Pues por todo lo que os habéis movido para que se hiciera la restauración y no se perdiera mi obra, bien pudieran haber sido más considerados…! 

-Ya, estoy contigo, Petrus, pero parece que el poder de la llave y de la propiedad oficial se les ha subido a la cabeza y eso que no han puesto ni un euro de su bolsillo. 

-Tendréis que hacer algo, porque mis esperanzas de ver vida a mi alrededor se han venido a bajo y esta soledad me está matando. 

-¿Sabes que me encontré con D. Javier Aizpún y le pregunté sobre ti? 

-¿Y qué te dijo? 

-Que están negociando, pero que no es con nosotros con quien tienen que negociar, refiriéndose a la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa, sino con el Ayuntamiento.

A mí me pareció correcto. Al fin y al cabo no somos organismo oficial, pero le animé a que negociaran un poco más ágilmente porque se demoran un pelín. Ya va para el año y lo que era cosa hecha a falta de la firma parece que se demora demasiado. 

-¿Pero tanto hay que negociar? 

-Eso pienso yo. 

-¿Os han contestado algo sobre el Proyecto “DAR VIDA A GUERGUITIÁIN”, que mandasteis al Arzobispado en la persona de D. Javier Aizpún? 

-Ni una palabra. Ni un gracias por las sugerencias. Así son. Sólo el silencio sospechoso, por respuesta. 

-Pues algo tendréis que hacer los que con tanto interés me sacasteis adelante, porque así no puedo seguir. A veces oigo voces en el exterior e intuyo que hay gente que ha venido a visitarme, pero les oigo que se van defraudados. “Una iglesia más que hemos arreglado con el dinero público y otra más que se cierra a cal y canto”, les oigo decir.  

-¿Crees que se habrán arrepentido de su promesa? 

-Pues los hechos parecen así confirmarlo, pienso yo, porque tanto no hay que negociar. ¡Ni que fuera la catedral de Pamplona! 

-Pues si se han arrepentido de lo que se nos planteó el día de la inauguración ante la misma Presidenta de Navarra, las autoridades locales y muchos asistentes al acto, quedarán como unos mentirosos, Petrus. Cosa que en unos clérigos que predican el “No mentirás” como uno de los Diez Mandamientos, queda muy mal y es poco ejemplar. 

-Bueno, Simeón, a ver si se dan por enterados estos negociantes, que para echar una firma no se tarda tanto. 

-Bueno, Petrus, a ver si predican con el ejemplo y cumplen con la palabra dada. 

-Sí. A ver, porque esta soledad y aburrimiento sin vuestra compañía, ya no lo aguanto.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
5 julio 2013 5 05 /07 /julio /2013 21:48

GUERGUITIÁIN - EN EL OCTAVO MES 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (05-07-2013)

 

P7041894-1--800x600-.jpgAyer, día 4 de Julio, me acerqué una vez más hasta Guerguitiáin para ver de sacar alguna fotografía de la iglesia de san Martín, pues una buena amiga y buena pintora navarra me ha prometido un cuadro para el futuro “PETRUS MUSEUM”, a cuya idea les voy acostumbrando a mis lectores, y como también entre mis contactos animo a colaborar en este proyecto, siempre que alguien se me ofrece a ello acepto su decisión y le doy la bienvenida. Toda colaboración es poca, como se suele decir, a la vez que muy importante tal como se anda económicamente por estos barrios. 

 

Pues bien, con estas intenciones me presenté en Guerguitiáin, aunque también tengo que reconocer que lo hice para ver de primera mano las novedades que me llegaron vía email hace unos días, que a primera vista eran algo preocupantes. 

 

La iglesia de Guerguitiain está en negociaciones entre la Diócesis y el Ayuntamiento de Izagaondoa. Son negociaciones que parecen “ad eternum”, pues estamos ya en el octavo mes después de su inauguración oficial y aquello que se quería entregar en el mismo acto de inauguración, que no era sino la cesión del uso de la iglesia al Ayuntamiento de Izagaondoa pero que por un pequeño detalle no se podía en ese momento, según comentó el portavoz del Arzobispado D. José Luis Morrás ante los casi sesenta asistentes al acto, sigue a la espera. 

 

P7041856-1--800x600-.jpgMe acerqué al atardecer por ver la puesta del sol y realzar así el trabajo fotográfico que iba a remitir a mi buena amiga y buena pintora navarra, Josune Iribarren, de cuyo saber hacer artístico ha dado muestra en todas sus exposiciones y especialmente en la celebrada durante el mes pasado, con gran éxito, en la Torre de Olcoz. 

 

Cuando llegué me encontré la iglesia sin cerradura, signo inequívoco de que alguien la había "forzado", sea en un sentido o en otro, unos días antes.

 

Como la iglesia estaba abierta aproveché para sacar alguna instantánea del interior y pude ver, al entrar en la sacristía, que también la ventana estaba abierta de par en par. 

P7041867-1--800x600-.jpg

Inspeccioné la zona por ver algún detalle que diera luz a este hecho y pude ver los restos de una hoguera.

-¿Alguien por san Juan acudió aquí para celebrar el solsticio de verano? Me pregunté.

-¿Algún dominguero hizo aquí una txistorrada? Me imaginé.

-¿Cómo pudieron entrar si la iglesia estaba cerrada a cal y canto y por dónde? 

 

...y llegué a una conclusión: quien entró tendría que tener una llave, pues si no, no veía la solución. 

 

P7041931-1--800x600-.jpgMás me preocupó el ver restos de cal en el suelo debajo de los capiteles de la parte derecha de la portada.  

 

-¿Y esto?  

 

Observé los capiteles y comprobé cómo además, esos bárbaros culturales, habían raspado la capa de cal blanca que en parte los cubría y en ese menester habían deteriorado su aspecto. El instrumento punzante que emplearon ha dejado incisiones en la piedra que a mi manera de ver y de entender les ha perjudicado. Han jugado a ser restauradores sin ningún conocimiento  sobre el tema.  

 

Un atentado, uno más, al patrimonio de Izagaondoa.  

 

P7041918-1--800x600-.jpgP7041912-1--800x600-.jpgP7041917-1--800x600-.jpgEstos capiteles del maestro Petrus, aunque estén al alcance de la mano de los visitantes, merecen mayor consideración y respeto, como para que cualquiera, y menos si son manos que aparentemente defienden la cultura, se erija  en restaurador de los mismos.  

 

PERSONALMENTE DENUNCIO CON ESTAS LÍNEAS EL HECHO. 

 

Guerguitiain, octavo mes de negociaciones. ¿Hasta cuándo? 

 

Mientras tanto el dinero que todos los navarros pusimos a través de la Institución Príncipe de Viana para restaurar un bien oficialmente privado sigue sin revertir a la sociedad y sin nadie que lo cuide, mantenga y lo dé a conocer poniéndolo en el circuito cultural y volviéndole a la vida, este bien catalogado como de interés inventariado por la mencionada Institución, queda expuesto a actuaciones como las que comento. 

 

Una pena. 

 

Desde estas líneas exhorto a los responsables del arzobispado a que no se hagan los remolones y agilicen las negociaciones para que pronto san Martín de Guerguitiain tenga quien se preocupe por él.

De lo contrario volveremos a ver el mismo abandono que tuvo por parte de sus dueños legales anterior a su restauración.

 P7041922-1--800x600-.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
17 marzo 2013 7 17 /03 /marzo /2013 16:38

LA OBRA DE LA ERMITA-BASÍLICA DE SAN MIGUEL DE IZAGA

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (17-03-2013)

 

P6031610---copia--800x600-.jpg

¿Quién no diría, si se le preguntara, que esta imagen no es el tablero de uno de los juegos de mesa más populares en nuestra infancia?

Pero si después le preguntásemos de nuevo a ver si sabe dónde se localiza, posiblemente más de uno tendría problemas para ubicarla, porque allí donde se encuentra hay muy poca luz y porque además no estamos muy hechos a alzar la mirada del suelo para contemplar cosas hermosas como la presente.

Esta fotografía la saqué en la última romería a San Miguel de Izaga, en el año 2012. Iba convenientemente preparado con una linterna, pues dado el grado de oscuridad que hay en la que dicen ermita, pero que tiene más pintas de basílica, y así se la intitula en algún documento, captar esta imagen casi es imposible.

Es la bóveda de crucería que se encuentra a los pies de la iglesia correspondiente al “Criadico”, la que normalmente se identifica como el crucero.

Este edificio religioso es de tres naves. ¿Dónde se ha visto una ermita de tres naves en plena montaña?

Si analizamos su estructura y decoración habremos de convenir que tiene aspectos que nos remiten a época románica, así como otros más modernos que nos llevan a los inicios del gótico. En otros artículos ya he hablado sobre la cuestión, por lo que no insisto.

En éste quiero fijarme en su aspecto externo y plasmar a través de imágenes, de no más de 28 años las más antiguas, su rostro actual.

 

En el año 2010 se cumplieron las bodas de plata de su reinauguración, después de una muy buena rehabilitación conseguida por personas inquietas del valle, entre las que no hay que dejar de mencionar, para subsanar un olvido anterior, a uno de sus párrocos, D. Julio Gorricho, quienes consiguieron que la Institución Príncipe de Viana tuviera en cuenta sus inquietudes y emprendiera las obras a través de la empresa Construcciones Aranguren S.A.

Contemplar fotos del archivo de esta empresa hace recordar aquellos años y valorar más aún su trabajo. Como se ve eran obras abiertas. Algunas de estas fotos hoy en día son imposibles de obtener dado el riguroso plan de seguridad que cada una ha de tener. Pero ahí están y hablan por sí solas.

smiguel9-1---800x600-.jpg

Ver la bóveda anterior en el momento de su reconstrucción es muy interesante. Aunque todavía le falte uno de sus brazos para estar completa se sostiene en pie gracias a las reglas de la arquitectura. Todo ello porque la clave, la piedra redonda central, está en su sitio. Si la quitásemos, por eso mismo se llama “la clave”, todo se nos vendría abajo. Por eso, cuando queremos señalar que algo es realmente importante y esencial en cualquier disciplina que tratemos solemos decir: “esto es clave”.

 

En la página web de la empresa citada podemos ver algunas fotografías de entonces: http://www.construccionesaranguren.com/

 

Hay que decir que es la empresa que ha rehabilitado recientemente la iglesia de San Martín de Guerguitiáin. ¡Por cierto! ¿Para cuándo se podrá visitar Guerguitiáin por su interior? ¿No van un poco lentas las gestiones de cesión de su uso al Ayuntamiento de Izagaondoa, como se prometió en el día de su inauguración oficial, allá por el 24 de Noviembre del año pasado? 

 

Pero sigamos con las fotografías de entonces y fijémonos en las dos siguientes que me pasa mi amigo y compañero de asociación Mikel Zuza, quien visitó,  llevado por su padre, D. Fermín, las obras en 1983 y pudo ver el estado de las mismas y oír de viva voz de boca de uno de los obreros que allí trabajaban cómo encontraron un enterramiento a los pies de la gran columna izquierda del fondo de la nave. Lo curioso de este enterramiento es que la persona en cuestión fue inhumada de pie, pues así apareció al excavar para comprobar su cimentación.  

preba-624-1--800x600--copia-1.jpg

¿Para cuándo, Mikel, reflejarás estas vivencias de tus trece años en una de tus interesantes “crónicas irreales”?... porque ésta, cierto es, que lo es.

Lo que fue de aquel esqueleto ¿Quién lo sabe?

¿Se realizó algún estudio sobre el mismo?

¿Se le dató en el tiempo?

¿A quién correspondía?

Por suponer, ¿Pudieran ser los restos de uno de sus ermitaños, que custodiaba la ermita y que en ella residía desde Mayo hasta Septiembre?

Y por seguir suponiendo, ¿Sería este ermitaño un tal Miguel de Lizarraga, quien el 25 de Noviembre de 1613 jura el cargo de administrador de la ermita y basílica de San Miguel?

 

Cabe esta posibilidad porque en el documento del Archivo Diocesano de Pamplona, el libro de fábrica de San Miguel de Izaga, Caja 473 Nº2 está el documento con la fecha mencionada que especifica las cláusulas del contrato.

 

Entre estas cláusulas transcribo parte de las dos siguientes:

 

“Itten passo por combenio y el dicho Miguel de Lizarraga prometio y se obligo de hacer residencia personal bibiendo y durmiendo en la dicha hermita en el tiempo que buenamente pudiere hacer abitacion no obligandose a lo que sera imposible y est una parte del año que es desde Sancta Cruz de mayo asta S. Miguel de septiembre y esto todos los años…” 

 

“Itten passo por combenio y le plugo al dicho Miguel de Lizarraga administrador que si muriere sin hacer testamento su cuerpo sea sepultado en la dicha hermita o en la parrochial del lugar de Zuaçu como al dicho abbad le pareciere…” 

preba-624-2--800x600-.jpg

Si ésta era la costumbre podríamos estar ante uno de los ermitaños administradores de San Miguel de Izaga.

Ya escribiré algún día sobre las funciones del ermitaño de Izaga, porque ahora conviene que sigamos con nuevas imágenes y nos paremos a contemplar a dos vivos que ocuparon por un momento el lugar del muerto.

Ante el relato del trabajador no pudieron, ni D. Fermín ni Mikel, su hijo, resistirse a bajar al foso y simular su propio enterramiento.

 

Pero salgamos al exterior y veamos cómo este edificio se remozó desde sus cimientos hasta su cumbre y hoy es el día en que ni hay gotera alguna y parece que su restauración se ha realizado ayer mismo.

 

   

SAN-MIGUEL-IZAGA-FOTOS-ZUZA-3--800x600-.jpgUn año más tarde volvió D. Fermín a visitar la marcha de las obras, que como vemos estaban centradas en la cubierta.

Con los medios de entonces, rudimentarios para los tiempos actuales, se sacó esta obra adelante. Todo un mérito, pues hay que decir que estamos a más de 1.000 metros de altura y el material había que subirlo por caminos de montaña.

La pasarela montada para subir el material a la cubierta también permitía subir a los visitantes, a pesar del evidente riesgo de accidente, pero me imagino que podía más el interés de ver a su ermita en su esqueleto y experimentar nuevas  sensaciones.

smiguel1-1---800x600-.jpg

smiguel4-1---800x600-.jpgsmiguel7-1---800x600-.jpgSería interesante localizar y hablar con algunas de estas personas después de los años pasados. Seguro que tienen un gran recuerdo.

Si alguna de ellas lee este artículo bien pudiera darnos a conocer su experiencia y si alguien las reconoce y nos lo comunica nos daría pie a recoger una pequeña historia de ese momento y a poner nombres y apellidos.

Al menos estas fotografías recogidas de la página web de la Empresa Aranguren, que me dio a conocer el joven investigador Damián Ibáñez, de Lizarraga, son un testimonio de la gran obra que se hizo en su momento.

 

Hoy, cuando subimos como montañeros o como  romeros, a oxigenarse unos y a implorar la bendición de San Miguel otros, nos puede costar ver el esqueleto de este edificio, pero en aquel momento era lo que más llamaba la atención. Ahora hacemos hincapié en la solidez de sus muros y contrafuertes y vemos una edificación bien proporcionada y estructurada con su ábside central pentagonal al exterior presidido por San Miguel, “El Amo” y su crucero, que se convierte en otra ermita, con su ábside orientado al sur presidido por “El Criadico” desde Mayo hasta Septiembre y sus pies al norte. Recios contrafuertes sostienen los tapiales. Una portada románica se abre al sur y al norte otra gótica permanece habitualmente cerrada.

 

Antes, el ermitaño era el encargado de mantener la luminaria y tocar la campana. Hoy esa campana ya no suena. Con las obras se decidió quitarla, pero esta campana, guardada en la iglesia de Zuazu, debería volver a su lugar y recuperar así la leyenda que sobre ella hay. 

 

“…y que en el dicho tiempo de San Miguel asta Sancta Cruz de mayo que es por el invierno aya de subir y suba a la dicha hermita todos los sabados y domingos de la cuaresma a encender la lampara y a tañer la campna de la oracion como sus antepasados lo an acostumbrado hacer y esto se entiende con que el rigor del tiempo no le estorbe.” 

 

¿Volverá alguien a tañer la campana en San Miguel de Izaga? Una de sus hermosas tradiciones se ha perdido. ¿Por qué no se hace por recuperarla?... A lo mejor hasta subía un poco la natalidad en el valle de Izagaondoa… 

 

Veamos la iglesia por el exterior: 

482--800x600-.jpgCara sur con el ábside correspondiente al “Criadico” y la portada románica.

Cubierta de lajas.

Desde Izaga se divisa media Navarra.

La colegiata de Roncesvalles, San Miguel de Izaga y el Santuario de Ujué están en línea recta, así como otras edificaciones significativas del antiguo reino tienen a Izaga como referencia.

Al fondo vemos parte de la ciudad de Pamplona. 

 

488--800x600-.jpgFachada norte y hastial oeste. Puerta gótica del norte. 

 

495--800x600-.jpgVista de la cabecera al este, con los salientes del crucero. 

 

P6031580--800x600-.jpgEl crucero de la ermita se convierte en un espacio presidido por “El Criadico” 

 

346--800x600-.jpgNave central y laterales de la ermita-basílica de San Miguel de Izaga. 

 

    290-1 [800x600] 

 La puerta del sur, románica.

 

491 [800x600]La puerta del norte, gótica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
11 marzo 2013 1 11 /03 /marzo /2013 20:09

EL ZAHORÍ DE ZUAZU

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (11-03-2013)

 PB171492-1---copia--800x600-.jpg

Recuerdo a un sacerdote, Don Toribio Beróiz, que tenía un don para encontrar agua allí donde parecía que todo era un secano. Fue una buena persona que vivía con intensidad tanto su vocación religiosa como su hobby personal.

images-8---800x600-.jpgPersona muy conocida en Navarra en estos menesteres y gracias a él más de uno y más de dos tienen actualmente agua en sus fincas rurales, lo que le permitió acrecentar su pequeño patrimonio y acumular unos ahorrillos, no muchos desde luego, para su jubilación.

De vez en cuando nos hacía a los más jóvenes alguna demostración y nos dejaba experimentar con los instrumentos caseros que utilizaba. Personalmente pude comprobar con ilusión cómo las varillas o el péndulo actuaban, después de muchos intentos malogrados para que reaccionaran, si se acercaba él y te ponía su mano en el hombro. Era como de magia. Las varillas se abrían o el péndulo giraba. Con su contacto te transmitía su don.

¡Qué mal lo hubiera pasado en otros tiempos, allá en época medieval! Con seguridad sería tildado de brujo y perseguido, como otras muchas gentes conocedoras de las hierbas, curanderos y curanderas en contacto con la Naturaleza, arregladores de huesos y especialistas en cataplasmas, infusiones y bebedizos. Eran mal vistas estas actividades por la iglesia oficial, así como otras artes que podían degenerar en desenfrenos carnales: la música, la fiesta, la danza...

Pero a pesar de ello, en las mismas construcciones religiosas: iglesias, ermitas, monasterios y catedrales, hombres conocedores del saber popular y en más de una ocasión sustentadores y transmisores de conocimientos antiguos, transgredían de alguna manera esa visión de los poderosos dictadores de las buenas costumbres y plasmaban, a la vista de todos, en fachadas, ventanas, cornisas, claustros, dentro y fuera del edificio, escenas de la gente popular tocando instrumentos, danzando, demostrándose su amor, trabajando en su oficio,... como vemos por ejemplo en la filigrana de tallas de la fachada de Santa María de Sangüesa. Allí aparecen desde el zapatero al herrero, desde el soldado al músico y al acróbata, desde el tonelero a la danzante, desde...

La vida real, no sólo de obispos y reyes, se tallaba en piedra y se exponía didácticamente en muchas ocasiones para ser contemplada. 

En otros lugares catalogados como importantes artísticamente hablando como Leyre, San Miguel de Estella o Catedral de Tudela, por ejemplo, pero también en lugares más apartados y más rurales como San Pedro de Echano, San Martín de Artáiz, o Santa María de Arce, por poner otros tres ejemplos, también aparecen tallas de esta índole...

En ninguno de ellos he visto lo que en la iglesia de La Purificación de Zuazu: el canecillo que representa al Zahorí. 

PB171471-1---copia--800x600-.jpg

PB171509-1---copia--800x600-.jpgTengo que contar que afortunadamente a este canecillo, aunque se esconda un poco a nuestra vista, pues el oficio requiere concentración, lo podemos contemplar aún hoy en día, pues como a su vez me cuenta un paisano veterano del lugar, alguien, seguramente marchante en piezas de esta categoría, allá por los mediados años del siglo pasado, propuso al entonces párroco el comprarle por unas peseticas cada uno de los canecillos románicos que esta iglesia luce por el exterior de su ábside y de la fachada sur. El cura más atento quizás a las goteras y necesidades del mantenimiento de su iglesia que al valor histórico, etnográfico y artístico de estas piezas, tuvo la tentación de decir que sí, aunque parece ser que la tentación fue pasajera, pues alguien medió y los capiteles siguen en su lugar original como una hermosa muestra del románico popular.

Hablo de que no es fácil de ver ya que está colocado en el ábside, zona donde se encuentra el camposanto, no en la zona sur, que es lo que el visitante observa sin dificultad.  Accediendo con sigilo al mismo para no perturbar el descanso de sus lugareños, lo veremos en el lugar que la fotografía indica. 

 

PB171510-1--800x600-.jpgEsta iglesia de La Purificación de Zuazu se puso en forma durante el año 2012 y así lo hice saber y celebrar en el artículo:

 

 http://simeonhidalgo.over-blog.com/article-la-iglesia-de-la-purificacion-de-zuazu-de-izagaondoa-109026422.html 

 

Ahora hago una llamada, como se suele decir, “a quien corresponda” para que se eche un vistazo a estas tallas de los canecillos, que después de siglos aguantando silenciosos las inclemencias del tiempo, vea cómo más de uno está seriamente dañado y muestran señales evidentes de poder perder en breve parte de su anatomía, como le sucede al canecillo del zahorí, único en lo que conozco en navarra. Cualquier día podría desprenderse la parte derecha de su cabeza y desfigurarlo para siempre. 

 

¿No se podrían restaurar también para evitar su pérdida?

 

Si así se hace podremos conservar la imagen de este oficio tan singular que desarrollaban personas con un don muy singular, tildado en su época, como poco, de misterioso.

Otra pieza más para mostrar en la Ruta del Agua del Valle de Izagaondoa, pues es la prueba que testifica que, en un valle sin río, el servirse de las aguas de las torrenteras no era suficiente y había que recurrir a las corrientes subterráneas y perforar pozos para asegurarse este elemento básico para la vida durante todo el año.

Todavía quedan pozos en Izagaondoa y alguno lo he visto hasta dentro del interior de la vivienda para no tener que salir al exterior en momentos difíciles, fueran tiempos de paz o tiempos de guerra. Era y sigue siendo un tesoro del que no se puede prescindir y de esta manera se lo aseguraban.

De buscar e indicar el punto exacto donde coincidían distintas corrientes para hacer la perforación, se encargaba el zahorí.

Por algo lo esculpieron en uno de los canecillos del ábside de la iglesia y, como en la vida real, aparece sosteniendo con sus manos la horquilla de madera, como iniciando la búsqueda. En el momento que se moviera y señalara hacia abajo se había encontrado la corriente de agua.

Si observamos la imagen veremos cómo la mirada del zahorí se mantiene fija en la horquilla de madera, concentrando toda la expresión en el posible movimiento de la misma, pero además fijémonos que todavía se puede ver parte de la policromía que en su día tuvo. 

 

Han pasado los años, han pasado los siglos y aún hay personas que han desarrollado este don, como D. Toribio Beróiz, que por el apellido algo tendría que ver con el valle. Quizás ese don lo llevaban en sus genes los descendientes del zahorí aquí representado. 

 

Hagamos que no se le caiga la cara a este canecillo, porque puede que sea de vergüenza por no haber intervenido a tiempo aquellos “a  quien corresponda”. 

 

Personalmente lo doy a conocer y reclamo su restauración y la de sus compañeros, pues es pieza única, al menos en lo que yo conozco... y si quieres ver cómo trabajan, aquí te dejo otro enlace:

   http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=iHF9S8-VUzE&NR=1

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
11 febrero 2013 1 11 /02 /febrero /2013 19:15

GUERGUITIÁIN Y EL CUMPLEAÑOS DE SU LIBRO DE CUENTAS - II

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (19 de Julio de 2012/11 de Febrero de 2013)

 P6293060-1 [800x600]

*Nota: He completado el artículo el día 11-02-2013 con el fin de aclarar algunas informaciones que se van repitiendo por mimetismo al hablar de San Martín de Guerguitiáin.  El Libro de Cuentas es una fuente fiable para conocer la historia constructiva del edificio. 

 

Estas son las precisiones que tengo que hacer basándome en lo que he investigado: 

 

1º. San Martín de Guerguitiáin fue una IGLESIA PARROQUIAL y como tal tuvo su Abad y en su mobiliario religioso estaba la Pila Bautismal, hoy desaparecida, pero se conserva, después de la restauración, el lugar en el que estuvo colocada, en el rincón noroeste. Se ha dado por hablar de una Ermita, lo que es falso.

2º. Se dice que el Coro corresponde al siglo XVI. Por lo que sabemos por la documentación LAS ESCALERAS DE PIEDRA SON DEL XVIII y su ENTARIMADO Y BALAUSTRADA DEL SIGLO XIX, restaudado en la actualidad. 

3ª.  He leído en prensa que con la restauración salió el suelo original de ladrillo, cuando fue un proyecto de comienzos del XIX que aunque se compraron los ladrillos la obra no se ejecutó. Quizás pusieron no más de un metro en la zona del evangelio antes de las escaleras de acceso al ábside. EL SUELO SIGUIÓ SIENDO DE TIERRA, como era lo habitual y así estuvo hasta la mitad del siglo XIX en que se entarimó, perdiendo el nivel original del suelo de la iglesia.

4º. EL SUELO ACTUAL, que ahora vemos con la restauración, no es el original, ES NUEVO.

5º. La bóveda actual corresponde a la del siglo XVIII. Se ha arreglado el hueco originado por los que en su día quitaron la campana.

6º. El retablo, hoy completamente desaparecido, se realizó en el XVIII.

7º. La campana, hoy no hay, se colocó en los comienzos del XIX.

8º. El altar ha recuperado su tamaño y lugar originales.

9º. Con la obra se ha recuperado el “banco corrido de piedra” en los laterales de la nave, que serviría de asiento en ceremonias religiosas o en reuniones de los vecinos en los concejos, como era habitual.

10º. Afortunadamente no se ha levantado el suelo de tierra, por lo que los posibles enterramientos siguen en su lugar de reposo.

11º. Se suele dar poca importancia a las tallas de la portada por considerarlas “populares”, pero según la investigación responden a un estilo difundido por otros lugares, donde se repiten los denominados motivos del MAESTRO PETRUS DE GUERGUITIÁIN. Además de Guerguitiáin se han estudiado los de Vesolla, Sengáriz, Najurieta, Alzórriz, Leoz, Aibar (Iglesia de Santa María), Eusa y Garaioa en Navarra. Posiblemente haya más que hay que analizar, como me comunicó hace unos días D. Ander Ortega, conocedor destacado del románico.

 

Esta investigación se ha plasmado en el libro “LA RUTA DEL MAESTRO PETRUS DE GUERGUITIÁIN”, anunciado en la web: www.valledeizagaondoa.com y que se puede obtener en la Librería Auzolán de la C/ Tudela de Pamplona. 

 

Estas son algunas precisiones basadas en la investigación y documentadas en el Libro de Cuentas de San Martín de Guerguitiáin y en el resto de lugares indicados. 

 

… y doy paso al artículo revisado del 19 de Julio de 2012  

 

Hoy es 19 de Julio de 2012 y hoy había quedado en ir al Archivo Diocesano de Pamplona, pues Teresa, la nueva archivera que lo atiende, me comunicó que estaba ya preparado el material que le había encargado sobre la ermita-basílica de San Miguel de Izaga.

A la vez que recogía el pedido pasaría la mañana al frescor acogedor de la sala de investigación. Mi objetivo era el Libro de Cuentas de la Parroquial de Guerguetiain, como reza en el pergamino de la portada.

Comienza este Libro de Cuentas o de Fábrica el 19 de Julio de 1780 cuando Don Lorenzo Ibáñez, “Presvitero”, es Vicario de la iglesia Parroquial del Lugar de Ondurain y Abad Interino de la de Guerguetiain.

Centrado como estaba en ir husmeando los descargos o partidas de gastos relacionados con obras antiguas en dicha iglesia, no reparé en el dato cronológico. Sólo cuando en el folio 5 y siguientes se hace referencia al 4 de Mayo de 1784 para que los primicieros rindan las cuentas hasta el 19 de Julio de 1780, me doy cuenta de que estamos en Julio y que además estamos a 19.

¡Qué coincidencia! Precisamente el día en que solicito por primera vez el Libro de Cuentas de la Parroquial de Guerguetiain, ese día se cumple el 232 aniversario de su apertura.

Comento esta venturada coincidencia con Teresa y la tengo como signo de buen presagio para encontrar lo que andaba buscando.

 

LA ESCALERA DEL CORO: 

 

Así es. Ya desde el folio 2 hay datos de obras realizadas en la iglesia, ahora que toda ella se está remozando y volviendo a su juventud.

En mi artículo anterior sobre San Martín de Guerguitiáin, como decimos y escribimos ahora, mostraba los secretos que las obras están dando a conocer. Pues bien. También en los libros está la respuesta a algunos elementos constructivos.

Así sabemos  que en los años inmediatamente anteriores al 19 de Julio de 1780 se pagaron 63 reales a Pedro de Iriarte, maestro cantero por una escalera que construio para el coro paseos de piedra y lo demás a tablas, que se retejó la Iglesia y sacristia y unos remiendos contra su recibo.

Esta escalera es la que hoy existe. Estaba asentada directamente sobre  el suelo de tierra. Con las obras, al quitar la tarima que se colocó a mediados del siglo XIX, ha aparecido completa y se aprecian todos sus peldaños. 

 

LA CASA ABACIAL PARA SILO DE LOS DIEZMOS 

 

000001[1] [800x600]Hoy prácticamente nada queda de esta construcción adosada a la fachada oeste de la iglesia, pero por lo que leo en el Libro de Cuentas hace mucho tiempo que dejó de desempeñar la función de Abadía, pues la partida número 3 nos habla en 1780 que su función no era sino la de  silo o granero de los granos de dicha Iglesia.

Como tal edificación existía ya en 1780. Unos años antes se hacen obras para acondicionarla para su nueva función. Por estas obras se pagan 30r 18 (treinta reales y medio) a Juan Martín Irurita maestro carpintero por una puerta con su palmeres y dados que hizo para  la casa Abacial de dicho Lugar de Guerguetiain que por ser toda ella desban solamente sirve para la guarda y custodia, de los granos de dicha Iglesia.

Más tarde, en 1860 se hacen obras y se pagan 512r por tirar la pared en la casa Abacial que amenazaba ruina, y volverla a levantar, por desmontar el tejado, volverlo a montar á la parte del mediodía todo á una mano por el Cantero Fernando Camino con otros remiendos.

Esta obra supone la compra de 5 maderas de roble que se emplearon en la obra para el tejado y por su conducion desde el monte, que costaron 60r. Además por importe de 100 robos de cal á 2r el robo y 3 de yeso á 1/4r empleados en la obra se abonaron la cantidad de 212 reales

Se compraron 200 tejas para el retejo á 21r el ciento; 2 berges de fierro para la ventana por 14r y se aprovechó para poner la cadena de fierro para la campana, que costó otros 14 reales.

 

 

LA BÓVEDA DE CAÑÓN 

 

P6293110-1 [800x600]Pero no eran estas obras las que perseguía. La que buscaba se ejecutó entre el 19 de Julio de 1780 y el 4 de Mayo de 1784. Fue en tiempos del mencionado Abad Don Lorenzo Ibáñez cuando se construyó la actual bóveda que con buen criterio por parte de los técnicos, se ha optado por mantener. Obra, por tanto, de finales del siglo XVIII.

Por la partida número 11, folios 5v y 6 del Libro de Cuentas sabemos:

1º- Que la realizaron los maestros Antonio Armendariz, albañil, y ¿Enageun? Navarro, cantero, quienes reciben un total conjunto de 310 reales.

2º- Que se emplearon 2.220 ladrillos para su construcción y se pagaron por ellos y su acarreo algo más de 225 reales.

3º- Que se emplearon 224 robos de Ieso y que el robo estaba a 1 real.

4º- Que se emplearon  12 brazadas de tabla y por ella y su acarreo se pagó algo más de 64 reales.

5º- La obra de la Bóbeda nueba echa en dicha Iglesia con los materiales que en esta partida van cargados mediante lizencia concedida para ello por el… y recivo de los maestros……………………………………………848Reales 3

6º- Además, siguiendo la ley, igual que hoy en día, se tuvo que solicitar la Licencia de Obras y también la Declaración para la execucion de las obras en dicha Iglesia y hubo que abonar también la tasa del subsidio. Todo lo cual ascendió a los 23 reales 25.

7º- Igualmente hubo que abonar 13 reales 19 por la escritura de encargo para la ejecución de la obra, por la declaración del maestro que la reconoció y por el testigo.

Así pues, la actual bóveda de cañón, que en su momento  realzó la categoría arquitectónica de esta iglesia, se va a mantener. Su solidez es evidente a pesar del mal trato sufrido a lo largo de sus más de 200 años de vida. 

 

 

EL RETABLO 

 

M-7205 [800x600]También en tiempos de Don Lorenzo Ibáñez se da cuenta de los gastos ocasionados por otra de las piezas importantes, desde el punto de vista cultual, de la remozada iglesia de Guerguitiáin. Es en el rendimiento de cuentas que hace el día 30 de Septiembre de 1793 que comprendían el balance de entradas y gastos de los nueve años transcurridos desde el 4 de Mayo de 1784, en que se hizo la anterior, cuando aparece. Me refiero al Retablo.

La partida de gasto dice así: 660 r pagados a  Juan Antonio Bescanza por el retablo que hizo para la Iglesia contra de recivo.

De este retablo solamente nos queda su recuerdo a través del Archivo Fotográfico de Uranga en Príncipe de Viana.

También sabemos que por la conducción del retablo se pagaron 22 Reales. 

 

El retablo, como era costumbre se colocaba sin dorar o policromar. Ejemplo de ello es el retablo de la iglesia de Redín, cuya iglesia, prácticamente abandonada a su suerte, lo muestra en su originalidad.

Al de Guerguitiáin, aunque mucho más sencillo, le llegó el momento para completarlo con los trabajos de pintura y dorado. Posiblemente lo encargó también Don Lorenzo Ibáñez, que está como Abad hasta el 12 de Agosto de 1796 o al menos esta es la última fecha en que aparece con seguridad. Después estuvo un tal D. Antonio Rodríguez como Abad Interino, pero que el pobre murió al poco.

Es, pues, Don Fermín Josef de Cuarco, Abad de la Parroquial del lugar de Sengaiz,  quien rinde cuentas por encargo del fallecido D. Antonio Rodríguez. Lo hace el 8 de Julio de 1799 y ya se menciona la partida referida al pintor y dorador. Lo fue Phelipe Lorenzo de Oxieta maestro dorador y Pintor y recibe 526 reales 72 por el dorado y pintado del retablo maior y ejecutar los dos machones o Pilastras mediante la licencia del tribunal que se presentaria.

 

 

PROYECTO DE ENLADRILLAR EL SUELO 

 

Por el Libro de Cuentas también sabemos que hubo un proyecto para ladrillar la Iglesia. Esto se recoge en las cuentas del 15 de Julio de 1806. En esta ocasión rinde cuentas Don Marcos Antonio de Redondo, Presvitero Vicario de la Parroquial del lugar de Indurain para dar cuenta de los primicias de Gergetiain y en el descargo recogido en el folio 20 de nuevo aparecen una serie de obras realizadas. Entre ellas el proyecto de embaldosar la iglesia.

En estos momentos sabemos que entre el  12 de Agosto de 1796 y el 15 de Julio de 1806 se hace lo siguiente:

1º- Se tramita la licencia para administrar los frutos y hacer obras.

2º- Se contrata para labor de reconocimiento de la Parez y Bobedas de la Iglesia al Maestro Mampotista Garcia y se le abonan 17 Reales.

3º- Se reteja la cubierta.

4º- También se hacen obras en la casa Primicial, que no era otra que la Abadía, por valor de 268 Reales.

5º- Se compran 340 ladrillos para ladrillar la Iglesia. En este punto hay una llamada de atención que dice: Ojo… cuia obra queda pendiente. Los ladrillos costaron 630 reales 15.

6º- Se coloca la puerta de la Sacristía y la Zerraja, todo ello por 99 reales 28 

 

Lo que se hizo con los 340 ladrillos lo ignoramos.

 

      

LA CAMPANA 

 

Sí sabemos que Don Felis Jauregui, da cuentas el 27 de Octubre de 1813 de sus años de primiciero que fueron de 1807 a 1812.

En este tiempo se hizo soldar una campana.

Posiblemente sea ésta la que originó, mejor dicho, la persona o personas que se la llevaron, los que provocaron el boquete de la bóveda y del coro, al dejarla caer desde la cubierta.  

 

Haciendo un repaso podemos resumir que la iglesia se ha remozado en su conjunto. Se ha construido la bóveda que hoy se conserva, se ha colocado y dorado el retablo, se ha hecho la escalera de subida al coro, se ha retejado y realizado arreglos varios, se llegó hasta a comprar los ladrillos para el suelo, pero no se colocaron. El suelo seguía siendo de tierra, tal como ha aparecido al levantar la tarima. 

 

EL ENTARIMADO DE LA IGLESIA 

 

¿Cuándo se entarimó la iglesia y con esta obra se perdió el nivel original de la iglesia?

También se recoge en las partidas de cuenta el 3 de Septiembre de 1856. Observemos que en esta fecha se piden cuentas a los primicieros Jorge Irigoyen, vecino de Guerguetian y a su hermano Javier Irigoyen vecino de Guerguetiain ya difunto.

Se reclaman las cuentas habidas entre 1848 al 1853 a Jorge, quien las ha de rendir basándose en los apuntes y notas que conserva. Son unos años oscuros en la administración de los dineros.

El Abad interino era Don Esteban Santesteban y es en su interinidad cuando se realiza el entarimado de la iglesia, que hoy día ha desparecido por las actuales obras, dejando al descubierto el auténtico nivel de la iglesia.

La partida dice así: El entarimado y demás obras de la Iglesia fue obtenido por dicho abad interino en 26 de Mayo de 1855 y dichas obras se hallan datadas en las cuentas por los dichos primicieros Javier y Jorge.

Como datos curiosos el Libro de Cuentas informa de que se pagaron a Bautista Yturre Maestro Carpintero de Lumbier a saber 157r. y medio (157r 20) por 17,50 brazadas de tablas para el entarimado de la iglesia y los restantes 143 por la costa y jornales de 25 días y medio que se ocupó en el entarimado consta de recibo…..310r 20

Además se consignan el número de clavos y de puntas que se necesitaron para el trabajo: 23r 10 pagados por 700 puntas de parís y 100 clavos.

Hasta se hace notar que para terminar el entarimado de la iglesia hubo que  comprar otras 2 tablas más que se necesitaban para la obra. Su importe fue de 1 real y medio.

 

 

EL CORO 

 

Ya hemos visto cómo antes del 19 de Julio de 1780 el maestro cantero Pedro de Iriarte realiza los peldaños de piedra para acceder al coro, pero da la impresión de que no es hasta mucho más tarde, 1860, cuando realmente se termina el mismo, a no ser que hubiera uno anterior completamente deteriorado que obligara a esta obra que emprende D. Saturnino Atienza, Presbítero Religioso Esclaustrado, que paga 198r por 9 estados de tabla pino a 22r. cada uno para el entarimar el coro de la Iglesia.

Además  abona 120r por 40 balustres torneados para la barandilla o antepecho del coro y por la madera para la misma barandilla a 2r y medio cada balustre y 20r por la madera.

Para realizar este trabajo se emplearon 15 libras de puntas de paris para el entarimado y barandilla por las que se pagaron 26r.

Para este trabajo se emplearon 2 oficiales. El uno trabajando 10 días con jornal de 12r por día, y el otro principal 11 días y medio con el jornal de 14r por día.

Por curiosidad en la inauguración oficial de San Martín de Guerguitiáin me entretuve contando los balustres del antepecho del coro y efectivamente son 40.  

 

Aquí tienes unos datos escritos y consignados en el Libro de Cuentas de la Iglesia de Guerguetiain, Guerguitiáin o Gergetiain, de estas maneras se nombra a este lugar del Valle de Izagaondoa, donde hoy se remoza la iglesia de San Martín. Su historia también está escrita en los libros del Archivo Diocesano esperando que alguien la rescatara y la diese a conocer.

Precisamente yo he ido hoy, 19 de Julio de 2012 y hoy he sabido que el Libro de Fábrica o de Cuentas de esta Iglesia se comenzó a escribir un 19 de Julio de 1780. Hoy es su 232 aniversario.

 

Ojala que alguien, en el 2244, también se interese por las obras que hoy con acierto se realizan.

 

¡Larga vida para San Martín de Guerguitiáin, como decimos y escribimos ahora!  

 

P6293126-1 [800x600]-copia-1¡Felicidades!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
1 noviembre 2012 4 01 /11 /noviembre /2012 20:08

¡LARGA VIDA A GUERGUITIÁIN!

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (01-11-2012)

 

GUERGUITIAIN-FIN-OBRA--4--1--800x600-.jpgLejos queda aquel 10 de Abril en que comenzaron las obras de restauración de la iglesia de San Martín de Guerguitiáin y más lejos aún las primeras voces que se alzaron  para que se llevaran a cabo.

GUERGUITIAIN-FIN-OBRA--114--1--800x600-.jpgHoy he ido de nuevo a visitar a mi amigo Petrus y he podido comprobar que las obras parecen han acabado, pues ya no hay vallados que lo protejan, ni grúas, ni casetas de obreros. Todo está despejado, la portada rejuntada y la antigua puerta ya tiene una nueva cerradura y hasta una agarradera para empujar.

Ya han terminado las obras y uno se asombra del cambio operado en esta pieza románica de finales del siglo XII, donde un maestro cantero se salió de la costumbre del anonimato y talló un capitel en su interior y se hizo a sí mismo protagonista como motivo central. Entre dos zarcillos o pámpanos de la vid escribió: “PETRUS ME FECIT” y como “Belenceres” de Villatuerta, “Aldebertus” de Estella, “Fulcherius” de Leyre, “Sancius” de Azuelo, “Martinus de Logronio” de Estella y el famoso “Leodegarius” de Sangüesa, dejó su nombre y su obra para la posteridad.

Afortunadamente se ha librado del olvido y del derrumbe y esta pieza del  patrimonio  de todos los navarros se ha salvado.

Hoy he ido a Guerguitiáin y a través de los muros restaurados he felicitado al maestro y le he deseado personalmente a él, y también a su obra, una larga y fructífera vida.

Los que tomamos en serio su obra hemos cumplido una parte del recorrido, el más importante: salvar de la ruina a esta joya medieval.

 

GUERGUITIÁIN-FIN OBRA (134)-1 [800x600]Pero ahora comienza otra carrera. Hacer que las hojas de su puerta se abran y acojan con generosidad y sin reservas las iniciativas de las gentes del Valle de Izagaondoa, trabajando todos codo con codo, aportando y sumando, para que este lugar solitario reúna a gentes venidas de todos los lugares atraídos  por motivaciones distintas: quién para admirar su arte, quién su paz natural, quién a pacificar su espíritu, quién a admirar la infinitud de las estrellas, quién a convivir con la Naturaleza, quién a escuchar la armonía de la música, quién a rezar, quién simplemente a pasear, quién a celebrar acontecimientos de la vida, quién a conocer a Petrus y su obra, quién a escuchar una conferencia, quién a celebrar la romería, quién a casarse, quién… 

GUERGUITIAIN-FIN-OBRA--106--1--800x600-.jpgJunto a la obra material, ya concluida, otros obreros han estado pensando en todo lo anterior y han hecho y presentado sus propuestas en forma de proyecto titulado “Dar vida a Guerguitiáin”. Lo conocen en Turismo, en el Arzobispado, en el Ayuntamiento de Izagaondoa y en Cederna-Garalur.

Como no soy quién para decidir lo que hacer en esta segunda fase y evitar así que  Guerguitiáin se quede de nuevo olvidada, sólo deseo que quienes tienen esa responsabilidad se la tomen en serio y con amplitud de miras abran la puerta para que Guerguitiáin sea  uno de los motores patrimoniales del Valle de Izagaondoa para que se conozca esta parte de la tierra navarra y al conocerla enamore a quien por aquí recale.

 

Yo por mi parte estoy satisfecho con lo conseguido y quedo a disposición de quien me quiera, dentro de mis posibilidades,… y como toda celebración tiene su brindis…

 

¡LARGA VIDA A GUERGUITIÁIN!

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
7 octubre 2012 7 07 /10 /octubre /2012 21:15

HITOS EN LA RUTA DEL MAESTRO PETRUS DE GUERGUITIÁIN

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (07-10-2012)

 

20121007 GUERGUITIÁIN-Antonio (3) [800x600]Soy miembro fundador de la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa, pero dos años antes formé junto a Reyes, mi amiga y compañera de fatigas culturales, el Grupo Cultural Valle de Izagaondoa, al que poco a poco se fueron apuntando nuevos miembros. No muchos, pero los suficientes para atrevernos a hacer cosas para nosotros grandes, que dieran a conocer la riqueza patrimonial del Valle de Izagaondoa. Alguien ha escrito, no sé si llevado por el entusiasmo o si porque objetivamente es así, que en los tres últimos años se ha oído hablar sobre este valle más que en los mil últimos.

Puede ser exagerado, pero hemos hecho cosas interesantes y muchas de ellas gracias a la colaboración de los pocos vecinos que en este valle habitan. Eso nadie lo puede negar. Entre estas cosas interesantes, dejando de lado las Visitas Guiadas, la Exposición Etnográfica en Iriso, las investigaciones y publicaciones sobre el Patrimonio material o inmaterial, la creación de rutas como la del “Gótico de la Comarca de Izaga” o la de “San Martín y las pinturas murales”, etc., quiero resaltar una que puede ser con el tiempo motor del desarrollo, tanto cultural como económico, de este valle y su comarca. Me refiero a lo que el entonces Grupo Cultural Valle de Izagaondoa denominó “La Ruta del Maestro Petrus de Guerguitiáin”. La dimos a conocer en tres partes y en sendas visitas guiadas un grupo selecto de amantes del románico nos acompañó.

Con este artículo reivindico para la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa esta ruta que da a conocer los lugares en los que el maestro cantero Petrus o su escuela trabajó. Nosotros y no otros somos sus creadores. En nuestra página web www. valledeizagaondoa.com  aparece la misma como una de nuestras aportaciones al circuito del turismo cultural de Navarra. Que así se nos reconozca.

Allí se dice lo siguiente:  

“Petrus es el nombre del maestro cantero que trabaja en la iglesia de Guerguitiáin y deja su nombre grabado en uno de los capiteles interiores del edificio.

“Petrus me fecit”.

El estudio de Simeón Hidalgo Valencia titulado “La Ruta del Maestro Petrus de Guerguitiáin” pone de manifiesto que este maestro o la escuela a que pertenece trabajan también en otros lugares cercanos como son: Vesolla, Sengáriz, Najurieta, Aibar, Leoz, Eusa. Siguiendo sus huellas ha llegado hasta Galicia donde ha encontrado su estilo en iglesias de Lugo.

El Grupo Cultural Valle de Izagaondoa es el impulsor de esta ruta turística en tres partes: 

1ª PARTE: GUERGUITIÁIN Y VESOLLA

Hay que aprovechar los momentos en que se pueda cruzar los campos para hacer en una misma jornada las dos iglesias. Si no se hacen por separado, llegando a cada una desde Induráin en coche, preferiblemente todoterreno.

Si el grupo es andarín se puede ir andando desde Induráin hasta Guerguitiáin (como mucho 40´) y hasta Vesolla (como mucho 1h.) Si se emplea toda la jornada se puede ir a comer a Lumbier, Liédena, Urroz, … 

2ª Parte: NAJURIETA, AIBAR, SAN MARTÍN DE UNX, LEOZ

Se hace en coches particulares o en autobús si hay grupo suficiente. Se va a San Martín de Unx porque la portada de Sangáriz se trasladó allí, cuando desapareció la iglesia.

La comida es en Aibar.

Se emplea todo el día en la visita. 

3ª Parte: EUSA

Se queda en la iglesia del pueblo de Eusa, cerca de Pamplona.

Se puede ir andando desde Pamplona hacia Ansoáin y desde aquí cruzar el monte  Ezkaba o San Cristóbal y pasar al valle de Ezkabarte donde se encuentra Eusa.” 

Hasta aquí la web que habrá que poner al día, pues como escribí en mi artículo titulado: http://simeonhidalgo.over-blog.com/article-a-ruta-de-petrus-se-amplial-71952321.html, hay que añadir lo que sería 

4ª Parte: GARAIOA

La portada de la iglesia de Garaioa viene a ser un resumen del trabajo de Petrus, aunque se añaden también motivos nuevos.

Si nos acercamos hasta esta localidad del valle de Aezkoa, terminada la visita podremos recorrer el resto del valle y su paisaje nos encantará. También podemos acercarnos hasta Roncesvalles. 

Hoy domingo día 7 de Octubre hemos realizado la primera de las etapas de esta ruta. Primero hemos ido a Vesolla paseando tranquilamente. Hemos hecho la explicación de la portada de la iglesia y de su interior.

Después de un rato compartiendo los almuerzos nos hemos acercado hasta Guerguitiáin, que como todos saben están de obras, pero terminarán ya pronto. Ya se ha retirado casi todo el andamiaje y la grúa. La iglesia aparece exenta y luce con esbeltez su nuevo rostro.

Coincidiendo con este acontecimiento he editado en papel el trabajo que en su día saqué en CD y como es lógico lo he ampliado con los nuevos lugares encontrados: Garaioa y algunas piezas sueltas en Alzórriz y Artáiz.

Ahora vienen las presentaciones de la publicación y tendremos la ocasión de visitar uno por uno los lugares de esta ruta abierta y creada por el Grupo Cultural Valle de Izagaondoa, hoy Asociación Grupo Valle de Izagaondoa. 

20121007-GUERGUITIAIN--2---800x600-.jpg*Podremos ver la portada de Garaioa el día 20 de Octubre, sábado, en el acto que se celebrará en el Centro Cívico de la localidad a las 11:00 h.

*El día 26 de Octubre a las 19:00 h. será en Aibar. Primero la presentación en el Ayuntamiento y después se visitará la iglesia de Santa María.

*Al día siguiente, 27 de Octubre, a las 11:00 h. será en Izco donde presentaré el libro y se visitará a continuación la iglesia de Vesolla. Esperemos haga bueno para disfrutar del acto.

*El 3 de Noviembre, sábado, nos recibirá la Sala Cultural de Unciti a las 11:00 h. y después iremos hasta Najurieta para visitar su interesante iglesia.

*El día 11 de Noviembre, San Martín y domingo, coincidiendo con el santo titular de Guerguitiáin se presentará el libro en el Valle de Izagaondoa a las 12:00 y se realizará la visita guiada. Ya informaré del lugar de los actos, pues de estar terminadas ya las obras bien merecería la pena hacerlo en la misma iglesia restaurada.

*Y seguirán las presentaciones en la Valdorba para acercarnos a Leoz y en Ezkabarte y contemplaremos la iglesia de Eusa, y me han dicho que también lo programan en Aoiz y a través del Ateneo de Navarra para el día 11 de Diciembre, Martes, a las 20:00 h. en el Civican, y vete a saber dónde más. 

Así que tienes ahora una oportunidad de realizar esta ruta turística siguiendo los pasos del Maestro Petrus de Guerguitiáin y de adquirir su libro y colaborar en una buena causa que la Asociación quiere para el Valle de Izagaondoa: “DAR VIDA A GUERGUITIÁIN” y entre otros proyectos aboga por la creación del “MUSEO PETRUS”, a ser posible en el mismo ámbito de la iglesia de San Martín de Guerguitiáin, que restaurada con el dinero de todos los navarros bien estaría que revirtiera su disfrute a toda la sociedad. 

PA070542--800x600-.jpgIglesia de San Martín de Guerguitiáin en la fase final de su restauración. (07.10.2012)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
2 septiembre 2012 7 02 /09 /septiembre /2012 18:57

PROYECTO “DAR VIDA A GUERGUITIÁIN”

 Por Simeón Hidalgo Valencia (02-09-2012)

 P9023830-1--800x600-.jpg

Ya se ven claros los cambios en el exterior de la iglesia de San Martín de Guerguitiáin.

Hoy, domingo, lo he podido apreciar in situ.

Hasta allí me he acercado para ocupar la mañana, casi otoñal, de este primer domingo de Septiembre.

Desde el camino, a la altura del último recodo que desciende hasta el lugar, se divisa la iglesia.

Ya no están los toldos en su tejado.

Ahora se ve la cubierta realizada con teja árabe nueva.

Ya no habrá goteras durante un largo tiempo.

Desde este mismo ángulo se aprecia, ya terminado, el ábside.

Está libre del contrafuerte que lo hacía peligrar.

Los rayos del sol ya penetran por su ventana cada amanecida

También se nota el adosado de la remozada sacristía.

La espadaña está consolidada.

Todo el conjunto tiene otro aspecto, libre de añadidos y de vegetación parásita. 

P9023828-1--800x600-.jpgCuando llego hasta el valle y miro de frente al hastial oeste contemplo, completa, la cruz que remata la espadaña, vacía de campana.

A pesar de su silencio forzado, se la ve muy bien.

El edificio va cobrando nueva vida.

A la vez he oído hablar de un proyecto que creo se denomina “DAR VIDA A GUERGUITIÁIN” que como el edificio en cuestión está a punto de ver la luz y que se entregará en su momento a las instituciones implicadas en la restauración de esta iglesia.

Su finalidad es lograr que Guerguitiáin sea un lugar vivo.

Su centro de interés la iglesia de San Martín de Petrus.

Proyecto que acerca este antiguo lugar medieval a visitantes, estudiantes, peregrinos, buscadores de paz, amantes del románico, vecinos del valle de Izagaondoa y Comarca o de otros Lares.

Proyecto que propone a la iglesia como sede de un museo dedicado a la obra de la escuela de canteros medievales capitaneados por Petrus.

Proyecto polivalente que acoja entre sus muros conciertos, exposiciones, romerías… y otorgue días de solaz para el espiritu.

En un artículo anterior abogaba por el trabajo material de los restauradores por un lado y la realización de un proyecto cultural por otro, para que este edificio no quede abandonado a su suerte desde el día siguiente a la finalización de las obras y haya, así, una respuesta progresiva a la pregunta que alguno ya se ha hecho: “¿Y después de su restauración, ¡qué!?”

Por suerte ambos trabajos van llegando a su fin.

Otra cosa será que el proyecto de “DAR VIDA A GUERQUITIÁIN” sea acogido con interés por las personas que tienen el poder de decisión.

… pero nunca se podrá decir que no ha habido gente del pueblo con ideas y con ganas de que Guerguitiáin recobre la vida.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
19 julio 2012 4 19 /07 /julio /2012 20:38

GUERGUITIÁIN Y EL CUMPLEAÑOS DE SU LIBRO DE CUENTAS

  

Por Simeón Hidalgo Valencia (19 de Julio de 2012)

 

P6293060-1--800x600--copia-1.jpg

 

Hoy es 19 de Julio de 2012 y hoy había quedado en ir al Archivo Diocesano de Pamplona, pues Teresa, la nueva archivera que lo atiende, me comunicó que estaba ya preparado el material que le había encargado sobre la ermita-basílica de San Miguel de Izaga.

A la vez que recogía el pedido pasaría la mañana al frescor acogedor de la sala de investigación. Mi objetivo era el Libro de Cuentas de la Parroquial de Guerguetiain, como reza en el pergamino de la portada.

Comienza este Libro de Cuentas o de Fábrica el 19 de Julio de 1780 cuando Don Lorenzo Ibáñez, “Presvitero”, es Vicario de la iglesia Parroquial del Lugar de Ondurain y Abad Interino de la de Guerguetiain.

Centrado como estaba en ir husmeando los descargos o partidas de gastos relacionados con obras antiguas en dicha iglesia, no reparé en el dato cronológico. Sólo cuando en el folio 5 y siguientes se hace referencia al 4 de Mayo de 1784 para que los primicieros rindan las cuentas hasta el 19 de Julio de 1780, me doy cuenta de que estamos en Julio y que además estamos a 19.

¡Qué coincidencia! Precisamente el día en que solicito por primera vez el Libro de Cuentas de la Parroquial de Guerguetiain, ese día se cumple el 232 aniversario de su apertura.

Comento esta venturada coincidencia con Teresa y la tengo como signo de buen presagio para encontrar lo que andaba buscando. 

LA ESCALERA DEL CORO: 

Así es. Ya desde el folio 2 hay datos de obras realizadas en la iglesia, ahora que toda ella se está remozando y volviendo a su juventud.

En mi artículo anterior sobre San Martín de Guerguitiáin, como decimos y escribimos ahora, mostraba los secretos que las obras están dando a conocer. Pues bien. También en los libros está la respuesta a algunos elementos constructivos.

Así sabemos  que en los años inmediatamente anteriores al 19 de Julio de 1780 se pagaron 63 reales a Pedro de Iriarte, maestro cantero por una escalera que construio para el coro paseos de piedra y lo demás a tablas, que se retejó la Iglesia y sacristia y unos remiendos contra su recibo.

Esta escalera es la que hoy existe. Estaba asentada directamente sobre  el suelo de tierra. Con las obras, al quitar la tarima que se colocó a mediados del siglo XIX, ha aparecido completa y se aprecian todo sus peldaños. 

LA CASA ABACIAL PARA SILO DE LOS DIEZMOS 

000001-1---800x600-.jpgHoy prácticamente nada queda de esta construcción adosada a la fachada oeste de la iglesia, pero por lo que leo en el Libro de Cuentas hace muchos tiempo que deejó de desempeñar la función de Abadía, pues la partida número 3 nos habla en 1780 que su función no era sino la de  silo o granero de los granos de dicha Iglesia.

Como tal edificación existía ya en 1780. Unos años antes se hace obras para acondicionarla para su nueva función. Por estas obras se pagan 30r 18 (treinta reales y medio) a Juan Martín Irurita maestro carpintero por una puerta con su palmeres y dados que hizo para  la casa Abacial de dicho Lugar de Guerguetiain que por ser toda ella desban solamente sirve para la guarda y custodia, de los granos de dicha Iglesia. 

LA BÓVEDA DE CAÑÓN 

P6293110-1--800x600-.jpgPero no era esta obra la que perseguía. La que buscaba se ejecutó entre el 19 de Julio de 1780 y el 4 de Mayo de 1784. Fue en tiempos del mencionado Abad Don Lorenzo Ibáñez cuando se construyó la actual bóveda que con buen criterio por parte de los técnicos, se ha optado por mantener. Obra, por tanto, de finales del siglo XVIII.

Por la partida número 11, folios 5v y 6 del Libro de Cuentas sabemos:

1º- Que la realizaron los maestros Antonio Armendariz, albañil, y ¿Enageun? Navarro, cantero, quienes reciben un total conjunto de 310 reales.

2º- Que se emplearon 2.220 ladrillos para su construcción y se pagaron por ellos y su acarreo algo más de 225 reales.

3º- Que se emplearon 224 robos de Ieso y que el robo estaba a 1 real.

4º- Que se emplearon  12 brazadas de tabla y por ella y su acarreo se pagó algo más de 64 reales.

5º- La obra de la Bóbeda nueba echa en dicha Iglesia con los materiales que en esta partida van cargados mediante lizencia concedida para ello por el… y recivo de los maestros……………………………………………………………………..848Reales 3

6º- Además, siguiendo la ley, igual que hoy en día, se tuvo que solicitar la Licencia de Obras y también la Declaración para la execucion de las obras en dicha Iglesia y hubo que abonar también la tasa del subsidio. Todo lo cual ascendió a los 23 Reales 25.

7º- Igualmente hubo que abonar 13 Reales 19 por la escritura de encargo para la ejecución de la obra, por la declaración del maestro que la reconoció y por el testigo.

Así pues, la actual bóveda de cañón, que en su momento  realzó la categoría arquitectónica de esta iglesia, se va a mantener. Su solidez es evidente a pesar el maltrato sufrido a lo largo de sus más de 200 años de vida.  

EL RETABLO 

M-7205--800x600-.jpgTambién en tiempos de Don Lorenzo Ibáñez se da cuenta de los gastos ocasionados por otra de las piezas importantes, desde el punto de vista cultual, de la remozada iglesia de Guerguitiáin. Es en el rendimiento de cuentas que hace el día 30 de Septiembre de 1793 que comprendían el balance de entradas y gastos de los nueve años transcurridos desde el 4 de Mayo de 1784, en que se hizo la anterior, cuando aparece. Me refiero al Retablo.

La partida de gasto dice así: 660 r pagados a  Juan Antonio Bescanza por el retablo que hizo para la Iglesia contra de recivo.

De este retablo solamente nos queda su recuerdo a través del Archivo Fotográfico de Uranga en Príncipe de Viana.

También sabemos que por la conducción del retablo se pagaron 22 Reales.

El retablo, como era costumbre se colocaba sin dorar o policromar. Ejemplo de ello es el retablo de la iglesia de Redín, cuya iglesia, prácticamente abandonada a su suerte, lo muestra en su originalidad.

Al de Guerguitiáin, aunque mucho más sencillo, le llegó el momento para completarlo con los trabajos de pintura y dorado. Posiblemente lo encargó también Don Lorenzo Ibáñez, que está como Abad hasta el 12 de Agosto de 1796 o al menos esta es la última fecha en que aparece con seguridad. Después estuvo un tal D. Antonio Rodríguez como Abad Interino, pero que el pobre murió al poco.

Es, pues, Don Fermín Josef de Cuarco, Abad de la Parroquial del lugar de Sengaiz,  quien rinde cuentas por encargo del fallecido D. Antonio Rodríguez. Lo hace el 8 de Julio de 1799 y ya se menciona la partida referida al pintor y dorador. Lo fue Phelipe Lorenzo de Oxieta maestro dorador y Pintor y recibe 526 Reales 72 por el dorado y pintado del retablo maior y ejecutar los dos machones o Pilastras mediante la licencia del tribunal que se presentaria. 

PROYECTO DE ENLADRILLAR EL SUELO 

Por el Libro de Cuentas también sabemos que hubo un proyecto para ladrillar la Iglesia. Esto se recoge en las cuentas del 15 de Julio de 1806. En esta ocasión rinde cuentas Don Marcos Antonio de Redondo, Presvitero Vicario de la Parroquial del lugar de Indurain para dar cuenta de los primicias de Gergetiain y en el descargo recogido en el folio 20 de nuevo aparecen una serie de obras realizadas. Entre ellas el proyecto de embaldosar la iglesia.

En estos momentos sabemos que entre el  12 de Agosto de 1796 y el 15 de Julio de 1806 se hace lo siguiente:

1º- Se tramita la licencia para administrar los frutos y hacer obras.

2º- Se contrata para labor de reconocimiento de la Parez y Bobedas de la Iglesia al Maestro Mampotista Garcia y se le abonan 17 Reales.

3º- Se reteja la cubierta.

4º- También se hacen obras en la casa Primicial, que no era otra que la Abadía, por valor de 268 Reales.

5º- Se compran 340 ladrillos para ladrillar la Iglesia. En este punto hay una llamada de atención que dice: Ojo… cuia obra queda pendiente. Los ladrillos costaron 630 Reales 15.

6º- Se coloca la puerta de la Sacristía y la Zerraja, todo ello por 99 Reales 28.

Lo que se hizo con los 340 ladrillos lo ignoramos.  

LA CAMPANA 

Sí sabemos que Don Felis Jauregui, da cuentas el 27 de Octubre de 1813 de sus años de primiciero que fueron de 1807 a 1812.

En este tiempo se hizo soldar una campana.

Posiblemente sea ésta la que originó, mejor dicho, la persona o personas que se la llevaron, los que provocaron el boquete de la bóveda y del coro, al dejarla caer desde la cubierta.  

Haciendo un repaso podemos resumir que la iglesia se ha remozado en su conjunto. Se ha construido la bóveda que hoy se conserva, se ha colocado y dorado el retablo, se ha hecho la escalera de subida al coro, se ha retejado y realizado arreglos varios, se llegó hasta a comprar los ladrillos para el suelo, pero no se colocaron. El suelo seguía siendo de tierra, tal como ha aparecido al levantar la tarima.

EL ENTARIMADO 

¿Cuándo se entarimó la iglesia y con esta obra se perdió el nivel original de la iglesia?

También se recoge en las partidas de cuenta el 3 de Septiembre de 1856. Observemos que en esta fecha se piden cuentas a los primicieros Jorge Irigoyen, vecino de Guerguetian y a su hermano Javier Irigoyen vecino de Guerguetiain ya difunto.

Se reclaman las cuentas habidas entre 1848 al 1853 a Jorge, quien las ha de rendir basándose en los apuntes y notas que conserva. Son unos años oscuros en la administración de los dineros.

El Abad interino era Don Esteban Santesteban y es en su interinidad cuando se realiza el entarimado de la iglesia, que hoy día ha desparecido por las actuales obras, dejando al descubierto el auténtico nivel de la iglesia.

La partida dice así: El entarimado y demás obras de la Iglesia fue obtenido por dicho abad interino en 26 de Mayo de 1855 y dichas obras se hallan datadas en las cuentas por los dichos primicieros Javier y Jorge. 

Aquí tienes unos datos escritos y consignados en el Libro de Cuentas de la Iglesia de Guerguetiain, Guerguitiáin o Gergetiain, de estas maneras se nombra a este lugar del Valle de Izagaondoa, donde hoy se remoza la iglesia de San Martín. Su historia también está escrita en los libros del Archivo Diocesano esperando que alguien la rescate y la dé a conocer. Precisamente yo he ido hoy, 19 de Julio de 2012 y hoy he sabido que el Libro de Fábrica o de Cuentas de esta Iglesia se comenzó a escribir un 19 de Julio de 1780. Hoy es su 232 aniversario.

Ojala que alguien en el 2244 también se interese por las obras que hoy con acierto se realizan.

Larga vida para San Martín de Guerguitiáin, como decimos y escribimos ahora. 

¡Felicidades!

 P6293126-1--800x600--copia-1.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo
2 julio 2012 1 02 /07 /julio /2012 10:13

SAN MARTÍN DE GUERGUITIÁIN DESCUBRE SUS SECRETOS

Por Simeón Hidalgo Valencia (01-07-2012)

 

P6293060-1--800x600-.jpgAcostumbrado como estoy a leer en las piedras de nuestras iglesias, ermitas, catedrales, monasterios, torreones, puentes, molinos y cualquier edificación medieval, expresé mi deseo a los responsables de la restauración de la iglesia de San Martín de Guerguitiáin, de poder visitarla en tiempo de ejecución de la obra, con el fin de poder completar mis estudios sobre las marcas de cantería de esta iglesia.

Es una iglesia a la que tengo especial aprecio y simpatía pues, desde que la visité por primera vez, me cautivó por su ruinoso esplendor, por la firma del maestro que aquí trabajó, por el programa escultórico de su sencilla portada, por su silenciosa soledad, por su limpieza lumínica en noche despejada y, en general, por sus buenas y a la vez inquietantes vibraciones.

El viernes, día 29 de Junio, tuve el gran honor de visitar la iglesia acompañado personalmente por D. Aitor Ramírez, arquitecto director del proyecto. Pude comprobar en ese momento la marcha de las obras y escuchar, el sábado 30, la exposición que este joven, pero experto arquitecto, hizo ante una veintena de asistentes sobre el proceso de restauración de esta iglesia románica de finales del siglo XII.

P6293088-1--800x600-.jpgYa conocemos que aquí trabajó  Petrus, el cantero medieval que creó escuela o fue él mismo el máximo exponente de esa escuela de canteros que trabaja, que sepamos hasta el momento, además por Vesolla, Sengáriz, Najurieta, Alzórriz, Aibar, Leoz, Eusa y Garaioa, dentro del antiguo reino de Navarra.

Como es muy distinto que te lo cuenten, aunque sea de primera mano, a verlo y comprobarlo personalmente, me detendré en este momento en la visita personal que realicé el viernes, día 29 de Junio.

Poder pasar las barreras protectoras de la obra, poder tocar, poder subir por andamios hasta la cubierta, poder pisar sobre muros de carga, poder estar a la altura del maestro, Petrus, claro está, y su firma, poder mirar cara a cara a los personajes tallados en su capitel frontal, poder descender hasta el nivel original de su suelo o ascender las gradas del presbiterio y pisar el lugar original en que estuvo el altar, poder admirar las gradas redondeadas donde en el ángulo noroeste estaba la pila bautismal, poder P6293115-1--800x600-.jpgtocar y comprobar y estar por encima de la bóveda de la iglesia, poder ver el entramado de roble de su cubierta, poder ver trabajando a los canteros tallando los sillares para recomponer el ábside, poder comprobar lo bien que están quedando las fachadas o cómo hacen las pruebas para el adorno interior de las juntas siguiendo la traza original, poder  comprobar y admirar por primera vez la luz penetrando por la saetera del ábside… es algo que me hizo recuperar y recorrer la historia de este edificio y por ende me ayudó a comprender la vida que aquí se esconde y darme cuenta de que estamos en este momento escribiendo una nueva página, muy importante, en el diario de esta iglesia medieval. Afortunadamente nuestra generación está poniendo su granito de arena y cal para que este edificio de más de 800 años de vida siga respirando durante un par de siglos más.

Afortunadamente estas obras nos brindan la oportunidad de conocer mejor al edificio, que con generosidad nos descubre algunos de sus secretos. Ahora podemos entender el por qué de sus grietas, de sus añadidos contrafuertes, de sus desplazamientos en tambores de la portada, de su cubierta original y las proporciones de sus muros y sus alturas…

¿Qué secretos nos descubre la iglesia de San Martín de Guerguitiáin? 

P6293080-1--800x600--copia-1.jpg

1º. Las obras de San Martín de Guerguitiáin están demostrando que si bien fue sencilla en su origen, quizás como su cercana hermana de Vesolla, llegó a ser una gran iglesia parroquial. Testigo de ello es, además de su arquitectura, la existencia de la pila bautismal. En una ermita, como a veces se la cataloga actualmente, degradando su categoría, no existían ni existen pilas bautismales. Tenemos el ejemplo de la gran ermita-basílica en lo alto de Izaga, que a pesar de su gran categoría arquitectónica no tiene pila bautismal.  

P6293081-1--800x600-.jpg2º. Quien conozca esta iglesia y la haya visitado recordará que estaba entarimada y el nivel del suelo estaba a ras del asiento de la pila bautismal. Recordará que para entrar sólo había que descender un pequeño escalón. Pues bien, retirado el entarimado y sus soportes, ha quedado a la vista la tierra viva y se aprecia claramente la cota de su suelo. Recordemos que según datos de los Libros de Cuentas de las iglesias, a veces se recogen mandatos u órdenes para que se “alicate  el suelo” o que “prohíben plantar flores sobre las tumbas”.

En Guerguitiáin hay una pequeña muestra de “suelo embaldosado o alicatado con ladrillo macizo” en la parte delantera.

El viernes cuando entré pisé su suelo original. Lo hice con cierto respeto, pues aunque no se ha removido el suelo, con toda seguridad, bajo su tierra descansan en paz algunos de los primeros moradores de Guerguitiáin. Que sigan así, descansando en paz, pues afortunadamente el nivel del nuevo suelo parece no pedir rebajar más.

Ahora cuando entremos habrá que tener en cuenta que han aparecido nuevos escalones: en la entrada, en la zona de la pila bautismal, en el ábside y en el soporte de la escalera que conducía al coro de madera.

También ha salido a la luz la altura completa del asiento corrido alrededor de la nave de la iglesia.

Todo ello nos remonta al origen del edificio. 

P6293085-1--800x600-.jpg3º. Otro secreto que nadie conocía era la iluminación. Un potente contrafuerte colocado en el exterior del ábside tapaba la ventana absidial, por lo que si se entraba a la iglesia y se cerraba la puerta no había luz natural que iluminara  el recinto. Forzoso era mantener la puerta abierta.

Pues bien, después de estudiar convenientemente la función y el trabajo del mencionado contrafuerte se decidió desmontarlo y recuperar toda la zona del ábside que estaba muy deteriorada con una gran grieta vertical y un desplazamiento de los sillares de la cabecera en la parte superior del contrafuerte. Reforzada la cimentación de esta zona se está procediendo al cierre exterior del arco absidial.

Hay que decir que al desmontar el contrafuerte, entre la masa interior del mismo apareció un pequeño juguete infantil de goma. Un perrito de bebé. Los esquemas que hablaban de la antigüedad de este contrafuerte cayeron por tierra, pues todo indica que se levantó en el siglo pasado, aunque al preguntar a uno de los mayores del lugar me dice que “él siempre lo ha conocido así”… pero la moderna prueba arqueológica no parece ofrecer discusión, pues según me comentan no estaba dentro de una grieta sino entre la masa del interior del contrafuerte. Pero nunca se sabe.

Desmontado el contrafuerte y rehecha la ventana, cuya parte superior exterior se encontró al desmontar el contrafuerte, la iluminación natural del recinto se ha recuperado. Vuelve a penetrar la luz solar a la nave y se ha recuperado el ambiente mágico que ayuda al recogimiento y a la meditación de las iglesias románicas. La luz matutina de cada día y muy especialmente en los solsticios y equinoccios se derramará por el interior e iluminará en un momento determinado el ara del altar. 

P6293070-1--800x600-.jpg

 

 

4º. Hablando del altar. También se despejan en este momento algunos secretos que sin duda son interesantes, pues todo indica que el altar en su origen estaba separado del ábside asentado en el centro del mismo sobre la losa que se ha descubierto al limpiar el ábside. Además la mesa de piedra del altar se conserva muy bien, con sus bordes moldurados de inicios del siglo XIII con la misma medida que la moldura de la base. Me cuenta mi cicerone Aitor que se colocará en su lugar original. Maravilloso. 

 

  

P6293044-1--800x600-.jpg5º. Al ver la espadaña arreglada y  a los trabajadores rejuntando la fachada oeste y la este ya terminada, pregunto sobre la actuación sobre la portada y en especial sobre uno de los tambores de la parte izquierda de la misma que está sensiblemente desplazado.

Me dan la explicación desde el interior.

Resulta que cuando se plantearon, como en todas las iglesias, la construcción de un coro, (recordemos que estos espacios colgados al fondo de las iglesias son muy posteriores y responden en su mayoría al siglo XVI, como las sacristías y en muchas iglesias también las torres, Guerguitiáin conserva la antigua espadaña) debieron pensar en un coro de cierta categoría y proyectaron sostenerlo con arcos rebajados de piedra, como por ejemplo se ve en la iglesia de Lizoáin. Hicieron los soportes en los muros y en las semicolumnas adosadas del fondo de la iglesia, pero los empujes laterales de este arco debió ser superior a la resistencia de los muros y el del lado sur, que coincidía con la parte izquierda de la portada, se resintió y parece ser que empujó poco a poco hacia fuera esta zona.

P6293078-1--800x600--copia-1.jpgAl verlo quisieron reforzar la fachada sur y colocaron un contrafuerte, pero no calcularon bien el lugar apropiado para contrarrestar los empujes y ante el riesgo de derrumbe de la portada se optó por desmontar el arco rebajado y buscar la solución del coro de madera con arranque de escalones de piedra apoyados en el suelo para la escalera de acceso.

Prueba de ello son dos zonas de muros rehechos con ladrillo macizo en sendos lienzos norte y sur y un desgaste vertical en sendas semicolumnas adosadas. Sería bueno dejar alguno de estos paños a la vista para mantener escrito en el edificio este episodio y recordarlo cuando se enseñe el edificio en visitas guiadas. 

2012-05-02 (7)-1 [800x600]6º.  Volviendo a la base del contrafuerte famoso de la cabecera recuerdo uno de los primeros secretos que dieron a conocer las primeras catas que se hicieron, al poco de empezar las obras y que en el artículo titulado “Guerguitiáin en pleno ajetreo” ya comenté. Se trata de una pequeña tumba en forma de cista, hallada en su base. Decía entonces que seguramente este era el denominado “limbo”, donde se enterraba a los niños no bautizados, pero al ver el tamaño de un trozo de fémur hallado en este lugar hay que poner en duda lo anterior, pues este resto no corresponde con el de una criatura infante.

 P6293059-1--800x600-.jpg

 

P6303174-1--800x600-.jpgUna estela funeraria se ha localizado en la zona sur a la derecha del contrafuerte que quería contrarrestar los empujes del fallido arco rebajado para sostener el coro.

Está muy bien conservada y los motivos tallados en sus caras  los vemos  nítidos en esta fotografía que el arquitecto de la obra proyectó en su charla sobre las obras, el sábado, día 30 de Junio.

Bueno sería poder contar con los objetos que se rescaten del silencio de los años y mostrarlos en la misma iglesia a los visitantes, una vez planteado y puesto en marcha el programa cultural-turístico-recreativo que se ponga en marcha con el consenso de las partes implicadas para volver a dar vida a este edificio y a su entorno una vez finalizadas las obras. 

P6293131-1--800x600-.jpg7º. Pero volvamos a los secretos que guardaba el contrafuerte del ábside y mostremos ahora un pequeño puzzle pétreo. Su composición es sencilla. Descifrar y contextualizar su contenido requiere un poco más de dedicación. Es una piedra donde se ha escrito sin aparente orden ni sentido. Alguien comenta que pudiera ser algún ejercicio para practicar la talla de la escritura en la piedra. No están marcadas las líneas de escritura y el desorden es evidente. Quizás, si se encontraran otras posibles partes… De todas formas se leen algunas palabras con sentido. Arriba parece hacer referencia a una fecha: “año d 1793” ¿? En las líneas de abajo se lee claramente “Bernando de oxoz” y debajo “puso  miguel de”. Habrá que investigar a partir de la fecha señalada o de los nombres que aparecen.  Ya hay tarea. 

P7013194-1--800x600-.jpg8º. A las pocas marcas de cantería localizadas en su día en esta iglesia hay que añadir una nueva, que representa la letra ese. Es de pequeño tamaño (mide 40 x 32mm.) y se ha localizado en el paño de la pared norte correspondiente al arco apuntado que está enfrente de la entrada. Hay alguna otra marca más pero ya estaban catalogadas. También se ha localizado una marca en forma de ángulo agudo, casi escuadra, en una dovela  del tercer arco fajón, que también estaba recogida en un sillar del muro oeste, debajo del coro. Completaré con esta nueva marca el trabajo que en su momento hice.  

P6293123-1--800x600-.jpg9º. Hay un detalle en el centro del arco fajón del presbiterio colgado de un gancho. Es una pequeña polea un poco enrojecida por el paso de los años, pero que cumpliría en este momento la función a la que estaba destinada. En tiempos de Cuaresma y Semana Santa había costumbre de tapar las imágenes, dejando sólo al descubierto la figura de Jesús crucificado. Parece que formaba parte del mecanismo dirigido a subir y bajar los cortinajes. Desde el suelo no se llega a apreciar por la altura y falta de luz, pero al poder andar por los andamios se ha podido observar con nitidez esta pieza. Pudiera también estar destinada a colgar de ella una lámpara para la iluminación de la iglesia.

Más secretos habrá sin duda que profesionales más entendidos que yo en asuntos arquitectónicos han leído en estas cuatro paredes y que a mí se me escapan. Sirvan estos que recojo para conocer un poco mejor este edificio y espero no se me tenga que corregir mucho en lo que después de visitar el edificio y escuchar la charla de Aitor, el joven arquitecto, me ha llamado más la atención.

Ya se aprecian los cambios en la iglesia de San Martín de Guerguitiáin. Ya van desapareciendo sus achaques. Ya veo en mi mente el edificio restaurado y me hago la pregunta…  

¿Y después qué?

 

P6293126-1--800x600-.jpg

La fachada sur de la iglesia con el rejunteo realizado.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Izagaondoa Románica
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens