Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
7 junio 2013 5 07 /06 /junio /2013 19:48

SAN ZOILO DE CÁSEDA Y ELCANO DE EGÜÉS

Por Simeón Hidalgo Valencia (07-06-2013)

 

El pasado 1 de Junio acudí a Cáseda convocado por la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa para pasar el día visitando la zona. Entre los puntos de interés, que recomiendo a quien no lo conozca, estaba la ermita de San Zoilo.

En San Zoilo pasé unos días del último verano realizando el trabajo de campo sobre sus marcas de cantero, muy abundantes y muy interesantes, que harían la delicia de los muchos que cada vez más se dedican a su búsqueda y captura.

Yo además de buscarlas y capturarlas las calco, las fotografío, las recuento, las ubico en el recinto estudiado, las analizo, las comento, las comparo y, en la medida que puedo, las publico.

Así es que ya tengo terminado y registrado el libro titulado “Las marcas de cantería en San Zoilo de Cáseda”  en el que también he añadido sendos anexos sobre: Marcas de cantería del Puente Medieval de Cáseda, Marcas de cantería de la Iglesia Parroquial de Cáseda y Marcas de cantería del Antiguo Hospital de Cáseda.

He quedado satisfecho por el resultado, pues este trabajo me confirma datos anteriormente publicados y me da a conocer nuevos diseños, que por ser propios de esta ermita (y cuando digo ermita no pensemos en un edificio pequeño sino en una gran iglesia parroquial sin serlo, pues su grandiosidad se la asemeja), no los había visto hasta este momento.

Uno de estos signos canteriles nuevos, recogido por primera y única vez hasta el momento en esta iglesia, es el siguiente:

 

CASEDA--2----copia--800x600-.jpg

De él comento:  

“Esta es una marca nueva, propia de San Zoilo. No la he visto en ningún otro lugar hasta el momento. Por su grafía parece derivar de la marca anterior, por lo que pudiéramos estar ante un cantero concreto que emplea esta marca, aunque su poco volumen de trabajo, 7 apariciones en total, no parece que lo corroboren. En el lado norte hay 3 de las que 2 están en el interior. En la zona sur otras 3, todas ellas en el interior y una más en el interior de la zona oeste.” 

CASEDA---copia--800x600-.jpgComo vemos en el calco de la misma es de pequeño tamaño, como la mayoría de las recogidas en este edificio, que se puede datar, en sus zonas antiguas, entre los años 1324 y 1331, si tenemos en cuenta sus posibles promotores y benefactores: el Obispo de Pamplona, Arnaldo de Barbazán y Pedro de Olloqui, Hospitalero de la Catedral de Pamplona, por esos años. Además sus respectivas armas aparecen talladas en varios lugares del recinto.

Frente a muchas marcas trazadas con elementos de dibujo de esta iglesia, la presente corresponde al grupo de marcas realizadas a mano alzada.

Su originalidad me llamó la atención, pues asemeja a un lazo o una pajarita y así la denomino en mi jerga personal al hablar de ella.

Dado que era la primera vez que la veía no me atreví a hablar de su posible significado, aunque intuía que lo tuviera, debido a su escaso protagonismo.

Ahí quedó el escueto comentario de esta marca nueva de San Zoilo de Cáseda.

P6015134---1--800x600-.jpgAl regreso de la excursión, acompañé a mi amiga y compañera de Asociación, Carmen, hasta su pueblo natal de Elcano.

Aunque su casa de nacimiento es la casa Anduezarena, cuyos antepasados ostentaban en la fachada de la misma escudo de hidalguía que aún hoy día se puede ver, nos dirigimos a la casa  Labiano que desde Octubre de 1951 pertenece por compra de su padre, Victoriano Azcárate, a la familia. 

Mikel Etxarte Azkarate, hijo de Carmen, en su trabajo titulado “Historia de dos casa: Casa Andueza y casa Yrigoyen – Gure arbasoen eneak: Anduezarena eta Yrigoyen enea” dice lo siguiente: 

“En 1951, Victoriano adquiere una nueva casa y se vende la casa nativa. Según el acta de compraventa de 1951, se indica el lugar de la nueva casa: `Una casa sita en la calle del Rosario, señalada con el número 25, tiene la medida superficial de 325m2 y linda por la derecha con la casa de Usi, por la izquierda a la de Lizarrena y por la espalda con la de Carlosena´.” 

P6015136---copia--800x600-.jpgLa casa  Labiano de Elcano es una gran casa. En la actualidad se ha restaurado y acomodado a los tiempos actuales y, conservando su aspecto exterior pues está catalogada por la Institución Príncipe de Viana, se ha adaptado para dos nuevas ramas del árbol familiar.

Como se puede ver su gran portada nos habla de muchos años atrás remontándose como poco al siglo XVIII.

Señal de categoría por estos tiempos son las claves talladas. Esta casa es una de las que en Elcano posee clave tallada y es en ella donde descubro, nada más verla, el detalle que me pone en contacto con San Zoilo de Cáseda, pues hay un elemento que tiene la misma forma que la marca vista anteriormente.

No hay duda que muchas de estas claves talladas, al igual que las tallas recogidas en dinteles de portada o de ventanas de nuestras casas antiguas, recogen signos con finalidad protectora para sus moradores, sean personas o animales, como sucedía por aquellas épocas rurales en que los animales ocupaban la zona baja y en tiempos de invierno proporcionaban calor natural a los humanos que vivían arriba, en la planta noble. Para todos ellos se extendían las fuerzas protectoras que emanaban de lo que en el exterior se ponía, fueran permanentes talladas en la piedra o renovadas cada año siguiendo los ritmos cristianos o de la naturaleza: ramos bendecidos en el Domingo de Ramos, Flor del cardo o Eguskilore, cruces pintadas en las jambas, etc. 

P6055146-1--800x600-.jpgComo digo es aquí donde veo de nuevo las mismas formas que en la marca de San Zoilo y gracias a la clave de Elcano puedo comprender su significado, que ya sospechaba.

Hice una pequeña “encuesta” entre los miembros de la página “Marcas de cantería otros gliptogramas y signos tallados en la piedra”. Con la presente imagen trucada, pues no es esta su posición, y descontextualizada, pues forma parte de un todo, les comenté: 

“Os propongo un juego de espontaneidad con dos sencillas preguntas:

¿Qué os parece que es esta talla?

¿La habéis visto antes?” 

Se aportaron las siguientes imágenes: 

“Reloj de arena o bitriángulo. Una herramienta. El ojo de una cerradura antigua. Un hacha doble. El molde para el hacha. La bola de juego de Harry Poter. La silueta de una azuela. Un martillo visto desde la vertical. Una grapa metálica en forma de doble cola de milano.” 

Cuando hice el comentario: “Van saliendo cosas posibles pero no os limitéis a ver la figura estática en esta posición” fue cuando Jan Maello  escribió: “Me voy a mojar: ¿Copa eucarística?” 

Una pequeña  prueba, sin más, pero que puede hacernos pensar más allá de lo que aparentemente se nos muestra y que al verlo integrado en su conjunto a mí me dio luz para interpretar la marca de San Zoilo en la línea de la clave de casa  Labiano de Elcano. 

P6015137---copia-1--800x600-.jpgEsta es la clave completa. De ella comenta el Catálogo Monumental de Navarra lo siguientes: 

“Otro inmueble conserva un arco apuntado con la dovela decorada con una cruz potenzada, cáliz y otra crucecita.”

Corrigiendo un poco al Catálogo hay que precisar que la dovela en cuestión es la denominada Clave y la cruz potenzada hay que verla integrada en un círculo, que sería la Sagrada Forma. Debajo estaría el cáliz o copa eucarística. El cuadrado inferior sería el altar y la otra crucecita es el crucifijo que preside la ceremonia cristiana.

Signo protector por excelencia para los creyentes en Jesús que se graba a la entrada de la casa. 

¿Será también la marca de cantero de San Zoilo de Cáseda el símbolo sagrado de la copa eucarística o grial que protege del mal?

En Elcano, allá por el siglo XVIII, lo emplearon como signo de su fe y como protección de los moradores.

En San Zoilo de Cáseda los canteros del siglo XIV ya lo conocían y lo dejaron grabado en sus piedras.

¿Imploraban también la protección?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en PATRIMONIO DE CÁSEDA
Comenta este artículo
26 julio 2012 4 26 /07 /julio /2012 21:01

CÁSEDA Y SUS PIEDRAS MEDIEVALES

 Por Simeón Hidalgo Valencia (26-07-2012)

P7251642-1--800x600-.jpg

 

Durante este mes de Julio me he acercado varios días a Cáseda. Mi objetivo investigar sus piedras medievales y seguir la pista de los canteros que por aquí trabajaron.

Cuando presenté en el 2009 mi libro titulado “Canteros románicos por los caminos de Navarra” dando a conocer las marcas de cantería de edificios de los siglos XI, XII y comienzos del XIII, me llegó información de que el puente de Cáseda estaba repleto de ellas. Dado que mi salud no me lo permitía me limité a tomar nota y esperar a tiempos mejores.

El gusanillo me volvió a picar más tarde. El 28 de Diciembre de 2010, con ocasión de la presentación del magnífico libro que la “Asociación Cultural Ermita de San Zoilo de Cáseda” presentó en la Casa de Cultura de la Villa, pues también en esta denominada ermita del siglo XIV, aunque no se recogen en el libro más que de pasada, hay abundantes marcas de cantería.

Es en este verano de 2012, cuando me he encontrado mejor y con más ánimo de volver a peregrinar por esta maravillosa tierra navarra, cuando me he decidido a pasar las vacaciones como a mí me gusta. Como la hormiga, de aquí para allá sin alejarme demasiado del hogar, saliendo de casa de par de mañana y regresando a ella puesto ya el sol. En mi mochila el cargamento de los datos recopilados en el trabajo de campo… y como digo, me he decidido por Cáseda, pues eran varios los hitos en los que trabajar: La ermita de San Zoilo, el puente medieval y la iglesia de Santa María. 

Ya tengo  el material recopilado. Ahora toca darle forma. Hay que hacer el recuento de las marcas, clasificarlas, perfilarlas, escanearlas y realizar el trabajo de análisis de cada una de ellas, compararlas con los datos que tengo ya redactados, etc., etc.,… pero eso  no es cuestión de este momento. Lo dejo para más adelante en que el tiempo climatológico obligue más a quedarse en casa, al abrigo. Entonces, como la hormiga laboriosa, me dedicaré a trabajar en mi hogar. 

Ahora invito a todas las personas que no conocen Cáseda a que se acerquen por aquí. De paso podrán visitar también Aibar, Gallipienzo, Sada, Sangüesa, San Martín de Unx o Ujué.

EL PUENTE MEDIEVAL 

P7211530--800x600--copia-1.jpgCentrémonos en Cáseda como digo y empecemos por lo más antiguo: El puente medieval.

Si a la entrada de la villa hay un cartel que anuncia al visitante que en 1129 se le concedieron fueros por el rey Alfonso I el Batallador, al comienzo de su puente, viniendo desde Aibar, si nos paramos a contemplar la hermosa estampa que forma el puente con el río Aragón y el casco urbano en lo alto, a lo mejor descubrimos un pequeño mojón o monolito que señalaba al caminante que tras rebasarlo había entrado en terrenos de la villa, donde el fuero otorgado le amparaba como reza la  placa moderna colocada en el 2001.

P7211534--800x600-.jpg

P7211532-1--800x600-.jpg“Y si debiera ó fuera fiador de alguna cosa y viniere a Cáseda sea absuelto y no pague nada. Si fuere homicida ó hiciera injuria y viniera a Cáseda sea absuelto y no pague nada.”  

P7211499--800x600-.jpg

¡Qué bien para algunos si hoy estuviera en vigor! … pero eran otros tiempos y la necesidad de repoblar y defender la frontera… 

Este puente es el segundo más largo, entre los medievales, de los existentes en Navarra. Tiene 9 ojos y se asienta sobre potentes tajamares. En ellos se concentra la mayor parte de las marcas de cantería, de gran tamaño, que los canteros medievales de época románica grabaron como testimonio de su trabajo.

Dado el lugar y la corriente que, aún en verano, es fuerte en su lecho, sólo he investigado el primer ojo y tajamar. El más cercano al nombrado monolito. En esta zona no hay peligro ahora, en el estío.

 

 

P7211518--800x600-.jpg

 

Alguien me cuenta que antes siempre venían al río a bañarse, a tomar el sol y hasta a sacar su alimento, aunque ahora que han hecho las piscinas viene menos gente a darse un baño aunque queda algún pescador aficionado que no todo lo que pesca le sirve de alimento. Quien me lo cuenta está en su silla, sentada debajo del arco, recibiendo el sol de la tarde. En día caluroso como éste sienta bien trabajar en medio del frescor de sus aguas.

Allí estoy hasta el ocaso y me adivino a mí mismo agigantado por la luz del atardecer sobre el espejo de la corriente, dando fe de mi presencia. 

 

 

 

 

   

LA IGLESIA DE SANTA MARÍA 

P7251635--800x600-.jpgTengo la suerte de quedar con Saray, la guía turística encargada de esta zona, quien me enseñará y explicará el interior de la iglesia de Santa María. Una gran construcción de piedra que domina desde lo alto de la villa toda la campiña.

Había oído comentarios sobre algunas marcas de cantería que, con seguridad, responden a una construcción anterior a la actual que data del siglo XVI. Posiblemente pertenezcan a una iglesia anterior del siglo XIV, pues alguna de sus pocas marcas coincide en diseño y forma con las que veremos en San Zoilo y además están localizadas en paramentos de la iglesia que denotan mayor antigüedad.

Su portada principal renacentista se abre en su lado sur. Lo que realmente me llama la atención en su interior es el Cristo gótico y ¡cómo no! el gran retablo del escultor Juan de Anchieta. Lo realizó en el último cuarto del siglo XVI y merece la pena llegarse hasta Cáseda para contemplarlo.

P7251578--800x600-.jpgP7251570--800x600-.jpgP7251560--800x600-.jpg 

 

     

Pero volviendo al tema principal he de decir que la presente marca de cantería puede ser el nexo de unión que permita afirmar, siempre con toda la prudencia, que la primitiva iglesia se construyó en la misma época que San Zoilo, es esta marca que es propia de este lugar, no habiéndose encontrado hasta el momento en otros edificios estudiados.

 

 

LA ERMITA DE SAN ZOILO

 

P7140405--800x600-.jpgConocía  la ermita de San Zoilo desde hace muchos años y fue uno de esos edificios que se te quedan grabados en la retina, pues las formas de su cubierta a cara vista lo hacen singular. Otras cubiertas, como la de San Saturnino en el cerco de Artajona también me causaron esta impresión, pero la diferencia es que en Artajona tienes que subir por la torre hasta la cubierta para verla y en San Zoilo está a la vista. Por cierto que tengo que hacer una visita a la iglesia de San Saturnino de Artajona para estudiar sus marcas, en especial las de la escalera de caracol de la torre. 

“La actual iglesia de San Zoilo de Cáseda es una sencilla y elegante construcción gótica correspondiente al siglo XIV, en su primera mitad; así lo denuncia su estilo y construcción; así lo demuestran los documentos que en apéndice publicamos”  se dice en la página 50 del libro “La ermita de San Zoilo de Cáseda. Tributo a un templo de la memoria”. 

Cuando hasta él me acerco para realizar el trabajo de campo las puertas se me abren con facilidad y puedo disfrutar en varias ocasiones de su acogedor y refrescante abrazo en el interior de su única nave. Es miércoles y aprovecho la visita guiada que hace Saray para poder trabajar.

Como es mi costumbre comienzo por el ábside, igual que hicieron los canteros en su construcción. Pocas marcas y de poca frecuencia hay en esta zona, tanto en su interior como en el exterior. Sigo por el interior de la nave norte, donde la profusión de marcas es mucho mayor, lo mismo que en su exterior. También en la escalera de caracol hay algún testimonio. Menos frecuentes son en el interior del muro sur, aunque en su exterior aumentan. En el hastial oeste hay bastantes, aunque en su zona alta, por lo general como en todas las de la iglesia su frecuencia disminuye.

Cuando me encuentro trabajando en la zona del coro tengo una visita ya anunciada. Es Carlos Sola Ayape, casedano e impulsor del libro sobre la ermita, a quien conocí en el día de la presentación. Hablamos con interés sobre este capítulo que se apunta pero que quedó pendiente en la publicación y concertamos seguir en comunicación para cuando termine el trabajo.

Varios días me ocupo en esta ermita y quizás tenga que volver a rematar algunas cosillas. Alrededor de 120 marcas diferentes he identificado, aunque son muchas menos las que realmente tienen categoría por número de apariciones. En proporción al número y volumen de sus dependencias muchas más que en algún gran monasterio. Léase La Oliva, por ejemplo, donde identifiqué 456 marcas diferentes. 

P7140569--800x600-.jpgPuedo adelantar que la marca más repetida en este edificio es una punta de flecha de pequeño tamaño (650 x 350mm.) que se talla normalmente a mano alzada y normalmente, también, en zona periférica de los sillares. 

La he recogido 188 veces y puedo afirmar que es un cantero que parece incorporarse a la obra cuando el ábside ha sido ya levantado, pues no he encontrado ninguna de estas señales en la cabecera de la iglesia, ya sea paredes o contrafuertes.

Su presencia se hace notar fundamentalmente en el muro norte, donde sumadas sus caras interior y exterior hacen 137. El resto fundamentalmente las he localizado en el hastial oeste. En el muro sur parece que tampoco trabaja este cantero.

La marca que está en todas las zonas de la iglesia es la estrella o lucero crismón de seis radios. La he encontrado 74 veces. Aparece una vez en el interior del ábside, 32 veces en el muro norte (17 en su interior, 13 en el exterior y 2 en los sillares de la escalera de caracol por la que se accede a la cubierta), en el muro sur se ha P7211503--800x600-.jpgencontrado 10 veces (4 en el interior y 6 en el exterior, de las que una corresponde a la fachada) y 31 en el lado oeste (9 en su interior y 22 en el exterior)

Son relativamente pocas las marcas que se repiten un número de veces significativas, siendo sólo siete de ellas las que superan la cincuentena. En estas siete marcas más repetidas en San Zoilo veremos que cinco de ellas se repiten a lo largo del tiempo y del espacio, confirmando los resultados que en su día presenté sobre marcas comunes o de listado y marcas propias.

Si tenemos en cuenta las 19 marcas más repetidas de San Zoilo, el número de marcas comunes con otros edificios estudiados se eleva a 11, lo que confirma mi estudio anterior y pone en tela de juicio la teoría que asigna una marca a un cantero, pues a lo largo del tiempo y del espacio se repiten sistemáticamente y me reafirma la idea de la existencia de listados de marcas que los maestros canteros disponían y asignaban arbitrariamente a quien solicitaba trabajo. De tal manera que en el Monasterio de La Oliva y en el de Fitero o en el de Veruela, por poner un ejemplo, la misma marca se asigna a distintos canteros que solicitan trabajo más o menos en la misma época. Pero esas marcas aparecen también en San Zoilo ya en el siglo XIV o las que he recogido también en el Castillo de Tiebas o en el de Olite, de época posterior.    

LA FUENTE MEDIEVAL DE SAN ZOILO 

P7211367--800x600-.jpgFuentes o aljibes medievales vemos por muchos lugares de Navarra. En la comarca alrededor de la Peña Izaga hay varios ejemplos: Idoate, Artáiz, Zuazu, Reta, Ardanaz, Leguín, Turrillas, Induráin, Tabar, Monreal. También conozco la fuente de Sada. Todas son construcciones de mampostería. La mayoría de bóveda de cañón, con o sin escaleras para descender a la base del aljibe.

Todas tienen en común que están construidas en zonas ocultas, como lugares estratégicos de supervivencia que eran, en  recodos del camino, de tal manera que puedes estar caminando encima de ella buscándola y no la ves. Ahora es más fácil, pues varias de ellas se han sacado a la luz por motivos turísticos.

Pero no pasa eso con la fuente de San Zoilo. Sigue oculta para el visitante. Caminará por el sendero que parte del complejo y, si no se fija, no la verá.

Podemos ver su interior y contemplar el recinto abovedado y P7211372--800x600-.jpgel agua en el depósito. De entre las que conozco la más parecida es la de Induráin. Como en ella la entrada está tapiada con sillares dejando un espacio cuadrado abierto.

Curiosamente la boca de esta fuente parece orientada hacia el oeste, pues el sol del atardecer iluminaba parte del recinto interior.

Cáseda y sus piedras medievales. Historia viva trabajada por manos hábiles de canteros anónimos. Su huella, su buen hacer. Marcas de cantería. ¿Firmas? ¿Certificado de su trabajo? ¿Cuadrillas? ¿Familias? ¿Signos protectores? ¿Forma encriptada de un lenguaje gremial? ¿Cuál es su significado? ¿Dónde encontraremos la piedra roseta que descifre estos misterios?

Mientras tanto recopilar estos signos o símbolos o alfabeto oculto ayudará a a su catalogación y a que se mantengan a lo largo del tiempo, a pesar del tiempo, del clima o de las guerras que destruye lo que hace siglos se construyó.

A eso me he dedicado en este mes de Julio. 

P7211152--800x600-.jpgMarca original de la Ermita de San Zoilo de Cáseda. 

P7211444--800x600-.jpgMarca de cantería localizada en el puente de Cáseda.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en PATRIMONIO DE CÁSEDA
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens