Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 mayo 2014 1 19 /05 /mayo /2014 17:08

LA INSCRIPCIÓN DE SAN MARTÍN DE EKAY – LÓNGUIDA

 

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (19-05-2014) 

 

P5140009-1.jpg

Cuando se visita la iglesia de San Martín de Ekay normalmente lo hace uno atraído por las pinturas murales que en ella aún se conservan y que parecen corresponder al siglo XIV. 

 

Dan fe de la vida de San Martín, el obispo de Tours, que se convirtió en la Baja Edad Media en el santo más popular del Camino de Santiago, donde algunas escenas de su vida se plasman en el ábside: el episodio del sueño en que se aparece Jesús a Martín con la capa del mendigo, la resurrección de un catecúmeno o ladrón, según versiones, el árbol del diablo y los paganos o su investidura como obispo, además de otras del juicio final o del santo venido a menos después del concilio Vaticano II, Cristóbal.  

 

En la comarca de Izaga al menos en tres sanmartines se conservan interesantes pinturas de los siglos XIII y XIV, por lo que la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa abrió una ruta turística titulada “San Martín y las pinturas murales”. Esta ruta engloba los lugares de Ardanaz de Izagaondoa, Artáiz de Unciti (pinturas en el Museo de Navarra) y Ekay de Lónguida. 

 

Pero no es de las pinturas de lo que voy a hablar, sino de la inscripción que en la portada de la iglesia de Ekay se conserva y de la que sólo se ha dado fe de ella en los diversos escritos sin haber ido más allá en el mensaje que se nos comunica. La inscripción se encuentra en la parte superior de un crismón que si no nos fijamos, igualmente pasará desapercibido, pues no está muy visible. 

 

P5140002-1.jpgEste es el curioso crismón de Ekay que el recopilador investigador Domingo Iturgáiz Ciriza de la Orden de los Predicadores, lo recoge entre los crismones de Navarra en su libro “El crismón románico en Navarra”. De él nos comenta que: 

 

“En la parte superior se lee esta inscripción, que ocupa línea y media: ENECUS MICHAELIS D ELICOA () N FEC / SUAM ECCLESIAM. En los laterales lleva elementos decorativos, de formas rectangulares en la izquierda, serpenteantes y tres arcos de medio punto a la derecha, la parte inferior, se remata con decoración de tres arcos. En el interior del rectángulo figura el crismón trinitario, de diseño original y tosco. El anillo exterior, como los travesaños interiores tienen el mismo grosor, estrechos y estilizados. La “P” incluye la pequeña cruz, la “X” achatada, desde sus esquinas una línea oblicua mantiene una M, y en el cado contrario una ancla, lejanamente pueden recordar la Alfa y la Omega. En la parte baja del palo de la “P”, se enrosca la “S”, escrita al revés.” 

 

También habría que añadir a esta descripción el pequeño exágono del lado superior izquierdo, según miramos el crismón. 

 

Lo primero que me viene a la cabeza es la metopa del “constructor de la iglesia de San Martín de Artáiz”, el denominado “obispo” que, como aquí, parece ser un añadido posterior colocado por orden de señor que patrocinó la obra o comitente. En el caso de Ekay esto parece más evidente, pues el texto escrito nos lo comunica. 

 

“ENECUS MICHAELIS D ELICOA () N FEC / SUAM ECCLESIAM” 

 

Que traducido sería “ENECO MIGUEL DE LIZOÁIN HIZO SU IGLESIA” 

 

Parece que está claro que en este caso se da razón del señor que pagó con su dinero la construcción de la iglesia de su señorío. Un tal Eneco Miguel, del que por ahora nada he logrado saber. 

 

No es la misma fórmula de por ejemplo: PETRUS ME FECIT o LEODEGAIUS ME FECIT, que son los maestros canteros  que trabajan en Guerguitiáin y en Sangüesa respectivamente y rompen la costumbre de la época de no “firmar” las obras que realizaban, pues el auténtico autor de las mismas era el que las pagaba y mandaba hacer, como parece ser en este caso. 

 

Al igual que en la pila bautismal de Najurieta, donde la misma pila bautismal nos comunica que P LUPI, que es el rector de la iglesia de Escusaga, la hizo porque la pagó y donó, en el crismón de Ekay también se nos comunica el nombre del que mandó construir esta iglesia y con su dinero la pagó. 

 

También conocemos otro comitente en el lugar de Aibar, en Santa María, en la persona del Señor García Fortuñones que murió cuando se estaba construyendo la misma en las nonas de Abril. Es decir, el día 5 de Abril, aunque no se nos comunica el año. 

 

Sería interesante encontrar documentación sobre este personaje de Ekay, pues nos ayudaría a situar correctamente  en la época adecuada la construcción de esta iglesia, que posiblemente y a juzgar por su portada estaríamos bien entrados en el siglo XIII. 

 

Para los visitantes recomendarles que se detengan un momento a contemplar este crismón de Ekay, pues nos habla no sólo para decirnos que estamos ante el anagrama de Cristo en griego, sino porque nos dice que quien esta iglesia construyó fue el señor Eneco Miguel de Lizoáin.

 P5140011-2---copia.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Lónguida
Comenta este artículo
6 mayo 2014 2 06 /05 /mayo /2014 19:04

LOS 32 CANECILLOS DE VILLAVETA

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (06-05-2014)

 

 FACHADAS---copia--800x600-.jpg

* EL MAESTRO DE VILLAVETA: 

Quien trabajó esculpiendo los canecillos de la iglesia de La Purificación del pequeño lugar de Villaveta, en el navarro Valle de Lónguida, sin duda que era un gran maestro. 

Quien se pare a contemplar los 32 canecillos esculpidos que sostienen el alero de esta sencilla iglesia románica de finales del siglo XII, situada en uno de los ramales del Camino de Santiago que unía Roncesvalles con el Valle de Izagaondoa, convendrá conmigo en que aquí trabajó alguien que conocía y manejaba bien las últimas corrientes del arte de la talla. 

005--800x600-.jpgEste maestro, llamémosle el maestro de Villaveta, anónimo como la mayoría de los de su tiempo, sigue y supera, en parte, la forma de hacer del  magnífico y también anónimo maestro de la portada de Artáiz, con quien comparte además posiblemente la misma cantera de donde obtuvo la piedra para labrar su obra, pero desde que en 1944 José Gudiol puso estos capiteles bajo la nómina del denominado Maestro del Tímpano de Cabestany (Francia), muchos son los seguidores que esto defienden, quizás por mimetismo, quizás porque no se han parado a observar detenidamente estas pequeñas tallas del alero de Villaveta, pues aunque algunas de las características que describe como propias y específicas de la escultura en tal tímpano labrada, también se pueden contemplar en algunos de los canecillos de Villaveta, como el tratamiento de algunos ojos, por ejemplo, así como el uso del trépano para resaltar volúmenes, luces, sombras y expresiones…existen, sin embargo, otras características, que son propias del maestro de Villaveta en todo lo referido a la técnica del tratamiento del volumen de la piedra, al vaciado de la misma con el que juega expresivamente y al excelente y fino trabajo de los peinados de las cabezas humanas. Igualmente es propio del maestro de Villaveta jugar con las ilusiones ópticas y hacer ver al espectador formas distintas a las que realmente ha trabajado. 

024--800x600-.jpgEsto le distingue del maestro de Cabestany y le hace, a mi manera de ver, único en esta zona y para comprobarlo no hay más que observar la forma de los canecillos, muy definida sobre todo en los que reproducen cabezas humanas, de los que hay 15. 

El maestro de Villaveta conoce las técnicas expresivas de su tiempo, sea el tipo de labra de Artáiz o el uso del trépano, ya empleado, por cierto, aunque más tímidamente también en Artáiz, las pone en práctica y además busca los recursos formales propios para definir y realizar su obra. Recursos ya empleados, por otra parte,  por los clásicos. Según el punto de vista que se adopte, el espectador verá los rostros labrados perfectamente proporcionados y estilizados o descubrirá el engaño visual y sólo percibirá una parte de los mismos o las facciones dobladas en ángulo recto. El maestro de Villaveta juega con el espectador y le hace ver lo que formalmente no ha esculpido y sólo si el espectador es observador y se sale del terreno al que le ha llevado el maestro, descubrirá su “truco” o “engaño”. 

 

024-1--800x600-.jpg

024-2--800x600-.jpgRealidad y ficción del maestro de Villaveta.

 

* TEMÁTICA DE LOS CANECILLOS: 

Los canecillos se extienden por la parte más antigua de la iglesia que es la cabecera y el primer tramo. El segundo tramo no tiene canecillos y en el tercero se levanta la torre. 

Los temas que se labran en los canecillos se agrupan en: 

1º- TEMÁTICA HUMANA: Son 16 los canecillos que tienen el tema humano como motivo de representación. Salvo uno que representa la figura humana completa, el resto plasman el rostro humano, sea el masculino, 12 de ellos, sea el femenino, tan sólo 3. Tan sólo en dos de los rostros masculinos se tallan las orejas y sólo en dos de los femeninos aparecen las manos. 

Características de estos rostros humanos serían: El peinado de la cabeza cubre literalmente casi toda la frente. Los ojos se disponen algunos ligeramente oblicuos, otros en línea recta y se resaltan gracias a la talla del surco de los párpados y a veces al uso del trépano en cada uno de sus extremos. En ninguno de los ojos se marca la pupila. También en la nariz se emplea el trépano para realizar las fosas nasales. La boca aparece en forma de arco apuntando las comisuras hacia abajo. Por lo general son rostros inexpresivos con gran dosis de hieratismo. Los rostros aparecen en su mayoría descubiertos menos cinco de ellos que cubren sus cabezas. En tres de estos casos se ve muy claro. 

2º- TEMÁTICA ANIMAL: En total son 14 los que tocan el tema animal, representando en su particular bestiario lo que identifico como 6 perros, 2 toros o vacas, 2 aves que aparecen incompletas, 2 zorros, 1 cabra y 1 caballo.  

3º- TEMÁTICA VEGETAL: Los 2 restantes tocan temas vegetales.

 

* DISPOSICIÓN DE LOS CANECILLOS: 

No me he encontrado en ningún edificio una distribución de los canecillos del alero que en su conjunto responda a una clara intencionalidad en su colocación. Sí alguna serie de ellos suelen ir juntos como sucede en Artáiz o en Arce con los canecillos que representan a los músicos. Sin embargo, aquí, en Villaveta, da la impresión de que quien decide sobre el programa iconográfico de esta iglesia, en lo que al alero se refiere, busca una distribución determinada que, salvo excepciones, sigue una idea clara: alternar el tema humano con otro de otra categoría, animal o vegetal, de tal manera que  si comenzamos a observar desde el primer canecillo del lado sur, veremos que hasta el que hace el número 27 se alterna, uno sí uno no, la temática humana. Sólo en el tramo correspondiente al primer cuerpo del lado norte se rompe esta cadencia y aparece seguida la temática animal por tres veces entre sendos rostros humanos. 

Esta característica confiere al alero cierto equilibrio estético digno de tenerse en cuenta.

 

* LOS 32 CANECILLOS: 

Afortunadamente ahora se pueden contemplar perfectamente los 32 canecillos tallados bajo el alero de Villaveta, pues hasta hace poco era imposible hacerlo porque un gran árbol crecía en la fachada sur tapando en su florecimiento los primeros cinco canecillos.

También ahora se puede apreciar sin problema la ventana cegada del lado sur en cuyo sillar que hace de dintel aparece incisa una flor hexapétala dentro de un doble círculo. 

CANECILLO 1: 

001-1--800x600-.jpgRepresenta un rostro humano masculino. Este modelo aparece en las tallas de los canecillos: 1, 6, 8, 10 ,12 y 18. Hay que resaltar el tratamiento que se da al peinado de la cabeza, de la barba y de los bigotes. Detalles que irán cambiando en cada uno de los rostros que se trabajan. Este modelo se caracteriza por los dos mechones de barba que a manera de pequeños brazos o coletas le sirve al maestro tallista para lograr dos puntos de apoyo con la piedra madre del canecillo.  

Recordemos que en Artáiz, en el capitel interior del lado de la epístola, entre las distintas cabezas representadas, aparece un par cuya barba también se abre en dos especies de coletas. 

El vaciado de la piedra entre el cuello y la parte inferior del rostro crea un juego de luces y sombras que dan la sensación de que estas tallas salen de la misma piedra, estiran sus cuellos y desde su altura nos contemplan. 

En este caso el cantero trabaja también el plano interno superior del arco del canecillo, dando la sensación de que el pelo se eriza a manera de penacho que cubre la cabeza. 

 

CANECILLO 2: 

002-2--800x600-.jpg

El segundo canecillo representa la cabeza de un equino. Caballo, Yegua, Mula,… resaltando magistralmente sus orejas, los ojos redondos rodeados de los párpados, los ollares y los belfos. También hay que resaltar, si miramos atentamente desde los laterales, cómo el tallista ha dado importancia a las crines. 

También en Artáiz aparece entre los canecillos del alero, aunque bastante estropeada, la cabeza de un caballo enjaezado.

 

CANECILLO 3: 

003-1--800x600-.jpg

Este rostro difiere del resto, pues ni entra en el grupo anterior, ni en el que veremos formado por los que llevan barba puntiaguda. Además, entre los rostros masculinos, es el que parece más joven. Su peinado no se ha trabajado en la zona delantera y sí en la posterior. Al verlo de frente da la impresión de llevar una especie de casco. Se aprecia en la nariz un pequeño rebaje.

 

CANECILLO 4: 

004--800x600-.jpgEste es uno de los dos canecillos que representan un tema vegetal. 

Aunque no está completo, pues se ha perdido la zona que volaba correspondiente al cuerpo superior y al inferior, se aprecia que en cada uno de los tres que formaban el capitel el cantero grabó la representación de los nervios de las hojas o lo que pudiera ser la simbología de las espigas todavía verdes. 

Este grafismo lo podemos ver en algún capitel de Guerguitiáin y también lo he recogido como marca de cantería en el Monasterio de La Oliva. 

En las iglesias de Izco, Guerguitiáin, Garaioa o Sengáriz aparece también este diseño, pero boca abajo, como indicando la espiga madura.

 

CANECILLO 5: 

005 [800x600]Este canecillo representa a un personaje importante, que nos recuerda a los sabios orientales. Es de los pocos que aparece tocado con gorro. En este caso lleva una especie de mitra primitiva cuyos picos caían a ambos lados de la cabeza semejando unos cuernos. 

Mirado lateralmente la imagen se aprecia muy claramente que se trata de un tocado de personaje importante.

La técnica del trépano es evidente en los ojos, nariz y boca, realzando así la expresión del personajes a quien se infiere categoría no sólo por el tocado mitrado sino por su abundante, profunda y larga barba que se abre frontalmente hacia los extremos, repitiendo de manera inversa la figura del gorro. 

Es un personaje que impone autoridad por su propio dominio expresivo y que repite de alguna manera la actitud de la cabeza oriental de grandes bigotes de la iglesia de Artáiz. 

Este modelo de tocado se ha recogido como marca de cantero en lugares tales como la catedral de Pamplona, la de Tudela, el monasterio de Iranzu, el monasterio de Aberin y más elaborada en la iglesia de Eunate  y en la ciudad de Puente La Reina en el convento de Los Trinitarios.

 

CANECILLO 6: 

006--800x600-.jpgSe repite aquí básicamente el modelo número 1, aunque los ojos en esta ocasión están rectos, no se aprecia el trépano y el tratamiento del cabello de la cabeza cae de manera ondulada por toda ella. 

Como en su modelo los gruesos y largos bigotes se ensortijan en sus extremos hacia arriba. 

A pesar del deterioro de la talla se aprecia muy bien en su ojo derecho los párpados y el juego de luces y sombras realza las cejas y pómulos de la cara.

 

CANECILLO 7: 

007--800x600-.jpgEsta figura da entrada a otro grupo de seis canecillos que representan a lo que identifico como un perro, sea de frente tres de ellos, sea girado hacia su derecha otros dos, sea girado hacia su izquierda uno más. Son los numerados con el 7, 9, 19, 21, 29 y 31. Como en Artáiz es el animal que más veces aparece representado. 

Todos ellos se labran tumbados sobre sus cuartos traseros y los que aparecen de frente, como aquí se ve, están sujetando con sus garras delanteras, alargadas a manera de dedos, lo que pudiera ser un hueso, que roen con dientes afilados. Los que miran hacia su derecha o hacia su izquierda no roen el hueso sino que parece que se mordisquean una de sus patas. 

La expresión de su rostro se refuerza por sus ojos casi en vertical, el trépano de sus orejas, ojos y narices.  

Estas características enlazan con el tipo de labra de la denominada escuela o taller de Cabestany, pero habría que investigar si esta iglesia está en la dimensión temporal del resto de iglesias que en la Europa de su tiempo se atribuyen a esta escuela. Personalmente pienso que nos basta con decir que en este aspecto se coincide, pero que no es prueba suficiente para englobar a Villaveta en la nómina del maestro de Cabestany.

 

CANECILLO 8:

008-1--800x600-.jpgOtra vez se repite este modelo de rostro humano masculino. 

En esta ocasión el tratamiento de los cabellos de la cabeza terminan ensortijados sobre la totalidad de la frente. 

La fuerte erosión le ha afectado en la zona más expuesta y ha perdido toda la capa exterior de la piedra y poco se aprecian de los ojos, nariz y pómulos. Las partes laterales e inferiores se conservan aún bastante bien. 

 

 

CANECILLO 9: 

009-1--800x600-.jpg

Volvemos a encontrarnos con otro o el mismo ejemplar de perro del canecillo 7. 

Aquí aparece mirando hacia su derecha y deja ver los dientes puntiagudos de su mandíbula superior. 

El rostro sigue el mismo tipo de labra que se ha descrito anteriormente.

 

CANECILLO 10: 

010-1--800x600-.jpg

Se vuelve a repetir el mismo modelo, prácticamente igual que el canecillo 6, aunque aquí el pelo del flequillo sigue la curvatura del arco de las cejas.

 

CANECILLO 11: 

011-1--800x600-.jpg

Este canecillo se sitúa en el centro de los canecillos de la parte izquierda del ábside. Es el segundo de temática vegetal y representa cinco juegos de lo que pudieran ser zarcillos.

   

CANECILLO 12: 

012--800x600-.jpg

Este es uno de los rostros en que se trabaja con el trépano haciendo resaltar la mirada de sus ojos oblicuos.  

El tratamiento del cabello está fuertemente resaltado y como en el canecillo 1 también en éste se sigue el mismo trabajo en la zona interior de la base del canecillo, como si el pelo se levantara en un penacho.

 

CANECILLO 13: 

013--800x600-.jpg

Esta talla también presenta las características del trépano que se atribuyen al maestro de Cabestany, llamando la atención la fuerza de los rasgos que se logra con este sistema. 

Parece representar la cabeza de un lobo con la boca abierta y con la lengua afuera, favoreciendo su equilibrio térmico.

 

CANECILLO 14: 

014-2--800x600-.jpg

Este modelo de rostro se diferencia de los anteriores en que luce una barba triangular que se apoya sobre la base del intradós del canecillo. Salvo este dato el resto del capitel sigue las características de los demás. 

Forman este grupo de canecillos de barba puntiaguda los siguientes: 14, 20, 22 y 28.

 

CANECILLO 15: 

015--800x600-.jpg

Al igual que el canecillo 30, éste reproduce la cabeza de un bovino, sea toro, vaca o buey, que aunque en este momento esté bastante erosionado en su parte frontal, se puede uno imaginar lo bien labrado que fue si nos fijamos en los pliegues de su cuello y del entorno del ojo izquierdo, semejando a la perfección la textura de este animal. 

También en Artáiz se representa la testuz de un bovino que se lame hurgándose con la lengua en la nariz. 

Lo que en estos de Villaveta llama la atención es que su cornamenta se cierra en círculo, recordando de esta manera al dios Apis egipcio que portaba el disco solar. En forma de toro era el dios solar y de la fertilidad, nacido de la diosa Isis, que era la vaca sagrada que al ser fecundada por el sol crea a Apis.

 

CANECILLO 16: 

016Otro modelo distinto de canecillo que inicia al grupo que representan a la mujer. Son tres y se sitúan en los puestos 16, 24 y 32. 

El tratamiento de la cabellera es similar, siendo su característica principal que en los dos casos la parte delantera de los antebrazos, muñecas y manos realizan la misma función estructural que los dos mechones de barba que se une al intradós de la base del canecillo en los hombres. En el 32 desempeñarán esta función las cintas que sirven para sujetar el gorro. 

La parte del antebrazo y las muñecas mantienen el ropaje que termina en puños ceñidos a las muñecas y las dos manos se apoyan de manera forzada y poco natural en los carrillos, aunque la vista frontal nos pueda dar otra impresión. 

La delicadeza y finura del rostro, así como la de las manos y dedos alargados nos habla de feminidad. 

Las tres vistas que se recogen nos hacen ver las distintas perspectivas de estas tallas.

 

CANECILLO 17: 

017-1--800x600-.jpgCanecillo en gran parte perdido en el que se hace difícil reconocer el tema, aunque, a juzgar por el tratamiento del exterior, pudiera representar parte de unas aves, pues el mismo tratamiento se le dan a las plumas del ave del canecillo 25.

 

CANECILLO 18: 

018--800x600-.jpgJunto al canecillo  5 también éste cubre su cabeza con gorro que puede indicarnos que se trata de un personaje de cierta categoría social. 

Por lo demás recibe el mismo tratamiento que el grupo de rostros de este tipo. 

¿Estamos ante un obispo mitrado? ¿Ante un guerrero con casco?

 

CANECILLO 19: 

019-1--800x600-.jpgEl tercer perro mira hacia su izquierda y parece llevar algo en su boca, pero no se identifica con claridad. 

El mismo rostro se repite y con las mismas técnicas. 

Lo interesante de este grupo de animales es que crea un dinamismo en el conjunto del alero al moverse sea hacia su derecha, sea hacia su izquierda o aparecer de frente.

 

CANECILLO 20: 

020-1--800x600-.jpgSigue el modelo del canecillo 14 aunque presenta algunas diferencias claras como son: la barba no llega a tocar el intradós de la base del canecillo, no se le ha tallado los bigotes ni las patillas de la barba. 

Este canecillo además en relación con los que representan rostros humanos es uno de los dos que en su anatomía se le representan las orejas igual que en el  28, lo que los hace singulares ante el resto. 

El trépano se nota en la ejecución de las mismas, así como en los orificios nasales. Aunque ha sufrido desperfectos a lo largo del tiempo es sin duda la talla más completa del conjunto de rostros humanos.

 

CANECILLO 21: 

021-1--800x600-.jpg

Volvemos a encontrarnos con el mismo animal y en la misma postura que en el canecillo 7. Las mismas características en su talla, apreciando en ésta con mayor claridad cómo agarra con sus garras, a manera de manos, la pieza que roe.

 

CANECILLO 22: 

022--800x600-.jpg

Este capitel está en el grupo de los 4 tallados con barba triangular. El tratamiento del peinado en la cabeza difiere del resto pues el pelo frontal deja la frente más despejada mostrando incipientes entradas, pero el resto es idéntico tanto en las patillas como en la barba. 

Es otro de los rostros en los que no se tallan los largos y poblados bigotes que se rizan hacia arriba en sus extremos, lo que le da cierto aire juvenil. 

 

CANECILLO 23: 

023-2--800x600-.jpg

Este es uno de los canecillos que representa a un animal. Sólo si miramos desde los laterales podremos identificarlo claramente como de la raza caprina, distinguiendo los cuerno y detrás las orejas.

 

CANECILLO 24: 

024-2--800x600--copia-1.jpgEste es el canecillo que representa a la segunda de las tres mujeres. Como la anterior presenta el mismo modelo, con las manos apoyadas en los carrillos pero con una postura no natural, pues los dedos índices deberían apuntar hacia abajo. 

Pudiera llevar un tocado a franjas horizontales que cubriría las orejas y el cuello hasta debajo del mentón, a juzgar por el pliegue que rodea la zona de la boca y la barbilla. 

Presenta un cierto movimiento o giro de cabeza si la observamos desde abajo.

 

CANECILLO 25:

 

025-1--800x600-.jpg

Entre el bestiario de la iglesia de Villaveta está este ejemplar de ave, que bien pudiera ser un gavilán o alguna ave rapaz parecida, pues aunque le falta la cabeza, parece que está en posición de devorar alguna pieza que ha cazado y que mantiene apresada con sus garras. 

La talla del plumaje es idéntica a la de la talla del canecillo 17 incompleto.

 

CANECILLO 26: 

026--800x600-.jpg

Este canecillo representa a un animal muy parecido al del 13. Como él tiene la boca abierta, saca la lengua y muestra las filas de sus dientes. Presenta el mismo ángulo en sus cejas, pero aunque los ojos se tallan oblicuamente no se emplea en ellos el trépano. Pudiera tratarse también de otro lobo. 

La talla se realiza según el patrón de la empleada con los canecillos humanos.

 

 

CANECILLO 27: 

027-1--800x600-.jpg

Este canecillo se sale de la estética del resto, pues presenta a una persona de cuerpo entero, desnudo y haciendo el pino, como un saltimbanqui  que parece ser. 

En su desnudez muestra lo que parece ser sus genitales mutilados. 

El joven personaje luce una incipiente perilla en su mentón.

 

CANECILLO 28: 

028-1--800x600-.jpgComo el canecillo 20 al presente se le tallan las orejas, bien visible la derecha, mientras que la izquierda parece se ha perdido, pero se aprecian sus rasgos. Son los dos únicos que las muestran. 

Por lo demás sigue el modelo de rostro con barba puntiaguda, bigotes frondosos, largos y ensortijados hacia arriba en sus extremos y patillas pobladas que se unen con la barba. 

Hay que volver a recordar que según el punto de vista en que se coloque el espectador le parecerá ver un rostro alargado, si lo mira de frente, o totalmente escuadrado en ángulo recto si lo mira de perfil, característica típica del maestro de Villaveta.

 

CANECILLO 29: 

029--800x600-.jpgOtra vez aparece el mismo animal, calificado como un perro. En esta ocasión mira hacia su derecha y como es típico cuando lo encontramos de lado muestra sus dientes puntiagudos y mordisquea ya sea una de sus patas o alguna otra presa. 

En este caso la talla está bastante erosionada habiendo perdido la capa exterior que nos definiría la textura de la piel y demás detalles físicos.

 

CANECILLO 30: 

030-1--800x600-.jpgEn el canecillo 15 habíamos visto una talla similar. La que vemos ahora está mejor conservada. 

Hay una pequeña diferencia en los cuernos del animal, que en esta ocasión no se cierran formando un círculo, aunque la interpretación nos pueda llevar al mismo destino de contemplar aquí al buey sagrado Apis. 

La técnica del trépano es evidente y se recalcan las facciones con profundos surcos alrededor de los ojos diagonales y en el cuello con líneas en zig-zag. 

También se aprecia una mayor apertura de la boca del animal.

 

CANECILLO 31: 

031--800x600-.jpgVolvemos a encontrarnos por sexta vez con la figura del perro, que en esta ocasión repite la postura de los canecillos 7 y 21. 

Como ellos tiene las mismas características en la talla, donde el trépano toma fuerza en oídos, ojos, y fosas nasales. 

También se aprecian bastante bien sus dientes que roen la pieza, destacando entre ellos los caninos, como en las tallas 7 y 21.

 

CANECILLO 32: 

032--800x600-.jpgEste último rostro de mujer presenta tocado al igual que la recogida en el canecillo 24, pero aquí dos gruesas cintas descienden hacia su cuello y sirven para sujetar  el gorro. 

A esta mujer no se le tallan las manos como a las de los canecillos 16 y 24, pero las puntas de las cintas hacen la misma función de dar solidez al canecillo.

 

* CONCLUSIÓN: 

Hasta aquí la descripción de los interesantes 32 canecillos del alero de la iglesia de La Purificación de Villaveta. 

En algunos de ellos se pudiera ver el estilo del maestro o escuela de Cabestany. En concreto sería en los siguientes: 7, 12, 13, 15, 19, 21, 29, 30 y 31. 

Los restantes parecen estar más cercanos a las tallas de San Martín de Artáiz. 

Además el recurso que se emplea en cuanto al tratamiento que se da al sillar del que saldrá el canecillo, creo que es propio del maestro de Villaveta, donde lo he visto por única vez, lo que pudiera hablarnos de un cantero o escuela propia de este lugar. 

El hecho de que se trabaje con el trépano no es prueba suficiente como para asignar esta obra al maestro de Cabestany. Pudiera también corresponder a un cantero conocedor de este tipo de talla que la aplica en esta iglesia. 

Habría que investigar, por otra parte, si el parámetro tiempo concuerda con las otras obras que se asignan a dicho maestro o escuela de Cabestany. 

De todas formas los canecillos de Villaveta tienen una alta calidad y los maestros que aquí trabajaron supieron plasmar perfectamente en sus obras las corrientes artísticas de su época. Época que sitúo  como posterior a la iglesia de Artáiz donde se trabajan formas muy similares y también se emplea la técnica del trépano, aunque no tan marcado como en Villaveta, en algunas de sus tallas. También en Artáiz hay algún rostro humano y animal con los ojos en diagonal y el mismo tono de la piedra es similar al de Villaveta, por lo que bien pudiera Artáiz ser el punto de partida y servir en parte de modelo a los trabajadores de Villaveta. 

Sea una cosa, sea otra, bien vale una visita hasta este lugar para contemplar y estudiar estas obras del alero de La Purificación de Villaveta y sacar cada cual sus propias y reflexionadas conclusiones.

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Lónguida
Comenta este artículo
5 febrero 2014 3 05 /02 /febrero /2014 19:07

SAN CRISTÓBAL, SIN EL SAN

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (05-02-2014)

P2021359-2 [800x600] 

En la Ruta de San Martín y las Pinturas Murales que la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa organizó hace ya un par de años se recorrían los lugares de Ardanaz de Izagaondoa, Artáiz y Ekay, cuyas iglesias tienen a tal santo por patrón. 

En Ardanaz podemos contemplar las escenas del cielo y del infierno en los muros norte y sur, pero es sobre todo el calendario o almanaque medieval lo que realmente atrae al visitante, pues en cada mes se reflejan las labores de las gentes del campo y su valor etnográfico es digno de tenerse en cuenta, más sobre todo cuando en Navarra éste es una muestra singular. 

En Artáiz hubo unas hermosas pinturas que aparecieron en el ábside cuando hacia 1958 se realizaron obras de restauración de la iglesia. Hoy día, restauradas, se pueden contemplar en el Museo de Navarra. Merece la pena acercarse hasta allí para visitarlas y contemplar igualmente el resto de la colección de pintura medieval Navarra depositadas en el museo. El tema de las de Artáiz es la adoración del Cordero del Apocalipsis.

En las de Ekay, ya en el valle de Lónguida, también se pueden contemplar in situ sus pinturas, que nos hablan fundamentalmente de la vida y milagros de San Martín, pero también, como en Ardanaz, veremos restos referidos al momento del juicio final en el muro sur. En el muro norte queda una gran parte de la pintura que, a manera de tapiz, cubre una parte del muro sur. El tema dibujado es la escena de San Cristóbal cruzando el río con el niño en su hombro, siguiendo la clásica estampa que desde los siglos XI-XII se popularizó.  

NOR-007-1--800x600-.jpgTambién de esta imagen del gigantón Cristóbal podemos presumir en la comarca de Izaga. 

San Cristóbal, “el que porta a Cristo”, fue junto a San Martín uno de los santos más populares y venerados en la Edad Media y su devoción se mantiene aún hoy en día, pero es un santo del que la misma iglesia católica, parece que duda de su existencia, o de su auténtica santidad. ¿Por qué? 

Digo esto porque a raíz del Concilio Vaticano II este santo, pobre Cristóbal, fue degradado y borrado del santoral, aunque a niveles populares se le siga teniendo en cuenta y se le invoque frente a la muerte repentina o en los viajes y otras situaciones. 

¿Por qué se le degradó, frente a la corriente popular que lo tenía en otras épocas como tal? ¿Realmente porque no existió? ¿Era la “cristianización” de algún dios pagano? Sea lo que sea sería interesante conocer lo que hay detrás de este santo desposeído de su halo luminoso en torno a su rostro. 

Oficialmente no es santo, pero popularmente sigue teniendo su lugar en la devoción tradicional de las gentes. Ekay es un ejemplo y uno de los pocos lugares en que se le conserva pintado en el interior de su iglesia. 

Hablo ahora de San Cristóbal porque leí el otro día un interesante artículo de Mercedes Yzquierdo, que lo compartí en mi página de Facebook, sobre este pobre santo y me acordé que también en la comarca de Izaga lo tenemos presente. 

Puedes leer el artículo en esta dirección y tú verás si le sigues teniendo en cuenta o lo borras de tus plegarias, pero no te olvides que en Ekay lleva pintado alrededor de 700 años.  

Por algo será. 

http://laluzdelmedievo-mercedesyzquierdo.blogspot.com.es/2014/01/iconografia-un-hombre-lobo-en-nuestras.html

 

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Lónguida
Comenta este artículo
9 agosto 2013 5 09 /08 /agosto /2013 15:04

MEOZ - VALLE DE LÓNGUIDA

 

 Por Simeón Hidalgo Valencia (09-08-2013)

 

 

MEOZ--13----copia--800x600-.jpgCuando hace ya tiempo se subió a la página de Facebook de la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa una fotografía de la pila bautismal de Meoz, quien la puso me preguntaba si la conocía.

Yo contesté que no y que tendría que ir a verla, pues ciertamente me pareció interesante, ya que era un modelo que no había visto.

Salir del entorno de nuestras cuatro fronteras tiene eso de bueno: te das cuenta de que más allá de tu propio entorno,  los vecinos también son interesantes y tienen cosas que enseñarnos. 

 

Lónguida es un valle con muchos pueblos. Algunos de ellos ya conozco y los que no, me comprometo a visitarlos, en busca de sus tesoros patrimoniales.

 

Ayer, cuando volvía de Santa Fe, donde había acudido para preparar la escenografía de la charla que imparto mañana, día 10 a las 8 de la tarde, no me resistí y al llegar al cruce de Villanueva de Lónguida y Meoz, decidí desviarme de mi ruta habitual y llegarme hasta Meoz. 

 

El objetivo era visitar y fotografiar la pila bautismal, pero ya que estaba me daría una vuelta por ver sus casas antiguas, sus arcos medievales, sus claves talladas y sobre todo, si se terciaba, hablar con algún vecino y vecina que, como yo digo, es lo mejor de nuestros pueblos.

Con esa intención iba, pero la sorpresa que encontré me hizo ampliar mis planes, pues consideré que lo que veía en lontananza antes de llegar al pueblo merecía la pena ser visitado.

¡Nada más, ni nada menos, que una iglesia románica a manera de ermita!

Así que lo que iba a ser una visita rápida se convirtió en echar la tarde hasta la puesta de sol. 

 

Como el primero de mis objetivos era la pila bautismal, a la iglesia me dirigí y pregunté a una joven vecina con su niño sobre la posibilidad de poder verla y amablemente fue a preguntar a su madre si tenía la llave de la iglesia. Como no la tenía me indicó que a la salida del pueblo,  en tal casa, tenían con seguridad la llave, aunque no sabía sí estarían hoy. Pero otro de los vecinos, que salía en ese momento de su casa, resultó que también la tenía y muy amablemente me abrió y me la enseñó.  

 

MEOZ--4----copia--800x600-.jpgLa iglesia parroquial de Meoz está muy bien conservada y se nota que aunque sólo haya culto una vez al mes, como me informa mi acompañante, la mantienen limpia y aseada, lo que realza su porte medieval. Han hecho obra y han quitado el suelo de madera y con la obra han colocado la pila bautismal en la capillita del lado norte.  

 

Me la muestra y me comenta que también la pila se restauró, pues con mucho cuidado se limpió la suciedad que había almacenado a lo largo del tiempo. Estaba prácticamente negra,  esa imagen tenía yo por la fotografía de hace tiempo subida a Facebook, y ahora luce su cara original, aunque quizás haya perdido el brillo o pátina que el paso de los tiempos otorga. Además, al moverla de su sitio de siempre, se ha desechado la base sobre la que estaba colocada y creo que ha perdido algo de su esencia y prestancia.

Es un tipo de pila que pertenece a un taller o escuela que trabaja básicamente por la zona de Urraúl Alto y Lónguida. Que yo sepa, junto a ella, las de Elcóaz, Ongoz, Ayechu, Irurozqui, Adoáin, Zabalza, Artanga, Equiza, Azparren, Uli Alto e Igal pertenecen a esta escuela. 

 

Me indica también una hermosa talla medieval de Santa Colomba.

 

-Es la talla que estaba en la ermita románica. Por seguridad, como hay tantos robos, la hemos subido al pueblo, me dice.

 

Le pregunto si se puede ver la ermita por dentro y me indica la misma dirección de antes a la vez que me recomienda conocer la historia que sobre esta santa circula y por qué está en Meoz. 

 

MEOZ--2----copia--800x600-.jpgSaco las correspondientes fotos de la pila, de la iglesia, del retablo y de la santa Colomba y agradeciendo al vecino la atención que me ha dedicado salimos a la calle. Aprovecho para interesarme por la original casa que está construyendo. Muy amable me invita a visitarla y me quedo admirado de lo que veo. Considero que es obra de una mente creativa y original. Entro en un minimundo que me hace recordar culturas y expresiones artísticas a cual más sugerente para el espíritu que hablan muy bien de la mente que ha conjugado esta simbiosis de estilos, culturas, colores, elementos, materiales y espacios. Ha transformado un establo en un remanso para el espíritu. Noto muy buenas vibraciones y le doy la enhorabuena.

 

Me pregunta si sé algo de escudos. Aunque no es mi fuerte, supongo que lo hace porque en el arco de la casa hay una clave labrada. Le informo de que no es escudo propiamente dicho, sino una talla del nombre de Jesús, muy frecuente por la comarca. Según me dice es la única que hay en todo el lugar. 

 

Nos despedimos y me dirijo a la casa indicada para preguntar por la señora y después de hablar con su marido, que está regando los tomates en la huerta me dejan la llave. Aprecio gran interés en ellos por que se restuare la ermita y han dado pasos ante sus dueños sin resultados hasta el momento. 

MEOZ--7----copia--800x600-.jpg

Cuando llego a la ermita veo a simple vista que hay que hacer algo urgente para evitar que esta joya románica se pierda. Anteriormente ya se actuó en ella, pero sigue deteriorándose y preocupa que el recinto adosado en su cara sur, la vivienda del ermitaño que dicen, se desplome por completo. Por el lado del cementerio ya lo ha hecho la esquina noroccidental. Una pena la falta de sensibilidad del dueño oficial, que como casi siempre en estos casos, es la diócesis de Pamplona. 

 

MEOZ--10----copia--800x600-.jpgAl abrir la puerta exterior del recinto del ermitaño me encuentro con una portada del más puro estilo románico con tímpano en el que está grabado el crismón. El tímpano se sostiene sobre dos ménsulas finamente talladas con rollos.

El crismón es del tipo que por Navarra se dice trinitario, aunque es el anagrama de Jesús como Cristo y como el principio y fin de todo, según las creencias cristianas. 

 

No entro todavía a la iglesia porque en el rincón derecho veo, adosado al muro sur, un sarcófago de piedra donde me dicen que pudieran estar los restos de la santa Colomba. La tapa del mismo está adornada con  una larga espada cuya empuñadura es una cruz y a la vez también la punta de la misma se convierte en cruz. Cabecera y pie con el mismo signo. No lo había visto hasta ahora, por lo que aunque a primera vista parece la tumba de un caballero bien pudiera ser la de la propia santa, como popularmente se cree. Un estudio de los restos confirmaría de quién se trata. 

 

MEOZ--12----copia--800x600-.jpgEl espacio interior de la ermita es acogedor y para evitar su desplome se han colocado tirantes metálicos en la parte superior de contrafuerte a contrafuerte atando de esta manera los lienzos norte y sur. 

 

Aprovecho para sacar unas fotografías en el momento en que el sol ilumina la iglesia desde el oeste. Son las 8,30 de una tarde nubosa y con la luz natural se aprecia mucho mejor la gran obra que aquí se construyó en el siglo XII. 

 

Cuando salgo me doy cuenta de que a la entrada de la ermita está el besamanos de la santa con su efigie. Como la de San Miguel de Izaga, sería llevada de pueblo en pueblo por el ermitaño de turno y sus devotos, junto al beso, depositarían alguna moneda solicitando se le aliviaran sus dolores o fiebres, según cada cual. 

 

Una sencilla espadaña, sin campana, se levanta a los pies de la ermita.

Todo está ya en silencio cuando el sol se pone lentamente. 

 

De regreso al pueblo para devolver la llave pondero la bella obra que Meoz tiene y comento que será una de las propuestas que haga a la junta de la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa para visitar el año que viene.  

 

Hablamos de cómo nos costó en Izagaondoa conseguir la restauración de Guerguitiáin y cómo los vecinos han de unirse, recoger firmas, crear conciencia, porque aunque no sea oficialmente de ellos la ermita, sí la llevan en su corazón y forma parte de sus vidas. 

El dueño oficial vive muy lejos y no siente lo que los vecinos, por lo que ni le preocupa que esta joya románica, una más, esté en peligro de desplome. 

 

Aprovecho estas líneas para solicitar su restauración, para animar a los vecinos a dar los pasos necesarios, a crear conciencia sobre su patrimonio... y si se me pide la firma... 

 

¡Con mucho gusto la estamparé!

 

MEOZ--6----copia--800x600-.jpgSanta Colomba de Meoz. 

 

MEOZ--8----copia--800x600-.jpgVista oeste de la ermita. Pide una pronta actuación. 

 

MEOZ--3----copia--800x600-.jpgÚnica clave tallada en Meoz.

 

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Lónguida
Comenta este artículo
3 mayo 2013 5 03 /05 /mayo /2013 10:51

LA IGLESIA ROMÁNICA DE VILLAVETA

Por Simeón Hidalgo Valencia (03-05-2013)

 

1-VILLAVETA-SELECCION--17---800x600-.jpgVillaveta es uno de los muchos lugares que componen el Valle de Lónguida. Afortunadamente todavía sigue en pie y no ha sido despoblado como muchos otros del valle.

A pesar de que se compone de un pequeño caserío conserva su iglesia en buen estado. Es medieval de finales del siglo XII. Dentro de la clasificación que acostumbramos habría que catalogarla de románica.

Muchas veces me he parado al pasar delante de ella camino ya sea de Lumbier o de Aóiz. Me paro y recuerdo a muchos peregrinos antiguos que viniendo desde Roncesvalles optarían por tomar el sendero junto al río Urrobi y después de hacer un alto para rezar en la iglesia de Santa María en Arce, llegarían a Aóiz y seguro que más de uno pararía también en Ekay  y desde aquí llegaría a la vecina iglesia de Villaveta y siguiendo, siguiendo el camino pasarían por Zuasti donde su señor les indicaría el camino hacia el poche de Zuza, protegido él y toda la comarca por la vigilante mirada del Castillo de Leguín, para entrar en el Valle de Izagaondoa, rumbo a Zuazu o Artáiz, según encaminaran sus pasos hacia Monreal o Pamplona.

Las iglesias medievales existentes en estos lugares les indicaban en la tierra, el camino que por los cielos llegaba hasta el fin del mundo conocido, allá en Santiago y Finisterre. 

Pues bien, como mañana, sábado 4 de Mayo, los del Valle de Izagaondoa y todo el que quiera acompañarnos, haremos el camino inverso a los peregrinos medievales o a los romeros de Lónguida cuando cruzaban el poche todos los años para ascender a San Miguel de Izaga y cumplir con sus antiguas promesas de acción de gracias, es por lo que me ha parecido bien hacer un pequeño homenaje a esta iglesia románica que, como otras muchas, ha quedado olvidada y pocos se acercan a visitarla. 

2-VILLAVETA-SELECCION--7--1--800x600-.jpg

 

 

La iglesia está dedicada a la Purificación y como decimos es de finales del siglo XII. Tiene una sola nave de tres tramos y su cabecera es semicircular y su cubierta de bóveda de cañón.

Sus paredes interiores nos pueden sorprender, pues acostumbrados como estamos a ver la piedra limpia, siguiendo la moda del siglo XX, quizás lo que veamos no nos guste, pero hay que recordar que los peregrinos medievales así lo verían.

Quizás lo más llamativo y por ello reclame nuestra atención será su exterior, con sus dos puertas una al sur y otra al norte con capiteles y arquivoltas, por la que actualmente se accede.  

 

 

4-VILLAVETA-SELECCION-1--800x600-.jpgTambién nos atraerán los canecillos tallados que sostienen el alero que nos recordarán en algo a la iglesia de San Martín de Artáiz, posiblemente punto de referencia para los maestros canteros que aquí o en Zuazu trabajaron. 

6-VILLAVETA-SELECCION--16--1.jpgMerece la pena observar estos canecillos de rostros de personajes casi en ángulo recto, con largos bigotes y barbas, con tocados antiguos algunos de ellos; canecillos con animales fieros y mansos compañeros del hombre; canecillos con adornos vegetales o trozos de cornisa con motivos geométricos.

Todo ello lo veremos y explicaremos, pues además de abrir caminos geográficos, en la Asociación Grupo Valle de Izagaondoa pretendemos estimular la convivencia entre las gentes de estos valles vecinos y también abrir los caminos del conocimiento para valorar estas joyas que otros tiempos nos legaron.

Mañana le toca el turno, especialmente, a la iglesia románica de Villaveta.

Cuando, camino de Lumbier o de Aóiz, pases por aquí ten en cuenta que merece una parada.

A lo mejor, como yo, recuerdas a peregrinos medievales y como ellos haces un alto en tus inquietudes diarias y reservas unos minutos para contemplar y reflexionar sobre lo que aquí hicieron los maestros canteros y quizás el silencio y la contemplación te dé luz nueva para cuando vuelvas a tus preocupaciones diarias.

 

5-VILLAVETA-SELECCION--3--1--800x600-.jpg

 

Canecillos de Villaveta.

Repost 0
Published by simeonhidalgo.over-blog.com - en Valle de Lónguida
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • El blog de simeonhidalgo.over-blog.com
  • : Este blog quiere recoger mis inquietudes y trabajos sobre el Patrimonio del Valle de Izagaondoa y valles vecinos en torno a Izaga, en Navarra. Igualmente pretende dar a conocer el Patrimonio de nuestros pueblos.
  • Contacto

Recherche

Liens