Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 septiembre 2013 4 19 /09 /septiembre /2013 17:28

LA RUTA DE PETRUS SE AMPLÍA-III- SAN MARTÍN DE MONREAL

 

 Por Simeón Hidalgo Valencia (19-09-2013)

 CAPITEL-MONREAL--2---800x600-.jpg

Cuando edité en papel mi libro titulado “La ruta del maestro Petrus de Guerguitiáin”, en el que analizo el estilo del cantero medieval Petrus, cuya firma se encuentra en la recién reformada y todavía, después de diez meses de las promesas diocesanas, cerrada iglesia de Guerguitiáin, además de hacer el recorrido por los lugares en los que trabajó él o su escuela y también de descifrar los posibles mensajes que su obra contiene,  comentaba que irían apareciendo nuevos lugares a medida que la observación se ampliara por Navarra. 

CAPITEL-MONREAL--7---800x600-.jpg

Pues bien, si en un primer momento, pues ya conocía la existencia de un capitel románico que hace de base a la pila del agua bendita a la entrada de la actual iglesia parroquial dedicada a la Natividad, pero que antiguamente era la parroquia de San Martín, no lo englobé dentro de la ruta mencionada fue porque sus medidas no se correspondían con las habituales de los trabajos de esta escuela, aunque por sus formas estuve tentado de hacerlo. 

 

CAPITEL-MONREAL--4---800x600-.jpgFue el sábado pasado, día 14 de Septiembre, cuando explicaba este capitel como un posible resto de la primitiva iglesia románica desechado en las modificaciones y reformas posteriores, al comentar que al estar tallado en sus cuatro caras parece que lucía sobre alguna columna exenta en algún lugar, cuando uno de los asistentes del lugar me hizo ver que parecía que estaba partido por la mitad.  

 

Al mirar con mayor atención la presunta fisura reparada con cemento descubrí que no se trataba de un capitel, sino de dos. Se habían unido para componer dicha base y lo que en su origen fueron dos capiteles se destinaron a hacer de basa. 

 

Así son las cosas. Miramos la pieza en su conjunto y la vista nos juega malas pasadas. Sólo cuando la analizamos vemos que la causa por la que la deseché en su día y no la incluí en el trabajo como de la escuela de Petrus, no era tal. 

CAPITEL-MONREAL--14---800x600-.jpg

Lo que hace de base a la benditera colocada a la entrada de la iglesia no es una pieza. No es un gran capitel. Son dos piezas. Son dos capiteles reaprovechados a los que unidos se les ha dado otra función más humilde que la de lucir en lo alto y a lo largo de la primitiva nave románica. 

 

Son dos capiteles que coronaban sendas semicolumnas adosadas, que delimitaban los tramos de la antigua nave. Sobre ellos asentaban los arcos fajones que servían de sustento a la bóveda, que dadas las fechas sería con toda seguridad apuntada. En el caso siempre de que no fuera una cubierta de madera. 

 

Cuando analizamos sus detalles tallados vemos que ambos capiteles siguen la temática y el estilo Petrus.  

 

CAPITEL-MONREAL--9---800x600-.jpgSi frontalmente el capitel que mira a la actual nave presenta el estilo Petrus, las caras laterales, así como los encuentros de las mismas con la central confirman más claramente que se trata de otras dos piezas de la escuela Petrus.

 

En este caso se mantiene el juego de los zarcillos de la vid, aunque sus volutas estén en parte más evolucionadas, como decíamos al hablar de la cercana portada de Sengáriz (hoy en San Martín de Unx) o de la iglesia de San Esteban de Eusa ya en el valle de Ezcabarte, cerca de Pamplona. 

 

Los detalles que esculpe dentro de los zarcillos también han evolucionado, se trabajan con mayor perfección, hay mayor calidad en el trabajo, pero los motivos son los mismos: La espiga de trigo.  

 

En el capitel exterior la espiga está más elaborada. 

 

CAPITEL-MONREAL--10---800x600-.jpgCAPITEL-MONREAL--11---800x600-.jpgEn el capitel interior, el que se empotra actualmente en la pared, es más esquemática y sigue el estilo que veíamos en Sengáriz, en los motivos interiores de sus caras laterales.  

 

En sendos capiteles aparecen  también las bolas o panecillos superiores a lo largo de las caras del capitel como en Vesolla. 

 

Como podemos ver son unos capiteles que simbólicamente siguen la misma temática que los de Petrus. Son capiteles eucarísticos que nos hablan de Jesús como alimento. El pan que sale de la espiga de trigo,  se convertirá en su carne y el vino que sale de la vid, representado en los zarcillos,  se convertirá en su sangre. Es el alimento con el que se fortalece el creyente en Jesús. 

 

P9194654-1--800x600-.jpgLa ruta de Petrus se amplía en la Comarca de Izaga y partiendo de Guerguitiáin, donde firmó su trabajo, si seguimos el camino pasaremos por Vesolla, Celigueta (hablaré en mi próximo artículo de este señorío), Sengáriz y Monreal.  Cinco lugares, cinco iglesias como quien dice en fila una detrás de otra por donde el estilo Petrus está presente, además de en Artáiz (casa particular), Najurieta, Alzórriz, Leoz, Aibar, Zolina (escribiré también sobre ella), Badostáin, Eusa y Garaioa, en Navarra. 

 

Ahora con Monreal no tengo dudas. La escuela de Petrus trabajó también en la antigua iglesia románica de Monreal. Estos dos capiteles son sus testigos. 

 

Un motivo más para festejar y ensalzar a esta escuela de canteros rurales, cuyo mayor exponente es Petrus, el de Guerguitiáin, porque allí se dio a conocer. 

 

¿Por qué no dedicarle, pues se lo merece, un museo que muestre su obra? 

 

Petrus = Pedro.

Petrus = Piedra. 

 

¿Por qué no conjuntar estos dos conceptos y mostrar junto a la obra reproducida del maestro Petrus, las muestras de etnografía popular realizadas en piedra que se guardan en nuestras casas, al estilo de la gran exposición que el entonces Grupo Cultural Valle de Izagaondoa organizó en la iglesia de San Pedro, en Iriso? 

 

¿Por qué no contar con los vecinos y vecinas de la Comarca de Izaga para esta empresa, lugar donde está el grueso de la obra de la Escuela Petrus, el de Guerguitián?

 CAPITEL-MONREAL--8---800x600-.jpg

Los dos capiteles unidos en su posición original. 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en PATRIMONIO DE MONREAL
Comenta este artículo
19 abril 2013 5 19 /04 /abril /2013 20:30

 

EL GRAFFITI DEL ALJIBE DEL CASTILLO DE MONREAL

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (19-04-2013)

 

ALJIBE DEL CASTILLO-1 [800x600]En varias ocasiones me he acercado hasta el castillo de Monreal para contemplar sus ruinas e intentar recomponer su malograda historia y, tengo que reconocerlo, también a la caza del famoso graffiti de su aljibe. 

 

Fue ayer, día 18 de Abril de 2013, cuando decidí detenerme al pasar por Monreal una vez más y realizar una nueva búsqueda, ya que en esta ocasión tenía información fiable sobre su situación. La verdad que no albergaba  muchas esperanzas de encontrarlo pues, habituado como estoy a mirar los sillares de nuestros monumentos medievales y al no haber acertado en otras ocasiones recientes, llegué a pensar que posiblemente hubiera desaparecido y hubiera pasado ya a ser leyenda, pues hay muchos desconchados en el revoco del aljibe y alguno de ellos pudiera responder al famoso graffiti, que por otra parte no lo había visto ni en fotografía, salvo el calco que del mismo puso en su día Gontrán Cháfer Reig, en el artículo titulado “Una inscripción onomástica en el Castillo de Monreal”. 

 

Como había quedado con Saray, mi amiga y compañera de Asociación, en Izco para ir a visitar el Señorío de Celigueta y como me acerqué con tiempo decidí, de paso, subir hasta el Castillo de Monreal para ver si en esta ocasión confirmaba su existencia o me daba por vencido ante su desaparición. 

 

No me detengo a hablar del aljibe en sí, pues lo hice cuando escribí recientemente sobre “La Ruta del Agua de Monreal”. Se puede ver en http://simeonhidalgo.over-blog.com/article-la-ruta-del-agua-de-monreal-110711167.html. Ahora lo importante es el graffiti.  

 

Cuando bajé al recinto me dirigí directamente a la zona correspondiente y repasé detenidamente  cada palmo de sus paredes. Una, dos, tres veces, hasta que en un juego de luces y sombras, el sol de media tarde y las sombras del arbusto que vive en su interior me lo mostraron a poco nivel del actual suelo. Dí un respiro de satisfacción y de alegría porque todavía estaba ahí y no se había perdido y porque, esta vez sí, lo había encontrado. 

 

GRAFFITI-ALJIBE--10--3-1--800x600-.jpgInscripción onomástica en el aljibe del Castillo de Monreal. 

 

Este graffiti está realizado por  incisión sobre el revoco impermeabilizante del aljibe. Esta capa de revoco se compone, de arena, gravilla fina, cal, resina y colorante de color ocre, que es el color dominante del interior y por los pedazos desprendidos he podido comprobar que fluctúa entre uno y dos centímetros de espesor. Un futuro análisis de laboratorio confirmaría tanto si son estos los materiales empleados, así como su proporción.

 

Lo cierto es que al fraguar se convirtió en una capa tan sólida que al desprenderse lleva adherido trozos del ladrillo macizo de la época. Por ello pienso que técnicamente este escrito hubo de realizarse en el momento en que se aplicó la capa de revoco o cuando todavía no había cuajado del todo para poder incidir en la masa. He probado a escribir mi nombre en un trozo desprendido y no resulta nada fácil, por la dureza del mismo.

 

Quien lo realizó sabía muy bien cuál era el momento preciso para que se conservara por los siglos, porque pienso sería uno de los maestros trabajadores que esta obra hizo y no me imagino a todo un lugarteniente o al alcaide del castillo bajando a estas zonas del mismo para escribir su nombre y pasar a la posteridad y menos, si esta era su intención, escribirlo en la zona donde está, donde prácticamente nadie lo vería. Si la intención hubiera sido la de darse a conocer como lugarteniente o como alcaide lo hubiera puesto, o mejor, mandado grabar en zona más noble y a la vista, la entrada por ejemplo, para que todo el que se acercara a acarrear agua lo viera sin dificultad. 

GRAFFITI-ALJIBE--10--2-1--800x600-.jpg

¿Qué dice este graffiti?

 

La letra inicial a primera vista da la impresión de representar una B, aunque analizando su rasgo inciso hay que decidirse más por la G. Las otras letras están más claras: u, i, ll, o y la t, por lo que el nombre de referencia es Guillot.

 

Por encima de la elle hay un dibujo añadido que se abre en abanico y que me recuerda mucho a varias marcas de cantería que he recogido en el Palacio de Olite en repetidas ocasiones, aunque en el artículo de Gontrán Cháfer Reig lo asimila más a una rública o signo personal del autor del grabado.

No  lo veo como tal. 

 

Casco-de-Olite-1--800x600-.jpgCasco-de-Olite-2--800x600-.jpgEstas son las reproducciones de dos marcas de cantería recogidas en el Palacio de Olite. ¿No tienen unos rasgos similares al dibujo que se coloca sobre el nombre Guillot?

 

¿Qué representan?

 

La primera nada más ni nada menos que es la visión frontal de un casco de guerra de la época. La parte redondeada protegía el cráneo y la zona vertical estrecha la nariz. A los lados quedarían los ojos y así la vemos también en Olite, como marca de cantero, en la segunda imagen. 

 

¿A quién se refiere esta inscripción?

 

Según el autor citado haría referencia a Guillot Dubey, que fue Lugarteniente a partir de 1392 y más tarde, a partir de 1402 Alcaide del Castillo de Monreal y lo desempeñó hasta 1418. Personalmente me limito al nombre sin añadir apellidos que no se escriben, por lo que no se puede asegurar que fuera este personaje el mencionado en el aljibe. Menos que él mismo realizara la inscripción o la mandara hacer. Todo son conjeturas.

 

¿Por qué no un obrero con el mismo nombre? 

 

Se suele hablar de que el aljibe sirvió también de calabozo en algún momento de su vida, pero si así fuera ¿no estarían sus paredes repletas de marcas, nombres, señales y dibujos, como cualquier dependencia de esta índole? Por más que he mirado y remirado no he visto más que este graffiti, y ¡lo que me ha costado dar con él! 

 

También mi amigo y compañero de Asociación, Mikel Zuza, conjetura amores rechazados y amores añorados en este aljibe en sus Crónicas Irreales, que bien pudieran haber sido,  http://cronicasirreales.blogspot.com.es/2010/04/don-guillot-sale-del-aljibe.html, y lo son en conjetura. 

 

Lo más simple a veces es lo más real y tengo yo para mí que esta marca es obra, como he dicho, de un maestro cantero o albañil que quiso dejar su nombre a la posteridad en lo recóndito del aljibe, aunque pocos se enterarían del hecho, pues las aguas lo cubrían, aunque también esto es una conjetura.

 

Y respecto de las marcas de cantería del Palacio de Olite, aquí mostradas, decir que corresponden a la época en que Guillot Dubey, era Alcaide del Castillo de Monreal, allá por la segunda década del siglo XV, en nombre del rey noble Carlos III, época en que se elevaban hacia el cielo las torres de Olite, por dar alguna certeza entre tanta conjetura y que de ser realmente coincidentes esas marcas con lo que en Monreal se graba por encima de Guillot, sólo me cabe decir que al grabador se le fue la mano por la derecha.

 

Pero bueno, el graffiti sigue ahí, lo tengo fotografiado y lo muestro al público para que con su buen criterio opine. 

preba037-1---800x600-.jpgReproducción del graffiti de Gontrán Cháfer Reig.

 Graffiti-Monreal-2--800x600-.jpg

 Reproducción del graffiti de Simeón Hidalgo Valencia.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en PATRIMONIO DE MONREAL
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens